Blin­de­mos las cajas con­tra la pri­va­ti­za­ción – Gabi Isa­sa y Kol­do Diaz Olai­zo­la (*) Dele­ga­dos de LAB en Kutxa y Vital Kutxa

La veda está abier­ta. Rodrí­guez Zapa­te­ro y Rajoy ya han acor­da­do refor­mar la Ley de Cajas y con ello abrir la puer­ta a la pri­va­ti­za­ción de las mis­mas, con el apo­yo y com­pla­cen­cia de, entre otros, un sin­di­ca­to esta­tal, CCOO, que ya ha anun­cia­do que acep­ta­ría dar dere­chos polí­ti­cos a las cuo­tas par­ti­ci­pa­ti­vas. Todo pare­ce enca­mi­na­do a dejar las cajas de Aho­rros en manos pri­va­das, que no van a dudar en apo­de­rar­se del valor que las cajas tienen.

La excu­sa de la cri­sis sir­ve para casi todo. Las y los tra­ba­ja­do­res sabe­mos muy bien cómo esta­mos pagan­do las con­se­cuen­cias de la mis­ma. Aho­ra nos quie­ren ven­der otra «nece­si­dad», ayu­dar más al sis­te­ma finan­cie­ro a tra­vés de dar dere­chos a las cuo­tas par­ti­ci­pa­ti­vas. No les bas­ta con las millo­na­rias ayu­das para «reflo­tar», dicen, con dine­ro públi­co algu­nas enti­da­des. Quie­ren más y el Gobierno espa­ñol y la opo­si­ción están dis­pues­tos a dár­se­lo. De esa for­ma ayu­dan al sec­tor más pode­ro­so, a los capi­ta­lis­tas, a los intere­ses pri­va­dos y especulativos.

En las cajas hay dos mode­los, dos apues­tas bien dis­tin­tas, un mode­lo social y un mode­lo espe­cu­la­ti­vo. Noso­tros esta­mos empe­ña­dos en avan­zar y afian­zar un mode­lo social y opo­ner­nos a la pri­va­ti­za­ción, a la espe­cu­la­ción. Si se quie­re, las cajas pue­den ser­vir para avan­zar hacia un sis­te­ma finan­cie­ro vas­co al ser­vi­cio del país, de su ciu­da­da­nía y de un futu­ro eco­nó­mi­co y social para Eus­kal Herria. Cre­cer, más si se hace des­de Eus­kal Herria, pue­de ser posi­ti­vo e intere­san­te si lo que se quie­re es salir de la mejor for­ma posi­ble de la crisis.

Cuan­do lle­gó a la pre­si­den­cia de la BBK Mario Fer­nán­dez tam­bién dijo que que­ría cre­cer, pero no dice para qué, ni cómo. Los pasos que BBK ha dado en los últi­mos tiem­pos van jus­to en con­tra de lo que se debe hacer. Apues­tan por una expan­sión en Espa­ña, quie­ren situar­se bien en el mer­ca­do finan­cie­ro esta­tal sin impor­tar­les que para ello se ten­gan que per­der las señas de iden­ti­dad, el con­trol y los intere­ses de las y los viz­caí­nos. Son esos que con­ti­núan defen­dien­do un mode­lo mercantilista.

Mario Fer­nán­dez, Xabier Itur­be, Iña­ki Gere­na­ba­rre­na y com­pa­ñía, (PNV), dicen que lo impor­tan­te es aho­ra salir de la cri­sis, como si cuan­do inten­ta­ron la fusión a dos (BBK y Kutxa) no la hubie­ra. No nos van a enga­ñar, aho­ra los intere­ses de su par­ti­do son otros, esa es la úni­ca razón. Poco les impor­ta que una fusión con mode­lo social ven­ga bien a este país, a su ciu­da­da­nía, a las empre­sas, sólo pien­san en sus intere­ses, en man­te­ner el con­trol de las cajas vas­cas. No han duda­do en dar pasos para que­dar­se con la CCM (Cas­ti­lla-La Man­cha) y tam­bién han inten­tan­do pac­tar un SIP con la CAM (Comu­ni­dad Valen­cia­na), aun­que han fra­ca­sa­do en ambos inten­tos. Aho­ra aspi­ran a hacer­se con Caja­sur, la de los curas de Cór­do­ba que fue inter­ve­ni­da, otro ejem­plo de sus ver­da­de­ros intereses.

Pre­ten­den con­ver­tir­se en una enti­dad finan­cie­ra esta­tal poten­te y así poder lue­go impo­ner sus cri­te­rios eco­nó­mi­cos en este país. A la BBK, al PNV, se les ha que­da­do peque­ña Eus­kal Herria y han pre­fe­ri­do apos­tar por hacer­se fuer­tes en el sis­te­ma finan­cie­ro esta­tal. Hace más de un año apos­ta­ron, en el inten­to de fusión BBK-Kutxa, para con­tro­lar la nue­va Caja, para ello no duda­ron en apos­tar por un mar­co de rela­cio­nes labo­ra­les esta­tal, que bene­fi­cia a CCOO y per­ju­di­ca a los tra­ba­ja­do­res vas­cos, pues de esa for­ma se gana­ban el apo­yo de ese sin­di­ca­to. Lo siguen hacien­do aho­ra y no les preo­cu­pa que pue­dan que­dar las cajas bajo unos intere­ses ale­ja­dos de Eus­kal Herria, con­tra­rios al desa­rro­llo eco­nó­mi­co, social y labo­ral de este país. No les impor­ta poner en ries­gos las cajas vas­cas, sólo bus­can seguir aumen­tan­do sus bene­fi­cios, con­tro­lar­las y poner­se al ser­vi­cio de sus intere­ses económicos.

Quie­nes defen­de­mos un sis­te­ma finan­cie­ro para Eus­kal Herria y su ciu­da­da­nía, des­de un mode­lo social, cree­mos que no pode­mos seguir espe­ran­do a ver qué hace o qué le intere­sa al PNV. Hoy es más nece­sa­rio que nun­ca refor­zar nues­tro sis­te­ma finan­cie­ro, blin­dar­lo y evi­tar que se pri­va­ti­cen nues­tras cajas de aho­rros. Es hora de hacer una apues­ta fir­me por un sis­te­ma finan­cie­ro vas­co que nos sir­va para salir de esta cri­sis y ayu­dar a quie­nes lo nece­si­tan, al futu­ro de nues­tro país des­de un mode­lo social.

No pode­mos acep­tar que las cajas pier­dan su nor­te, su fun­ción social y se que­den al ser­vi­cio de intere­ses pri­va­dos. Por eso nos opo­ne­mos a que a las cuo­tas par­ti­ci­pa­ti­vas se les den dere­chos polí­ti­cos, por­que sería abrir una de las puer­tas hacia la pri­va­ti­za­ción y esa no es su función.

Des­de LAB segui­mos man­te­nien­do que lo impor­tan­te es el mode­lo, la defen­sa de Eus­kal Herria y su ciu­da­da­nía. Cree­mos que las cajas vas­cas, que por esta­tu­tos tie­nen una labor social que cum­plir y que se deben al terri­to­rio don­de nacen, tie­nen que dar un paso y con­for­mar un sis­te­ma finan­cie­ro vas­co con un mode­lo social más par­ti­ci­pa­ti­vo y demo­crá­ti­co, com­pro­me­ti­do con la ciu­da­da­nía, con los pro­yec­tos eco­nó­mi­cos de esta tie­rra, de apo­yo al teji­do pro­duc­ti­vo, el mar­co vas­co de rela­cio­nes labo­ra­les y con un fuer­te impul­so a la obra social. Ha lle­ga­do el momen­to de blin­dar nues­tras cajas y pac­tar un mode­lo social para las mismas.

Es hora de nego­ciar y acor­dar ese mode­lo, de esta­ble­cer un mar­co pro­pio de actua­ción y no depen­der de lo que se acuer­de en el Esta­do. Es posi­ble lle­gar a un acuer­do que haga de las cajas vas­cas un buen ins­tru­men­to finan­cie­ro al ser­vi­cio de la ciu­da­da­nía, no mer­can­ti­lis­ta ni espe­cu­la­ti­vo. Para ello hace fal­ta volun­tad polí­ti­ca y has­ta la fecha quie­nes las con­tro­lan, prin­ci­pal­men­te PNV-PSOE-UPN, han demos­tra­do que están poco intere­sa­dos en ello.

En Hego Eus­kal Herria tene­mos cua­tro cajas (Vital, BBK, Kutxa y CAN) que, en con­jun­to, tie­nen una enor­me capa­ci­dad finan­cie­ra, una muy bue­na situa­ción eco­nó­mi­ca y que pue­den ayu­dar a salir de la cri­sis. Su unión pue­den ser la pun­ta de lan­za para ir cons­tru­yen­do un sis­te­ma finan­cie­ro vas­co que sir­va para la revi­ta­li­za­ción y el desa­rro­llo eco­nó­mi­co y social de este pue­blo, don­de la socie­dad sea la ver­da­de­ra bene­fi­cia­da de este tra­ba­jo en con­jun­to, des­de el for­ta­le­ci­mien­to de la ges­tión públi­ca y tras­pa­ren­te y la pro­fun­di­za­ción del carác­ter social de las mismas.

No hay excu­sas. Sólo hace fal­ta ver­da­de­ra polí­ti­ca y ganas de apos­tar por un pro­yec­to que ilu­sio­ne y ten­ga unos obje­ti­vos cla­ros, en defen­sa de Eus­kal Herria y su ciu­da­da­nía, des­de un mode­lo social. La mano con­ti­núa tendida.

(*) Tam­bién fir­man este artícu­lo Pitxu Coto, Enri­que Perez (dele­ga­dos de LAB en BBK y CAN) y Joxean Urkio­la, res­pon­sa­ble de LAB-Finantzak

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.