La Vía Cam­pe­si­na dice Ni una menos: ¡Bas­ta de vio­len­cia con­tra las muje­res!

Este 25 de noviem­bre, Día inter­na­cio­nal de Lucha con­tra la vio­len­cia hacia las muje­res; La Vía Cam­pe­si­na, reite­ra su com­pro­mi­so con las luchas por la igual­dad de dere­chos y la dig­ni­dad huma­na. Noso­tras, las muje­res, car­ga­mos enor­mes res­pon­sa­bi­li­da­des en este mun­do, ali­men­tan­do a nacio­nes ente­ras median­te prác­ti­cas agro­eco­ló­gi­cas, sin ser reco­no­ci­das como suje­tas de dere­chos eco­nó­mi­cos, socia­les, […]

El ser y la mer­can­cía. Pros­ti­tu­ción, mater­ni­dad de sus­ti­tu­ción y diso­cia­ción de sí (Extrac­to)

En una clí­ni­ca de la loca­li­dad de Anand, al nor­te de la India, muje­res hin­dúes dan a luz a niños occi­den­ta­les. Óvu­los de muje­res blan­cas son inse­mi­na­dos con el esper­ma de hom­bres blan­cos y los embrio­nes son segui­da­men­te implan­ta­dos en el úte­ro de las muje­res hin­dúes. Los niños o niñas no tie­nen nin­gún atri­bu­to de las muje­res que las […]

Nar­co y femi­ni­ci­dios: el con­trol en espa­cios abier­tos

Las socie­da­des dis­ci­pli­na­rias fun­cio­nan orga­ni­zan­do gran­des espa­cios de encie­rro por los cua­les pasan todas las per­so­nas: des­de la fami­lia y la escue­la has­ta el cuar­tel y la fábri­ca, en oca­sio­nes la cár­cel y el hos­pi­tal. Según Michel Fou­cault, quien estu­dió a fon­do las téc­ni­cas dis­ci­pli­na­rias, estos espa­cios comen­za­ron su anda­du­ra en el siglo de la revo­lu­ción fran­ce­sa, has­ta vol­ver­se […]

¡Gra­cias Doris, y has­ta siem­pre com­pa­ñe­ra!

Com­pa­ñe­ras, com­pa­ñe­ros; Lamen­ta­mos comu­ni­ca­ros que hoy, 29 de julio, a las 17:30h, ha falle­ci­do nues­tra eter­na com­pa­ñe­ra Doris Bene­gas Had­dad, a la edad de 64 años. Doris Bene­gas ha cons­ti­tui­do ‑como per­so­na, pro­fe­sio­nal, mili­tan­te polí­ti­ca y acti­vis­ta social- un refe­ren­te ejem­plar al haber dedi­ca­do toda su vida a defen­der des­de todos los ámbi­tos posi­bles las liber­ta­des y los dere­chos del […]

La trans­gre­sión feti­chis­ta de las fron­te­ras se dife­ren­cia de la diso­lu­ción revo­lu­cio­na­ria de las mis­mas fron­te­ras

[Comen­ta­rio sobre el libro L’ê­tre et la mar­chan­di­se. Pros­ti­tu­tion, mater­ni­té de subs­ti­tu­tion et dis­so­cia­tion de soi [El ser y la mer­can­cía. Pros­ti­tu­ción, mater­ni­dad de sus­ti­tu­ción y diso­cia­ción de si] de Kaj­sa Ekis Ekman.] La pri­me­ra par­te del libro está con­sa­gra­da a la Pros­ti­tu­ción: El dis­cur­so pro tra­ba­jo sexual, o cómo la pros­ti­tu­ción ha lle­ga­do a ser el ofi­cio más moderno […]

La trans­gre­sión feti­chis­ta de las fron­te­ras se dife­ren­cia de la diso­lu­ción revo­lu­cio­na­ria de las mis­mas fron­te­ras

[Comen­ta­rio sobre el libro L’ê­tre et la mar­chan­di­se. Pros­ti­tu­tion, mater­ni­té de subs­ti­tu­tion et dis­so­cia­tion de soi [El ser y la mer­can­cía. Pros­ti­tu­ción, mater­ni­dad de sus­ti­tu­ción y diso­cia­ción de si] de Kaj­sa Ekis Ekman.] La pri­me­ra par­te del libro está con­sa­gra­da a la Pros­ti­tu­ción: El dis­cur­so pro tra­ba­jo sexual, o cómo la pros­ti­tu­ción ha lle­ga­do a ser el ofi­cio más moderno […]

Las muje­res pales­ti­nas, bas­tión de lucha y de dig­ni­dad

Las muje­res pales­ti­nas son resis­ten­tes a una tri­ple opre­sión: prin­ci­pal­men­te, la gene­ra­da por la ocu­pa­ción israe­lí pero, tam­bién, por la cau­sa­da por el patriar­ca­do y, de for­ma muy rele­van­te, la opre­sión gene­ra­da por la mira­da occi­den­tal que las reclu­ye a su papel más domés­ti­co, negán­do­les todos los espa­cios públi­cos que, de hecho, tra­di­cio­nal­men­te han veni­do ocu­pan­do. Bas­tión […]

La pari­dad en polí­ti­ca, una revo­lu­ción con­ser­va­do­ra

«¡Vete a casa!» Esta fra­se impe­ra­ti­va fue dicha en la Asam­blea Nacio­nal fran­ce­sa por un depu­tado a Mary­lis­se Lebran­chi, enton­ces minis­tro de Jus­ti­ca de Lio­nel Jos­pin. En caso de des­acuer­do a un hom­bre se le habría dicho «¡Dimi­sión!». Es como si la polí­ti­ca no fue­ra el lugar de las muje­res.

La pari­dad en polí­ti­ca, una revo­lu­ción con­ser­va­do­ra

«¡Vete a casa!» Esta fra­se impe­ra­ti­va fue dicha en la Asam­blea Nacio­nal fran­ce­sa por un depu­tado a Mary­lis­se Lebran­chi, enton­ces minis­tro de Jus­ti­ca de Lio­nel Jos­pin. En caso de des­acuer­do a un hom­bre se le habría dicho «¡Dimi­sión!». Es como si la polí­ti­ca no fue­ra el lugar de las muje­res.

¿Femi­nis­tas o no?

Ante todo, gra­cias al depar­ta­men­to de estu­dios étni­cos y a Town­send Cen­ter for the Huma­ni­ties por esta invi­ta­ción y, sobre­to­do, por la con­fian­za que me han acor­da­do des­de hace cua­tro años. Hace algu­nos años que cola­bo­ra­mos y, cada vez, el reen­cuen­tro con los estu­dian­tes y mili­tan­tes del depar­ta­men­to es muy esti­mu­lan­te. Lo es sobre todo por­que aquí la raza como fenó­meno social y polí­ti­co no cho­ca, o en todo caso, mucho menos que en Fran­cia. Por eso me sien­to mucho más cómo­da para tra­tar y pro­fun­di­zar estas cues­tio­nes. Pre­ci­so que una par­te de esta inter­ven­ción la he hecho en un colo­quio en Tán­ger el 6 de diciem­bre de 2013. El títu­lo de esta inter­ven­ción, ¿Femi­nis­tas o no? lo cojo de las orga­ni­za­tri­ces de Gen­dre en action.