Recha­zo sin­di­cal al «Plan López» de asun­ción del «sis­te­ma demo­crá­ti­co» – Iña­ki Iriondo

La mayo­ría sin­di­cal sigue man­te­nien­do su recha­zo al plan de «Con­vi­ven­cia Demo­crá­ti­ca y Des­le­gi­ti­ma­ción de la Vio­len­cia» apro­ba­do ayer por el Con­se­jo de Gobierno de Lakua. Los cam­bios intro­du­ci­dos en la nego­cia­ción con el PNV no con­ven­cen a ELA, LAB y STEE-EILAS. En la pre­sen­ta­ción, el lehen­da­ka­ri con­fe­só que el plan tie­ne «un obje­ti­vo cla­ro: avan­zar en un cam­bio de acti­tu­des en el con­jun­to de la ciu­da­da­nía, orien­ta­do a asu­mir el sis­te­ma democrático».

El Con­se­jo de Gobierno auto­nó­mi­co se reu­nió ayer de for­ma extra­or­di­na­ria en el Pala­cio Udetxea de Ger­ni­ka, sede del Patro­na­to de la Reser­va de la Bios­fe­ra de Urbai­bai, por haber­se cele­bra­do el domin­go el Día Mun­dial del Medio Ambien­te. Y allí com­pa­re­ció el lehen­da­ka­ri, Patxi López, para dar cuen­ta de la apro­ba­ción del plan de «Con­vi­ven­cia Demo­crá­ti­ca y Des­le­gi­ti­ma­ción de la Violencia».

López recal­có que la pro­pues­ta no par­te de cero, pues se con­ta­ba con el «Plan de Edu­ca­ción para la Paz y los Dere­chos Huma­nos» ela­bo­ra­do por el Eje­cu­ti­vo de Iba­rretxe. Pero este reco­no­ci­mien­to care­ce de vali­dez prác­ti­ca, ya que en el nue­vo plan se dice que el ante­rior «ha inci­di­do nega­ti­va­men­te» en la «des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia». Ade­más, de 50 accio­nes que pro­po­nía, sólo se man­tie­nen 8; 14 han des­apa­re­ci­do y 28 se han «refor­mu­la­do».

El pro­pio Gobierno inci­de en que el nue­vo plan pone «el foco y las prio­ri­da­des en el terro­ris­mo de ETA» y se pre­ten­de que sus víc­ti­mas sean el «eje ver­te­bra­dor» del mis­mo. El lehen­da­ka­ri expli­có que «a las aulas podrán acu­dir víc­ti­mas del terro­ris­mo plu­ra­les (siem­pre que estén pre­pa­ra­das para ello) y asu­man, de for­ma con­tras­ta­da, que no van sólo a dar su tes­ti­mo­nio sino que pre­ten­den, ade­más, el fomen­to de los valo­res demo­crá­ti­cos y la pluralidad».

López des­ta­có como otro «obje­ti­vo cla­ro» el de lograr «un cam­bio de acti­tu­des en el con­jun­to de la ciu­da­da­nía». Pre­ten­de «fomen­tar en la ciu­da­da­nía vas­ca, la asun­ción y defen­sa del sis­te­ma e ins­ti­tu­cio­nes demo­crá­ti­cas como garan­tes de la liber­tad y la convivencia».

«Menos recha­zo»

En su inter­ven­ción, Patxi López seña­ló que «he asu­mi­do per­so­nal­men­te el impul­so y coor­di­na­ción» del plan. Pero en la pri­me­ra oca­sión de tener que defen­der­lo hoy en el Par­la­men­to, ha dele­ga­do la misión a los con­se­je­ros de Inte­rior, Edu­ca­ción y Justicia.

Tam­bién des­ta­có López que gra­cias a las con­ver­sa­cio­nes man­te­ni­das con el PNV, «hoy el nue­vo plan tie­ne menor recha­zo que hace un mes y medio».

El gra­do de con­sen­so polí­ti­co en torno al plan podrá com­pro­bar­se hoy en las inter­ven­cio­nes de los gru­pos par­la­men­ta­rios en la Cáma­ra de Gas­teiz. Pero de lo que no cabe duda es de que el Gobierno de Lakua no ha con­se­gui­do reba­jar el recha­zo de la mayo­ría sin­di­cal. ELA, LAB y STEE-EILAS han mos­tra­do de dife­ren­tes mane­ras su opo­si­ción tan­to al con­te­ni­do e inten­cio­na­li­dad del plan como al hecho de que en las nego­cia­cio­nes no se haya con­ta­do para nada con los repre­sen­tan­tes del pro­fe­so­ra­do, que toda­vía no han teni­do acce­so ofi­cial al documento.

Lla­ma­das a dar respuesta

La sec­ción de Edu­ca­ción de ELA hizo públi­co un comu­ni­ca­do en el que denun­cia el pro­ce­der del Gobierno de Lakua y el con­te­ni­do de su plan, que no ve que haya cam­bia­do de inten­cio­na­li­dad sobre el pri­mer borrador.

El sin­di­ca­to aber­tza­le cons­ta­ta que «a pesar de que se han modi­fi­ca­do algu­nas par­tes del docu­men­to e inclui­do algu­nas de las suge­ren­cias rea­li­za­das por diver­sos agen­tes, la razón de ser y la inten­cio­na­li­dad del docu­men­to siguen sien­do las mis­mas que antes». Y reite­ra que «lejos de ser un plan de edu­ca­ción para la paz, se tra­ta de una decla­ra­ción de prin­ci­pios polí­ti­cos par­ti­dis­tas, des­de una visión par­cial y uni­la­te­ral del con­flic­to que sufri­mos en Eus­kal Herria y de sus con­se­cuen­cias. Se tra­ta, en defi­ni­ti­va, de un inten­to de tras­la­dar la polí­ti­ca anti­te­rro­ris­ta de los gobier­nos espa­ñol y vas­co al ámbi­to educativo».

Ante la fal­ta de con­sen­so exis­ten­te en la pro­pia socie­dad y en la comu­ni­dad edu­ca­ti­va, ELA exi­ge al Eje­cu­ti­vo de Lakua que reti­re el plan y tra­ba­je una nue­va pro­pues­ta «con la ver­da­de­ra par­ti­ci­pa­ción y el acuer­do de los dife­ren­tes agen­tes impli­ca­dos, entre ellos nece­sa­ria­men­te, los del ámbi­to edu­ca­ti­vo y los que tra­ba­jan por los dere­chos huma­nos y la paz».

Por su par­te, el res­pon­sa­ble de Edu­ca­ción de LAB, Jon Urru­so­lo, afir­mó que «este plan no es ade­cua­do para la escue­la» y res­pon­de, «a los intere­ses par­ti­dis­tas del PSOE y del PP». En decla­ra­cio­nes a Info7 Irra­tia, denun­ció que estos par­ti­dos «uti­li­zan la edu­ca­ción como herra­mien­ta para con­se­guir la asi­mi­la­ción de Eus­kal Herria en España».

El por­ta­voz de LAB anun­ció que su sin­di­ca­to pre­pa­ra­rá una res­pues­ta acti­va para mos­trar des­de las escue­las el recha­zo a este plan que defi­nió como de «adoc­tri­na­mien­to».

Belén Arron­do, por­ta­voz de STEE-EILAS, tam­bién augu­ró que «en los cen­tros edu­ca­ti­vos habrá gran­des resis­ten­cias» a la apli­ca­ción del plan. En una entre­vis­ta publi­ca­da ayer, cri­ti­có que la redac­ción se haya hecho de espal­das al pro­fe­so­ra­do y denun­ció tam­bién los contenidos.

Eus­kal Herriak Bere Esko­la cri­ti­có las for­mas de ela­bo­ra­ción del plan y el fon­do del mis­mo pero, sobre todo, cen­tró su denun­cia en el aspec­to peda­gó­gi­co, por­que rom­pe con todos los prin­ci­pios para edu­car al alum­na­do en el pen­sa­mien­to crí­ti­co. Para EHBE, Lakua no bus­ca dar «edu­ca­ción sino doc­tri­na», por lo que lla­ma a la comu­ni­dad edu­ca­ti­va a res­pon­der a esta «impo­si­ción».

El dis­tin­to tra­to a Loka­rri y Zai­tu, un ejem­plo de cómo entien­de Lakua la «plu­ra­li­dad»

La recien­te crea­ción del lla­ma­do Con­se­jo de Par­ti­ci­pa­ción de Víc­ti­mas ha ser­vi­do para vol­ver a ver cómo entien­de el Gobierno de Lakua el con­cep­to de «plu­ra­li­dad» que tan­to rei­vin­di­ca en este plan. Para dicho con­se­jo debían ele­gir­se, entre otros, tres repre­sen­tan­tes de«asociaciones de víc­ti­mas del terro­ris­mo» y uno de «aso­cia­cio­nes paci­fis­tas vascas».

En ambos apar­ta­dos, la elec­ción la hizo la Direc­ción de Aten­ción a las Víc­ti­mas del Terro­ris­mo de Mari­xa­bel Lasa. Según una recien­te res­pues­ta par­la­men­ta­ria de Rodol­fo Ares al PNV, en el ámbi­to paci­fis­ta «se pro­pu­so direc­ta­men­te Ges­to por la Paz, enten­dien­do que era la úni­ca aso­cia­ción decla­ra­da expre­sa y esen­cial­men­te paci­fis­ta en Eus­ka­di. El cri­te­rio, por tan­to, fue de con­si­de­ra­ción del carác­ter paci­fis­ta en sen­ti­do res­trin­gi­do, obvian­do otras aso­cia­cio­nes decla­ra­das por ellas mis­mas de otra natu­ra­le­za no estric­ta­men­te paci­fis­ta». Por eso, Loka­rri, que se había sen­ti­do mar­gi­na­da en la selec­ción, «no fue infor­ma­da ni con­sul­ta­da sobre el pro­ce­so». Esta aso­cia­ción, en un comu­ni­ca­do, reco­no­ció a Ares el dere­cho a dis­cre­par de sus posi­cio­nes pero ase­gu­ró que «no tie­ne dere­cho a otor­gar los cer­ti­fi­ca­dos de “paci­fis­mo”, negan­do esta con­di­ción a todo aquel que defien­de una con­cep­ción de la paz dife­ren­te a la suya».

El cri­te­rio res­trin­gi­do que se apli­có a Loka­rri no se uti­li­zó, sin embar­go, para otor­gar repre­sen­ta­ción en el Con­se­jo como «aso­cia­ción de víc­ti­mas» a Zai­tu, pre­si­di­da por un con­ce­jal del PSE. Según sus esta­tu­tos, Zai­tu no es una aso­cia­ción de víc­ti­mas sino «pro» o «para» las víc­ti­mas. No está crea­do sólo por víc­ti­mas y está abier­ta a todas las per­so­nas mayo­res de edad que com­par­tan sus fines. Zai­tu es, ade­más, una aso­cia­ción que ape­nas tie­ne un año de exis­ten­cia, fun­da­da por cua­tro per­so­nas y que pese a que su úni­ca acti­vi­dad públi­ca ha sido una jor­na­da de char­las en un hotel de Getxo, ha reci­bi­do ya 35.358,28 euros en sub­ven­cio­nes de Lakua, los últi­mos 24.228,90 ape­nas hace dos días.

De tres pues­tos de «aso­cia­cio­nes de víc­ti­mas» uno fue para Covi­te. Y para incor­po­rar al repre­sen­tan­te de Zai­tu y con­ce­jal del PSE al Con­se­jo, Inte­rior ges­tio­nó un acuer­do para que AVT y AFCSEVT se rele­va­ran en el pues­to de ter­cer representante.

fuen­te: gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.