Hez­bo­llah apor­ta datos de rela­ción entre ase­si­na­to de Hari­ri e Israel

Com­ba­tien­tes de Hiz­bu­lah (Foto)

El líder de Hiz­bu­lah, Say­yed Has­san Nas­ra­llah, des­ta­có, en una video­con­fe­ren­cia que se emi­tió des­de un lugar des­co­no­ci­do, que Israel es el res­pon­sa­ble del aten­ta­do que cos­tó la vida en febre­ro de 2005 al ex pri­mer minis­tro liba­nés Rafic Hari­ri y que pro­vo­có un seís­mo en la vida polí­ti­ca libanesa.

Nume­ro­sos agen­tes cul­pa­ron a Siria, alia­da de Hiz­bu­lah, del aten­ta­do, que se vio for­za­da a reti­rar sus tro­pas de Líbano, a pesar de que Damas­co ha nega­do en reite­ra­das oca­sio­nes duran­te estos años que tuvie­se cual­quier vin­cu­la­ción con la muer­te de Hariri.

Sin embar­go, en los últi­mos meses, se ha pro­du­ci­do un acer­ca­mien­to del Gobierno liba­nés, enca­be­za­do por Saad Hari­ri, hijo de Rafic, hacia el pre­si­den­te sirio, Bashar al-Assad. Asi­mis­mo, varias fil­tra­cio­nes han apun­ta­do que el tri­bu­nal pues­to en mar­cha por Nacio­nes Uni­das para inves­ti­gar la muer­te de Rafic Hari­ri acu­sa­rá a miem­bros de Hiz­bu­lah de la auto­ría del aten­ta­do, pudien­do pro­vo­car una nue­va cri­sis polí­ti­ca y arma­da en Líbano.

En este con­tex­to, el líder de Hiz­bu­lah pre­sen­tó el tes­ti­mo­nio gra­ba­do en vídeo de un espía que tra­ba­ja­ba a favor de Israel, Ahmed Nas­ra­llah, que tras ser cap­tu­ra­do foto­gra­fian­do varios domi­ci­lios de diri­gen­tes de Hiz­bu­lah, reco­no­ció que cola­bo­ró jun­to a los sio­nis­tas en la pre­pa­ra­ción del aten­ta­do con­tra Rafic Hariri.

De este modo, el espía israe­lí expli­có que reali­zó diver­sas manio­bras para obli­gar a que la cara­va­na de Rafic Hari­ri pasa­se por un pun­to con­cre­to para poder lle­var a cabo el aten­ta­do, que final­men­te tuvo lugar en el paseo marí­ti­mo de Beirut.

Este espía inclu­so lle­gó a con­se­guir que miem­bros de Hiz­bu­lah entre­ga­sen a las auto­ri­da­des a Siria a un inte­gran­te de esta for­ma­ción, Abu Has­san Sala­meh, bajo la acu­sa­ción de haber pla­nea­do el aten­ta­do con­tra Hari­ri. Tras ser inves­ti­ga­do en Damas­co, Sala­meh fue libe­ra­do sin cargos.

Say­yed Has­san Nas­ra­llah sub­ra­yó que Israel tie­ne nume­ro­sos espías en Líbano y que el Esta­do sio­nis­ta tie­ne un lar­go currícu­lo de aten­ta­dos con­tra diri­gen­tes que le resul­tan moles­tos. Jun­to a ello, aña­dió que Israel tie­ne tec­no­lo­gía para lle­var a cabo tareas de vigi­lan­cia que le per­mi­ti­rían come­ter un aten­ta­do como el que cos­tó la vida a Hariri.

En este sen­ti­do, des­ta­có que la resis­ten­cia liba­ne­sa se ha con­ver­ti­do en el enemi­go núme­ro uno de Israel, lo que uni­do a su ani­mo­si­dad hacia Siria, hace que el Esta­do sio­nis­ta no pier­da nin­gu­na oca­sión para ata­car­les, y que matan­do a Hari­ri espe­ra­ba cum­plir este objetivo.

Asi­mis­mo, Say­yed Has­san Nas­ra­llah advir­tió de que Israel está intere­sa­do en lle­var a cabo nue­vos aten­ta­dos mor­ta­les en la cos­ta liba­ne­sa y que para ello ha asig­na­do espías para reco­pi­lar infor­ma­ción sobre la casa del pre­si­den­te de la Repú­bli­ca liba­ne­sa, Michel Slei­ma­ne, y el yate del máxi­mo res­pon­sa­ble del Ejér­ci­to, el gene­ral Jean Qahwaji.

Otro espía a suel­do de Israel con­fe­só que tam­bién habían rea­li­za­do tareas de segui­mien­to al pri­mer minis­tro, Saad Hari­ri, y a Samir Gea­gea, líder de las Fuer­zas Liba­ne­sas, prin­ci­pal for­ma­ción de la comu­ni­dad cris­tia­na maro­ni­ta que for­ma par­te de la gober­nan­te coa­li­ción 14 de Mar­zo (prooc­ci­den­tal). El pre­si­den­te del Par­la­men­to, Nabih Berri, de la for­ma­ción chií Amal, tam­bién fue vigi­la­do por espías israelíes.

El obje­ti­vo, siem­pre según Hiz­bu­lah, sería come­ter aten­ta­dos para cul­par al Par­ti­do de Dios y a sus alia­dos sirios e ira­níes e impe­dir que Líbano pudie­se avan­zar hacia la nor­ma­li­dad polí­ti­ca y social, cayen­do de nue­vo en una espi­ral de enfren­ta­mien­tos entre comunidades.

A

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.