Estra­te­gias político-militares

«La pala­bra “terro­ris­mo” se uti­li­za en la mayo­ría de los casos para des­cri­bir la vio­len­cia revo­lu­cio­na­ria. Esta es una peque­ña vic­to­ria para los cam­peo­nes del

Nues­tra­me­ri­ca en los pla­nes del imperialismo

1. El impe­ria­lis­mo en los gol­pes de Esta­do 1. El impe­ria­lis­mo en los gol­pes de Estado2. Has­ta el Con­gre­so de Pana­má de 18263. Has­ta la

Ver carri­to “El fac­tor Fidel” se ha aña­di­do a tu carrito.

La libertad es atea

0,008,00

Limpiar

La libertad es atea

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
SKU 0000028 Category

Descripción

El ateís­mo mar­xis­ta se basa fun­da­men­tal­men­te en la crí­ti­ca del feti­chis­mo y no tan­to en la nega­ción de la exis­ten­cia hipo­té­ti­ca de espí­ri­tus, de seres inma­te­ria­les que pue­den ayu­dar­nos o fas­ti­diar­nos, de dio­sas y dio­ses bene­fac­to­res o crue­les, de un úni­co dios todo­po­de­ro­so… o de un dios vago que creó el uni­ver­so y lue­go, can­san­do o arre­pen­ti­do, aban­do­nó a la huma­ni­dad a un des­tino atroz y lleno de pade­ci­mien­tos.
En deter­mi­na­das cir­cuns­tan­cias, la reli­gión está en con­di­cio­nes de faci­li­tar la solu­ción del pro­ble­ma del orden; en este sen­ti­do pue­de des­cu­brir obje­ti­vos y abrir cami­nos para alcan­zar­los. Median­te ritos y sím­bo­los, median­te un sis­te­ma de dog­mas, median­te sus ense­ñan­zas sobre pre­mios y cas­ti­gos, la reli­gión pue­de con­tri­buir a for­mar indi­vi­duos socia­li­za­dos que acep­ten los valo­res domi­nan­tes como medios y fines legí­ti­mos.
A lo lar­go del libro se irá ana­li­zan­do el pro­ce­so de apa­ri­ción de las pri­me­ras for­mas pre y pro­to reli­gio­sas, la apa­ri­ción del ani­mis­mo y tote­mis­mo, etc., has­ta con­cluir hablan­do de las reli­gio­nes con las que nos encon­tra­mos actual­men­te. En el últi­mo capí­tu­lo se desa­rro­lla la crí­ti­ca mar­xis­ta del fetichismo.

Información adicional

egilea-autor

Iñaki Gil de San Vicente

Versión

Papel, Electrónica, Gratuita

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La liber­tad es atea”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *