Lakua admi­te que no hay nada tras la que­ma de con­te­ne­do­res- Gara

La polé­mi­ca polí­ti­ca levan­ta­da sobre la que­ma de con­te­ne­do­res se ha con­ver­ti­do en la «ser­pien­te vera­nie­ga» de este 2010. El últi­mo capí­tu­lo se escri­bió ayer, cuan­do fuen­tes del Depar­ta­men­to de Inte­rior de Lakua y la Ertzain­tza admi­tie­ron en «El País» que no advier­ten nin­gu­na estra­te­gia ni liga­zón tras estos suce­sos y que todo pue­de deber­se a un «efec­to domi­nó». Pero poco des­pués ofi­cial­men­te se vol­vía a situar como «kale borro­ka» otro caso en Erren­te­ria.

p002_f01.jpg

Ramón SOLA | DONOSTIA

La rec­ta final del verano en Eus­kal Herria está sien­do mono­po­li­za­da infor­ma­ti­va­men­te por una cues­tión que se ha repe­ti­do año a año sin tras­cen­den­cia algu­na, pero que aho­ra ha sido ele­va­da a acon­te­ci­mien­to polí­ti­co de pri­mer orden: la que­ma de con­te­ne­do­res en loca­li­da­des que, a menu­do, cele­bran sus fies­tas. La polé­mi­ca cre­ció ayer cuan­do, como ya había apun­ta­do la vís­pe­ra en otra infor­ma­ción, «El País» indi­có citan­do fuen­tes del Depar­ta­men­to de Inte­rior que se des­car­ta que estos suce­sos sean pro­duc­to de una estra­te­gia.

Como ya remar­ca­ba GARA el miér­co­les, las fuen­tes «pró­xi­mas a la inves­ti­ga­ción» cita­das por este rota­ti­vo hacen hin­ca­pié aho­ra en que el modus ope­ran­di no es el habi­tual de la kale borro­ka: «Nin­guno de los hechos ha teni­do que ver con con­vo­ca­to­rias o mani­fes­ta­cio­nes, no ha habi­do con­fron­ta­cio­nes, y en cuan­to a hacer­se pre­sen­tes en las fies­tas patro­na­les, en Vito­ria por ejem­plo han que­ma­do varios con­te­ne­do­res en días dife­ren­tes cuan­do ya se habían aca­ba­do las fies­tas».

Se cita tam­bién que sec­to­res de la Ertzain­tza admi­ten el «fac­tor mimé­ti­co de la reper­cu­sión que estos hechos vio­len­tos tie­nen en los medios infor­ma­ti­vos», que en los últi­mos días han pres­ta­do un enor­me espa­cio a la que­ma de con­te­ne­do­res en Zarautz, Azkoi­tia o Bil­bo.

Efec­ti­va­men­te, repa­san­do las infor­ma­cio­nes de agen­cia vera­nie­gas de años ante­rio­res, en Eus­kal Herria e inclu­so en el res­to del Esta­do, se pue­de com­pro­bar que el incen­dio de con­te­ne­do­res es un suce­so muy habi- tual en estas fechas. La nove­dad es que has­ta aho­ra no se le había dado ni rele­van­cia mediá­ti­ca ni sig­ni­fi­ca­do polí­ti­co. Sin embar­go, en este 2010, y des­pués de que el Depar­ta­men­to de Inte­rior de Lakua expu­sie­ra reite­ra­da­men­te duran­te julio y agos­to que se temía un «rebro­te» de kale borro­ka antes de que aca­ba­ra el verano, los extra­ños ata­ques apa­ren­te­men­te orga­ni­za- dos de Zarautz sir­vie­ron para poner en mar­cha esta cam­pa­ña mediá­ti­ca-polí­ti­ca.

A par­tir de ahí, cada epi­so­dio de con­te­ne­do­res que­ma­dos en cual­quier pun­to del país ha sido aña­di­do auto­má­ti­ca­men­te has­ta crear una secuen­cia, pese a no adver­tir­se liga­zón algu­na entre los suce­sos, como admi­te «El País». Y ha moti­va­do rápi­da­men­te una cata­ra­ta de decla­ra­cio­nes polí­ti­cas des­ti­na­das a pre­sio­nar a la izquier­da aber­tza­le. «Su cre­di­bi­li­dad está bajo con­te­ne­do­res que­ma­dos», dijo el jue­ves el par­la­men­ta­rio del PSE Oscar Rodrí­guez. Su com­pa­ñe­ro en Zarautz Patxi Elo­la le negó la pre­sun­ción de ino­cen­cia. Y el alcal­de en fun­cio­nes de Gas­teiz, Juan Car­los Alon­so, del mis­mo par­ti­do, aña­dió que «ya sabe­mos que cuan­do sus jefes man­dan arran­car, arran­can. No enga­ñan a nadie».

Basa­goi­ti: «Aten­ta­dos»

Pese a la evi­den­cia cre­cien­te de que exis­te una ope­ra­ción polí­ti­ca detrás del eco dado a estos suce­sos, la situa­ción vol­vió a repro­du­cir­se ayer. A pri­me­ra hora se difun­dió que en Erren­te­ria se habían que­ma­do tres con­te­ne­do­res por la noche, y rápi­da­men­te la agen­cia Euro­pa Press indi­có que el hecho «se enmar­ca den­tro de los últi­mos actos de kale borro­ka suce­di­dos duran­te las últi­mas sema­nas, según ha con­fir­ma­do a Euro­pa Press el Depar­ta­men­to de Inte­rior del Gobierno Vas­co».

A par­tir de ahí lle­ga­ron las habi­tua­les reac­cio­nes, como la del pre­si­den­te del PP vas­co, Anto­nio Basa­goi­ti, que pidió a la socie­dad vas­ca que «no se crea» las pala­bras de la izquier­da aber­tza­le por­que «son una far­sa. Detrás de estos aten­ta­dos está la pro­pia izquier­da aber­tza­le». «Si quie­re Bata­su­na, si lo quie­re la lla­ma­da izquier­da aber­tza­le, Ote­gi o los líde­res loca­les de este par­ti­do ile­ga­li­za­do, no se mue­ve un solo cóc­tel molo­tov, no se que­ma un solo con­te­ne­dor», aña­de Basa­goi­ti.

Denun­cia a «miem­bros de Ara­lar» por una fil­tra­ción

Des­pués de que «Dia­rio de Noti­cias de Nava­rra» reve­la­ra ayer la exis­ten­cia de con­ver­sa­cio­nes entre izquier­da aber­tza­le, EA y Ara­lar en Nafa­rroa, la izquier­da aber­tza­le emi­tió una nota en la que denun­cia que «los dos encuen­tros man­te­ni­dos han dis­cu­rri­do sobre una pre­mi­sa bási­ca y acep­ta­da por todos los agen­tes par­ti­ci­pan­tes: dis­cre­ción abso­lu­ta sobre las reunio­nes y sus con­te­ni­dos». A par­tir de ahí, cen­su­ra que «todas y cada una de las veces Ara­lar ha incum­pli­do lo acor­da­do», y esti­ma que «en su direc­ción exis­ten intere­se­se y per­so­nas que pre­ten­den boi­co­tear, a tra­vés de fil­tra­cio­nes intere­sa­das, el cli­ma de con­fian­za nece­sa­rio para el ade­cua­do desa­rro­llo de estas rela­cio­nes. No enten­de­mos tama­ña irres­pon­sa­bi­li­dad si no es des­de una ópti­ca de blo­queo per­ma­nen­te en el inten­to de difi­cul­tar acuer­dos que la socie­dad de izquier­das y aber­tza­le deman­da».

Tras ello, recal­ca que man­tie­ne su com­pro­mi­so de inten­tar cerrar acuer­dos «para arti­cu­lar el cam­bio polí­ti­co y social en Nafa­rroa», y que «son los sec­to­res que pre­ten­den difi­cul­tar estas rela­cio­nes y, en con­se­cuen­cia, los acuer­dos los que debe­rán expli­car ante la ciu­da­da­nía los moti­vos de su actua­ción».

GARA

La izquier­da aber­tza­le insis­te en que va a poner «toda la car­ne en el asa­dor»

La izquier­da aber­tza­le man­ten­drá su apues­ta «pase lo que pase», está deci­di­da a «poner toda la car­ne en el asa­dor» y recal­ca que quie­nes apues­ten por el cam­bio polí­ti­co pue­den con­tar con ella. Son pala­bras de Niko Moreno, alcal­de de Elo­rrio y repre­sen­tan­te de la izquier­da aber­tza­le, en una entre­vis­ta difun­di­da ayer por Euro­pa Press.

En ella se alu­de tam­bién a la cues­tión de la que­ma de con­te­ne­do­res. Moreno admi­te que no saben quién está detrás ni por qué, pero dice que este tipo de accio­nes «son una pie­dra en el camino que está empren­dien­do la izquier­da aber­tza­le, pero no una pie­dra que esté ponien­do la izquier­da aber­tza­le. Quien esté detrás de esto, des­de lue­go no está ayu­dan­do». Inci­de, por otra par­te, en que «nues­tro des­mar­que, nues­tra lec­tu­ra de estos hechos está sien­do bas­tan­te cla­ra».

En rela­ción a la posi­ción de ETA, Niko Moreno remar­ca que en sus últi­mos comu­ni­ca­dos «ha mani­fes­ta­do, de algu­na mane­ra, la sin­to­nía con el pro­ce­so demo­crá­ti­co», y aña­de que «hay que ver las dos cosas, lo que ha dicho ETA y lo que no ha hecho. Lle­va­mos más de un año lar­go sin acti­vi­dad direc­ta­men­te impu­table a ETA», recuer­da.

El pri­mer edil elo­rria­rra con­si­de­ra que los empla­za­mien­tos que se están rea­li­zan­do deben ser «dobles», no sólo a ETA sino tam­bién a otros agen­tes, y recuer­da que así lo hizo la Decla­ra­ción de Bru­se­las. «Lo que espe­ra­mos es que haya pasos por todos los lados, no tene­mos que estar miran­do sola­men­te a lo que haga o deje de hacer ETA, sino que tam­bién espe­ra­mos pasos por par­te del Esta­do», dice. En con­cre­to, cita el cese de la repre­sión, la modi­fi­ca­ción de la actual polí­ti­ca car­ce­la­ria y la devo­lu­ción de «míni­mos demo­crá­ti­cos» para que todos los pro­yec­tos pue­dan desa­rro­llar­se «en igual­dad de con­di­cio­nes».

Pre­gun­ta­do por las elec­cio­nes, Niko Moreno recuer­da que la izquier­da aber­tza­le nun­ca ha deja­do de estar en ellas de una u otra mane­ra. Con todo, indi­ca que lo que más les preo­cu­pa es crear las bases para pro­pi­ciar un cam­bio de mar­co en Eus­kal Herria. «Nues­tra obse­sión prin­ci­pal no es la con­se­cu­ción de un suje­to elec­to­ral», con­cre­ta. En la mis­ma línea, sub­ra­ya el valor del acuer­do estra­té­gi­co con EA, pero des­ta­ca que el tra­ba­jo que rea­li­zan jun­tos no se plan­tea aho­ra des­de un pun­to de vis­ta elec­to­ral. «Cuan­do lle­gue ese perio­do, ya vere­mos qué posi­bi­li­da­des nos encon­tra­mos».

Moreno sale al paso ade­más de las decla­ra­cio­nes de Iñi­go Urku­llu, líder del PNV, sobre la situa­ción inter­na inde­pen­den­tis­ta. «Hablar aho­ra de duros o blan­dos, o de trai­do­res o no trai­do­res, des­pués de un pro­ce­so de este tipo es suma­men­te peli­gro­so y corro­si­vo ‑repli­ca-. No corres­pon­de a la ver­dad ni mucho menos, y tam­po­co le corres­pon­de a Urku­llu andar dicien­do esas cosas».

Atri­bu­ye las decla­ra­cio­nes al ner­vio­sis­mo gene­ra­do por su ini­cia­ti­va y a la nece­si­dad de muchos par­ti­dos de resi­tuar­se. En cuan­to al PSOE, expli­ca que «ellos sabrán si pue­den rom­per las ata­du­ras y el mar­ca­je del PP». GARA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *