Anti­co­mu­nis­tas

Los tiem­pos que se nos vie­nen, no van a ser fáci­les. La bar­ba­rie de la que habla­ba Rosa Luxem­burg está allí, a la vuel­ta de la esquina…

Nada más lejos de de la ver­dad, que esta fra­se. La bar­ba­rie lle­va ins­ta­la­da entre noso­tras y noso­tros un mon­tón de años.

Qui­zá des­de nues­tra men­ta­li­dad (me inclu­yo…) euro­cén­tri­ca no la haya­mos vis­to con la cla­ri­dad que la vemos aho­ra, pero cual­quier sirio, libio, cual­quier ciu­da­dano de Áfri­ca sub­saha­ria­na lo pue­de ates­ti­guar. O cual­quier per­so­na de Nues­tra­mé­ri­ca que pre­sen­ció la «ope­ra­ción Con­dor» y lo que vino des­pués de ella. O millo­nes de asiá­ti­cos que viven en con­di­cio­nes pau­pé­rri­mas en los extra­rra­dios de las gran­des ciudades…

La bar­ba­rie es el capi­ta­lis­mo. El capi­ta­lis­mo que pro­por­cio­nó una con­di­cio­nes de vida acep­ta­bles a la aris­to­cra­cia obre­ra y que le hizo creer que era cla­se media… el tra­to era que a cam­bio debía renun­ciar al socia­lis­mo (¡para qué si en el capi­ta­lis­mo vivi­mos medio bien!) y renun­ciar a valo­res tan huma­nos como la amis­tad, la soli­da­ri­dad, el sen­ti­do de lo colec­ti­vo… Y mirar a otro lado cuan­do el Esta­do y sus alia­dos ini­cia­ban una gue­rra para robar recur­sos a otros pue­blos. Con esos recur­sos tú vivias bien, ade­más… lo que le ocu­rra a otros… hor konpon!

En este año 2022 en medio de una ofen­si­va impe­ria­lis­ta que ha obli­ga­do a Rusia a tomar las armas por su pro­pia exis­ten­cia y defen­sa de sus fron­te­ras y que podría lle­var a la mis­ma situa­ción a la Chi­na Popu­lar, quie­nes vivi­mos en la Euro­pa Occi­den­tal, esta­mos vien­do que el esti­lo de vida que hemos lle­va­do duran­te los últi­mos cua­ren­ta años se tambalea.

Se tam­ba­lea por­que la estra­te­gia de san­cio­nar a Rusia va a rever­tir en su con­tra a cor­to pla­zo. Lo que está en cues­tión es nues­tro esti­lo de vida. Esti­lo de vida que todas y todos hemos lle­va­do en mayor o menor medi­da. Vamos a vivir cada vez peor y muy posi­ble­men­te can­ti­dad de bie­nes de con­su­mo pasa­rán a ser lujos para la mayo­ría de la población.

Por ello que se empie­zan a espe­rar dis­tur­bios y pro­tes­tas en el cora­zón del imperialismo.

No nos enga­ñe­mos, la res­pues­ta, la úni­ca res­pues­ta a esta situa­ción es el socia­lis­mo. Pero para cons­truir el socia­lis­mo, y para antes, lle­var ade­lan­te una revo­lu­ción de carác­ter socia­lis­ta se nece­si­tan sí o sí dos acto­res impresindibles.

Una cla­se obre­ra, en alian­za con otros sec­to­res popu­la­res que este dis­pues­ta a todo, que asi­mi­le que lo que está en jue­go es la pro­pia dig­ni­dad del ser humano, que lo que está en jue­go es dejar de ser escla­vos para ser hom­bres y muje­res libres, que lo que está en jue­go es el fin de la explotación

La segun­da herra­mien­ta que se hace impres­cin­di­ble es la exis­ten­cia de una orga­ni­za­ción o par­ti­do que edu­que a esos sec­to­res y expli­que cla­ra­men­te lo que está en jue­go. Que diri­ja esa rabia y la enca­mi­ne hacia la revo­lu­ción socialista.

Si esas pre­mi­sas no se dan, habrá dis­tur­bios. Pero no ser­vi­rán para nada. Será una pata­le­ta y poco más. Pata­le­ta que será apro­ve­cha­da por la extre­ma dere­cha y el fas­cis­mo para recon­du­cir­la hacia sus intereses.

En defi­ni­ti­va… vemos de mane­ra diá­fa­na, cla­rí­si­ma, le nece­si­dad de la orga­ni­za­ción comu­nis­ta. Por­que si no hay orga­ni­za­ción comu­nis­ta… tene­mos per­di­da la partida.

Es curio­so que aho­ra más que nun­ca reapa­re­ce… el anti­co­mu­nis­mo. En una épo­ca en la que las orga­ni­za­cio­nes comu­nis­tas en Euro­pa Occi­den­tal están suma­men­te débi­les, en la que el sin­di­ca­lis­mo esta más ama­ri­lla­do que nun­ca… Tene­mos anti­co­mu­nis­mo por doquier.

La bur­gue­sía y sus laca­yos siem­pre han sabi­do qué es lo que hay que hacer en cada momen­to his­tó­ri­co. Saben per­fec­ta­men­te lo que hemos comen­ta­do antes, saben per­fec­ta­men­te que si la rabia, que no va a tar­dar en apa­re­cer, ade­más es diri­gi­da por orga­ni­za­cio­nes y par­ti­dos comu­nis­tas… lo van a pasar mal. Que el mie­do pue­de cam­biar de bando.

Por eso se pro­di­gan en el men­sa­je anticomunista.

Por eso todos los laca­yos del sis­te­ma capi­ta­lis­ta dis­pa­ran todos a una con­tra las ideas y las orga­ni­za­cio­nes comu­nis­tas. Y los pro­yec­tos de crear­las. Quie­ren ase­si­nar al bebé en la cuna.

No es de extra­ñar que des­de la nue­va izquier­da o izquier­da post­mo­der­na o como demo­nios que­ra­mos crear­la dis­pa­ran todos los días con­tra el comu­nis­mo. No hay día que no nos desa­yu­ne­mos con otro ata­que a los movi­mien­tos comu­nis­tas o a los pro­yec­tos de crear­los. ¿No era el comu­nis­mo una idea muer­ta? ¿No había fra­ca­sa­do? ¿A que tan­to mie­do de la bur­gue­sía sea vas­ca, espa­ño­la, ale­ma­na, dane­sa o mala­ya a las ideas comu­nis­tas si fra­ca­sa­ron y las die­ron por enterradas?

¿Aca­so la fun­ción de esa izquier­da post­mo­der­na, social­de­mó­cra­ta y guay del para­guay es sal­var el capi­ta­lis­mo? ¿Aca­so pien­san que la cla­se obre­ra y los sec­to­res popu­la­res nos vamos a con­for­mar con cua­tro mejo­ras que con­lle­ven que sus abur­gue­sa­dos culos pue­dan vivir de la mane­ra que lo hacen?

¿Pien­san que es mejo­ra­ble el capi­ta­lis­mo, crean­do una espe­cie de socie­dad en la que los capi­ta­lis­tas de repen­te se van a vol­ver bue­na gen­te y cede­rán par­te de sus ganan­cias fabu­lo­sas para que el con­jun­to de la pobla­ción ten­ga una mejor vida? ¿Y pien­san que eso lo van a lograr con… las urnas en la mano?

O ¿No será todo esto que esta­mos plan­tean­do un bur­do enga­ño de esta gen­te para que renun­cie­mos al socia­lis­mo? Para que pen­se­mos que esa uto­pia es posible…

Nos toman por ton­tas y ton­tos. Saben que su pro­yec­to poli­ti­co es irrea­li­za­ble. Lo saben y siguen erre que erre con él.

Saben que es un enga­ño. Y siguen con el señue­lo de un pro­yec­to que jamás se podrá lle­var adelante.

Saben que si aca­so logran un triun­fo elec­to­ral, al día siguen­te la bur­gue­sía, con sus ban­cos y mili­ta­res en mano les dirán… o haces esto… o Plan Condor.

Saben que la úni­ca sali­da para el géne­ro humano y los pue­blos es la revo­lu­ción socia­lis­ta. Pero optan por sal­var sus culos y su esti­lo de vida.

Estos son los peo­res anti­co­mu­nis­tas. Los más miserables.

Ando­ni Baserrigorri

31 de julio de 2022

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.