Coyun­tu­ra actual. Aná­li­sis des­de Anda­lu­cía. III. El ámbi­to estatal

Vie­ne de: Coyun­tu­ra actual. Aná­li­sis des­de Anda­lu­cía. I. El ámbi­to global

y Coyun­tu­ra actual. Aná­li­sis des­de Anda­lu­cía. II. El ámbi­to europeo

En esta ter­ce­ra par­te, segui­mos enfo­can­do a nues­tra reali­dad, para lo cual pasa­mos a ana­li­zar la situa­ción del esta­do espa­ñol. Vol­vien­do a entron­car con las ideas de nues­tro docu­men­to estra­té­gi­co, nos encon­trá­ba­mos a fina­les del 2020 ante el final de un ciclo polí­ti­co. Ini­cián­do­se con las movi­li­za­cio­nes socia­les al calor de la cri­sis del 2008 y la des­le­gi­ti­ma­ción del régi­men, este ciclo se ha carac­te­ri­za­do por la cri­sis polí­ti­ca, en dis­tin­tos pla­nos, como pudie­ran ser el movi­mien­to 15M (2011), el ciclo pro­ce­sis­ta cata­lán (2012−2020), la abdi­ca­ción de Juan Car­los I (2014) y sus suce­si­vos escán­da­los, o la apa­ri­ción de nue­vos par­ti­dos polí­ti­cos que venían a ofre­cer alter­na­ti­vas al bipar­ti­dis­mo PP-PSOE: Vox, Pode­mos y Ciu­da­da­nos. Con­si­de­ra­mos que la entra­da de Uni­das Pode­mos en el gobierno esta­tal des­de el 2019 y la ges­tión de la cri­sis que ha rea­li­za­do jun­to al PSOE supu­so el final de este ciclo, con­si­guien­do el apun­ta­la­mien­to del régi­men del 78 y sus ins­ti­tu­cio­nes. Si esto era váli­do hace un año y medio, ¿has­ta qué pun­to ha evo­lu­cio­na­do la reali­dad polí­ti­ca y qué nue­vos ingre­dien­tes en el plano eco­nó­mi­co, geo­po­lí­ti­co y socio-polí­ti­co debe­mos tener en cuenta?

El “giro a la izquier­da” antes de la tormenta

La situa­ción que se vive a esca­la euro­pea (y mun­dial) de infla­ción y pre­vi­si­ble rece­sión ha gol­pea­do a Espa­ña de for­ma con­tun­den­te. En pri­mer lugar, la infla­ción ha alcan­za­do el 10,2% en junio, des­ta­can­do espe­cial­men­te la subi­da del pre­cio de los com­bus­ti­bles, la elec­tri­ci­dad y los ali­men­tos y bebi­das no alcohó­li­cas, afec­tan­do espe­cial­men­te a la cla­se tra­ba­ja­do­ra más pre­ca­ria. Fren­te a esta rece­sión, de momen­to, la patro­nal y sus voce­ros polí­ti­cos (inclui­dos los par­ti­dos del gobierno), apues­tan por fomen­tar el “diá­lo­go social” entre sin­di­ca­tos y patro­nal para ase­gu­rar un Pac­to de Ren­tas. En una cla­ra reedi­ción de la polí­ti­ca de ren­tas que se apli­có en la Tran­si­ción, este inten­to de pac­to tie­ne como eje cen­tral la doc­tri­na ofi­cial de la infla­ción que ya ade­lan­ta­mos: la nece­si­dad de no subir los sala­rios para evi­tar entrar en una segun­da espi­ral infla­cio­nis­ta. Hablan­do en pla­ta, el pac­to de ren­tas es la for­ma que toma las medi­das neo­li­be­ra­les en esta coyun­tu­ra, por el cual no se limi­ta­rán las ganan­cias empre­sa­ria­les (o al menos, su limi­ta­ción se que­da­rá en mero com­pro­mi­so o decla­ra­ción de inten­cio­nes) y el gobierno, los sin­di­ca­tos mayo­ri­ta­rios y la patro­nal asu­mi­rán que los sala­rios no suban al rit­mo de la infla­ción, pro­vo­can­do la pér­di­da de poder adqui­si­ti­vo de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Esto ya lo hemos veni­do vien­do con la con­ge­la­ción de con­ve­nios sec­to­ria­les, en los que la subi­da de los sala­rios está sien­do mucho menor que la de la infla­ción, pro­vo­can­do impor­tan­tes ten­sio­nes y con­flic­tos, como vimos en la recien­te huel­ga del metal de la pro­vin­cia de Cádiz. El pac­to de ren­tas, de momen­to para­li­za­do a fal­ta de acuer­dos, supon­drá una pro­fun­di­za­ción del empo­bre­ci­mien­to y la mise­ria de la cla­se tra­ba­ja­do­ra de los pue­blos del estado.

Por si fue­ra poco, con­for­me ha avan­zan­do el año, cada vez se está pre­vien­do un menor cre­ci­mien­to de la eco­no­mía: sólo un 4%, si bien para el 2023 se esti­ma que no se alcan­ce ni el 3%. A este parón del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, debe­mos sumar pro­ble­mas vin­cu­la­dos con el sobre­en­deu­da­mien­to del esta­do, que ha alcan­za­do en mayo su máxi­mo his­tó­ri­co con una deu­da del 120% del PIB. Por su par­te, los pro­ble­mas de des­abas­te­ci­mien­to ener­gé­ti­co, de momen­to, pare­ce que no va a gol­pear tan fuer­te en el esta­do espa­ñol, en tan­to es el prin­ci­pal pro­vee­dor de gas natu­ral licua­do a Euro­pa y posee amplias reser­vas. Sobre este asun­to, la pre­sión de la Comi­sión Euro­pea en racio­nar el gas en invierno, ya ha pro­vo­ca­do las pri­me­ras ten­sio­nes que vere­mos repro­du­cir­se en las pró­xi­mas sema­nas. Por su par­te, el ries­go de des­abas­te­ci­mien­to ener­gé­ti­co ha hecho que, como indi­cá­ba­mos para el caso euro­peo, se esté apos­tan­do por una tran­si­ción ener­gé­ti­ca que, para­dó­ji­ca­men­te, ade­más de apos­tar por las ener­gías reno­va­bles (solar, eóli­ca, hidró­geno ver­de…), supon­ga la reac­ti­va­ción de cen­tra­les nuclea­res y tér­mi­cas. Todo ello impli­ca un bru­tal impac­to eco­ló­gi­co y sobre los recur­sos de los pue­blos del esta­do, en lo que se apun­ta como una colo­ni­za­ción ener­gé­ti­ca para que la pro­duc­ción capi­ta­lis­ta no se ven­ga aba­jo. En lo que a las cen­tra­les tér­mi­cas o nuclea­res se refie­re cabe des­ta­car no sólo el impac­to eco­ló­gi­co, sino en la salud, gene­ral, y, espe­cial­men­te, de los y las tra­ba­ja­do­ras que se expo­nen a sus efec­tos y que pro­vo­ca una mayor inci­den­cia en cier­tas enfer­me­da­des como los estu­dios señalan.

En este con­tex­to de infla­ción, empo­bre­ci­mien­to de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y posi­ble rece­sión eco­nó­mi­ca, Pedro Sán­chez sor­pren­dió con su “giro a la izquier­da” en el Deba­te del Esta­do de la Nación del pasa­do 12 de julio. Nos refe­ri­mos a las 14 medi­das para limi­tar el impac­to de la infla­ción, entre las que sobre­sa­len: un impues­to “excep­cio­nal y tem­po­ral” a los bene­fi­cios de las gran­des empre­sas ener­gé­ti­cas y la ban­ca; una sub­ven­ción al trans­por­te públi­co, el aumen­to de becas para estu­dian­tes, y la inver­sión en vivien­da públi­ca. Sin que­rer ana­li­zar­las deta­lla­da­men­te, cabe des­ta­car dos de sus con­se­cuen­cias polí­ti­cas y socia­les:

1) En pri­mer lugar, se tra­ta de unas medi­das cos­mé­ti­cas con un cla­ro sen­ti­do de mar­ke­ting polí­ti­co, en tan­to bus­ca apa­re­cer ante su elec­to­ra­do, la deno­mi­na­da “cla­se media tra­ba­ja­do­ra”, fuer­te­men­te des­mo­vi­li­za­do en las últi­mas elec­cio­nes, como líder de la izquier­da fren­te a sus socios de gobierno. Sin lugar a dudas, este tipo de medi­das están pen­sa­das más para ir con­fi­gu­ran­do una ima­gen de cara a la siguien­te cita elec­to­ral, fren­te al avan­ce del PP a nivel esta­tal, que para mejo­rar las con­di­cio­nes de vida de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Asi­mis­mo, cabría con­tex­tua­li­zar­lo en la pug­na con Uni­das Pode­mos, quie­nes han cri­ti­ca­do que se quie­ra subir el pre­su­pues­to en defen­sa (bus­can­do el obje­ti­vo impues­to por la OTAN del 2% del PIB), y que, con estas medi­das, podrían ter­mi­nar acep­tán­do­lo de cara a las duras nego­cia­cio­nes de los Pre­su­pues­tos Gene­ra­les del Esta­do del 2023.

2) En segun­do lugar, se tra­ta de una polí­ti­ca cor­to­pla­cis­ta, que no alcan­za ni a ser refor­mis­ta (como podría ser una polí­ti­ca de refor­ma fis­cal), sino sólo a repar­tir miga­jas, mien­tras se ame­na­za con rea­li­zar un pac­to de ren­tas que, como hemos dicho, sería desas­tro­so para la cla­se tra­ba­ja­do­ra, y con aña­dir nue­vos recor­tes del gas­to público.

Y es que debe­mos com­pren­der que este supues­to giro a la izquier­da se pro­du­ce tenien­do pre­sen­te unos lími­tes que el gobierno, por muy pro­gre­sis­ta que se haga lla­mar, no pien­sa tras­pa­sar. Nos refe­ri­mos a los dic­ta­dos y al chan­ta­je, como hemos ade­lan­ta­do, de la Unión Euro­pea, con la que los gobier­nos de turno se han mos­tra­do his­tó­ri­ca­men­te de acuer­do. Para enten­der esto, debe­mos ana­li­zar las ayu­das eco­nó­mi­cas euro­peas de los Fon­dos Next gene­ra­tion UE, que en Espa­ña van a sobre­pa­sar los 145.000 millo­nes de euros. Esta jugo­sa ayu­da, para cuya jus­ti­fi­ca­ción se ela­bo­ró el Plan de Recu­pe­ra­ción, Trans­for­ma­ción y Resi­lien­cia, tie­ne por obje­ti­vo rea­li­zar una pro­fun­da trans­for­ma­ción en cier­tos sec­to­res eco­nó­mi­cos (des­ta­can­do el ener­gé­ti­co, pero no sólo), median­te el impul­so de una serie de Pla­nes Estra­té­gi­cos (PER­TEs) de los cua­les ya hay 11 apro­ba­dos.

Más allá de los can­tos de sire­na del gobierno, nos encon­tra­mos con un des­co­mu­nal tras­va­se de dine­ro públi­co a empre­sas pri­va­das, con el obje­ti­vo de res­ca­tar­las del estan­ca­mien­to pro­duc­ti­vo, de ren­ta­bi­li­dad y de endeu­da­mien­to en que se encuen­tran, como ana­li­za­mos en la Par­te I de este docu­men­to. Así, ya se ha denun­cia­do que se están crean­do con­sor­cios pri­va­dos para cap­tar estos fon­dos, con poca trans­pa­ren­cia. Pero no sólo eso, sino que ade­más, la acep­ta­ción del esta­do espa­ñol de estas ayu­das ha teni­do como con­tra­pres­ta­ción una serie de ajus­tes y com­pro­mi­sos del gobierno, del que pudi­mos ver una bue­na mues­tra en la modi­fi­ca­ción de la refor­ma labo­ral, capi­ta­nea­da por Yolan­da Díaz. No olvi­de­mos que esta modi­fi­ca­ción de la refor­ma labo­ral, de muy limi­ta­dos efec­tos, vie­ne a con­fir­mar los prin­ci­pa­les aspec­tos de la refor­mas labo­ra­les pre­vias (des­ta­can­do la del PP en el 2012), supo­nien­do la trai­ción de bue­na par­te de las aspi­ra­cio­nes y las pro­me­sas elec­to­ra­les, en aspec­tos tan impor­tan­tes como las impli­ca­cio­nes del des­pi­do impro­ce­den­te y el des­pi­do obje­ti­vo (en la prác­ti­ca, se con­fir­ma el des­pi­do libre), el papel de las Empre­sas de Tra­ba­jo Tem­po­ral o la luz ver­de para la exter­na­li­za­ción de las acti­vi­da­des esen­cia­les de empre­sas. Por su par­te, y para ter­mi­nar con los com­pro­mi­sos del gobierno con Euro­pa, debe­mos tam­bién aler­tar de la refor­ma de las pen­sio­nes que está por venir, en el que se segui­rá ata­can­do la capa­ci­dad adqui­si­ti­va de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. En suma, una serie de medi­das de recor­te del gas­to social del esta­do, que mar­ca­rán los futu­ros meses.

Por lo tan­to, debe­mos seña­lar cómo el actual gobierno no ha hecho más que apun­ta­lar el dis­cur­so, las ins­ti­tu­cio­nes y las polí­ti­cas capi­ta­lis­tas que, en su retó­ri­ca, se tor­nan inevi­ta­bles. El Régi­men del 78 es inevi­ta­ble, la Unión Euro­pea es inevi­ta­ble y la “invi­si­ble” mano del mer­ca­do es inevi­ta­ble. No obs­tan­te, la para­do­ja es que este “mejor de los mun­dos posi­bles” del gobierno de coa­li­ción nos está arras­tran­do a una nue­va cri­sis, una tor­men­ta eco­nó­mi­ca y social que se está for­man­do en el hori­zon­te para fina­les de año o el 2023, ante el que no ofre­cen otra res­pues­ta que no sea aca­tar las órde­nes de Euro­pa y espe­rar. Fren­te a ello, no pode­mos más que augu­rar un aumen­to de la pobre­za y la pér­di­da de dere­chos de la cla­se tra­ba­ja­do­ra en el Esta­do. Esta situa­ción, que ya ofre­ce sus pri­me­ros resul­ta­dos esta­dís­ti­cos, se inten­ta rever­tir des­de el gobierno con tími­dos aumen­tos del Sala­rio Míni­mo Inter­pro­fe­sio­nal que no logran rever­tir la deva­lua­ción de sala­rios, vic­to­rias pírri­cas como la des­apa­ri­ción de los con­tra­tos por obras y ser­vi­cios y par­ches como el Ingre­so Míni­mo Vital o este nue­vo “giro a la izquier­da”. No obs­tan­te, el hecho es que no exis­te volun­tad polí­ti­ca de ofre­cer una alter­na­ti­va al deca­den­te capi­ta­lis­mo y sus ins­ti­tu­cio­nes, que con­si­ga aumen­tar el gas­to social, fre­nar la pér­di­da de capa­ci­dad adqui­si­ti­va de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, aumen­tar la cali­dad del empleo, con­tro­lar los pre­cios o los sec­to­res estra­té­gi­cos de la eco­no­mía, o ase­gu­rar aspec­tos esen­cia­les como una vivien­da con con­di­cio­nes de habi­ta­bi­li­dad dig­nas, hacien­do fren­te a la esta­fa inmo­bi­lia­ria y la con­ti­nua subi­da de alqui­le­res .

Refor­zan­do el papel impe­ria­lis­ta del esta­do español

En el plano geo­po­lí­ti­co, en la actual coyun­tu­ra esta­mos vivien­do un refor­za­mien­to de la natu­ra­le­za impe­ria­lis­ta del esta­do espa­ñol. Dos aspec­tos son cla­ve para com­pren­der por qué: el papel de fron­te­ra sur de la Unión Euro­pea; y la pre­sen­cia de una serie de bases mili­ta­res, entre la que des­ta­can dos bases esta­dou­ni­den­ses en sue­lo espa­ñol. Cabe des­ta­car que ambas hacen refe­ren­cia explí­ci­ta a Anda­lu­cía, como desa­rro­lla­re­mos en la cuar­ta par­te del pre­sen­te aná­li­sis. Este refor­za­mien­to ha teni­do tres mani­fes­ta­cio­nes cla­ras en el con­tex­to actual, de gran impor­tan­cia para el futuro:

1) En rela­ción a la gue­rra ucra­nia­na, hemos podi­do ver que tan­to los medios de comu­ni­ca­ción como la prác­ti­ca tota­li­dad del arco par­la­men­ta­rio, inclui­da bue­na par­te de la “izquier­da”, ha asu­mi­do y repro­du­ci­do el rela­to mediá­ti­co domi­nan­te de EEUU y la OTAN sobre el con­flic­to, que se ha veni­do acom­pa­ñan­do del apo­yo mili­tar a los “mode­ra­dos” neo­na­zis del ejér­ci­to ucra­niano: pode­mos afir­mar que el bata­llón Azov está ope­ran­do con armas envia­das por el gobierno de coa­li­ción espa­ñol de PSOE y UP. La com­pa­re­cen­cia de Vla­di­mir Zelensky en el Con­gre­so, aplau­di­da por todo el arco par­la­men­ta­rio, con hon­ro­sas excep­cio­nes (BNG y las CUP), sien­do sig­ni­fi­ca­ti­va la con­cre­ción en Espa­ña de esa dege­ne­ra­ción ideo­ló­gi­ca, éti­ca y polí­ti­ca que se vive en Euro­pa. Resal­ta­mos que este posi­cio­na­mien­to no es más que una expre­sión de la defen­sa del pro­yec­to euro­peo, que no duda en apo­yar a gobier­nos ultra­na­cio­na­lis­tas o filo-nazis en pos de su reforzamiento.

2) La gue­rra de Ucra­nia ha moti­va­do ade­más el enési­mo apo­yo al pro­yec­to euro­peo y la OTAN, un apo­yo prác­ti­ca­men­te sin fisu­ras del gobierno y del Con­gre­so, que ya se venía apun­tan­do y que se ha ter­mi­na­do mani­fes­tan­do en la tea­tral cum­bre de la OTAN de Madrid. Si había algu­na duda de que la per­ma­nen­cia en la OTAN era incues­tio­na­ble para el gobierno, no sólo se ha disi­pa­do, sino que se ha refor­za­do con el com­pro­mi­so de Pedro Sán­chez de ele­var el gas­to mili­tar al 2% del PIB. En para­le­lo, en la reu­nión bila­te­ral Espa­ña-EEUU man­te­ni­da en Madrid los días pre­vios a la cum­bre de la OTAN, se ha deci­di­do reno­var el acuer­do mili­tar con EEUU y ampliar la pre­sen­cia mili­tar en Rota con la lle­ga­da de 2 des­truc­to­res como par­te del escu­do anti­mi­si­les y 600 efec­ti­vos más. Estas deci­sio­nes nos abo­can a los pue­blos del esta­do a ser cada vez más cóm­pli­ces del terro­ris­mo otanista.

3) Por últi­mo, la deci­sión his­tó­ri­ca por par­te del eje­cu­ti­vo de Pedro Sán­chez de res­ta­ble­cer las rela­cio­nes con Marrue­cos. Como afir­má­ba­mos en nues­tro edi­to­rial, en la trai­ción del gobierno a la cau­sa saha­raui (con su renun­cia a defen­der su auto­de­ter­mi­na­ción y el vis­to bueno al plan de auto­no­mía marro­quí) y el sacri­fi­cio de las rela­cio­nes con Arge­lia y su gas, ha juga­do un papel cen­tral el pro­pio rol que jue­ga Espa­ña en la Unión Euro­pea como fron­te­ra sur. Este rol ha sido cum­pli­do a la per­fec­ción, re-esta­ble­cien­do a toda cos­ta las rela­cio­nes con Marrue­cos de bue­na vecin­dad, tan nece­sa­ria en la actual coyun­tu­ra ines­ta­ble y crí­ti­ca que se vive domi­na­da por la gue­rra de Ucra­nia y la infla­ción. Fun­da­men­tal­men­te nos refe­ri­mos a la nece­si­dad por par­te del Esta­do espa­ñol, en con­ni­ven­cia con el régi­men marro­quí, de con­tro­lar el deno­mi­na­do fun­da­men­ta­lis­mo islá­mi­co y la migra­ción irre­gu­lar, cuyos pri­me­ros pasos tras la reanu­da­ción de las rela­cio­nes diplo­má­ti­cas ya se han dado, y cuyos resul­ta­dos son masa­cres y tra­ge­dias como la vivi­da en Meli­lla. Por otro lado, vale la pena recor­dar que Marrue­cos es el prin­ci­pal peón y alia­do del impe­ria­lis­mo occi­den­tal (del que for­ma par­te Espa­ña) en el Nor­te de Áfri­ca y una esta­ción fun­da­men­tal para ampliar las influen­cias neo­co­lo­nia­les en la región, que se han vis­to aumen­ta­das con el des­cu­bri­mien­to de reser­vas de gas y petró­leo en Mau­ri­ta­nia, Marrue­cos y el Sáha­ra, aho­ra enten­di­da como mera “pro­vin­cia” marro­quí.

La recon­fi­gu­ra­ción del Régi­men del 78

El final del ciclo polí­ti­co al que nos refe­ría­mos en el comien­zo del pre­sen­te docu­men­to, ha dado lugar a una recon­fi­gu­ra­ción del Régi­men del 78. Una vez sal­da­das (de momen­to) la cri­sis cata­la­na y la de la monar­quía, el régi­men se ha refor­za­do tan­to mili­tar y poli­cial­men­te (como bien demues­tra la repre­sión del inde­pen­den­tis­mo, con­tra la liber­tad de expre­sión, la no dero­ga­ción de la ley mor­da­za o la apli­ca­ción de medi­das alta­men­te res­tric­ti­vas en mate­ria de dere­chos fun­da­men­ta­les en el con­tex­to de las medi­das extra­or­di­na­rias para fre­nar la pan­de­mia de covid-19), como en cuan­to a la legi­ti­mi­dad ofre­ci­da por el gobierno de coa­li­ción pro­gre­sis­ta. Este refor­za­mien­to se pro­du­ce en un con­tex­to de cada vez mayor pér­di­da de sobe­ra­nía y un papel más deter­mi­nan­te de la Unión Europea.

En cla­ve elec­to­ral, en este for­ta­le­ci­mien­to es evi­den­te que ha juga­do un papel fun­da­men­tal el res­ta­ble­ci­mien­to del bipar­ti­dis­mo y la debi­li­dad de las alter­na­ti­vas por la dere­cha e izquier­da que pare­cían venir a sote­rrar a los tra­di­cio­na­les par­ti­dos tras la cri­sis abier­ta en el 2011. Las últi­mas elec­cio­nes anda­lu­zas, así como las últi­mas encues­tas del CIS, pare­cen apun­tar en esa direc­ción. Tras el hun­di­mien­to ya decre­ta­do de Ciu­da­da­nos; Uni­das Pode­mos o las refun­da­cio­nes que se reali­cen, al esti­lo “Sumar”, están con­de­na­das a, en el mejor de los casos, reedi­tar su papel de mule­ta del PSOE “con­tra el avan­ce del fas­cis­mo” o for­zan­do cier­tas polí­ti­cas socia­les cos­mé­ti­cas, ence­rra­dos en el estre­cho mar­co de actua­ción que ofre­ce el sis­te­ma ins­ti­tu­cio­nal del Régi­men del 78, la Unión Euro­pea y la OTAN. Ade­más, se abo­na un sim­plis­mo político/​politiquero, en el que los prin­ci­pios de base, la cohe­ren­cia polí­ti­ca y mili­tan­te pare­cen haber­se olvi­da­do, lo cual no hace más que apun­ta­lar, median­te ese dis­cur­so de mie­do al fas­cis­mo, el pro­pio bipar­ti­dis­mo. Sólo Vox pare­ce haber sobre­vi­vi­do, y con fuer­za, como corres­pon­de a un par­ti­do total­men­te ins­tru­men­tal a la cla­se capi­ta­lis­ta en el poder, here­dan­do lo más reac­cio­na­rio del nacio­na­lis­mo espa­ñol capi­ta­lis­ta e impe­ria­lis­ta, ali­men­ta­do des­de hace déca­das por medios de comu­ni­ca­ción y el poder político.

Esta recon­fi­gu­ra­ción del Régi­men del 78, no obs­tan­te, se basa en unos débi­les cimien­tos, mina­dos por las con­tra­dic­cio­nes y ten­sio­nes socia­les y eco­nó­mi­cas que hemos ido des­gra­nan­do aquí. La des­le­gi­ti­ma­ción cre­cien­te del sis­te­ma (que se evi­den­cia en altos nive­les de abs­ten­ción, el des­en­ga­ño o el har­taz­go de las cla­ses popu­la­res), la pro­fun­di­za­ción en la situa­ción de pobre­za y la degra­da­ción de la cali­dad de vida de amplias capas de cla­se tra­ba­ja­do­ra, uni­dos a las pro­pias ten­sio­nes y con­tra­dic­cio­nes que las polí­ti­cas de ajus­te, la rece­sión y las prio­ri­da­des del gobierno y Euro­pa gene­ran, son impor­tan­tes aspec­tos a tener en cuen­ta. En este sen­ti­do, no es de extra­ñar que nos este­mos acer­can­do a un oto­ño calien­te de esta­lli­dos de pro­tes­tas y ten­sio­nes polí­ti­cas. No obs­tan­te, vol­ve­mos a insis­tir en que este oto­ño calien­te se enfren­ta a una rela­ti­va debi­li­dad de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les, veci­na­les y, en suma, popu­la­res en los diver­sos pue­blos del esta­do, así como de refe­ren­tes rup­tu­ris­tas en cla­ve esta­tal, asis­tien­do a un ciclo de des­mo­vi­li­za­ción y debi­li­dad orga­ni­za­ti­va. Cabe mati­zar que esta situa­ción esta­tal con­tras­ta con la reali­dad en cier­tos terri­to­rios (como Cata­lu­ña, Gali­za o Eus­kal Herria), en don­de exis­te una mayor corre­la­ción de fuer­zas para las orga­ni­za­cio­nes de cla­se y populares.

https://​www​.65y​mas​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​i​n​f​l​a​c​i​o​n​-​l​e​t​a​l​-​i​p​c​-​s​e​-​d​i​s​p​a​r​a​-​1​0​2​-​e​n​-​j​u​n​i​o​-​n​i​v​e​l​-​m​a​s​-​a​l​t​o​-​1​9​8​5​_​4​1​0​6​9​_​1​0​2​.​h​tml

https://​blogs​.elcon​fi​den​cial​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​l​a​i​s​s​e​z​-​f​a​i​r​e​/​2​022 – 07-18/­so­bre­vi­vir-pac­to-ren­tas-ali­men­tos-mas-caros_3462456/

https://​www​.dia​rio​de​se​vi​lla​.es/​o​p​i​n​i​o​n​/​a​n​a​l​i​s​i​s​/​P​o​l​i​t​i​c​a​-​r​e​n​t​a​s​-​J​o​a​q​u​i​n​-​A​u​r​i​o​l​e​s​_​0​_​1​6​7​6​8​3​4​0​1​9​.​h​tml

https://​www​.elsal​to​dia​rio​.com/​e​l​-​j​o​r​n​a​l​-​a​n​d​a​l​u​z​/​a​h​o​r​a​-​t​o​c​a​-​p​a​c​t​o​-​d​e​-​r​e​n​tas

https://​elpais​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​022 – 07-06/el-gobierno-convoca-a-los-agentes-sociales-a-una-reunion-para-revivir-el-pacto-de-rentas.html

https://​elpais​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​022 – 07-14/bbva-alerta-de-una-moderada-caida-de-la-actividad-a-final-de-ano.html

https://​www​.ele​co​no​mis​ta​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​1​1​8​6​6​5​9​1​/​0​7​/​2​2​/​B​r​u​s​e​l​a​s​-​d​i​s​p​a​r​a​-​l​a​-​p​r​e​v​i​s​i​o​n​-​d​e​-​i​n​f​l​a​c​i​o​n​-​p​a​r​a​-​E​s​p​a​n​a​-​a​l​-​8​1​-​e​n​-​2​0​2​2​-​y​-​r​e​c​o​r​t​a​-​m​a​s​-​d​e​-​u​n​-​p​u​n​t​o​-​e​l​-​c​r​e​c​i​m​i​e​n​t​o​-​p​a​r​a​-​2​0​2​3​.​h​tml

https://​www​.heral​do​.es/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​2​2​/​0​7​/​1​9​/​d​e​u​d​a​-​p​u​b​l​i​c​a​-​s​u​b​i​r​-​m​a​x​i​m​o​-​h​i​s​t​o​r​i​c​o​-​1​5​8​8​8​5​6​.​h​tml

https://​www​.eldia​rio​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​t​e​r​e​s​a​-​r​i​b​e​r​a​-​e​s​p​a​n​a​-​n​o​-​a​p​o​y​a​-​p​r​o​p​u​e​s​t​a​-​c​e​-​n​o​-​h​e​m​o​s​-​v​i​v​i​d​o​-​p​o​s​i​b​i​l​i​d​a​d​e​s​-​e​n​e​r​g​e​t​i​c​a​s​_​1​_​9​1​8​6​5​1​0​.​h​tml

https://​www​.rtve​.es/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​2​0​2​2​0​7​1​3​/​g​o​b​i​e​r​n​o​-​r​e​u​n​e​-​e​l​e​c​t​r​i​c​a​s​-​c​o​r​t​e​-​g​a​s​-​i​n​v​i​e​r​t​o​/​2​3​8​8​4​3​4​.​s​h​tml

https://​www​.elplu​ral​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​1​4​-​m​e​d​i​d​a​s​-​s​a​n​c​h​e​z​-​c​o​n​t​r​a​-​i​n​f​l​a​c​i​o​n​-​v​a​m​o​s​-​t​o​d​a​s​_​2​9​3​7​9​9​102

https://www.lahaine.org/est_espanol.php/notas-sobre-el-lgiro‑a

https://​www​.20mi​nu​tos​.es/​n​o​t​i​c​i​a​/​5​0​1​5​3​8​2​/​0​/​l​a​-​n​e​g​o​c​i​a​c​i​o​n​-​d​e​l​-​p​r​e​s​u​p​u​e​s​t​o​-​2​0​2​3​-​e​l​-​p​u​z​l​e​-​q​u​e​-​t​e​n​d​r​a​-​q​u​e​-​r​e​s​o​l​v​e​r​-​e​l​-​g​o​b​i​e​r​n​o​-​f​r​e​n​t​e​-​a​l​-​p​a​r​l​a​m​e​n​t​o​-​m​a​s​-​f​r​a​c​c​i​o​n​a​d​o​-​d​e​-​l​a​-​l​e​g​i​s​l​a​t​u​ra/

https://​www​.publi​co​.es/​p​o​l​i​t​i​c​a​/​p​s​o​e​-​u​n​i​d​a​s​-​a​l​l​a​n​a​n​-​c​a​m​i​n​o​-​p​r​e​s​u​p​u​e​s​t​o​s​-​d​e​b​a​t​e​-​n​a​c​i​o​n​.​h​tml

https://​www​.eles​pa​nol​.com/​i​n​v​e​r​t​i​a​/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​m​a​c​r​o​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​2​2​0​6​3​0​/​u​e​-​a​d​j​u​d​i​c​a​-​e​s​p​a​n​a​-​m​i​l​l​o​n​e​s​-​n​e​x​t​-​g​e​n​e​r​a​t​i​o​n​-​r​e​c​u​p​e​r​a​c​i​o​n​/​6​8​4​1​8​1​7​9​2​_​0​.​h​tml

https://​plan​de​re​cu​pe​ra​cion​.gob​.es/

https://​plan​de​re​cu​pe​ra​cion​.gob​.es/​c​o​m​o​-​a​c​c​e​d​e​r​-​a​-​l​o​s​-​f​o​n​d​o​s​/​p​e​r​tes

https://​odg​.cat/​e​s​/​p​u​b​l​i​c​a​c​i​o​n​/​l​o​s​-​f​o​n​d​o​s​-​n​e​x​t​-​g​e​n​e​r​a​t​i​o​n​-​e​u​-​y​-​l​o​s​-​l​i​m​i​t​e​s​-​b​i​o​f​i​s​i​c​os/

https://​cgt​.org​.es/​w​p​-​c​o​n​t​e​n​t​/​u​p​l​o​a​d​s​/​2​0​2​2​/​0​3​/​B​o​l​e​t​i​n​-​1​7​4​-​A​n​a​l​i​s​i​s​-​j​u​r​i​d​i​c​o​-​s​i​n​d​i​c​a​l​-​d​e​-​l​a​-​n​u​e​v​a​-​r​e​f​o​r​m​a​-​l​a​b​o​r​a​l​.​pdf

https://​www​.voz​po​pu​li​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​_​y​_​f​i​n​a​n​z​a​s​/​i​n​d​i​c​e​-​m​i​s​e​r​i​a​-​s​e​-​d​i​s​p​a​r​a​.​h​tml

https://​www​.20mi​nu​tos​.es/​n​o​t​i​c​i​a​/​4​9​8​4​6​0​4​/​0​/​e​s​p​a​n​a​-​s​e​-​e​n​c​a​m​i​n​a​-​a​-​l​a​-​m​a​y​o​r​-​d​e​v​a​l​u​a​c​i​o​n​-​d​e​-​s​u​s​-​s​a​l​a​r​i​o​s​-​e​n​-​c​a​s​i​-​4​0​-​a​n​os/

https://​www​.elsal​to​dia​rio​.com/​e​s​p​e​c​u​l​a​c​i​o​n​-​i​n​m​o​b​i​l​i​a​r​i​a​/​g​o​b​i​e​r​n​o​-​e​n​t​r​e​g​a​-​s​a​r​e​b​-​f​o​n​d​o​s​-​i​n​v​e​r​s​i​o​n​-​b​l​a​c​k​s​t​o​n​e​-​h​i​p​o​ges

Como obser­va­mos en la Estra­te­gia de Segu­ri­dad Nacio­nal 2021: https://​www​.boe​.es/​e​l​i​/​e​s​/​r​d​/​2​0​2​1​/​1​2​/​2​8​/​1​150

https://​www​.publi​co​.es/​p​o​l​i​t​i​c​a​/​i​n​v​e​r​s​i​o​n​-​s​o​c​i​a​l​-​v​e​r​s​u​s​-​g​a​s​t​o​-​m​i​l​i​t​a​r​-​d​i​s​p​u​t​a​-​p​l​a​n​t​e​a​r​a​-​u​p​-​p​s​o​e​-​c​a​r​a​-​p​r​e​s​u​p​u​e​s​t​o​s​-​2​0​2​3​.​h​t​m​l​#​a​n​a​l​y​t​i​c​s​-​b​u​s​c​a​d​o​r​:​l​i​s​t​ado

https://​www​.publi​co​.es/​i​n​t​e​r​n​a​c​i​o​n​a​l​/​s​a​h​a​r​a​-​o​c​c​i​d​e​n​t​a​l​-​o​n​g​-​d​e​n​u​n​c​i​a​-​a​r​r​e​s​t​o​s​-​t​r​a​s​l​a​d​o​s​-​m​a​s​i​v​o​s​-​m​i​g​r​a​n​t​e​s​-​s​u​b​s​a​h​a​r​i​a​n​o​s​-​m​a​r​r​u​e​c​o​s​.​h​tml

https://​www​.lara​zon​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​2​2​0​3​2​0​/​j​p​g​s​5​r​n​d​h​z​h​a​d​f​k​s​y​t​d​i​s​c​n​l​4​a​.​h​tml

https://​www​.eldia​rio​.es/​p​o​l​i​t​i​c​a​/​p​p​-​s​u​p​e​r​a​-​p​s​o​e​-​p​r​i​m​e​r​a​-​v​e​z​-​c​i​s​-​h​u​n​d​e​-​v​o​x​_​1​_​9​1​8​2​9​7​5​.​h​tml

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.