Por Igor, por [email protected], por Eus­kal Herria! por Base­rri­go­rri

Nos ha estre­me­ci­do a [email protected] las per­so­nas decen­tes y con unas míni­mas sen­si­bi­li­da­des huma­nas el caso de Igor.

No es nece­sa­rio ser aber­tza­le, ni revo­lu­cio­na­rio, tan solo ser humano, pero SER HUMANO con mayús­cu­las, para estre­me­cer­se con este cha­val, que en la sole­dad de su cel­da se ha tra­ta­do de sui­ci­dar en dos oca­sio­nes, ante la pasi­vi­dad de los car­ce­le­ros, lejos de Eus­kal Herria y con evi­den­tes sín­to­mas de una enfer­me­dad que pre­ci­sa­ba una aten­ción psi­co­ló­gi­ca que se la obs­ta­cu­li­za­ban.

Igor, sin embar­go es [email protected] mas. Esta Igor, pero esta tam­bién Kepa y Miren y Jose­ba y así has­ta 746, exac­ta­men­te el nume­ro de [email protected] [email protected] [email protected], encar­ce­la­dos en los esta­dos espa­ñol y fran­cés y pri­va­dos de los dere­chos que les corres­pon­den como [email protected] que son. Para los esta­dos son meros ins­tru­men­tos de pre­sión y mone­da de cam­bio en su estra­te­gia de ani­qui­la­mien­to de Eus­kal Herria.

[email protected] lo han dado todo, sus mejo­res años, sus mejo­res ilu­sio­nes, su juven­tud, han renun­cia­do a los cha­teos, los bote­llo­nes, las rutas del baka­lao y demás sin­sor­ga­das que nos ofre­ce el sis­te­ma capi­ta­lis­ta, para des­de otra inter­pre­ta­ción de lo que es la vida y lo que real­men­te tie­ne impor­tan­cia en ella, dedi­car­se a la tarea de cons­truir el socia­lis­mo y la sobe­ra­nía para este pue­blo.

Mien­tras [email protected] se han indi­vi­dua­li­za­do y se han con­ver­ti­do el seres cap­ta­dos por Tele 5 y han lle­ga­do a unos limi­tes insos­pe­cha­dos de egoís­mo y alie­na­ción, este amplio colec­ti­vo de per­so­nas, han sabi­do for­mar­se como revo­lu­cio­na­rios, han hecho de la lucha por la colec­ti­vi­dad su razón de ser y han for­ma­do cri­te­rios pro­pios ante la visión úni­ca que nos ofre­cen los medios.

Son pro­fe­so­res de la mejor uni­ver­si­dad, la de la calle, la de la mili­tan­cia y la de la lucha con­se­cuen­te por un mun­do mejor en el cual los pue­blos y las per­so­nas, sea­mos colec­ti­vi­da­des y seres libres.

Por eso, son odia­dos por el sis­te­ma y por los esta­dos que lo sus­ten­tan. Por que son la ener­gía y la san­gre que mue­ve a este pue­blo en lucha. Eus­kal Herria sin [email protected] ya habría sido derro­ta­da hace años y seria una espe­cie de pro­vin­cia de las del “sano regio­na­lis­mo” que decía Fran­co, en la cual, den­tro del tea­tro que nos pro­po­ne el esta­do, el PNV, seria el ges­tor de esa región y le pon­dría una fol­cló­ri­ca txa­pe­la a los bene­fi­cios eco­nó­mi­cos de la trai­ción.

El ver­da­de­ro pro­ble­ma que tie­ne Fran­cia y Espa­ña son esas 746 camas y sillas vacías en los hoga­res de Eus­kal Herria. Nos gri­tan, nos pin­chan los culos, nos dicen que no pare­mos, que siga­mos el camino que han abier­to y que no clau­di­que­mos, que solo nos pare­mos para tomar un vaso de agua y seguir camino y que pasos atrás, solo para tomar impul­so.

Espa­ña y Fran­cia lo sabe, qui­zás mejor de lo que sos­pe­cha­mos, por eso tra­tan de [email protected] y les empu­jan al sui­ci­dio. No hay rein­ser­sión que val­ga, ni car­tas roba­das en fla­gran­te deli­to. Todas sus tre­tas han falla­do y el colec­ti­vo, mas que les pese, es un colec­ti­vo de muje­res y hom­bres inso­bor­na­bles en la lucha por Eus­kal Herria.

Este día 2 de enero, no les pode­mos fallar, cada uno tie­ne su sitio deter­mi­na­do en Bil­bo y hay es don­de hay que estar y ahí es don­de hay que retra­tar­se. Todas las tareas son impor­tan­tí­si­mas y [email protected] juga­mos nues­tro papel.

No valen excu­sas ni acha­ques. Una cosa es pre­di­car y otra dar tri­go, y si no somos capa­ces de sacri­fi­car una tar­de de sába­do, para defen­der a nues­tros [email protected], es que hay algo aqui que va mal, que diría kor­ta­tu.

No vamos a fallar. Bil­bo va a ser una ria­da de volun­ta­des y de com­pro­mi­sos, y el men­sa­je va a lle­gar cla­ri­to a Madrid y Paris.

Defen­dien­do a [email protected] [email protected], defen­de­mos a Igor, y al res­to de nom­bres pro­pios encar­ce­la­dos. Defen­de­mos valo­res huma­nos, revo­lu­cio­na­rios y de liber­tad.

Los inter­na­cio­na­lis­tas que ven­gan de fue­ra de Eus­kal Herria, defien­den sus pro­pias cau­sas, por­que Eus­kal Herria no es ni mas ni menos que un inmen­so labo­ra­to­rio en el que el fas­cis­mo expe­ri­men­ta futu­ras rece­tas para otros pue­blos.

Defen­dien­do el día 2 a los [email protected], defen­de­mos Eus­kal Herria. A nues­tra nación, le fal­tan 746 ciu­da­da­nos, que son impres­cin­di­bles para su cons­truc­ción nacio­nal

Acu­dien­do el día 2 a Bil­bo, nos defen­de­mos a [email protected] [email protected]

El men­sa­je que le va a lle­gar cla­ri­to a Madrid y Paris, es que aquí no se rin­de ni Cris­to y que nues­tra volun­tad de apo­yo a [email protected] [email protected] y a lo que repre­sen­tan, es inso­bor­na­ble e inque­bran­ta­ble

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *