Soli­da­ri­dad con Wal­ter, Iña­ki y Dax – ABP

agrandar
agrandar
agrandar

Escri­bo esta nota lue­go de leer un docu­men­to sobre las ame­na­zas a Wal­ter Wen­de­lin (en reali­dad su depor­ta­ción) a Iña­ki Gil y Dax Tos­cano. Al momen­to de escri­bir estas notas, Wal­ter ya fue depor­ta­do y no se sabe que acti­tud deben asu­mir los gobier­nos del área con Iña­ki y Dax. Por ello hago una cita exten­sa del mate­rial que sigue.

Los gobier­nos del área con Iña­ki y Dax. Por ello hago una cita exten­sa del mate­rial que sigue.
“La direc­ción del Movi­mien­to Gue­va­ris­ta Tie­rra Fér­til emi­tió un comu­ni­ca­do soli­ci­tan­do des­de el Ecua­dor la No Expul­sión del inter­na­cio­na­lis­ta Wal­ter Wen­de­lin y denun­cian­do la pre­ten­sión de cri­mi­na­li­za­ción en el Ecua­dor de los tam­bién inter­na­cio­na­lis­tas e inte­gran­tes del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano Iña­ki Gil de San Vicen­te y Dax Tos­cano” (ABP).

Veo en la pren­sa de Cara­cas o de otros luga­res, las fotos de Wal­ter Wen­de­lin, acu­sa­do de peli­gro­so sub­ver­si­vo y la ver­dad es que tie­ne aspec­to de patriar­ca y no de un sub­ver­si­vo empe­der­ni­do ni nada que se parez­ca. Es cier­to que actúa como voce­ro de ETA o algu­na corrien­te del movi­mien­to Vas­co que bus­ca la sali­da polí­ti­ca, pero eso no le con­fie­re ni mucho menos el cali­fi­ca­ti­vo de terro­ris­ta ni nada que se parez­ca. Es un inter­na­cio­na­lis­ta e inde­pen­den­tis­ta. Nada más.

Jun­to a Wal­ter están los nom­bres de Iña­ki Gil San Vicen­te y Dax Tos­cano. Ambos inte­lec­tua­les que lo úni­co que hacen es luchar con las ideas por la visión inter­na­cio­na­lis­ta y por la idea de la inde­pen­den­cia del país Vas­co. Y los tres son par­te inte­gran­te del movi­mien­to con­ti­nen­tal boli­va­riano, un dere­cho que nadie lo pue­de cri­ti­car y menos cri­mi­na­li­zar, pues el mis­mo se asu­me de mane­ra cla­ra y sus­ten­tan­do prin­ci­pios. Pero esto es par­te de la his­to­ria del movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio y de la his­to­ria de los lucha­do­res y lucha­do­ras vas­cos des­de siem­pre. Me toco cono­cer en Cara­cas a muchos vas­cos, y la ver­dad es que anhe­la­ban el regre­so al país de sus mejo­res sue­ños. Nada más.

Y la his­to­ria que se quie­re esca­mo­tear son los esfuer­zos de nego­cia­ción polí­ti­ca que duran ya varios años. La ver­dad es que son dece­nas de años en estos esfuer­zos. De eso soy tes­ti­go. En el año de 1987 en Madrid, en oca­sión de una ron­da de dia­lo­go entre la izquier­da en armas gua­te­mal­te­ca y el gobierno de turno, fui­mos infor­ma­dos de un pro­ce­so que esta­ba en cier­nes entre ETA y el gobierno espa­ñol, uti­li­zan­do Arge­lia como base de estos esfuer­zos. Y por la idea de que se hicie­ra una sime­tría entre dos pro­ce­sos, se hizo una pau­sa en el pro­ce­so de nego­cia­ción y los esfuer­zos que enca­mi­na­ba el gobierno espa­ñol jun­to con la diri­gen­cia de ETA.

En otras oca­sio­nes he sabi­do de ges­tio­nes que se desa­rro­llan uti­li­zan­do media­do­res de lo menos sos­pe­cho­so aun­que no haya habi­do resul­ta­dos de momen­to, y como se dice des­de Cara­cas, por aho­ra.

Por haber par­ti­ci­pa­do en un pro­ce­so, el gua­te­mal­te­co, que cul­mi­nó con la solu­ción polí­ti­ca de un con­flic­to arma­do que por cier­to duró varios años y tuvo Espa­ña como el país sede de las pri­me­ras pla­ti­cas, creo que no se debe hacer nada en con­tra del pro­ce­so de bús­que­da de la paz sobre todo si se des­co­no­ce. Y afir­mo, que ello tie­ne diver­sas mane­ras, rit­mos, esce­na­rios, acto­res. Es un error gri­tar y cri­mi­na­li­zar a los acto­res por igno­ran­cia.

En este caso, mi abso­lu­ta soli­da­ri­dad con Wal­ter, y por supues­to con Iña­ki y Dax, que sin duda algu­na son revo­lu­cio­na­rios y ade­más de ello inter­na­cio­na­lis­tas y boli­va­ria­nos. Final­men­te, mi cer­te­za en cuan­to a que el camino de ETA y las FARC, pasa hoy por hoy por la vía de la nego­cia­ción y la bús­que­da de la paz.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *