La OTAN pre­pa­ra asal­to a Kan­dahar – El mun­do en llamas

soldadoussafghan

El obje­ti­vo es librar a la ciu­dad de fuer­zas de los tali­ba­nes antes del mes sagra­do musul­mán del Rama­dán que empie­za en agos­to, según el funcionario.

Fun­cio­na­rios de EE.UU. han reve­la­do los pla­nes pre­vios para una ofen­si­va diri­gi­da por la OTAN en la zona este año, pero no han dicho cuán­do podría ocu­rrir. La ofen­si­va de dos meses será una prue­ba impor­tan­te de la nue­va estra­te­gia del pre­si­den­te de Barack Oba­ma en Afga­nis­tán y en un refe­ren­te de la gue­rra en general.
Has­ta el ini­cio de impor­tan­tes ope­ra­cio­nes mili­ta­res, las tro­pas de EE.UU. están tra­ba­jan­do en ase­gu­rar las rutas de trán­si­to y de per­sua­dir a los líde­res de los dis­tri­tos de los alre­de­do­res de Kan­dahar para coope­rar con las fuer­zas de la OTAN.

Como capi­tal de gobierno de los tali­ba­nes antes de la inva­sión en 2001, Kan­dahar sigue sien­do el cora­zón espi­ri­tual de la insur­gen­cia y un reduc­to de obs­ti­na­dos esfuer­zos de la OTAN para trans­fe­rir el con­trol al pre­si­den­te afgano Hamid Kar­zai en Kabul.

En un esfuer­zo por rever­tir los avan­ces logra­dos por los talibanes,Obama ha orde­na­do el des­plie­gue de 30.000 sol­da­dos más en Afganistán.

Fun­cio­na­rios mili­ta­res dicen que espe­ran varios miles de esos sol­da­dos para ser envia­dos a Kan­dahar, en su mayo­ría para cola­bo­rar con la poli­cía local y ofre­cer una pre­sen­cia de segu­ri­dad en la región.

Gen. Stan­ley McChrys­tal, los EE.UU. supe­rior y coman­dan­te de la OTAN en Afga­nis­tán, dijo este mes que la ope­ra­ción en Kan­dahar será dife­ren­te a la de Mar­jah, en EE.UU.,las fuer­zas afga­nas irrum­pie­ron en un pobla­do rural para depu­rar las fuer­zas talibanes.

“A dife­ren­cia de la ope­ra­ción de Mar­jah, don­de había una Día D y la hora H para el ini­cio de la ope­ra­ción, es más pro­ba­ble que (Kan­dahar) cons­ta­rá de una serie de acti­vi­da­des des­de dis­tin­tos puntos.

El pun­to de vis­ta mili­tar que usó impli­ca­ría la con­cen­tra­ción de fuer­zas para una ope­ra­ción de gran enver­ga­du­ra con­tra las fuer­zas enemi­gas atrincheradas.

EE.UU. ten­drá que demos­trar que sus sol­da­dos ade­más de masa­crar a la pobla­ción afga­na, saben morir, algo que la resis­ten­cia afga­na lle­va demos­tran­do todos estos años, enfren­tán­do­se con san­gre, sudor y lágri­mas a la supe­rio­ri­dad de medios occidentales.

¿Serán los mer­ce­na­rios de la OTAN, valien­tes para matar y cobar­des para morir?. Seguro.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.