Hez­bo­llah apor­ta datos de rela­ción entre ase­si­na­to de Hari­ri e Israel

Com­ba­tien­tes de Hiz­bu­lah (Foto)

El líder de Hiz­bu­lah, Say­yed Has­san Nas­ra­llah, des­ta­có, en una video­con­fe­ren­cia que se emi­tió des­de un lugar des­co­no­ci­do, que Israel es el res­pon­sa­ble del aten­ta­do que cos­tó la vida en febre­ro de 2005 al ex pri­mer minis­tro liba­nés Rafic Hari­ri y que pro­vo­có un seís­mo en la vida polí­ti­ca liba­ne­sa.

Nume­ro­sos agen­tes cul­pa­ron a Siria, alia­da de Hiz­bu­lah, del aten­ta­do, que se vio for­za­da a reti­rar sus tro­pas de Líbano, a pesar de que Damas­co ha nega­do en reite­ra­das oca­sio­nes duran­te estos años que tuvie­se cual­quier vin­cu­la­ción con la muer­te de Hari­ri.

Sin embar­go, en los últi­mos meses, se ha pro­du­ci­do un acer­ca­mien­to del Gobierno liba­nés, enca­be­za­do por Saad Hari­ri, hijo de Rafic, hacia el pre­si­den­te sirio, Bashar al-Assad. Asi­mis­mo, varias fil­tra­cio­nes han apun­ta­do que el tri­bu­nal pues­to en mar­cha por Nacio­nes Uni­das para inves­ti­gar la muer­te de Rafic Hari­ri acu­sa­rá a miem­bros de Hiz­bu­lah de la auto­ría del aten­ta­do, pudien­do pro­vo­car una nue­va cri­sis polí­ti­ca y arma­da en Líbano.

En este con­tex­to, el líder de Hiz­bu­lah pre­sen­tó el tes­ti­mo­nio gra­ba­do en vídeo de un espía que tra­ba­ja­ba a favor de Israel, Ahmed Nas­ra­llah, que tras ser cap­tu­ra­do foto­gra­fian­do varios domi­ci­lios de diri­gen­tes de Hiz­bu­lah, reco­no­ció que cola­bo­ró jun­to a los sio­nis­tas en la pre­pa­ra­ción del aten­ta­do con­tra Rafic Hari­ri.

De este modo, el espía israe­lí expli­có que reali­zó diver­sas manio­bras para obli­gar a que la cara­va­na de Rafic Hari­ri pasa­se por un pun­to con­cre­to para poder lle­var a cabo el aten­ta­do, que final­men­te tuvo lugar en el paseo marí­ti­mo de Bei­rut.

Este espía inclu­so lle­gó a con­se­guir que miem­bros de Hiz­bu­lah entre­ga­sen a las auto­ri­da­des a Siria a un inte­gran­te de esta for­ma­ción, Abu Has­san Sala­meh, bajo la acu­sa­ción de haber pla­nea­do el aten­ta­do con­tra Hari­ri. Tras ser inves­ti­ga­do en Damas­co, Sala­meh fue libe­ra­do sin car­gos.

Say­yed Has­san Nas­ra­llah sub­ra­yó que Israel tie­ne nume­ro­sos espías en Líbano y que el Esta­do sio­nis­ta tie­ne un lar­go currícu­lo de aten­ta­dos con­tra diri­gen­tes que le resul­tan moles­tos. Jun­to a ello, aña­dió que Israel tie­ne tec­no­lo­gía para lle­var a cabo tareas de vigi­lan­cia que le per­mi­ti­rían come­ter un aten­ta­do como el que cos­tó la vida a Hari­ri.

En este sen­ti­do, des­ta­có que la resis­ten­cia liba­ne­sa se ha con­ver­ti­do en el enemi­go núme­ro uno de Israel, lo que uni­do a su ani­mo­si­dad hacia Siria, hace que el Esta­do sio­nis­ta no pier­da nin­gu­na oca­sión para ata­car­les, y que matan­do a Hari­ri espe­ra­ba cum­plir este obje­ti­vo.

Asi­mis­mo, Say­yed Has­san Nas­ra­llah advir­tió de que Israel está intere­sa­do en lle­var a cabo nue­vos aten­ta­dos mor­ta­les en la cos­ta liba­ne­sa y que para ello ha asig­na­do espías para reco­pi­lar infor­ma­ción sobre la casa del pre­si­den­te de la Repú­bli­ca liba­ne­sa, Michel Slei­ma­ne, y el yate del máxi­mo res­pon­sa­ble del Ejér­ci­to, el gene­ral Jean Qah­wa­ji.

Otro espía a suel­do de Israel con­fe­só que tam­bién habían rea­li­za­do tareas de segui­mien­to al pri­mer minis­tro, Saad Hari­ri, y a Samir Gea­gea, líder de las Fuer­zas Liba­ne­sas, prin­ci­pal for­ma­ción de la comu­ni­dad cris­tia­na maro­ni­ta que for­ma par­te de la gober­nan­te coa­li­ción 14 de Mar­zo (prooc­ci­den­tal). El pre­si­den­te del Par­la­men­to, Nabih Berri, de la for­ma­ción chií Amal, tam­bién fue vigi­la­do por espías israe­líes.

El obje­ti­vo, siem­pre según Hiz­bu­lah, sería come­ter aten­ta­dos para cul­par al Par­ti­do de Dios y a sus alia­dos sirios e ira­níes e impe­dir que Líbano pudie­se avan­zar hacia la nor­ma­li­dad polí­ti­ca y social, cayen­do de nue­vo en una espi­ral de enfren­ta­mien­tos entre comu­ni­da­des.

A

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *