Argala gaur

Jeitsie­rak /​Descargas PDF (A4) PDF (A5) PDF (Let­ter) ePUB mobi (Kind­le) Nota: Seis pun­tos para la cha­r­­la-deba­­te sobre Arga­la en Arra­sa­te, el 6 de diciem­bre. Arga­la

Highgate_Cemetery_-_Karl_Marx's_grave,_Highgate,_London

Los últimos días de Karl Marx

[column size=1/2]

[/column][column size=1/2]

[/column][clear h=50]

En sus últi­mos años, Karl Marx (1818-1883), lue­go de déca­das de luchas y pri­va­cio­nes, había logra­do con­se­guir una vida más tran­qui­la; el «vie­jo topo» con fre­cuen­cia reci­bía en su casa en Lon­dres a sim­pa­ti­zan­tes extran­je­ros de la cau­sa pro­le­ta­ria, en un peque­ño círcu­lo de cama­ra­das a quie­nes lla­ma­ba «sus ami­gos cien­tí­fi­cos», entre ellos Frie­drich Engels, Wil­helm Liebk­necht, Lud­wig Kugel­mann y Paul Lafar­gue, entre otros.

Para media­dos de la déca­da de 1870, Marx goza­ba de mayor esta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca, pero los gol­pes reci­bi­dos a lo lar­go de su vida no podían resar­cir­se, y aun­que ya no exi­gía tan­to a su orga­nis­mo y cum­plía al pie de la letra las indi­ca­cio­nes de los médi­cos, el dete­rio­ro de su salud era evi­den­te.

En esos días Kugel­mann inten­tó con­ven­cer­lo de aban­do­nar las acti­vi­da­des polí­ti­cas rela­cio­na­das con la Pri­me­ra Inter­na­cio­nal, para que se dedi­ca­ra por com­ple­to a la cul­mi­na­ción de El Capi­tal, obra que en algu­nos de los pro­yec­tos de Marx podría alcan­zar has­ta sie­te tomos; pero «Moro», como lo lla­ma­ban sus fami­lia­res y ami­gos más ínti­mos, no aca­ta­ría la reco­men­da­ción de Kugel­mann, y siguió acti­vo en polí­ti­ca y espe­cial­men­te en la lucha con­tra los socia­lis­tas utó­pi­cos has­ta su últi­ma déca­da de vida. En con­se­cuen­cia,El Capi­tal alcan­za­ría ape­nas a tres tomos, dos de ellos pós­tu­mos.

Tranquilo en su sillón

Cuan­do su hija mayor, Jenny, par­tió a Fran­cia con Char­les Lon­guet e hijos en febre­ro de 1881, Marx entris­te­ció pro­fun­da­men­te por la sepa­ra­ción de sus nie­tos: «A menu­do corro a la ven­ta­na cuan­do oigo voces de niños […] sin dar­me cuen­ta, por un momen­to, de que están al otro lado del canal».

Des­de prin­ci­pios de 1881, Engels temía por la salud de Marx y su espo­sa Jenny von Wes­tap­ha­len, la cual pade­cía de cán­cer. El 2 de diciem­bre de 1881, ella falle­ció; su últi­ma pala­bra fue: «Bien». Marx jamás supe­ra­ría esa dolo­ro­sa pér­di­da; Engels comen­tó a Elea­nor, la menor de las hijas de Marx: «Moro tam­bién está muer­to».

Poco des­pués, par­tió en una serie de via­jes a sana­to­rios y bal­nea­rios por Euro­pa y el nor­te de Áfri­ca, pero el 11 de enero de 1883 per­dió a su hija Jenny, tam­bién por cán­cer, a los 38 años de edad; Marx, con­mo­vi­do, deci­dió regre­sar a Lon­dres.

El 14 de mar­zo de 1883, Engels, como lo hacía habi­tual­men­te en los últi­mos meses, lle­gó a la casa de Marx a pri­me­ras horas de la tar­de, y se encon­tró con la esce­na que ya por años temía: «la casa esta­ba en lágri­mas, pare­cía que el fin había lle­ga­do […] La que­ri­da vie­ja Len­chen, que había cui­da­do a todos sus hijos des­de la cuna, subió a ver­lo, vol­vió de inme­dia­to y me invi­tó: ‹ven­ga con­mi­go, está medio dor­mi­do›. Cuan­do entra­mos, esta­ba com­ple­ta­men­te dor­mi­do, pero para siem­pre. No se pue­de desear una muer­te más tran­qui­la que la que tuvo, sen­ta­do en su sillón».

La men­te más pode­ro­sa del mun­do había deja­do de pen­sar. Murió fiel en su des­pre­cio a la socie­dad bur­gue­sa, sin dejar tes­ta­men­to ni bie­nes; fue ente­rra­do el 17 de mar­zo en el cemen­te­rio de High­ga­te, en un modes­to sepul­cro. Su tum­ba fue remo­de­la­da en 1956 tras una colec­ta rea­li­za­da por el Par­ti­do Comu­nis­ta de la Gran Bre­ta­ña.

Vla­di­mir Abreu, pro­fe­sor de His­to­ria

14 de mar­zo de 2018

Fuen­te: https://​issuu​.com/​t​r​i​b​u​n​a​_​p​o​p​u​l​a​r​/​d​o​c​s​/​t​p​_​2​9​9​1​/14

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Leave a Reply

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notify of

Artxiboa

Denda

  • Liburuak / Libros
  • Bestelakoak /otros

2018 (copyleft) Boltxe Kolektiboa

Made with ❤ by Elementor