Israel: colo­nia­lis­mo cri­mi­nal al mar­gen de la ley – Corrien­te Roja

Con el ata­que en aguas inter­na­cio­na­les a la Flo­ta de la Paz y el ase­si­na­to de acti­vis­tas pací­fi­cos el esta­do sio­nis­ta ha vuel­to a demos­trar, una vez más, el carác­ter nece­sa­ria­men­te cri­mi­nal y men­ti­ro­so de esa colo­nia que el impe­ria­lis­mo ins­ta­ló arti­fi­cial­men­te, y con vio­len­cia inusi­ta­da, en terri­to­rio de Pales­ti­na como base para con­tro­lar la región de Orien­te Medio y su petróleo.

Aho­ra las víc­ti­mas de la vesa­nia sio­nis­ta han sido unos acti­vis­tas “arma­dos has­ta los dien­tes”, y el cora­zón, de soli­da­ri­dad con un pue­blo ase­dia­do y ultra­ja­do, pero no derro­ta­do, que por­ta­ban ayu­da huma­ni­ta­ria que ali­via­ría las inmen­sas pena­li­da­des que le impo­nen el ocu­pan­te cri­mi­nal y la indi­fe­ren­cia de esa pan­to­mi­ma lla­ma­da “comu­ni­dad inter­na­cio­nal”, corrup­ta facha­da tras la cuál se cobi­ja el autén­ti­co lobby del capi­ta­lis­mo multinacional.

El sio­nis­mo siem­pre es capaz de sor­pren­der­nos con accio­nes cada vez más bru­ta­les y cri­mi­na­les que las ya rea­li­za­das ante­rior­men­te; en su ori­gen de vio­len­cia y robo ani­da su inva­ria­ble sadis­mo con el que ha actua­do his­tó­ri­ca­men­te. Una enti­dad crea­da median­te la lim­pie­za étni­ca, el robo de tie­rras, miles de muer­tos y des­pla­za­dos, niños des­pe­da­za­dos y otros miles en pri­sión sin jui­cio pre­vio o madres ente­rra­das bajo los escom­bros de sus casas ile­gal­men­te derri­ba­das no pue­de sobre­vi­vir sino es con la violencia.

La gran tra­ge­dia para los pales­ti­nos y para los aman­tes de la paz y la jus­ti­cia en el mun­do, es que esa vio­len­cia per­ma­ne­ce impu­ne tras 62 años de crí­me­nes. Los sio­nis­tas y sus cóm­pli­ces, con la “comu­ni­dad inter­na­cio­nal” como prin­ci­pal aban­de­ra­do jus­ti­fi­can per­ma­nen­te­men­te el derra­ma­mien­to de san­gre, con­vier­ten la agre­sión en dere­cho a la defen­sa, el ase­si­na­to en ata­que selec­ti­vo o daño cola­te­ral, des­pre­cian toda ley escri­ta y toda idea común­men­te acep­ta­da sobre la dig­ni­dad del ser humano.

La impu­ni­dad sio­nis­ta que ha vio­la­do dece­nas de Reso­lu­cio­nes de la ONU, el supues­to gobierno (sic) mun­dial, que ha igno­ra­do reso­lu­cio­nes judi­cia­les sobre el Muro de la Ver­güen­za, etc, etc, evi­den­cia el carác­ter subal­terno de la inmen­sa mayo­ría de los gobier­nos nacio­na­les, con­ver­ti­dos en reales gobier­nos títe­res del capi­ta­lis­mo mul­ti­na­cio­nal, como se demues­tra en estos días en Euro­pa, don­de ese capi­ta­lis­mo depre­da­dor median­te uno de sus ins­tru­men­tos de opre­sión, el FMI, con­vier­te la sobe­ra­nía de los pue­blos en una bara­ti­ja para ilu­sos, y la supues­ta demo­cra­cia en un dra­má­ti­co sarcasmo.

Son los pue­blos aman­tes de la jus­ti­cia, la igual­dad y la liber­tad los que deben tomar en sus manos el futu­ro de la Huma­ni­dad, hoy ame­na­za­do gra­ve­men­te por un sis­te­ma vio­len­to e insa­cia­ble. Corrien­te Roja apor­ta­rá sus modes­tos esfuer­zos en este empe­ño nece­sa­rio, impres­cin­di­ble, vital.

Como ciu­da­da­nos del esta­do espa­ñol, apo­ya­re­mos la cam­pa­ña de Boi­cot, Des­in­ver­sio­nes y San­cio­nes (BDS) que con­tri­bu­yó de for­ma muy efi­caz a derri­bar el régi­men racis­ta de Sudá­fri­ca; y aún a sabien­das de la ver­gon­zo­sa y humi­llan­te com­pli­ci­dad del esta­do espa­ñol, del gobierno Zapa­te­ro y de la UE con estos horro­ro­sos crí­me­nes al man­te­ner rela­cio­nes pri­vi­le­gia­das con la enti­dad sio­nis­ta en el terreno mili­tar, eco­nó­mi­co, cul­tu­ral, aca­dé­mi­co, depor­ti­vo, etc, exi­gi­re­mos en la calle, y en todos los foros don­de ten­ga­mos opor­tu­ni­dad, que:

-SE EXIJA LA LIBERTAD Y SE GARANTICE EL RESPETO A LA INTEGRIDAD FÍSICA DE LOS COMPAÑEROS HOY APRESADOS POR EL GOBIERNO SIONISTA.
- SE ROMPAN TODO TIPO DE RELACIONES CON EL ESTADO DE ISRAEL COMO RESPUESTA A SU PERMANENTE VIOLACIÓN DE LAS LEYES INTERNACIONALES EN TODOS LOS ÁMBITOS.

Ense­ñen nues­tra his­to­ria som­bría a los hijos para que nues­tra san­gre per­ma­nez­ca en la ban­de­ra de los cri­mi­na­les como señal de catástrofe.

Mah­moud Dar­wish poe­ta palestino

¡VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO PALESTINO! P

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *