La Unión Euro­pea es cóm­pli­ce en el plan de Esta­dos Uni­dos para sumir Euro­pa en el caos

Josep Borrell, el Alto Repre­sen­tan­te para la Polí­ti­ca Exte­rior de la Unión Euro­pea, nó solo anun­cia res­tric­cio­nes al otor­ga­mien­to de visas euro­peas a los ciu­da­da­nos rusos –ases­tan­do así un nue­vo gol­pe demo­le­dor al sec­tor turís­ti­co euro­peo. En una reu­nión de los minis­tros de Defen­sa de la Unión Euro­pea, Borrell declaró:

Los paí­ses de la Unión Euro­pea dis­cu­tie­ron sobre la hipó­te­sis de una misión para entre­nar las fuer­zas ucra­nia­nas ya antes de la gue­rra. Aho­ra, es el momen­to de actuar.

Con el envío de arma­men­to y el entre­na­mien­to a las tro­pas de Kiev, la Unión Euro­pea se con­vier­te en una poten­cia beli­ge­ran­te con­tra Rusia, jun­to a la OTAN.

Al mis­mo tiem­po, la pre­si­den­te de la Comi­sión Euro­pea, Ursu­la von der Leyen, reafir­ma que hay que:

poner fin a nues­tra depen­den­cia de los sucios com­bus­ti­bles fósi­les rusos.

La seño­ra Von der Leyen tam­bién anun­cia que la Unión Euro­pea ha deci­di­do man­te­ner el rum­bo que está pro­vo­can­do en Euro­pa una cri­sis eco­nó­mi­ca devas­ta­do­ra, cri­sis que se debe al hecho que el pre­cio de la ener­gía se ha dis­pa­ra­do de 15 euros el megawatt/​hora a más de 300 euros.

La ver­da­de­ra cau­sa del alza no es que Rusia se nie­gue a abas­te­cer­nos de gas sino que la Bol­sa de Ams­ter­dam –la ins­ti­tu­ción don­de se deci­de el pre­cio del gas en Euro­pa– es pro­pie­dad de una fir­ma finan­cie­ra esta­dou­ni­den­se, que es la que real­men­te deci­de el pre­cio basán­do­se en una serie de meca­nis­mos espe­cu­la­ti­vos y políticos.

Por ejem­plo, ENI, la empre­sa ita­lia­na de explo­ta­ción y comer­cia­li­za­ción de los hidro­car­bu­ros, com­pra el gas ruso a bajo pre­cio, pero lo reven­de a pre­cios altos, siguien­do la coti­za­ción de Ams­ter­dam. Una ver­da­de­ra esta­fa que per­ju­di­ca a los ita­lia­nos, y esa esta­fa se come­te con la com­pli­ci­dad del gobierno enca­be­za­do por el pri­mer minis­tro ita­liano Mario Draghi.

El peli­gro que se cier­ne sobre Euro­pa es cada día mayor debi­do a la enor­me can­ti­dad de arma­men­to que la OTAN y la Unión Euro­pea están envian­do a Ucra­nia. Washing­ton anun­ció que apor­ta­rá arma­men­to por valor de 3.000 millo­nes de dóla­res adi­cio­na­les, como par­te de un «paque­te de asis­ten­cia» de 40.000 millo­nes apro­ba­do por el Con­gre­so de Esta­dos Unidos.

Un repor­ta­je de CBS (esta­dou­ni­den­se) demues­tra que la mayor par­te de todo ese arma­men­to va a parar al mer­ca­do clan­des­tino de armas y aca­ba en manos de orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas y criminales.

Otro gra­ve peli­gro vie­ne del hecho que las fuer­zas ucra­nia­nas, entre­na­das y diri­gi­das de hecho por la OTAN, están uti­li­zan­do los caño­nes y misi­les que la OTAN y la Unión Euro­pea les entre­gan para dis­pa­rar con­tra la cen­tral nuclear de Zapo­ri­yia, actual­men­te bajo con­trol ruso. Con ello Ita­lia que­da expues­ta al gra­ví­si­mo peli­gro de una catás­tro­fe nuclear.

Man­lio Dinucci

3 de sep­tiem­bre de 2022

Fuen­te: https://​www​.vol​tai​re​net​.org/​a​r​t​i​c​l​e​2​1​7​9​0​7​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.