Boltxe Kolek­ti­boa con­tra la agre­sión al Gaz­tetxe de Romo

Des­pués de la sal­va­je agre­sión acon­te­ci­da en las fies­tas de San Vicen­te con­tra Des-con­trol y la gen­te que les escu­cha, otro gru­po de per­so­nas reali­zó una agre­sión exac­ta­men­te igual de fas­cis­ta con­tra el Gaz­tetxe de Romo. Los agre­so­res pudie­ron irse satis­fe­chos tras de demos­trar que la acción-en espi­ral – reac­ción – acción ha cum­pli­do su ciclo. Deja­mos cla­ro que las pali­zas de Aba­di­ño con­tra gen­tes cer­ca­nas a HNT lle­va­ron a la pere­gri­na jus­ti­fi­ca­ción del espec­tácu­lo de mato­nis­mo que se pro­du­jo en Bara­kal­do, igual­men­te los agre­so­res de Romo jus­ti­fi­ca­rían su ata­que como la res­pues­ta de San Vicen­te. A los dos gru­pos enfren­ta­dos les recri­mi­na­mos su apues­ta por la vio­len­cia pan­di­lle­ra y les res­ta­mos cual­quier legi­ti­mi­dad polí­ti­ca para encu­brir sus accio­nes pro­pias del escua­dris­mo con­tra el movi­mien­to popu­lar en los ámbi­tos de las fies­tas populares.

Espe­cial­men­te gra­ve es que haya kolek­ti­bos que jus­ti­fi­quen una u otra acción. Ni una ni otra son jus­ti­fi­ca­bles. Hacia ambos gru­pos lo que hay que resal­tar es que debe­rían medi­tar ante el hecho de que nin­gu­na de las dos actua­cio­nes van­dá­li­cas haya sido ata­ja­da por los nume­ro­sos cuer­pos poli­cia­les que lle­nan las calles de Eus­kal Herria y agre­den sis­te­má­ti­ca­men­te al Movi­mien­to Juve­nil Vas­co Autoorganizado.

Ni la Ertzain­tza, la Guar­dia Civil, Poli­cía Nacio­nal o Poli­cía Muni­ci­pal han dicho nada sobre lo suce­di­do. Segu­ro que tan­to los que agre­die­ron en San Vicen­te, como los que agre­die­ron en Romo, son unos maes­tros con­su­ma­dos en el arte del camu­fla­je, o es la segun­da posi­bi­li­dad que el sis­te­ma dis­fru­te de la sin­ra­zón de estas peleas calle­je­ras que siem­pre se desa­rro­llan en ambien­tes pro­gre­sis­tas y abertzales.

El daño que cau­san al movi­mien­to popu­lar es incal­cu­la­ble y la con­clu­sión final esta muy cla­ra: a los cuer­pos poli­cia­les y al sis­te­ma les intere­sa el bochor­no­so espec­tácu­lo de estas dispu­tas bár­ba­ras, crue­les e irra­cio­na­les. Exi­gi­mos a los dos ban­dos que paren ya esta espi­ral. Que quien quie­ra escu­char a Des-con­trol que lo Haga, ya que otros capí­tu­los igual­men­te irra­cio­na­les como el de Indautxu, Aba­di­ño, Matie­na, San Vicen­te, Otxar­koa­ga son injustificables.

Seria muy gra­ve que vuel­van a repe­tir­se hechos como los de Aba­di­ño, Indautxu, San Vicen­te, en Algor­ta, Kukutxa o en cual­quier otro lugar. Y si se pro­du­cen y siguen con la mis­ma impu­ni­dad con que se vie­nen rea­li­zan­do, hay que seña­lar a los mato­nes de uno u otro ban­do a los que jamás roza ni de cer­ca la acción poli­cial de Rubal­ca­ba y Ares.

La situa­ción polí­ti­ca que vivi­mos y los míni­mos nece­sa­rios para garan­ti­zar la con­vi­ven­cia en nues­tros barrios y pue­blos exi­ge sacar de nues­tras calles a las ban­das que ata­can herri­kos, hintxas de la Real, ins­tas del Ath­le­tic, con­cier­tos, fies­tas popu­la­res. Hay que aca­bar con la carro­ña que siguien­do la hoja de ruta de El Correo Espa­ñol y el Dia­rio Vas­co ha lle­va­do a algu­nos sec­to­res de la músi­ca y el fut­bol a no reco­no­cer­se como miem­bros del mis­mo pue­blo y de la mis­ma cla­se tra­ba­ja­do­ra. La ideo­lo­gía es el socia­lis­mo o el pen­sa­mien­to liber­ta­rio. La músi­ca y el fut­bol son tan solo sucu­len­tos nego­cios en manos de mafias que han lle­va­do a algu­nos a con­fun­dir el enemi­go. Debe de aca­bar ya el lin­cha­mien­to por razo­nes pue­ri­les infra-musi­ca­les, las pali­zas pro­pi­na­das por las Bri­ga­das Gual­di­ne­gras a gen­tes de Ses­tao, la gue­rra entre hin­cha­das de Osa­su­na y Ath­le­tic, Deben aca­bar las Pali­zas en Gas­teiz a gen­tes del Bara­kal­do. Tene­mos que aca­bar con la Eus­kal Herria caní­bal para cen­trar­nos en res­pon­der a la trá­gi­ca refor­ma labo­ral que nos impo­nen, a la mise­ria que aso­ma cada vez a las casas de mas y mas fami­lias tra­ba­ja­do­ras, al terro­rí­fi­co fra­ca­so esco­lar, a la des­lo­ca­li­za­ción de las empre­sas, a la repre­sión fran­co-espa­ño­la. Hay que res­pon­der al Esta­do, el ver­da­de­ro fas­cis­ta y no a su paté­ti­ca cari­ca­tu­ra en for­ma de peleas injus­ti­fi­ca­bles entre gen­tes de igua­les intereses.

A los gru­púscu­los orga­ni­za­dos que ali­men­tan esta espi­ral les exi­gi­mos que fre­nen su apues­ta por la sin­ra­zón, a menos que tra­ba­jen a tiem­po total para el Esta­do. Y a los gru­pos cuya gen­te par­ti­ci­pa en estos hechos, un posi­cio­na­mien­to cla­ro fren­te a los mis­mos. La espi­ral en la que todos esta­mos envuel­tos solo pue­de expli­car­se des­de la infil­tra­ción poli­cial en los gru­pos enfren­ta­dos, esta no es la gue­rra del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co. ¡Hága­se la paz y res­pe­to el, ya! Al Movi­mien­to Popu­lar corres­pon­de salir de su silen­cio y hablar cla­ro a los dos ban­dos, dia­lo­gar con los dos bandos.

Boltxe Kolek­ti­boa

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.