Argala gaur

Jeitsie­rak /​Descargas PDF (A4) PDF (A5) PDF (Let­ter) ePUB mobi (Kind­le) Nota: Seis pun­tos para la cha­r­­la-deba­­te sobre Arga­la en Arra­sa­te, el 6 de diciem­bre. Arga­la

Tremendo Desfile- Hugo Chavez

imprí­me­loCompartir Contenido o Agregar a Favoritos
I

La publi­ca­ción de esta nue­va entre­ga de Las líneas de Chá­vez coin­ci­de con un aniver­sa­rio que no que­re­mos pasar por alto. Jus­to es recor­dar que este domin­go, hace trein­ta y cua­tro años, el des­tino nos arre­ba­tó la pre­sen­cia físi­ca de Aqui­les Nazoa. Aqui­les es y será por siem­pre el poe­ta del pue­blo, no sólo por­que lo can­tó sino por­que, sobre todo, vivió sabién­do­se pue­blo y tuvo la más fir­me con­vic­ción en sus pode­res crea­do­res.

Sin que le tem­bla­ra la voz, lo dijo en uno de sus últi­mos poe­mas: “Yo soy inmor­tal por­que soy el pue­blo”. Este cara­que­ño eterno supo, a fuer­za de hones­ti­dad y com­pro­mi­so, no sólo ins­cri­bir­se en el sen­ti­do más genuino del espí­ri­tu patrio, sino que logró fun­dir su ser al ser popu­lar. El alma y el ver­bo de Aqui­les nos acom­pa­ñan: esta­mos segu­ros de estar en el camino de la Patria libe­ra­da con la que tan­to soñó.

II

Dos­cien­tos años de bata­lla se cum­plie­ron el 19 de abril de 2010: dos­cien­tos años de reafir­ma­ción de nues­tra volun­tad y nues­tra deci­sión de ser libres y de con­quis­tar nues­tra inde­pen­den­cia defi­ni­ti­va.

El lunes fue un día de cele­bra­ción patria y popu­lar por todo lo alto: fies­ta gran­de y her­mo­sa con el más liber­ta­rio y fra­terno con­te­ni­do nues­troa­me­ri­cano. A nues­tra Cara­cas, a la cuna de la liber­tad ame­ri­ca­na, vinie­ron a cele­brar con noso­tros quie­nes no repre­sen­tan sino que son sus pue­blos en ejer­ci­cio de Gobierno: Cris­ti­na, Raúl, Evo, Rafael, Daniel, Leo­nel, Roo­se­velt, Ralph, Bald­win.

A la media­no­che del pasa­do domin­go, el cie­lo de Cara­cas se ilu­mi­na­ba anun­cian­do el ini­cio del Ciclo Bicen­te­na­rio. Comen­za­mos esta lumi­no­sa y memo­ra­ble jor­na­da acu­dien­do, jun­to a otros man­da­ta­rios her­ma­nos, a ren­dir­le el más vivo y sen­ti­do home­na­je al Padre Liber­ta­dor: a reafir­mar, delan­te de él, que la lucha por la inde­pen­den­cia con­ti­núa y que esta vez sí con­clui­rá con la vic­to­ria defi­ni­ti­va del pue­blo.

Lo que en la madru­ga­da fue un fir­ma­men­to de luces y colo­res, al ama­ne­cer se iba con­vir­tien­do en un pue­blo que avan­za­ba a lle­nar los gra­de­ríos del Paseo Los Pró­ce­res. Y así acon­te­ció, el espa­cio se que­dó peque­ño para tan­ta pre­sen­cia popu­lar. Nun­ca antes un des­fi­le sus­ci­tó tan­ta emo­ción y con­gre­gó a tan­tas volun­ta­des: depor­tis­tas, indí­ge­nas, estu­dian­tes, cam­pe­si­nos, mili­cias, gru­pos cul­tu­ra­les, com­po­nen­tes de nues­tra Fuer­za Arma­da, repre­sen­ta­cio­nes mili­ta­res de paí­ses her­ma­nos… Diría que la acu­mu­la­ción his­tó­ri­ca de dos­cien­tos años, cobró cuer­po en aquel des­fi­le, que que­da­rá sem­bra­do en la memo­ria como mani­fes­ta­ción de la Patria resu­ci­ta­da que empren­dió su vue­lo liber­ta­rio, para no vol­ver a ser colo­nia jamás.

En resu­men: ¡Tre­men­do Des­fi­le!

Digno de la sóli­da uni­dad que exis­te entre el Pue­blo y su Fuer­za Arma­da Boli­va­ria­na. Vayan mis pala­bras de feli­ci­ta­ción has­ta todos los par­ti­ci­pan­tes en ese his­tó­ri­co y monu­men­tal even­to patrió­ti­co.

En horas de la tar­de la sesión solem­ne en la Asam­blea Nacio­nal tuvo a la mejor de las ora­do­ras de orden: la pre­si­den­ta de la Repú­bli­ca Argen­ti­na, Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner. De su sin­té­ti­co, her­mo­so y memo­ra­ble dis­cur­so quie­ro recor­dar estas pala­bras, que enla­zan pasa­do y pre­sen­te, 1810 y 2010: “Yo no sé si será esta reali­dad de hoy exac­ta­men­te la que soña­ron San Mar­tín, Bolí­var, Bel­grano, Moreno, Mon­tea­gu­do, Sucre, Jua­na Azur­duy, pero estoy segu­ra de que se le pare­ce bas­tan­te más que la que tenía­mos hace quin­ce años en nues­tra región y en nues­tro con­ti­nen­te. De eso estoy abso­lu­ta­men­te con­ven­ci­da”.

Cul­mi­nó la fies­ta Bicen­te­na­ria con la cele­bra­ción de la IX Cum­bre de la Alian­za Boli­va­ria­na para los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca (ALBA).

Cada una de las inter­ven­cio­nes de los com­pa­ñe­ros pre­si­den­tes y pri­me­ros minis­tros, fue fiel y exac­to refle­jo del cam­bio de épo­ca que viven nues­tra Amé­ri­ca y el Cari­be en el pre­sen­te: un nue­vo len­gua­je polí­ti­co se ha abier­to paso, sepul­tan­do a una año­sa y vacua retó­ri­ca que fue en todo aje­na al pal­pi­tar de los pue­blos.

Hoy por hoy, la Alian­za Boli­va­ria­na –ALBA – , está en la van­guar­dia del pro­ce­so de unión e inde­pen­den­cia de la región: es el ins­tru­men­to que encar­na con mayor volun­tad polí­ti­ca la con­ti­nui­dad del lega­do de nues­tras liber­ta­do­ras y liber­ta­do­res.

Quie­ro citar unas líneas del Mani­fies­to Bicen­te­na­rio de Cara­cas, que sir­vió como decla­ra­ción final de la IX Cum­bre del ALBA, por­que en ellas se expre­sa nues­tro com­pro­mi­so irre­nun­cia­ble para este siglo:

Reedi­tan­do en cada espa­cio de la vida social la vic­to­ria popu­lar de Aya­cu­cho, lla­ma­da por el Liber­ta­dor ‘Cum­bre de la Glo­ria Ame­ri­ca­na’, el ALBA ten­drá como guía fun­da­men­tal que cada una de sus accio­nes con­tri­bu­ya a sellar el final defi­ni­ti­vo del domi­nio colo­nial, con­so­li­dan­do la inde­pen­den­cia y la sobe­ra­nía. Pero el Aya­cu­cho del siglo XXI será la vic­to­ria del socia­lis­mo, úni­ca garan­tía de autén­ti­ca inde­pen­den­cia y sobe­ra­nía con jus­ti­cia para el pue­blo”.

Ha comen­za­do un ciclo epi­cén­tri­co en lo tem­po­ral: para el año 2030, con la con­clu­sión de la Era Bicen­te­na­ria, Vene­zue­la debe ser y será, jun­to a todos los pue­blos y esta­dos de nues­tra Amé­ri­ca, para decir­lo con Bolí­var, “La madre de las Repú­bli­cas y la rei­na de las Nacio­nes”.

III

El mar­tes 20 con­clu­yó la visi­ta ofi­cial de la pre­si­den­ta de la Repú­bli­ca Argen­ti­na, Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner, con un esplén­di­do acto en el Salón Aya­cu­cho del Pala­cio del pue­blo en horas del medio­día: fir­ma­mos vein­ti­cin­co acuer­dos de coope­ra­ción en mate­ria de ener­gía, cons­truc­ción y ali­men­ta­ción. Vein­ti­cin­co acuer­dos, para decir­lo con Cris­ti­na, que demues­tran la den­si­dad que ha ido adqui­rien­do la rela­ción entre nues­tras dos patrias. Y demues­tran, tam­bién, el abis­mo que media entre una aso­cia­ción estra­té­gi­ca y una rela­ción clien­te­lar.

En horas de la noche del mis­mo mar­tes tuvi­mos una exce­len­te reunión de tra­ba­jo con el pre­si­den­te cubano Raúl Cas­tro, para seguir ali­men­ta­do y pro­fun­di­zan­do la uni­dad de nues­tros dos pue­blos.

IV

El miér­co­les 21 ascen­di­mos a más de 2 mil 500 metros sobre el nivel del mar para unir­nos, al día siguien­te, a la gran fies­ta refle­xi­va de la Pacha­ma­ma con­vo­ca­da por el her­mano Evo Mora­les. Cocha­bam­ba fue el des­tino en el que dele­ga­dos y dele­ga­das de 142 nacio­nes, jun­to a orga­ni­za­cio­nes socia­les y pre­si­den­tes, se fun­di­rían con el pue­blo en la Pri­me­ra Con­fe­ren­cia Mun­dial de los Pue­blos sobre el Cam­bio Cli­má­ti­co y los Dere­chos de la Madre Tie­rra.

Nun­ca hubo pro­pó­si­to tan nece­sa­rio, tras­cen­den­te y pro­fun­da­men­te ele­men­tal, como el de pen­sar la Pacha­ma­ma, a la vez que nos pen­sa­mos en ella. Nece­sa­rio, por­que de nada valen los ejer­ci­cios espe­cu­la­ti­vos si, a la pos­tre, no tene­mos dón­de vivir; tras­cen­den­te, por­que entre la salud o la enfer­me­dad de la Madre Tie­rra nos juga­mos el des­tino humano; y pro­fun­da­men­te ele­men­tal, por­que ante este pro­ble­ma exis­te una asi­mé­tri­ca depen­den­cia: ella vivi­rá sin noso­tros, pero nun­ca noso­tros sin ella.

La pro­fun­di­dad de los deba­tes que se die­ron y las con­clu­sio­nes a las que se lle­ga­ron, nos dejan cla­ro una reali­dad rotun­da: en Cocha­bam­ba, a cie­lo abier­to, se ele­va­ron las voces de los pue­blos que en Copen­ha­gue, en salas cerra­das, los que se creen due­ños del pla­ne­ta, qui­sie­ron silen­ciar. Y sobre todo se evi­den­ció de nue­vo lo que allá se nega­ron a ver y toda­vía se nie­gan: los úni­cos res­pon­sa­bles del cri­mi­nal dete­rio­ro del medio ambien­te y de las fuen­tes de vida son los gobier­nos de los paí­ses más pode­ro­sos, que se resis­ten a cam­biar un des­truc­ti­vo mode­lo glo­bal de pro­duc­ción y con­su­mo, que aca­ba­rá a cor­to pla­zo con todo y con todos, empe­zan­do por ellos mis­mos.

La razón esen­cial de la cri­sis con­tem­po­rá­nea es el capi­ta­lis­mo, como lo recor­dó el mis­mo Evo: “Sólo tene­mos dos cami­nos: la Pacha­ma­ma o la muer­te. Mue­re el capi­ta­lis­mo o mue­re la Madre Tie­rra, vive el capi­ta­lis­mo o vive la Madre Tie­rra”.

Que­da pues de nues­tra par­te, lle­var jun­to a los pue­blos los sabios resul­ta­dos de este encuen­tro a la Cum­bre de Can­cún y a todas las ins­tan­cias inter­na­cio­na­les: no sólo para seguir des­en­mas­ca­ran­do a los cul­pa­bles, sino fun­da­men­tal­men­te para exi­gir los cam­bios urgen­tes que ase­gu­ren la vida huma­na en el pla­ne­ta.

V

Ya para fina­li­zar estas Líneas, quie­ro hablar des­de la lágri­ma que me cru­za el alma como un lan­za­zo, des­de hace días, por Jen­ni­fer Caro­li­na Vie­ra y Edwin “el Inca” Vale­ro: vaya, pri­me­ro que nada, el tes­ti­mo­nio de mi total soli­da­ri­dad para sus fami­lias.

Nece­sa­rio es sub­ra­yar que la cana­lla mediá­ti­ca había ten­di­do un cer­co sobre el Inca des­de hace meses. Nun­ca le per­do­na­ron su iden­ti­fi­ca­ción con la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na: había que des­truir, a toda cos­ta, a quien se había con­ver­ti­do en un sím­bo­lo. Hoy como bui­tres se ceban sobre los cadá­ve­res de Jen­ni­fer y Edwin.

En su bri­llan­te carre­ra pugi­lís­ti­ca, dán­do­lo todo por Vene­zue­la, el Inca Vale­ro no cono­ció la derro­ta. Pero no pudo con­ver­tir­se en ven­ce­dor de sí mis­mo: le fal­tó la esqui­na que pudi­mos haber sido noso­tros mis­mos. Nece­sa­rio es, enton­ces, que nos revi­se­mos: revi­sé­mo­nos a fon­do para no fallar en la lucha por lo ver­da­de­ra­men­te humano; para que, para­fra­sean­do al Liber­ta­dor, a la luz de la ver­dad y el tiem­po nada se escon­da, para que el méri­to bri­lle y la mal­dad se des­cu­bra.

VI

Este domin­go con­clui­rá el I Con­gre­so Extra­or­di­na­rio del PSUV. De este Con­gre­so el par­ti­do sale for­ta­le­ci­do en lo pro­gra­má­ti­co y en lo orga­ni­za­ti­vo para dar la bata­lla por el socia­lis­mo: la elec­ción por la base de nues­tros can­di­da­tos y can­di­da­tas a la Asam­blea Nacio­nal es lumi­no­so ejem­plo de la nue­va his­to­ria que esta­mos escri­bien­do. Esta­re­mos el 2 de mayo des­pe­jan­do el camino hacia la gran vic­to­ria popu­lar en las elec­cio­nes legis­la­ti­vas del 26 de sep­tiem­bre: la gran vic­to­ria de la calle par­la­men­ta­ria, del pue­blo legis­la­dor.

No pode­mos optar entre Ven­cer o Morir” ¡Ven­ce­re­mos!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Leave a Reply

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notify of

Artxiboa

Denda

  • Liburuak / Libros
  • Bestelakoak /otros

2018 (copyleft) Boltxe Kolektiboa

Made with ❤ by Elementor