Con­tra los recor­tes socia­les por Berri-Otxoak

PERSONAS DESEMPLEADAS y/​o CON TRABAJOS EN PRECARIO, jun­to a dife­ren­tes Aso­cia­cio­nes de [email protected], Gru­pos de muje­res, Pla­ta­for­mas con­tra la Exclu­sión Social y por los Dere­chos Socia­les, Colec­ti­vos Con­tra el Racis­mo y de Apo­yo a Inmi­gran­tes, REALIZAREMOS UNA ACAMPADA CONTRA LA CRISIS DURANTE 4 DÍAS EN EL ARENAL DE BILBAO y para exi­gir una polí­ti­ca social más acor­de con las nece­si­da­des de las fami­lias vas­cas en la actual situa­ción de cri­sis económica.

Con esta ini­cia­ti­va se quie­re denun­ciar los dife­ren­tes recor­tes en las pres­ta­cio­nes socia­les que con­tem­pla el Gobierno Vas­co en el “BORRADOR POR EL QUE SE REGULA LA RENTA DE GARANTÍA DE INGRESOS”, que regu­la­rá la actual legis­la­ción con­tra el des­em­pleo, la pre­ca­rie­dad labo­ral y la exclu­sión social. Así,

1º) las fami­lias con un tra­ba­jo en pre­ca­rio verán que sólo pue­den com­ple­men­tar sus sala­rios bajos un lími­te de 2 años y des­pués se les sus­pen­de­rá el cobro de la ayu­da social a la que tuvie­ran dere­cho aun­que sigan tra­ba­jan­do con con­tra­tos basu­ra y suel­dos bajos. Hecho que no se pro­du­cía en la actual Ley con­tra la Exclu­sión Social.

2º) Sólo se per­ci­bi­rán como máxi­mo dos pres­ta­cio­nes socia­les por vivien­da. Esta medi­da va en con­tra de las per­so­nas que no les que­da más reme­dio que com­par­tir piso con otras para hacer fren­te al abu­si­vo pre­cio de los alqui­le­res, por ser jóve­nes, por tener empleos pre­ca­rios o por moti­vos de una sepa­ra­ción. Muchas se verán for­za­das a sobre­vi­vir sin pres­ta­cio­nes. Con el regla­men­to ante­rior este lími­te esta­ba esta­ble­ci­do en el total de habi­ta­cio­nes que tuvie­ra una casa sin que tal limi­ta­ción haya demos­tra­do uti­li­dad algu­na para mejo­rar las situa­cio­nes de vivienda.

Las modi­fi­ca­cio­nes con­tem­pla­das por el Gobierno Vas­co supo­nen que las fami­lias vas­cas sólo podrán tener acce­so a las pres­ta­cio­nes socia­les un perio­do bre­ve de su vida y no podrán a cubrir sus nece­si­da­des bási­cas como la sani­dad, edu­ca­ción o vivien­da. Debe­mos recor­dar que el 40% de las fami­lias soli­ci­tan­tes de las pres­ta­cio­nes socia­les son fami­lias pen­sio­nis­tas, jubi­la­das o muje­res viu­das y que otro 35% son fami­lias con­tra­ba­jos en precario.

DÍA: MARTES 9 DE MARZO.
HORA: Ins­ta­la­ción de la Acam­pa­da y Pre­sen­ta­ción Públi­ca 10:30 Horas.
LUGAR: Are­nal de Bilbao.

Anitzak Eki­me­na, Argi­lan (Bil­bo), Asam­blea de Muje­res de Biz­kaia, Aso­cia­ción Colom­bia-Eus­ka­di, Aso­cia­ción Muje­res en la Diver­si­dad, Aso­cia­ción de Muje­res Inmi­gran­tes Malen Etxea, ASEMA (Aso­cia­ción de Sene­ga­le­ses de Mar­ki­na-Xemein), Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­ras del Hogar, Cen­tro Ase­sor de la Mujer “Argi­tan” (Bara­kal­do), Berri-Otxoak (Bara­kal­do), Con­se­jo de la Juven­tud de Eus­ka­di, Coor­di­na­do­ra de Gru­pos de Bil­bao la Vie­ja, San Fran­cis­co y Zaba­la, Danok Lan (Gal­da­kao), Elkar­tzen, Foro R. P. de Gas­teiz – C.V.X. (Comu­ni­da­des de Vida Cris­tia­na) de Gas­teiz, GITE-Ipes, Ini­cia­ti­va Gita­na, Juven­tud Obre­ra Cris­tia­na, La Salle Itur­bu­ru Elkar­tea, Mbo­lo Moye Doo­le, Muje­res del Mun­do, Posa­da de los Abra­zos, Salha­ke­ta, Sare Anti­fa­xis­ta, SOS Racis­mo, Txi­roe­kin Bat Egi­nik (Gas­teiz), Ziri­katzen, Zuzen, red por la igual­dad de dere­chos de Vitoria-Gasteiz.

Comu­ni­ca­do

POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS SOCIALES.

Un amplio núme­ro de colec­ti­vos socia­les que­re­mos tras­la­dar a la opi­nión públi­ca el des­acuer­do ante los recor­tes en las polí­ti­cas socia­les que la Con­se­je­ría de Empleo y Asun­tos Socia­les quie­re intro­du­cir a tra­vés de las refor­mas reco­gi­das en el «Borra­dor de Decre­to de la Ren­ta de Garan­tía de Ingre­sos» y en el «Decre­to Regu­la­dor de la Pres­ta­ción Com­ple­men­ta­ria de Vivienda».

En esta oca­sión vamos rea­li­zar una acam­pa­da de 4 días de dura­ción y a con­cen­trar­nos los días 9, 11 y 12 de 10 de la maña­na a 20h de la tar­de en defen­sa de los dere­chos socia­les y en espe­cial para pro­tes­tar con­tra los dife­ren­tes decre­tos que no hacen más que recor­tar nues­tros dere­chos socia­les. El día 10 y coin­ci­dien­do con la lle­ga­da de la Mar­cha Mun­dial de Muje­res a Bil­bao, nos suma­mos a las dife­ren­tes con­vo­ca­to­rias y en espe­cial a la kale­ji­ra que par­ti­rá del Are­nal a las 20.30h. Todos los sec­to­res socia­les nos vemos afec­ta­dos por estos recor­tes socia­les, y en espe­cial en estos momen­tos de cri­sis, pero en gene­ral, es la mujer la que sopor­ta mayo­res nive­les de explo­ta­ción y des­pro­tec­ción social.

En una coyun­tu­ra de cri­sis, cuan­do más nece­sa­rias son las ayu­das socia­les, el Gobierno Vas­co, que se auto­de­no­mi­na pro­gre­sis­ta, ha deci­di­do hacer un recor­te drás­ti­co de las mis­mas. Nos son­ro­ja que, en cam­bio, a quie­nes cau­sa­ron la actual cri­sis no sólo no se les exi­jan res­pon­sa­bi­li­da­des, sino que se les sub­ven­cio­na con dine­ro público.

Valo­ra­mos estas medi­das como arbi­tra­rias, injus­tas y téc­ni­ca­men­te defi­cien­tes. Cree­mos que crean mayor des­igual­dad y dis­cri­mi­na­ción y expul­san del sis­te­ma de pro­tec­ción a las per­so­nas con menos recur­sos, que ten­drán que vivir en con­di­cio­nes de mayor pobre­za, por lo que aumen­ta­rán las situa­cio­nes de marginación.

Si bien hemos asis­ti­do a un pro­gre­si­vo recor­te de dere­chos, con esta nor­ma se da un paso subs­tan­cial y se rom­pen con­sen­sos sobre dere­chos inclu­si­vos. Con estas medi­das el Gobierno Vas­co se sitúa en la línea de otras admi­nis­tra­cio­nes que se apro­ve­chan de la cri­sis y de dis­cur­sos popu­lis­tas, ya que esta nue­va nor­ma­ti­va va en con­tra de la con­ci­lia­ción labo­ral y fami­liar al no poder cobrar, por ejem­plo, una ayu­da social y aco­ger­se a una exce­den­cia por cui­da­do a fami­lia­res dependientes.

Denun­cia­mos espe­cial­men­te los siguien­tes retrocesos:

1. Sólo se per­ci­bi­rán como máxi­mo dos pres­ta­cio­nes socia­les por vivien­da. Esta medi­da va en con­tra de las per­so­nas que no les que­da más reme­dio que com­par­tir piso para hacer fren­te al abu­si­vo pre­cio de los alquileres.

2. Ade­más, deja­rán de tener vali­dez los con­tra­tos de hospedaje/​pupilaje.

3. Las per­so­nas con un tra­ba­jo en pre­ca­rio verán que sólo pue­den com­ple­men­tar sus bajos sala­rios duran­te 2 años y des­pués se les sus­pen­de­rá el cobro de la ayu­da social a la que tuvie­ran dere­cho aun­que sigan tra­ba­jan­do con con­tra­tos en pre­ca­rio. Hecho que no se pro­du­cía has­ta la actualidad.

4. Las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res por cuen­ta pro­pia que sufran una fuer­te baja­da de ingre­sos no podrán pedir nin­gu­na pres­ta­ción has­ta que no ten­gan la nue­va decla­ra­ción de la ren­ta; por lo cual en algu­nos casos ten­drán que espe­rar cer­ca de un año para poder acce­der a algu­na cober­tu­ra social.

5. Se compu­tan como bie­nes inmue­bles a efec­tos de patri­mo­nio (con la con­si­guien­te impo­si­bi­li­dad de acce­der a las ayu­das socia­les) aque­llos de los que las fami­lias no pue­den dis­po­ner, de pro­pie­dad com­par­ti­da o de difí­cil realización.

6. Se esta­ble­cen lími­tes a la cuan­tía de las ayu­das para el pago del acce­so a una vivien­da o la aten­ción sani­ta­ria no cubier­ta por Osakidetza.

Las dife­ren­tes pres­ta­cio­nes socia­les son un dere­cho, es un error aso­ciar las ayu­das socia­les con cier­tos colec­ti­vos que sen­ti­mos aje­nos a nues­tra reali­dad, ya que si algo hemos apren­di­do a lo lar­go de los años es que cual­quier per­so­na, sea cuál sea su situa­ción labo­ral actual, su ori­gen o su acti­tud hacia el tra­ba­jo ‑y más aún en tiem­pos de cri­sis eco­nó­mi­ca y de pre­ca­ri­za­ción del empleo- pue­de ver­se en la situa­ción de soli­ci­tar la ren­ta de garan­tía de ingre­sos u otro tipo de pres­ta­ción social. Ni la cri­sis ni los pre­jui­cios nega­ti­vos e infun­da­dos que pesan sobre las y los pre­cep­to­res de ren­ta bási­ca son excu­sa para recor­tar nues­tros derechos.

Por todo ello, recla­ma­mos una polí­ti­ca social que amplíe los dere­chos socia­les en lugar de recor­tar­los y lla­ma­mos al con­jun­to de la pobla­ción a sen­si­bi­li­zar­se y a movi­li­zar­se con­tra estos, y futu­ros recor­tes, ya que nos afec­tan a todas y todos, muje­res, per­so­nas mayo­res, jóve­nes, per­so­nas tra­ba­ja­do­ras o des­em­plea­das, estu­dian­tes, pen­sio­nis­tas, personas
migrantes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Twitter
Facebook
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *