Piden mi Cabe­za por Nar­ci­so Isa Con­de

No es casual que vuel­van de nue­vo a seña­li­zar­me como “fun­da­dor e ideó­lo­go” del “bra­zo polí­ti­co” de las FARC-EP, cuan­do está demos­tra­do que la CCB, aho­ra MCB, inclu­ye una gran diver­si­dad de agru­pa­cio­nes polí­ti­cas y socia­les de la izquier­da revo­lu­cio­na­ria de la región y el mun­do, entre las cua­les las FARC es solo uno de sus com­po­nen­tes.

El Con­gre­so Cons­ti­tu­ti­vo del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano (MCB) les pegó duro y los irri­tó.

EL engen­dro nar­co-para­mi­li­tar-terro­ris­ta que enca­be­za Álva­ro Uri­be, las bases mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses en la región, los gol­pis­tas hon­du­re­ños, la dere­cha y la lum­pen-oli­gár­qui­ca con­ti­nen­tal, el far­san­te de Oba­ma y su impe­ria­lis­mo pen­ta­go­ni­za­do, saben muy bien que nos ten­drán de fren­te con nue­vas expre­sio­nes de resis­ten­cia y ofen­si­va de carác­ter regio­nal y voca­ción inter­na­cio­na­lis­ta. Por eso su men­daz cam­pa­ña mediá­ti­ca.

Esa vie­ja acu­sa­ción ha sido atri­bui­da al gobierno ecua­to­riano, pro­cu­ran­do así dar­le la legi­ti­mi­dad de que care­ce cuan­do pro­ce­de direc­ta­men­te de las repre­sen­tan­tes del des­acre­di­ta­do Esta­do colom­biano.

La “Comi­sión de la Ver­dad y Trans­pa­ren­cia” sobre el caso Angos­tu­ra-Sucum­bíos (bom­bar­deo y masa­cre en terri­to­rio ecua­to­riano del cam­pa­men­to del coman­dan­te Raúl Reyes), si bien fue for­ma­da por deci­sión del pre­si­den­te Correa, real­men­te es una ins­tan­cia inde­pen­dien­te de la socie­dad civil que no tar­dó en tomar su pro­pio camino. En su seno han ejer­ci­do influen­cia ver­sio­nes retor­ci­das de fac­tu­ra Uri­be-CIA, cola­dos a los medios de la dere­cha y agen­cias inter­na­cio­na­les.

Su pre­si­den­te, Fran­cis­co Huer­ta, tie­ne fama de opor­tu­nis­ta y jun­to a otros miem­bros de la Comi­sión se pres­tó a favo­re­cer esas ver­sio­nes men­ti­ro­sas.

La maqui­na­ria mediá­ti­ca al ser vicio de la alian­za colom­bo-esta­dou­ni­den­se vol­vió a reac­ti­var­se con­tra mi per­so­na y con­tra otros/​as diri­gen­tes del nacien­te MCB, pidien­do cár­cel y cabe­zas.

La cúpu­la civil y mili­tar colom­bia­na, ins­tru­men­to de EEUU en la región, no ha desis­ti­do de ese pro­pó­si­to. Esta nue­va cam­pa­ña cri­mi­na­li­za­do­ra evi­den­cia que siguen en eso al tiem­po de anun­ciar medi­das judi­cia­les, órde­nes de cap­tu­ra y pedi­dos de extra­di­ción.

En mi caso la peli­gro­si­dad es mayor por­que Uri­be y la CIA cuen­tan con fuer­tes cone­xio­nes en el país a nivel poli­cial-mili­tar (cin­co gene­ra­les domi­ni­ca­nos. Son “pana full” de Mon­to­ya y están pro­te­gi­dos por Leo­nel). Todos piden mi cabe­za.

Fren­te a tan omi­no­sas pers­pec­ti­vas no es váli­do ate­mo­ri­zar­se, sino indig­nar­se, rebe­lar­se y com­ba­tir­las fron­tal­men­te.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *