Elec­cio­nes en Rei­no Uni­do: un frau­de gene­ral- Helen Yafre

Las elec­cio­nes gene­ra­les en Rei­no Uni­do son un frau­de, se pre­sen­tan como el pun­to cul­mi­nan­te de la vida polí­ti­ca en este país, pero en reali­dad, repre­sen­tan una subas­ta gro­se­ra por los votos de la cla­se media.

En el siglo XIX, antes de la intro­duc­ción de vota­cio­nes secre­tas, los votos se com­pra­ban y ven­dían abier­ta­men­te en las calles.

Hoy se inten­ta hacer pare­cer como el pro­ce­so más res­pe­ta­ble. Los can­di­da­tos no com­pran los votos direc­ta­men­te con dine­ro o favo­res, pero siguen, como una nue­va for­ma de soborno, con la pro­me­sa de redu­cir los impues­tos y de man­te­ner los pri­vi­le­gios de la cla­se media.

Quien­quie­ra que gane estas elec­cio­nes, ya sea el par­ti­do Labo­ris­ta (de gobierno), el Con­ser­va­dor o el Libe­ral-demó­cra­ta, será la cla­se obre­ra quien debe­rá pagar por la cri­sis del capi­ta­lis­mo.

Los polí­ti­cos y medios de pren­sa inten­tan des­viar nues­tro eno­jo sobre el res­ca­te finan­cie­ro de ban­cos corrup­tos con dine­ro públi­co, hacia un fal­so con­sen­so de la nece­si­dad de pagar la deu­da nacio­nal.

Es noto­rio cómo las prin­ci­pa­les fuer­zas polí­ti­cas com­pi­ten por intro­du­cir las más seve­ras reduc­cio­nes al gas­to del Esta­do. Todo esto se refle­ja en el cie­rre de hos­pi­ta­les, más pri­va­ti­za­cio­nes de escue­las, más des­em­pleo, menos bene­fi­cios socia­les y menos apo­yo para los más pobres y vul­ne­ra­bles.

La mayo­ría de la pobla­ción no tie­ne ilu­sio­nes en este pro­ce­so y no sal­drá a votar, a pesar de los espec­tácu­los en deba­tes tele­vi­si­vos, pues está cons­cien­te que no hay dife­ren­cias subs­tan­cia­les entre los par­ti­dos.

Estos dicen que es un sis­te­ma polí­ti­co abier­to, con liber­tad de repre­sen­ta­ción, mien­tras la reali­dad mues­tra una dic­ta­du­ra bur­gue­sa.

Las elec­cio­nes han sido una even­to mediá­ti­co, un pro­ce­so irri­so­ria­men­te lla­ma­do demo­cra­cia, en el cual el pue­blo lle­ga a ser un espec­ta­dor; una audien­cia. La for­ma en que se lle­van a cabo las elec­cio­nes deve­la una inten­ción de des­ar­mar a la gen­te polí­ti­ca­men­te, en espe­cial a la cla­se obre­ra.

Los polí­ti­cos apa­re­cen en luga­res inte­rio­res dise­ña­dos con audien­cias selec­cio­na­das espe­cí­fi­ca­men­te.

Se sabe que la indus­tria del espec­tácu­lo es la ins­pi­ra­ción por la esce­na y la actua­ción. Pro­fe­sio­na­les de mar­ke­ting y direc­to­res de comu­ni­ca­ción son con­tra­ta­dos para inven­tar y ensa­yar afo­ris­mos, fra­ses magis­tra­les y «sound bites» – adu­la­cio­nes, dis­tor­sio­nes, men­ti­ras y fra­ses sin serie­dad y sin­ce­ri­dad.

Mien­tras pro­ce­de este cir­co, la izquier­da opor­tu­nis­ta nos ins­ta a votar otra vez para el par­ti­do Labo­ris­ta – para «no dejar ganar a los con­ser­va­do­res», para «no dejar ganar al par­ti­do nacio­na­lis­ta bri­tá­ni­co (BNP)â�Ö por creer en el mito de que «toda­vía los Labo­ris­tas repre­sen­tan a la cla­se obre­ra».

La reali­dad es cla­ra: votar por el par­ti­do Labo­ris­ta sig­ni­fi­ca un voto para más gue­rra, racis­mo y repre­sión. Es un voto para ade­lan­tar los intere­ses de las cor­po­ra­cio­nes y para más saqueo del res­to del mun­do. Esta decla­ra­ción se sus­ten­ta en el récord de gobierno labo­ris­ta duran­te los últi­mos 13 años.

En Rei­no Uni­do, la resis­ten­cia a la cri­sis capi­ta­lis­ta aumen­ta­rá en los años siguien­tes. Los sec­to­res socia­lis­tas apo­ya­rán las fuer­zas radi­ca­les e inde­pen­dien­tes que sur­gi­rán para des­en­mas­ca­rar la dic­ta­du­ra de la bur­gue­sía, deman­dar ver­da­de­ra jus­ti­cia eco­nó­mi­ca y social, y poder polí­ti­co.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *