EEUU: Recu­pe­ran­do el «Patio Tra­se­ro». Por qué debe­ría­mos con­ven­cer­nos de que EEUU agre­di­rá mili­tar­men­te a Vene­zue­la – Níko­las Stolp­kin

Intro­duc­ción

Des­de la Doc­tri­na Mon­roe (1823), bajo el lema “Amé­ri­ca para los ame­ri­ca­nos”, los EEUU vie­nen ejer­ci­tan­do su con­duc­ta Impe­ria­lis­ta sobre Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be. Pre­sen­ta­da “ino­cen­te­men­te” diz­que en defen­sa de los pro­ce­sos inde­pen­den­tis­tas lati­no­ame­ri­ca­nos y con­tra el colo­nia­lis­mo, vie­ne a ser en la prác­ti­ca el ase­gu­ra­mien­to de sus intere­ses den­tro del hemis­fe­rio y la con­fron­ta­ción direc­ta fren­te a poten­cias colo­nia­lis­tas euro­peas que para el siglo XIX su poder de influen­cia venía en pro­fun­do decli­ve den­tro de la región, al con­tra­rio de EEUU que venía emer­gien­do den­tro del esce­na­rio inter­na­cio­nal y posi­cio­nán­do­se como una poten­cia para ser toma­da en con­si­de­ra­ción fren­te a las demás poten­cias.

Dicha doc­tri­na venía a repre­sen­tar de cier­ta for­ma lo que habría de carac­te­ri­zar su polí­ti­ca exte­rior a futu­ro, man­te­nién­do­lo como polí­ti­ca de Esta­do has­ta nues­tras fechas.

La mis­ma doc­tri­na se habría de com­ple­men­tar con la Doc­tri­na del Des­tino Mani­fies­to (XIX-XX), el cual, ésta últi­ma, le daría la base ideo­ló­gi­ca de la expan­sión impe­ria­lis­ta de los EEUU y con la cual habría de con­so­li­dar su expan­sión terri­to­rial, ocu­pan­do terri­to­rios a tra­vés de la vía mili­tar o bien a tra­vés de la com­pra de terri­to­rios o tra­ta­dos de mutuo acuer­do.

Es así como la nacien­te nación de Méxi­co ve per­der terri­to­rios que en la actua­li­dad cono­ce­mos como Cali­for­nia, Colo­ra­do, Ari­zo­na, Neva­da, Utah, Oklaho­ma, Texas y Nue­vo Méxi­co (1848); Ingla­te­rra com­par­te el terri­to­rio de Ore­gón con EEUU (1818−1846) has­ta que en 1846 se defi­nen los lími­tes de cada par­te…. Final­men­te con la com­pra de Alas­ka al Impe­rio Ruso, en 1867, EEUU habría de com­ple­tar su expan­sión terri­to­rial tal como lo cono­ce­mos hoy.

No obs­tan­te, la expan­sión terri­to­rial de la joven EEUU, se había ini­cia­do en 1803 cuan­do Fran­cia había ven­di­do el gran terri­to­rio de La Lui­sia­na; y tiem­po des­pués adqui­ri­ría de Espa­ña el terri­to­rio de la Flo­ri­da (Tra­ta­do de Adams-Onís, 1819 – 1821). Estos dos acon­te­ci­mien­tos, sin duda, habrían de ini­ciar por un lado el afán expan­sio­nis­ta y, a su vez, des­per­ta­do su ins­tin­to impe­ria­lis­ta; y, por otra par­te, habría de impul­sar el naci­mien­to de la futu­ra Doc­tri­na Mon­roe, base ideo­ló­gi­ca impe­ria­lis­ta y expan­sio­nis­ta de los EEUU. No por nada, su crea­dor inte­lec­tual John Quincy Adams (más tar­de el sex­to pre­si­den­te de EEUU, 1825 – 1829, des­pués de James Mon­roe) esta­ría invo­lu­cra­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te en las nego­cia­cio­nes del Tra­ta­do de Adams-Onís, sien­do par­te repre­sen­tan­te de los EEUU en las nego­cia­cio­nes.

Por tan­to, de una nación que comen­zó tenien­do tan sólo 13 esta­dos (Nue­va Ham­pshi­re, Mas­sa­chus­sets, Rho­de Island, Con­nec­ti­cut, Nue­va Cork, Nue­va Jer­sey, Pen­sil­va­nia, Dela­wa­re, Mary­land, Vir­gi­nia, Caro­li­na del Nor­te, Caro­li­na del Sur y Geor­gia) ter­mi­nó abar­can­do un con­si­de­ra­ble terri­to­rio en menos de cien años. Y todo gra­cias al impul­so de la nacien­te eli­te eco­nó­mi­ca que supo apro­ve­char cier­tas cir­cuns­tan­cias fren­te a la ame­na­za y los obs­tácu­los que repre­sen­ta­ban los “blan­cos pobres”, los “negros” e “indios” y las eli­tes eco­nó­mi­cas fie­les a la coro­na ingle­sa, que goza­ban de cier­tos pri­vi­le­gios que los otros no, por tra­tar­se de eli­tes (los pri­me­ros), fue­ra de los círcu­los diri­gen­tes o de poder.

Pero cla­ro, nada habría resul­ta­do sin la inte­li­gen­te uti­li­za­ción de los “blan­cos pobres” y la emer­gen­te “cla­se media” para sus “nobles” pro­pó­si­tos, sien­do el racis­mo una de las prin­ci­pa­les for­mas de con­trol jun­to con fomen­tar el naci­mien­to de dicha “cla­se media” para tener­los con­tra los pri­vi­le­gia­dos de la coro­na ingle­sa.

Enton­ces aquí debe­mos sub­ra­yar algo: a par­tir del naci­mien­to de EEUU (1776) y su pos­te­rior desa­rro­llo, pode­mos visua­li­zar su con­na­tu­ral inte­rés impe­ria­lis­ta refor­za­do gene­ra­ción tras gene­ra­ción, de la mis­ma for­ma como somos tes­ti­gos de la evo­lu­ción de cier­tos pro­duc­tos.

Hoy sim­ple­men­te somos tes­ti­gos de la evo­lu­ción de dicho “pro­duc­to”, cuya fina­li­dad ya no es otra que el CONTROL TOTAL. Pero fren­te a las nue­vas cir­cuns­tan­cias el desa­fío por con­cre­tar­lo se hace más espi­no­so, debi­do en par­te por los sig­ni­fi­ca­ti­vos cam­bios “tec­tó­ni­cos” que a prin­ci­pios del siglo XXI se están desa­rro­llan­do. Todo habrá de depen­der de las estra­te­gias a uti­li­zar. Pero una invo­lu­ción de su “pro­duc­to” estre­lla, difí­cil­men­te habrá.

El por­qué debié­ra­mos con­ven­cer­nos de que EEUU agre­di­rá mili­tar­men­te a Vene­zue­la

La mayor poten­cia mun­dial en decli­ve

Ya deja­mos en cla­ro la natu­ra­le­za impe­ria­lis­ta de los EEUU. Aho­ra vea­mos y ana­li­ce­mos el actual esce­na­rio.

EEUU es por el momen­to la mayor poten­cia mili­tar y eco­nó­mi­ca que hay en el mun­do. Sin embar­go es una poten­cia que va en decli­ve, cla­ra­men­te. Y como pri­me­ra poten­cia mun­dial eco­nó­mi­ca vere­mos, o bien ya esta­mos vien­do, de que no habrá de dejar tan fácil­men­te dicho pues­to para que otros lo ocu­pen. Por lo que, la uti­li­za­ción de la fuer­za sería la últi­ma opción del deses­pe­ro de una poten­cia que ve caer su pro­pia for­ta­le­za eco­nó­mi­ca.

Los pri­vi­le­gios alcan­za­dos por EEUU des­pués de la Segun­da Gue­rra Mun­dial y plas­ma­dos prin­ci­pal­men­te en estruc­tu­ras como la ONU (1945), acuer­dos cómo el de Bret­ton Woods (1944) y los pos­te­rio­res acuer­dos del GATT (Acuer­do Gene­ral sobre Aran­ce­les Adua­ne­ros y Comer­cio, 1948), per­mi­ti­rían for­ta­le­cer aún más, polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca­men­te, a la nacien­te pri­me­ra poten­cia eco­nó­mi­ca mun­dial. Pri­vi­le­gios for­ta­le­ci­dos aún toda­vía, a medi­da que las cir­cuns­tan­cias lo iban per­mi­tien­do. Así por ejem­plo, tiem­po des­pués, fren­te a la ame­na­za que repre­sen­ta­ba a sus intere­ses la URSS (actual­men­te Rusia), se crea­ría la estruc­tu­ra inter­na­cio­nal, polí­ti­co-mili­tar: OTAN (Orga­ni­za­ción del Tra­ta­do del Atlán­ti­co Nor­te, 1949), repre­sen­tan­te supre­mo del blo­que Occi­den­tal.

Hoy todas esas estruc­tu­ras naci­das al final de la Segun­da Gue­rra Mun­dial (ONU, Ban­co Mun­dial, Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal, GATT/​hoy OMC, OTAN, etc) para ase­gu­rar los pri­vi­le­gios de las otro­ra mayo­res poten­cias eco­nó­mi­cas, se ven en la obli­ga­ción de rees­truc­tu­rar­se o morir y dejar que nue­vas estruc­tu­ras mul­ti­la­te­ra­les se ins­ta­len den­tro del nue­vo esce­na­rio eco­nó­mi­co en desa­rro­llo.

El emer­ger de nue­vas poten­cias eco­nó­mi­cas (Chi­na, India, Rusia, Bra­sil, etc) obli­ga a hacer cam­bios sig­ni­fi­ca­ti­vos para la bue­na con­vi­ven­cia entre capi­ta­lis­tas den­tro de la cate­go­ría de los “pesos pesa­dos”. No hacer­los impli­ca­ría la for­ma­ción y su pos­te­rior for­ta­le­ci­mien­to de alian­zas eco­nó­mi­cas o estruc­tu­ras para­le­las a las naci­das al tér­mino de la Segun­da Gue­rra Mun­dial.

En defi­ni­ti­va, lo que esta­mos pre­sen­cian­do hoy son pro­fun­dos cam­bios tec­tó­ni­cos en la esfe­ra eco­nó­mi­ca que ven­drían a rede­fi­nir los equi­li­brios de Poder a nivel mun­dial. Por una par­te están los del blo­que tra­di­cio­nal capi­ta­lis­ta (EEUU, Ingla­te­rra, Japón y la Unión Euro­pea) y, por otra par­te, están los del blo­que capi­ta­lis­ta amor­fo, aún por defi­nir (Chi­na, India, Rusia, Bra­sil, y otros por que­rer salir hacia la “super­fi­cie” como Irán o Vene­zue­la).

Estos últi­mos no tie­nen los pri­vi­le­gios que gozan los pri­me­ros en mate­ria polí­ti­ca e influen­cia. Si no son aco­mo­da­dos de igual a igual en la mesa de las deci­sio­nes, sen­ci­lla­men­te tra­ta­rán de crear sus pro­pias mesas como la Orga­ni­za­ción de Coope­ra­ción de Shanghai (OCS) – (2001) o el ALBA-TCP – Alian­za Boli­va­ria­na para los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca – Tra­ta­do de Comer­cio de los Pue­blos (2004).

Sólo hemos sido tes­ti­gos de ges­tos de re-aco­mo­da­mien­to como el G‑20 para de algún modo ale­jar­los de la crea­ción de sus pro­pias mesas. Sabe­mos bien quie­nes son los que tie­nen el mono­po­lio ver­da­de­ro de las deci­sio­nes a nivel mun­dial.

Den­tro de este con­tex­to, los paí­ses pro­ta­gó­ni­cos de sus res­pec­ti­vos blo­ques capi­ta­lis­tas (EEUU y Chi­na) jue­gan un rol impor­tan­te. No sólo se tra­ta del decli­ve del blo­que capi­ta­lis­ta tra­di­cio­nal o del ascen­so de un blo­que capi­ta­lis­ta aún por defi­nir. Se tra­ta prin­ci­pal­men­te de la futu­ra caí­da del trono que ocu­pa actual­men­te EEUU y la futu­ra ocu­pa­ción de este por par­te de Chi­na. Pero dicho cam­bio no suce­de­rá sin que exis­tan las pata­le­tas natu­ra­les de un EEUU aden­trán­do­se poco a poco en el terreno de los “per­de­do­res”. Es natu­ral ¿dón­de que­da­rían sus anhe­los de tener un CONTROL TOTAL a nivel mun­dial?

Chi­na, por tan­to, repre­sen­ta el prin­ci­pal obs­tácu­lo para pro­se­guir con sus ambi­cio­nes, y EEUU bus­ca­rá las for­mas nece­sa­rias para que Chi­na se man­ten­ga ale­ja­do del trono de poder e influen­cia.

El dere­cho a vivir en paz

Algo simi­lar está suce­dien­do en Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be. Sólo que aquí no se apun­ta a tomar una posi­ción pro­ta­go­nis­ta a la de EEUU, sino que se tra­ta de una lucha por des­pren­der­se de la tra­di­cio­nal orbi­ta esta­dou­ni­den­se y esca­lar a una Nue­va Inde­pen­den­cia a nivel lati­no­ame­ri­ca­na.

La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na ocu­pa un lugar pro­ta­gó­ni­co en esta lucha que ema­na de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la. No sien­do menor su carác­ter ins­pi­ra­dor en Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be que poco a poco abre paso entre los pue­blos.

Tan­to es su impor­tan­cia que los EEUU des­de un prin­ci­pio la han toma­do en con­si­de­ra­ción. Prue­ba de ello ha sido el gol­pe de Esta­do en Vene­zue­la (abril del 2002) que no alcan­zó a soli­di­fi­car por el con­tun­den­te apo­yo popu­lar hacia el pre­si­den­te Hugo Chá­vez y la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na; o la gue­rra mediá­ti­ca, inter­na, pro­lon­ga­da de los gran­des medios de “comu­ni­ca­ción” por que­rer des­truir todo el pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio e ins­pi­ra­dor.

Sin embar­go, cuan­do el prin­ci­pal intere­sa­do (EEUU) no ve resul­ta­dos posi­ti­vos a manos de sus fichas obe­dien­tes, la incli­na­ción por hacer uso par­ti­cu­lar de la vía mili­tar se hace más evi­den­te. Es así como ya hemos sido tes­ti­gos de los sig­ni­fi­ca­ti­vos movi­mien­tos de ficha que están ocu­rrien­do EN Amé­ri­ca Lati­na y PARA Amé­ri­ca Lati­na.

Seña­les de agre­sión mili­tar

1.- Asen­ta­mien­tos y refor­za­mien­tos de Bases Mili­ta­res

a.- Refor­za­mien­to de las Bases Mili­ta­res en Aru­ba y Cura­zao.

b.- Ins­ta­la­cio­nes de 7 bases mili­ta­res en Colom­bia.

c.- Ins­ta­la­cio­nes de bases mili­ta­res en Pana­má.

d- Ins­ta­la­ción de una nue­va base mili­tar en Hon­du­ras.

2.- Des­plie­gue Mili­tar

a.- Acti­va­ción de la IV Flo­ta (2008).

b.- Más de 20 mil sol­da­dos des­ple­ga­dos en Hai­tí des­pués de ocu­rri­do el terre­mo­to (enero, 2010).

c.- Des­plie­gue de fuer­zas mili­ta­res a Cos­ta Rica (13 mil sol­da­dos, 46 buques, 200 heli­cóp­te­ros, un sub­ma­rino, etc) (julio, 2010).

3.- Des­plie­gue Diplo­má­ti­co

a.- Gira por Amé­ri­ca Lati­na de Hillary Clin­ton, secre­ta­ria de Esta­do de EEUU jun­to a Artu­ro Valen­zue­la, secre­ta­rio de Esta­do Adjun­to de EEUU para el Hemis­fe­rio Occi­den­tal (mar­zo, 2010).

b.- Gira por Amé­ri­ca Lati­na de Artu­ro Valen­zue­la (abril, 2010).

c.- Gira por Amé­ri­ca Lati­na de Robert Gates, secre­ta­rio de Defen­sa de EEUU (abril 2010).

d.- Gira por Amé­ri­ca Lati­na de Artu­ro Valen­zue­la (junio, 2010)

e.- Gira por Amé­ri­ca Lati­na de Hillary Clin­ton (junio, 2010)

4.- Difu­sión de Docu­men­tos poco Disi­mu­la­ti­vos

a.- Docu­men­tos del Coman­do Sur y sus estra­te­gias con miras al 2016 y 2018 (2007 y 2008 res­pec­ti­va­men­te).

b.- Docu­men­to del Coman­do de Movi­li­dad Aérea (AMC), Libro Blan­co (2009).

c.- Docu­men­to de la Fue­za Aérea de EEUU “Mili­tary Cons­truc­tion Pro­gram” (2009)

Las ver­da­de­ras razo­nes para agre­dir mili­tar­men­te a Vene­zue­la

a.- Fre­nar la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na y su com­po­nen­te ideo­ló­gi­co.

b.- Con­tro­lar las Rique­zas Natu­ra­les vene­zo­la­nas (petró­leo, gas…), todo den­tro del mar­co de apro­pia­ción u con­trol de los recur­sos natu­ra­les en Amé­ri­ca Lati­na más deman­da­dos mun­dial­men­te.

c.- Con­tra­rres­tar la cre­cien­te influen­cia chi­na en el con­ti­nen­te lati­no­ame­ri­cano.

Pre­pa­ran­do el terreno para una futu­ra agre­sión a Vene­zue­la

a.- Víncu­los con el “terro­ris­mo” (FARC-EP, ELN, ETA, Hez­bo­lá, la Guar­dia Revo­lu­cio­na­ria ira­ní, etc).

b.- Ausen­cia de “liber­tad” (“cie­rre” de medios de “comu­ni­ca­ción”, deten­cio­nes de “ino­cen­tes”, etc.).

c.- Corrup­ción en el gobierno y sus víncu­los con el nar­co­trá­fi­co.

d.- Carre­ra “Arma­men­tis­ta” y acu­sa­cio­nes de que­rer bus­car la gue­rra con sus veci­nos.

EEUU y el “Patio Tra­se­ro”

Las excu­sas del Impe­rio: Terro­ris­mo y Nar­co­trá­fi­co

Quien no quie­ra ver la his­to­ria impe­ria­lis­ta de los EEUU sobre Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be y no quie­ra ver los actua­les movi­mien­tos de ficha den­tro del con­ti­nen­te es sen­ci­lla­men­te igno­ran­cia y un obs­ti­na­do infan­ti­lis­mo.

Para inter­ve­nir en Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, como en cual­quier par­te del mun­do, los EEUU siem­pre han uti­li­za­do una serie de pre­tex­tos para encan­tar a la opi­nión públi­ca, tan­to inter­na­cio­nal como local y se han com­ple­men­ta­do con obe­dien­tes laca­yos crio­llos para lle­var a cabos sus pro­pó­si­tos.

La excu­sa en pleno siglo XIX habían sido el “colo­nia­lis­mo” ingles, fran­cés y espa­ñol. Debían estar lo más lejos posi­ble de sus “joyi­tas” en Amé­ri­ca Lati­na, ya que la fra­se aque­lla de la Doc­tri­na Mon­roe lo decía todo: “Amé­ri­ca para los Ame­ri­ca­nos”.

Lue­go a media­dos del siglo XX la excu­sa sería la “ame­na­za” del “Comu­nis­mo”. Y quie­nes osa­ran ser par­te de la orbi­ta de los sovié­ti­cos serían tra­ta­dos como “man­za­na podri­da” a la que debían por todos los medios fre­nar su “putre­fac­ción” para no con­ta­mi­nar a otros.

Pos­te­rior­men­te con la caí­da de la Unión Sovié­ti­ca (actual Rusia) en 1991 o bien lo que los ideó­lo­gos capi­ta­lis­tas deno­mi­nan la “caí­da del Muro” (1989), se ini­cia­ría nue­va­men­te la bús­que­da de nue­vas excu­sas para poder inter­ve­nir don­de había que inter­ve­nir y pro­se­guir con sus pla­nes de domi­na­ción impe­ria­lis­tas, aho­ra des­em­ba­ra­za­dos de la ame­na­za sovié­ti­ca, obs­tácu­lo prin­ci­pal a sus pro­pó­si­tos den­tro del siglo XX.

Sería a par­tir del 2001 y el inci­den­te de las “Torres Geme­las” que se comen­za­ría a uti­li­zar un con­cep­to que de vez en cuan­do había sido uti­li­za­do a lo lar­go de mucho tiem­po: el “Terro­ris­mo”. A par­tir de esa fecha todo lo que fue­ra en con­tra de los intere­ses del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano, sería cata­lo­ga­do como “terro­ris­ta”. Es así como hoy los gru­pos revo­lu­cio­na­rios de resis­ten­cia, como las FARC-EP, entra­rían al saco de los “terro­ris­tas” y los paí­ses que se abs­tu­vie­ran de obe­de­cer sus polí­ti­cas, o de no coope­rar, serían acu­sa­dos de tener “víncu­los con el terro­ris­mo”.

Pero como en Amé­ri­ca Lati­na no explo­ta­ban bom­bas cada mes o no exis­tían las “bom­bas huma­nas”, ni exis­tía una fuer­te pene­tra­ción del isla­mis­mo “radi­cal”, había que encon­trar una excu­sa más local. Y es así como tuvie­ron que bus­car­le una pare­ja al “Terro­ris­mo”, y para nada des­co­no­ci­da por­que ya esta­ba sien­do antes “bien uti­li­za­da”: el “Nar­co­trá­fi­co”. Hoy en día ya están casa­dos en Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be. Si el obje­ti­vo impe­ria­lis­ta no encuen­tra “Terro­ris­mo” enton­ces encon­tra­rá “Nar­co­trá­fi­co”, y si no encuen­tra “Nar­co­trá­fi­co” enton­ces encon­tra­rá “Terro­ris­mo”, o bien las dos cosas a la vez.

Vemos pues, las for­mas “bri­llan­tes” que tie­ne EEUU para inter­ve­nir den­tro del con­ti­nen­te lati­no­ame­ri­cano e implan­tar sus polí­ti­cas impe­ria­les. Don­de haya “ame­na­za” a sus “intere­ses” ellos esta­rán implí­ci­ta o explí­ci­ta­men­te. ¿En qué lugar de Lati­noa­mé­ri­ca no han esta­do? ¿En qué lugar de Lati­noa­mé­ri­ca no han deja­do sus carac­te­rís­ti­cas “hue­llas”?

La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na

A ini­cios del siglo XXI el pano­ra­ma den­tro de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be vie­ne aco­mo­dán­do­se a cam­bios sus­tan­cia­les den­tro de la polí­ti­ca pro o en con­tra de nues­tros pue­blos. Pero de for­ma muy sin­gu­lar emer­ge con fuer­za den­tro de la esce­na lati­no­ame­ri­ca­na la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, de la mano del pre­si­den­te vene­zo­lano Hugo Chá­vez, que habría de recor­dar, a muchos, lo que el pre­si­den­te de Chi­le, Sal­va­dor Allen­de (1970−1973), qui­so e inten­tó hacer una vez: una revo­lu­ción des­de DENTRO de una for­ma­ción socio­eco­nó­mi­ca capi­ta­lis­ta. Algo suma­men­te peli­gro­so para aque­lla épo­ca, tenien­do en cuen­ta de que las fuer­zas mili­ta­res venían tenien­do fuer­tes lazos con EEUU (tan tra­di­cio­nal, como las cas­tas mili­ta­res, que han segui­do man­te­nién­do­se has­ta nues­tra fechas).

Pero suce­de que en Vene­zue­la no había mucho de esas cas­tas para ini­cios del siglo XXI, por lo que el tra­ba­jo para los esta­dou­ni­den­ses sería más com­pli­ca­do aún. Ade­más, se habrían de encon­trar con todo un pue­blo har­to de las pasa­das prác­ti­cas que habría de salir a las calles para defen­der a su pre­si­den­te Hugo Chá­vez y la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na [Vimos el Gol­pe de Esta­do (2002) que ter­mi­nó en un rotun­do fra­ca­so y for­ta­le­cien­do aún más la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na; y hemos sido tes­ti­gos de la sig­ni­fi­ca­ti­va influen­cia que está tenien­do aún hoy la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na en Amé­ri­ca Lati­na.].

La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na que se desa­rro­lla en Vene­zue­la vie­ne a ser un ejem­plo para los paí­ses acos­tum­bra­dos a ser saté­li­tes del impe­rio esta­dou­ni­den­se. Y man­da una señal poten­te de que hay que des­pren­der­se de la orbi­ta esta­dou­ni­den­se y alcan­zar una ple­na inde­pen­den­cia: la Nue­va Inde­pen­den­cia.

Boli­via y Ecua­dor serían los más pró­xi­mos a dicha revo­lu­ción. Lue­go le segui­rían Nica­ra­gua y Para­guay. Pero éste últi­mo, lide­ra­do por su pre­si­den­te Fer­nan­do Lugo, sucum­bió al impul­so ini­cial que tuvo, y hoy es más pare­ci­do a un laca­yo obe­dien­te, de la mis­ma for­ma como Luiz Inácio Lula da Sil­va en Bra­sil. ¿Tuvo que ver en algo el “escán­da­lo” de los hijos que le atri­buían al pre­si­den­te Lugo, en abril del 2009? ¿Qué tan meti­do esta­ba EEUU en la difu­sión del “escán­da­lo”? ¿El silen­cio que lue­go se impu­so, y que se sigue man­te­nien­do, obe­de­cía más que nada al arro­di­lla­mien­to a los intere­ses de EEUU? ¿Plan Umbral II (Octu­bre, 2009), por ejem­plo?

Des­pués de Boli­via, Ecua­dor o Nica­ra­gua, no hay más. La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na sigue sien­do peque­ña, pero gran­de en sus ideas. Y las ideas boli­va­ria­nas, les gus­te o no a algu­nos, está calan­do hon­do en las con­cien­cias lati­no­ame­ri­ca­nas, como semi­llas de lo que podría lle­gar a ser una futu­ra bue­na cose­cha.

A estas altu­ras que­rer inten­tar ase­si­nar al pre­si­den­te vene­zo­lano, Hugo Chá­vez, sería la mayor estu­pi­dez que se le pudie­ra ocu­rrir al impe­ria­lis­mo y sus laca­yos. Las con­se­cuen­cias que podría traer ello serían insos­pe­cha­bles.

Las dic­ta­du­ras reac­cio­na­rias bur­gue­sas

Los prin­ci­pa­les encla­ves del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano en Amé­ri­ca Lati­na: Colom­bia, Méxi­co y Perú

El actual esce­na­rio lati­no­ame­ri­cano es preo­cu­pan­te. A la “ola” de gobier­nos “pro­gre­sis­tas” que se veía venir a prin­ci­pios de la déca­da, se está impo­nien­do una ola de gobier­nos ultra-reac­cio­na­rios, como res­pues­ta de las eli­tes polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas bur­gue­sas al avan­ce de las polí­ti­cas nacio­na­lis­tas e inte­gra­cio­nis­tas den­tro del hemis­fe­rio.

Los actua­les gobier­nos de Colom­bia, Méxi­co y Perú vie­nen a repre­sen­tar mode­los de gobier­nos idea­les para los pro­pó­si­tos impe­ria­les den­tro de Amé­ri­ca Lati­na, por lo tan­to están pres­tos para ser­vir a las polí­ti­cas impe­ria­les y a reci­bir sus “ino­cen­tes coope­ra­cio­nes”.

La prác­ti­ca del Terro­ris­mo de Esta­do se hace común en todos ellos, unos más que otros. Y lo más inquie­tan­te aún es que ante la opi­nión públi­ca inter­na­cio­nal se hagan pre­sen­tar como “Sóli­das Demo­cra­cias”, sien­do que en la prác­ti­ca fran­ca­men­te son Dic­ta­du­ras.

Colom­bia: Pre­si­den­te Alva­ro Uri­be Vélez (2002−2006÷2006−2010). Aho­ra asu­me la pre­si­den­cia Juan Manuel San­tos, el here­de­ro del uri­bis­mo y de la “Segu­ri­dad Demo­crá­ti­ca” enmar­ca­do den­tro del Plan Colom­bia (1999).

Méxi­co: Pre­si­den­te Feli­pe Cal­de­rón (2006). En su gobierno se imple­men­ta el Plan Méri­da (“Ini­cia­ti­va Méri­da” – 2007).

Perú: Pre­si­den­te Alan Gar­cía (2006). Al igual que los ante­rio­res (Colom­bia y Méxi­co) exis­te una fuer­te vin­cu­la­ción con los EEUU y sus “coope­ra­cio­nes” en la “lucha anti­dro­gas”.

Los tres paí­ses tie­nen en común, ade­más de las “ino­cen­tes coope­ra­cio­nes” de EEUU, capi­ta­les apa­ren­te­men­te tran­qui­las mien­tras que fue­ra de sus capi­ta­les nos encon­tra­mos con fuer­tes movi­mien­tos socia­les con nive­les de orga­ni­za­ción avan­za­dos, y don­de la pobre­za y el aban­dono sue­le ser el fac­tor común en con­jun­to con la alta repre­sión a estos movi­mien­tos.

Pre­sos polí­ti­cos, hos­ti­ga­mien­to, per­se­cu­cio­nes, ame­na­zas, ase­si­na­tos extra­ju­di­cia­les, des­apa­ri­cio­nes, vio­la­cio­nes, tor­tu­ras, des­pla­za­mien­tos, etc. pin­tan el pai­sa­je de estas “Sóli­das Demo­cra­cias”. Y den­tro de sus capi­ta­les todo se acos­tum­bra a pin­tar “boni­to”.

La “lucha con­tra las dro­gas”, prin­ci­pal­men­te en Colom­bia y Méxi­co, no es nin­gu­na lucha con­tra las dro­gas. Es una lucha abier­ta con­tra los gru­pos insur­gen­tes, las orga­ni­za­cio­nes popu­la­res y con­tra los diri­gen­tes popu­la­res con­tra­rios a las polí­ti­cas de sus gobier­nos. Y la uti­li­za­ción de gru­pos para­mi­li­ta­res y nar­co­tra­fi­can­tes se hace habi­tual es estos tipos de gobier­nos, ayu­dan­do a hacer el tra­ba­jo sucio de los res­pec­ti­vos gobier­nos.

Lue­go en menor ran­go en cuan­to a bru­ta­li­dad esta­rían for­man­do la lis­ta sus her­ma­nos meno­res: Hon­du­ras y Para­guay…

Con­clu­sio­nes

Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be se encuen­tran muy fija en la mira del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano.

Mucho de lo que se espe­cu­ló sobre el levan­ta­mien­to de una ola de gobier­nos “pro­gre­sis­tas” o “izquier­dis­tas” ter­mi­nó sien­do más que nada un ESPEJISMO. Sólo hay que ver los ejem­plos: Lula en Bra­sil, Lugo en Para­guay, Funes en El Sal­va­dor, etc. Y aho­ra fal­ta ver el desa­rro­llo del pre­si­den­te Muji­ca en Uru­guay.

Por otro lado la ola de gobier­nos “dere­chis­tas” o reac­cio­na­rios en Amé­ri­ca Lati­na tie­ne “mejor” apa­rien­cia fren­te a su ola homó­lo­ga. Los ejem­plos son mucho más cla­ros: Cal­de­rón en Méxi­co, Lobos en Hon­du­ras, Mar­ti­ne­lli en Pana­má, Chin­chi­lla en Cos­ta Rica, Piñe­ra en Chi­le, y aho­ra San­tos en Colom­bia. Y a este gru­po se podría agre­gar a un José Serra, can­di­da­to pre­si­den­cial, si gana­ra las pró­xi­mas elec­cio­nes en Bra­sil (Octu­bre 2010).

Las garras impe­ria­lis­tas se afian­zan cada vez más en Amé­ri­ca Lati­na. Y no por nin­gún capri­cho. Sen­ci­lla­men­te por­que se tra­ta de una poten­cia mun­dial que nece­si­ta con­ser­var y ase­gu­rar sus actua­les nive­les de “vida” para el impe­rio y su pue­blo.

Alguno de sus estu­dios ya dan por hecho de que en las pró­xi­mas dos déca­das nece­si­ta­rán con­su­mir 31% más de petró­leo y 62% más de gas natu­ral. ¡¡¡Y Amé­ri­ca Lati­na es muy rica en recur­sos natu­ra­les!!! En Vene­zue­la están las mayo­res reser­vas de Petró­leo en el mun­do, según los últi­mos estu­dios. Y sus reser­vas de Gas ubi­ca­rían a Vene­zue­la en el cuar­to lugar del mun­do. Lue­go está Bra­sil con las reser­vas de Petró­leo (des­cu­bier­tas en 2007) que se suma­ría a la mayor Reser­va Acuí­fe­ra en el mun­do des­cu­bier­ta en Bra­sil (2010), des­pla­zan­do a la que tenía ese pues­to: el Acuí­fe­ro Gua­ra­ní. Por tan­to, no es des­ca­be­lla­do la idea de pen­sar que la opción mili­tar sea usa­da con­tra Vene­zue­la y su pue­blo. Debe­mos estar ALERTAS!!!

Fuen­te: http://​stolp​kin​.net/​s​p​i​p​.​p​h​p​?​a​r​t​i​c​l​e​466

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *