La cues­tión no es la vio­len­cia – Iña­ki Irion­do

Hace más de un año que ETA no ha aten­ta­do en Eus­kal Herria. Y son fun­da­das las espe­ran­zas de que no vuel­va a hacer­lo ni aquí ni en otro lugar. Esa es la apues­ta de la izquier­da aber­tza­le y Patxi López lo sabe.

La estra­te­gia del pac­to PSE-PP no está pen­sa­da para com­ba­tir las expre­sio­nes de vio­len­cia de ETA, sino para la gue­rra ideo­ló­gi­ca pos­te­rior. Lo que se pre­ten­de en reali­dad es des­le­gi­ti­mar la apues­ta inde­pen­den­tis­ta o mera­men­te sobe­ra­nis­ta, y colo­car a las víc­ti­mas de ETA como fuer­za de cho­que, como pri­me­ra barri­ca­da, eri­gién­do­las en «refe­ren­te per­ma­nen­te y rei­vin­di­ca­dor de los valo­res demo­crá­ti­cos por cuya nega­ción fue­ron agre­di­das». Es decir, la bata­lla que se pre­sen­ta a par­tir de aho­ra es que cual­quier rei­vin­di­ca­ción que his­tó­ri­ca­men­te haya sos­te­ni­do ETA es en ade­lan­te «ile­gí­ti­ma». Y para ello es toda esta pro­pa­gan­da, uno de cuyos pila­res es tra­tar de que los vas­cos olvi­de­mos nues­tra his­to­ria y el papel de cada cual en ella.

Si el pro­ble­ma fue­ra de dere­chos huma­nos, se podría hablar de otras con­cul­ca­cio­nes, de la tor­tu­ra o del tra­to a los pre­sos. Si la cues­tión fue­ra «la vio­len­cia hoy vigen­te», se ocu­pa­rían de la machis­ta, que en este año ha mata­do ya a tres muje­res en la CAV don­de gobier­na Patxi López.

fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *