Las san­cio­nes uni­la­te­ra­les son armas de des­truc­ción masi­va en expansión

En las actua­les cir­cuns­tan­cias es impo­si­ble no reco­no­cer el hecho de que las san­cio­nes uni­la­te­ra­les de Esta­dos Uni­dos son, en efec­to, armas de des­truc­ción masi­va, pues afec­tan a cien­tos de millo­nes de per­so­nas en todo el mun­do. No hay un rin­cón don­de no se hagan sen­tir, aun­que sea de mane­ra indirecta.

Las cri­sis ali­men­ta­rias, la estan­fla­ción eco­nó­mi­ca y los aumen­tos de pre­cios se agra­van de mane­ra des­igual, en casi todas par­tes del glo­bo, tras la ava­lan­cha san­cio­na­to­ria que impu­so el blo­que occi­den­tal neo­li­be­ral a Rusia por su ope­ra­ción mili­tar espe­cial en Ucrania.

Ante­rior­men­te, en esta tri­bu­na, vimos cómo han per­ju­di­ca­do espe­cial­men­te a quie­nes depen­den de las impor­ta­cio­nes de tri­go y fer­ti­li­zan­tes, cau­san­do en par­te una cri­sis glo­bal de ham­bru­na en cier­nes1, sin embar­go, el asun­to tie­ne un pron­tua­rio que invo­lu­cra dema­sia­dos con­tex­tos geo­po­lí­ti­cos y sis­té­mi­cos, que han pro­ba­do haber­se cobra­do la vida de pobla­cio­nes mer­ma­das por el ham­bre, la gue­rra y el inte­rés corporativo.

No en bal­de se con­si­de­ra, de acuer­do a la legis­la­ción inter­na­cio­nal, que las san­cio­nes uni­la­te­ra­les, no apro­ba­das por el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU y en con­tra­ven­ción de la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das, son ile­ga­les. Los civi­les, a esca­la glo­bal, están en ries­go de ser pri­va­dos inclu­so de la vida mis­ma cuan­do Esta­dos Uni­dos dis­pa­ra el arma sancionatoria.

Las medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les, los embar­gos y los blo­queos, «ven­di­dos» como alter­na­ti­vas no vio­len­tas a la gue­rra por medios mili­ta­res, aís­lan y cas­ti­gan eco­nó­mi­ca­men­te a los paí­ses selec­cio­na­dos, supues­ta­men­te para obli­gar­los a «cam­biar de acti­tud» o inclu­so para pro­vo­car cam­bios de régi­men. Sin embar­go, la mayo­ría de dichas accio­nes per­ju­di­can a las gran­des mayo­rías, que gene­ral­men­te nada tie­nen que ver con las riva­li­da­des geo­po­lí­ti­cas o las des­ave­nen­cias políticas.

Y, al con­tra­rio de las bom­bas y la arti­lle­ría pesa­da, las medi­das san­cio­na­to­rias de Washing­ton son «ase­si­nas sigi­lo­sas», escu­rri­di­zas y sola­pa­das, ya que millo­nes de per­so­nas mue­ren en sus hoga­res o en el aban­dono de la intem­pe­rie sin que haya mucha para­fer­na­lia mediá­ti­ca. El cos­to es dema­sia­do alto, pero nadie se da por ente­ra­do, sobre todo en el lla­ma­do pri­mer mun­do; cuan­do más, son con­si­de­ra­dos «daños cola­te­ra­les» como si se tra­ta­ra de un bom­bar­deo humanitario.

Víc­ti­mas de un ins­tru­men­to imperial

Es evi­den­te que Esta­dos Uni­dos es el mayor emi­sor de san­cio­nes en la his­to­ria moder­na, pues lo ha hecho por perío­dos más lar­gos y más que cual­quier otro país. Sus hue­llas están en todas las lati­tu­des del planeta.

De acuer­do a una inves­ti­ga­ción2 de los perio­dis­tas mala­yos Jomo Kwa­me Sun­da­ram and Anis Chowdhury, Duran­te 1990 – 2005, Esta­dos Uni­dos impu­so un ter­cio de los regí­me­nes de san­cio­nes en todo el mun­do. Estos fue­ron infli­gi­dos a más de mil enti­da­des o indi­vi­duos anual­men­te entre 2016 y 2020, esto es, casi un 80% más que en el perio­do 2008 – 2015.

Sun­da­ram y Chow­dury lla­man la aten­ción sobre un dato: fue duran­te la admi­nis­tra­ción de Donald Trump la que ele­vó la par­ti­ci­pa­ción de Esta­dos Uni­dos en todas las san­cio­nes a nivel mun­dial a casi la mitad.

Podría­mos enu­me­rar una can­ti­dad absur­da de casos en los cua­les la manía san­cio­na­to­ria esta­dou­ni­den­se ha abu­sa­do de la suer­te de millo­nes de per­so­nas en todo el mundo.

  • Afga­nis­tán. La ham­bru­na de dece­nas de millo­nes de afga­nos es casi un hecho, des­de que Esta­dos Uni­dos secues­tra­ra las reser­vas del ban­co cen­tral de Afga­nis­tán por valor de 9 mil 500 millo­nes de dóla­res, por el sim­ple hecho de que el ejér­ci­to esta­dou­ni­den­se se vie­ra humi­lla­do por su espec­ta­cu­lar sali­da de ese país a manos del Tali­bán. Cabe aco­tar que duran­te las dos déca­das de ocu­pa­ción mili­tar de Esta­dos Uni­dos en Afga­nis­tán se cobró la vida de al menos a 48 mil 308 civi­les solo por ata­ques aéreos3.

  • Cuba. El embar­go nor­te­ame­ri­cano, que ha dura­do seis lar­gas déca­das, le ha cos­ta­do a Cuba al menos 130 mil millo­nes de dóla­res4. La isla ha vivi­do penu­rias sin parar como esca­sez de ali­men­tos, medi­ci­nas y otros artícu­los esen­cia­les has­ta la actualidad.

  • Gaza. El blo­queo israe­lí de la den­sa­men­te pobla­da Fran­ja de Gaza, un hecho res­pal­da­do por Esta­dos Uni­dos con alta ayu­da finan­cie­ra y mili­tar, ha cau­sa­do al menos 17 mil millo­nes de dóla­res en pér­di­das5. La vida en esa región ha sido mise­ra­ble para millo­nes de pales­ti­nos en Gaza, sién­do­les nega­dos el acce­so a muchos sumi­nis­tros impor­ta­dos, inclui­dos ali­men­tos y medi­ca­men­tos, mien­tras los bom­bar­deos y la repre­sión sis­te­má­ti­ca son el pan de cada día.

  • Yemen. Esta­dos Uni­dos, con las ven­tas de armas, apo­ya el blo­queo naval y la con­ti­nua agre­sión mili­tar de la coa­li­ción sau­dí-emi­ra­tí con­tra la pobla­ción de Yemen, el país ára­be más pobre. El blo­queo de bie­nes esen­cia­les, inclui­dos ali­men­tos, com­bus­ti­ble y sumi­nis­tros médi­cos, ha inten­si­fi­ca­do la «peor cri­sis huma­ni­ta­ria en cur­so del mun­do»6, de acuer­do a repre­sen­tan­tes de la ONU. Mien­tras tan­to, «años de ham­bru­na», que inclu­yen «matar de ham­bre a un niño yeme­ní cada 75 segun­dos»7, se han vis­to agra­va­dos por el «mayor bro­te de cóle­ra de la his­to­ria»8.

  • Irak. Esta­dos Uni­dos reco­no­ció la muer­te de cien­tos de miles de niños ira­quíes debi­do a las san­cio­nes de Esta­dos Uni­dos des­pués de la inva­sión de 1991. La exse­cre­ta­ria de Esta­do, Made­lei­ne Albright, con­si­de­ró que el pre­cio «valió la pena»9.

  • Vene­zue­la. De nues­tro país ya hemos escri­to sufi­cien­te­men­te10 sobre el blo­queo y embar­go total que des­de la era Oba­ma, pasan­do por la admi­nis­tra­ción Trump y has­ta nues­tros días ha veni­do imple­men­tán­do­se. Un dato sobre­sa­le: se esti­man más de 40 mil muer­tes entre 2017 y 2018 pro­duc­to direc­to e indi­rec­to de las san­cio­nes esta­dou­ni­den­ses, de acuer­do un cono­ci­do infor­me11 del Cen­tro para la Inves­ti­ga­ción Eco­nó­mi­ca y Política.

Los nive­les de pobre­za en los paí­ses bajo el esque­ma de gue­rra eco­nó­mi­ca, finan­cie­ra y comer­cial de Esta­dos Uni­dos son 3,8% más altos12, en pro­me­dio, com­pa­ra­do con otros paí­ses don­de no se les ha impues­to. Los estu­dios demues­tran que tales impac­tos nega­ti­vos aumen­ta­ron con su dura­ción, mos­tran­do que las accio­nes ase­si­nas de Washing­ton son las más efec­ti­vas del mun­do en su renglón.

A pesar de que el año pasa­do, la admi­nis­tra­ción de Joe Biden ini­ció una revi­sión exhaus­ti­va de las polí­ti­cas san­cio­na­to­rias de Esta­dos Uni­dos, el cam­bio real ha sido defi­cien­te has­ta ahora.

Apar­tan­do el hecho de que recien­te­men­te el Depar­ta­men­to del Teso­ro ha emi­ti­do una serie de licen­cias13 para que Irán, Siria y Vene­zue­la pue­dan tra­mi­tar en el mer­ca­do occi­den­tal su abas­te­ci­mien­to de bie­nes rela­cio­na­dos con el covid-19, una medi­da huma­ni­ta­ria que lle­ga con retra­so de dos años al menos, millo­nes de per­so­nas han vis­to sus vidas en ries­go en estos paí­ses debi­do a los blo­queos eco­nó­mi­cos, finan­cie­ros y comer­cia­les de la Casa Blanca.

Ni hablar del «apartheid de las vacu­nas»14 impues­to por el gran país nor­te­ame­ri­cano hacia las vacu­nas hechas en Rusia, como la Sputnik‑V, una de las más uti­li­za­das del mun­do. El man­da­to a los paí­ses de Euro­pa y otros en dis­tin­tas lati­tu­des que usen el sis­te­ma SWIFT ha sido la de res­trin­gir el acce­so15 a las vacu­nas «no occi­den­ta­les» y aumen­tar la pro­yec­ción de la Big Phar­ma cor­po­ra­ti­va16.

Todo esto lle­va a con­cluir que las san­cio­nes ile­ga­les esta­dou­ni­den­ses no logran sus obje­ti­vos polí­ti­cos pre­vis­tos ni evi­tan las gue­rras fác­ti­cas, sino que más bien son usa­das como armas de des­truc­ción masi­va en cons­tan­te expansión.

Aho­ra, las san­cio­nes uni­la­te­ra­les, ile­ga­les a ojos de quien quie­ra ver, con­tra Rusia y Bie­lo­rru­sia deri­van en impli­ca­cio­nes inter­na­cio­na­les mucho más amplias, y todo el mun­do está sien­do víc­ti­ma de ellas, en espe­cial el Sur Global.

Misión Ver­dad

10 de junio de 2022

Fuen­te: https://​mision​ver​dad​.com/​g​l​o​b​a​l​i​s​t​a​n​/​l​a​s​-​s​a​n​c​i​o​n​e​s​-​u​n​i​l​a​t​e​r​a​l​e​s​-​s​o​n​-​a​r​m​a​s​-​d​e​-​d​e​s​t​r​u​c​c​i​o​n​-​m​a​s​i​v​a​-​e​n​-​e​x​p​a​n​s​ion
  1. https://​mision​ver​dad​.com/​g​l​o​b​a​l​i​s​t​a​n​/​e​l​-​s​u​r​-​g​l​o​b​a​l​-​a​l​-​b​o​r​d​e​-​d​e​-​l​a​-​h​a​m​b​r​u​n​a​-​u​n​a​-​c​r​i​s​i​s​-​e​n​-​c​i​e​r​nes
  2. https://​www​.ips​news​.net/​2​0​2​2​/​0​6​/​u​s​-​l​e​a​d​s​-​s​a​n​c​t​i​o​n​s​-​k​i​l​l​i​n​g​-​m​i​l​l​i​o​n​s​-​n​o​-​e​nd/
  3. https://​air​wars​.org/​n​e​w​s​-​a​n​d​-​i​n​v​e​s​t​i​g​a​t​i​o​n​s​/​t​e​n​s​-​o​f​-​t​h​o​u​s​a​n​d​s​-​o​f​-​c​i​v​i​l​i​a​n​s​-​l​i​k​e​l​y​-​k​i​l​l​e​d​-​b​y​-​u​s​-​i​n​-​f​o​r​e​v​e​r​-​w​a​rs/
  4. https://​www​.reuters​.com/​a​r​t​i​c​l​e​/​u​s​-​c​u​b​a​-​e​c​o​n​o​m​y​-​u​n​-​i​d​U​S​K​B​N​1​I​A​00T
  5. https://​news​.un​.org/​e​n​/​s​t​o​r​y​/​2​0​2​0​/​1​1​/​1​0​7​8​532
  6. https://​www​.fran​ce24​.com/​e​n​/​v​i​d​e​o​/​2​0​2​1​0​9​2​4​-​a​s​-​c​i​v​i​l​-​w​a​r​-​r​a​g​e​s​-​u​n​-​c​a​l​l​s​-​y​e​m​e​n​-​w​o​r​l​d​-​s​-​w​o​r​s​t​-​h​u​m​a​n​i​t​a​r​i​a​n​-​c​r​i​sis
  7. https://​ever​y75​se​conds​.org/
  8. https://​www​.the​guar​dian​.com/​g​l​o​b​a​l​-​d​e​v​e​l​o​p​m​e​n​t​/​2​0​1​7​/​o​c​t​/​1​2​/​y​e​m​e​n​-​c​h​o​l​e​r​a​-​o​u​t​b​r​e​a​k​-​w​o​r​s​t​-​i​n​-​h​i​s​t​o​r​y​-​1​-​m​i​l​l​i​o​n​-​c​a​s​e​s​-​b​y​-​e​n​d​-​o​f​-​y​ear
  9. https://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​4​i​F​Y​a​e​o​E​3​n​4​&​t​=​23s
  10. https://​mision​ver​dad​.com/​t​a​g​s​/​b​l​o​q​ueo
  11. https://​mision​ver​dad​.com/​t​a​g​s​/​b​l​o​q​ueo
  12. https://​www​.scien​ce​di​rect​.com/​s​c​i​e​n​c​e​/​a​r​t​i​c​l​e​/​a​b​s​/​p​i​i​/​S​0​3​0​4​3​8​7​8​1​6​3​0​0​177
  13. https://​con​tent​.gov​de​li​very​.com/​a​c​c​o​u​n​t​s​/​U​S​T​R​E​A​S​/​b​u​l​l​e​t​i​n​s​/​3​1​b​9​7d7
  14. https://​con​tent​.gov​de​li​very​.com/​a​c​c​o​u​n​t​s​/​U​S​T​R​E​A​S​/​b​u​l​l​e​t​i​n​s​/​3​1​b​9​7d7
  15. https://​www​.washing​ton​post​.com/​h​e​a​l​t​h​/​2​0​2​2​/​0​4​/​0​9​/​r​u​s​s​i​a​-​s​p​u​t​n​i​k​-​v​a​c​c​i​n​e​-​r​e​j​e​c​t​ed/
  16. https://​www​.ips​news​.net/​2​0​2​1​/​0​3​/​e​n​d​-​v​a​c​c​i​n​e​-​a​p​a​r​t​h​e​i​d​-​m​i​l​l​i​o​n​s​-​d​ie/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.