Coyun­tu­ra actual. Aná­li­sis des­de Anda­lu­cía. I. El ámbi­to glo­bal – ARBOREÁ Andaluza

Intro­duc­ción

En pleno año 2022, cuan­do se van a cum­plir 15 años des­de el esta­lli­do de la Cri­sis finan­cie­ra que abrió un perio­do de depre­sión en el que aún segui­mos inmer­sas, pare­ce ser que los acon­te­ci­mien­tos y los cam­bios se suce­den rápi­da­men­te. Sin haber aca­ba­do de salir de la pan­de­mia de covid-19, y sus efec­tos en la eco­no­mía y el empleo, la nue­va fase de la gue­rra de Ucra­nia y la infla­ción pare­cen esbo­zar un pano­ra­ma caó­ti­co y deso­la­dor para las cla­ses popu­la­res, sobre las que va a vol­ver a recaer la recu­pe­ra­ción de los bene­fi­cios de las empre­sas. En para­le­lo, la debi­li­dad orga­ni­za­ti­va de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y, sobre todo, de orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias en su seno, tan­to a nivel esta­tal como anda­luz, mar­ca sin duda un momen­to que va a ser de pro­fun­di­za­ción de los recor­tes y el for­ta­le­ci­mien­to de los bene­fi­cios de la bur­gue­sía. Para las y los comu­nis­tas, siguien­do el ejem­plo prác­ti­co y teó­ri­co de Lenin, es fun­da­men­tal cono­cer en pro­fun­di­dad esta reali­dad, saber cual es el esta­do y la corre­la­ción de la lucha de cla­ses en nues­tro mar­co de acción polí­ti­ca, para saber cómo actuar polí­ti­ca­men­te. Por todo ello, más que nun­ca, es nece­sa­rio refle­xio­nar y “com­pren­der la his­to­ria viva del momen­to”, como expre­sa­ría Engels en el pró­lo­go al 18 Bru­ma­rio de Marx. Este docu­men­to de coyun­tu­ra, sur­gi­do del deba­te y la refle­xión colec­ti­va, supo­ne un inten­to por sis­te­ma­ti­zar dicha com­pren­sión de la reali­dad. En cada una de sus cua­tro par­tes, pre­ten­de­mos ir ate­rri­zan­do a la reali­dad anda­lu­za en la que mili­ta­mos. Hoy comen­za­re­mos por la esca­la global.

Un vis­ta­zo a la reali­dad actual. La pro­fun­di­za­ción de la cri­sis y la multipolaridad

En nues­tro docu­men­to estra­té­gi­co, seña­lá­ba­mos dos aspec­tos fun­da­men­ta­les de la reali­dad a nivel mun­dial: la deli­ca­da situa­ción eco­nó­mi­ca y el debi­li­ta­mien­to de la hege­mo­nía del impe­ria­lis­mo occi­den­tal. Con­si­de­ra­mos que ambos aspec­tos man­tie­nen su vigen­cia, mati­za­dos y amplia­dos a la luz de los acon­te­ci­mien­tos de los últi­mos meses.

Comen­zan­do por el pri­mer aspec­to, a nivel mun­dial esta­mos vivien­do una situa­ción eco­nó­mi­ca ver­da­de­ra­men­te deli­ca­da. El mar­co gene­ral a tener en cuen­ta es la per­sis­ten­cia de la Gran Depre­sión del 2008, que no se ter­mi­na de remon­tar. El moti­vo pro­fun­do de esta inca­pa­ci­dad del capi­ta­lis­mo a nivel mun­dial (y espe­cial­men­te en el blo­que impe­ria­lis­ta y sus saté­li­tes neo­co­lo­nia­les) es la caí­da de la ren­ta­bi­li­dad capi­ta­lis­ta y de la tasa media de ganan­cia del capi­tal. Los pode­res polí­ti­cos y eco­nó­mi­cos vie­nen echan­do la cul­pa de la ausen­cia de una recu­pe­ra­ción pro­lon­ga­da a fac­to­res coyun­tu­ra­les exter­nos (el covid en 2020 o la gue­rra de Ucra­nia, en el 2022), inca­pa­ces de asu­mir que, si bien han sido fac­to­res impo­si­ble de obviar, el moti­vo de fon­do son las pro­pias limi­ta­cio­nes estruc­tu­ra­les del modo de pro­duc­ción capi­ta­lis­ta en su fase impe­ria­lis­ta. Sobre esta reali­dad de fon­do, se des­plie­gan cua­tro aspectos:

1) Pode­mos comen­zar seña­lan­do la exis­ten­cia de una cri­sis ali­men­ta­ria y ener­gé­ti­ca moti­va­da por las san­cio­nes impues­tas por el blo­que impe­ria­lis­ta a Rusia tras su inter­ven­ción en la gue­rra de Ucra­nia. Así, no pode­mos aso­ciar direc­ta­men­te gue­rra de Ucra­nia con cri­sis, sino que debe­mos seña­lar a los res­pon­sa­bles de la subi­da de los pre­cios de com­bus­ti­bles o ali­men­tos: las polí­ti­cas de EEUU, la Unión Euro­pea y sus alia­dos de san­cio­nes eco­nó­mi­cas a Rusia, no lo olvi­de­mos, pri­mer expor­ta­dor mun­dial de gas, cerea­les, fer­ti­li­zan­tes o alu­mi­nio; segun­do de petró­leo, ter­ce­ro de car­bón y quin­to de ace­ro y hie­rro. A esto debe­mos sumar que la gue­rra ha afec­ta­do al flu­jo de pro­duc­tos ucra­nia­nos (pri­mer expor­ta­dor mun­dial de acei­te de gira­sol). La subi­da de pre­cios de grano o hidro­car­bu­ros está pro­vo­can­do un evi­den­te esce­na­rio de cri­sis ali­men­ta­ria y ener­gé­ti­ca con dis­tin­tas impli­ca­cio­nes según el terri­to­rio o país que se ana­li­ce, pero que tie­ne como común deno­mi­na­dor el aumen­to de la pobre­za y del ham­bre extre­ma (que no había deja­do de subir en los años pre­vios), así como las cri­sis en paí­ses espe­cial­men­te vul­ne­ra­bles, sobre todo aque­llos de bajos ingre­sos y endeudados.

2) En ínti­ma cone­xión con lo ante­rior, esta­mos asis­tien­do a una ten­den­cia infla­cio­nis­ta a nivel mun­dial. Des­de un aná­li­sis mar­xis­ta, debe­mos com­pren­der que su ori­gen se sitúa en un shock de ofer­ta, es decir, que las empre­sas inten­tan com­pen­sar el alza del cos­te de pro­duc­ción (moti­va­da por el aumen­to de pre­cios de mate­rias pri­mas y fuen­tes de ener­gía) con la subi­da del pre­cio final de los pro­duc­tos. A esto, suma­ría­mos lo ya apun­ta­do: des­de el 2019 se evi­den­cia una baja­da en la ren­ta­bi­li­dad de la inver­sión capi­ta­lis­ta, des­in­cen­ti­van­do dicha pro­duc­ción. En últi­ma ins­tan­cia, la infla­ción es un meca­nis­mo para aumen­tar la tasa de ganan­cia capi­ta­lis­ta, es decir, una expre­sión de la lucha de cla­ses. En una noti­cia recien­te, así como otros estu­dios pre­vios, que­da cla­ro que la infla­ción es pro­vo­ca­da fun­da­men­tal­men­te por los bene­fi­cios empre­sa­ria­les, no los sala­rios. No obs­tan­te esta reali­dad, como vere­mos más ade­lan­te en el caso espa­ñol, la vía ofi­cial (es decir, de los orga­nis­mos, esta­dos y agen­cias capi­ta­lis­tas) para solu­cio­nar este pro­ble­ma de infla­ción son dos: 1) siguien­do la línea dura neo­li­be­ral, pro­po­nen la polí­ti­ca mone­ta­ria de dis­mi­nuir el flu­jo de emi­sio­nes de mone­da y aumen­tar los tipos de inte­rés, para fre­nar la deman­da, deci­sión que ya han toma­do el Ban­co Cen­tral Euro­peo y los ban­cos cen­tra­les de EEUU, Ingla­te­rra, Cana­dá, Corea del Sur o Nue­va Zelan­da; 2) siguien­do la línea key­ne­sia­na, se pro­po­ne la vía de limi­tar el aumen­to sala­rial y redu­cir el gas­to social del esta­do para que no se pro­duz­ca lo que se cono­ce como segun­da ron­da de la infla­ción o espi­ral de precios/​salarios, por el que a la infla­ción sigue una subi­da de sala­rios y a ella una nue­va infla­ción ya que las empre­sas deben com­pen­sar los cos­tes sala­ria­les, etc. La sín­te­sis de estas vías será en el caso espa­ñol el famo­so pac­to de ren­tas. Ni que decir tie­ne, que a nivel mun­dial, esta ten­den­cia infla­cio­nis­ta está con­si­guien­do ero­sio­nar la capa­ci­dad adqui­si­ti­va de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, ya que los sala­rios no están subien­do al mis­mo nivel. Mayor preo­cu­pa­ción debe­ría pro­du­cir las medi­das eco­nó­mi­cas de los esta­dos en la línea de la mode­ra­ción sala­rial y el recor­te de gas­to social, que no harán más que agu­di­zar las tasas de explo­ta­ción y empobrecimiento.

3) El alto nivel de finan­cia­ri­za­ción de la eco­no­mía y, fun­da­men­tal­men­te, el pro­ble­ma del endeu­da­mien­to masi­vo, que vie­ne a agra­var los dos aspec­tos ante­rio­res. Sobre el pro­ble­ma del endeu­da­mien­to públi­co y pri­va­do a nivel mun­dial, la web “Jubi­lee Debt Cam­paign” cal­cu­la que en el año 2021, 54 paí­ses del mun­do vivían una cri­sis de deu­da, mien­tras que otros 14 esta­ban en ries­go de cri­sis de deu­da públi­ca y pri­va­da, 22 en ries­go de cri­sis de deu­da del sec­tor pri­va­do y 21 del públi­co. Esta situa­ción, que pode­mos ver en paí­ses del cen­tro capi­ta­lis­ta e impe­ria­lis­ta (como Japón, EEUU o paí­ses de la UE cuya deu­da exter­na supera a su PIB) está afec­tan­do espe­cial­men­te a los paí­ses peri­fé­ri­cos o neo­co­lo­ni­za­dos, por tener eco­no­mías débi­les y extrac­ti­vas, como hemos vis­to recien­te­men­te en los casos de Gha­na, Sri Lan­ka, Egip­to, Pakis­tan…, con una vin­cu­la­ción entre el endeu­da­mien­to y la cri­sis eco­nó­mi­ca, que está pro­vo­can­do cri­sis polí­ti­cas al calor de las movi­li­za­cio­nes socia­les. Debe­mos seña­lar que este pro­ble­ma de deu­da, en un con­tex­to de subi­da de tipos de inte­rés, no hace sino recru­de­cer­se. La solu­ción al pro­ble­ma de la deu­da por par­te de la mayo­ría de los paí­ses, lejos de la pos­tu­ra de Tho­mas San­ka­ra de no pagar­la (lo que le cos­tó la vida, ase­si­na­do por el impe­ria­lis­mo), es la de echar­se a los bra­zos del FMI, lo cual no hace más que redo­blar el volu­men total de deu­da y agu­di­zar el flu­jo de capi­ta­les de los paí­ses del sur glo­bal al nor­te, así como la apli­ca­ción de futu­ras medi­das neo­li­be­ra­les como con­tra­pres­ta­ción a dichas ayu­das.

4) Por últi­mo, este cúmu­lo de cir­cuns­tan­cias, que mues­tran la cri­sis sis­té­mi­ca del capi­ta­lis­mo, anun­cia un pre­vi­si­ble ries­go de rece­sión a nivel mun­dial entre fina­les del 2022 y pri­me­ros meses del 2023. Diver­sos repre­sen­tan­tes de mul­ti­na­cio­na­les y orga­nis­mos inter­na­cio­na­les, así como ana­lis­tas, están ya seña­lan­do abier­ta­men­te esta posi­ble rece­sión o, lo que es segu­ro, la ralen­ti­za­ción del cre­ci­mien­to, sien­do cla­ro el ejem­plo de Ale­ma­nia. Michael Roberts, en un recien­te aná­li­sis, sis­te­ma­ti­za­ba en dos los fac­to­res que des­en­ca­de­na­rán esta situa­ción y que ya hemos apun­ta­do: en pri­mer lugar la caí­da de los már­ge­nes de ganan­cia empre­sa­rial (en un con­tex­to de infla­ción y de subi­da de tipos de inte­rés), que pro­vo­ca­rán caí­da de inver­sión y pro­duc­ción; y en segun­do lugar, una deu­da cor­po­ra­ti­va y esta­tal en aumen­to que pro­vo­ca­rá la rui­na de empre­sas y paí­ses, con el con­si­guien­te impac­to en la economía.

En segun­do lugar, esta­mos vivien­do una agu­di­za­ción en el debi­li­ta­mien­to de la hege­mo­nía del impe­ria­lis­mo occi­den­tal, domi­na­do por EEUU jun­to a sus alia­dos (los paí­ses de la Unión Euro­pea, Gran bre­ta­ña, Cana­dá, Aus­tra­lia, Japón o Israel), en sus pla­nos mili­tar, geo­po­lí­ti­co y eco­nó­mi­co, impo­ten­te ante el ascen­so de Chi­na como la pri­me­ra poten­cia eco­nó­mi­ca mun­dial y la rees­truc­tu­ra­ción de un mun­do uni­po­lar a otro mul­ti­po­lar. Sin lugar a dudas, a la hora de expli­car esta ten­den­cia, la nue­va fase en la que ha entra­do la gue­rra de Ucra­nia sobre­sa­le como prin­ci­pal fenó­meno a tener en con­si­de­ra­ción. La ope­ra­ción espe­cial rusa en Ucra­nia, que no pode­mos expli­car aquí (nues­tro edi­to­rial pue­de ser­vir para su carac­te­ri­za­ción gene­ral), ha supues­to un terre­mo­to de gran alcan­ce en lo eco­nó­mi­co, mili­tar y geopolítico.

1) Fun­da­men­tal­men­te, en lo mili­tar, está con­fir­man­do la ten­den­cia que ya vimos en Siria, de que Rusia ha vuel­to a emer­ger como una poten­cia a nivel mun­dial con la que hay que con­tar y cuyos intere­ses estra­té­gi­cos y de segu­ri­dad nacio­nal debe­rán tener­se en cuen­ta por par­te del blo­que impe­ria­lis­ta, quie­nes no pue­den hacer y des­ha­cer en las áreas de influen­cia rusas ni res­pon­der direc­ta­men­te, debien­do sacri­fi­car peo­nes y reedi­tan­do los equi­li­brios de la gue­rra fría (máxi­me con la pre­sen­cia de dis­tin­tas poten­cias nuclea­res). La capa­ci­dad mili­tar rusa no sólo está dejan­do en evi­den­cia la pro­pia inca­pa­ci­dad mili­tar del esta­do ucra­niano, sino la debi­li­dad rela­ti­va de la alian­za de la OTAN, cuya ayu­da, más allá de la pro­pa­gan­da, está sir­vien­do de poco para evi­tar a los rusos con­se­guir sus obje­ti­vos mili­ta­res como los aná­li­sis más pre­ci­sos sobre el terreno con­fir­man cada día.

2) La ver­tien­te eco­nó­mi­ca de esta gue­rra está sien­do de gran impor­tan­cia, no tan­to por las moti­va­cio­nes de la inter­ven­ción rusa, sino por las impli­ca­cio­nes que está tenien­do, como hemos ya seña­la­do. Así, los paque­tes de san­cio­nes a Rusia del mun­do occi­den­tal pare­ce que están rebo­tan­do y que, como efec­to boo­me­rang, está real­men­te afec­tan­do a las eco­no­mías occi­den­ta­les y, a medio pla­zo, la hege­mo­nía del dólar. Así, el pri­mer dato a obser­var es la gran can­ti­dad de paí­ses que no han apli­ca­do dichas san­cio­nes o que, inclu­so, han for­ta­le­ci­do los lazos eco­nó­mi­cos con Rusia. Para enten­der esto, debe­mos con­si­de­rar la natu­ra­le­za de la eco­no­mía rusa, que no sólo está poco endeu­da­da (18% del PIB), sino que está basa­da en una impor­tan­te indus­tria pero, sobre todo, en su sec­tor pri­ma­rio con gran impor­tan­cia en el cul­ti­vo de cerea­les, mate­rias pri­mas y fuen­tes de ener­gía, como ya hemos deta­lla­mos. De esta mane­ra no le ha sido difí­cil encon­trar mer­ca­dos alter­na­ti­vos al euro­peo para situar sus pro­duc­tos, máxi­me en un con­tex­to de alza de pre­cios. Por lo tan­to, las san­cio­nes eco­nó­mi­cas, no sólo no van a tener gran impac­to, sino que ade­más está refor­zan­do la inte­gra­ción y alian­zas entre las eco­no­mías peri­fé­ri­cas al blo­que impe­ria­lis­ta. Así, des­de las san­cio­nes, se están poten­cian­do las mone­das loca­les, el yuan, el rublo, la rupra…, ten­den­cia que en esta coyun­tu­ra se está agu­di­zan­do, cuan­do vemos el rublo for­ta­le­cién­do­se, o a Rusia pidien­do que se page en rublos su gas o a la India pagan­do en rupias el petró­leo ruso. Esta inte­gra­ción es de la mayor rele­van­cia al ter­mi­nar de conec­tar a Rusia con Chi­na, crean­do un gran polo eco­nó­mi­co de enor­me influen­cia en otras poten­cias asiá­ti­cas pero tam­bién el Pró­xi­mo Orien­te, Áfri­ca o el Medi­te­rréno. Su prin­ci­pal mate­ria­li­za­ción sería la expan­sión de la nue­va Ruta de la Seda o el Corre­dor Inter­na­cio­nal de Trans­por­te Nor­te-Sur don­de pue­de tener un papel clave…Mariupol en la Repú­bli­ca de Donetsk. En todo caso, esta situa­ción supo­ne una cla­ra afren­ta al dólar, dis­pu­tán­do­le su hege­mo­nía mone­ta­ria y, en para­le­lo, un ais­la­mien­to de Euro­pa del diná­mi­co mer­ca­do asiá­ti­co, con con­se­cuen­cias que ana­li­za­re­mos en la segun­da par­te de este análisis.

3) En cla­ve geo­po­lí­ti­ca, hemos vis­to como al inten­to de ais­la­mien­to polí­ti­co de Rusia por par­te del blo­que impe­ria­lis­ta, ha habi­do res­pues­tas por par­te de paí­ses de gran impor­tan­cia que no han ava­la­do la retó­ri­ca impe­ria­lis­ta de la agre­sión rusa y la nece­si­dad de san­cio­nes eco­nó­mi­cas. Paí­ses como Pakis­tán (lo cual ya ha teni­do con­se­cuen­cias en la des­ti­tu­ción de su pre­si­den­te), India, pero inclu­so paí­ses del gol­fo pér­si­co, como Ara­bia Sau­dí o Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, han con­tes­ta­do a estos inten­tos de san­cio­nes afir­man­do que no deben poli­ti­zar­se la ener­gía o la eco­no­mía y que, como ya sabe­mos, las san­cio­nes no resuel­ven un pro­ble­mas que es esen­cial­men­te polí­ti­co. Otros acto­res inter­na­cio­na­les, tra­di­cio­nal­men­te ali­nea­dos con el impe­ria­lis­mo de EEUU, como Méxi­co, están sien­do muy crí­ti­cos con las san­cio­nes, así como el tra­di­cio­nal eje de la resis­ten­cia: Vene­zue­la, Cuba, Irán, Siria… A nivel euro­peo, inclu­so hemos vis­to tam­bién ten­sio­nes, como vere­mos. No obs­tan­te, es prin­ci­pal­men­te el for­ta­le­ci­mien­to de la alian­za Chi­na-Rusia el prin­ci­pal resul­ta­do a nivel geo­po­lí­ti­co, una alian­za que duran­te déca­das se ha inten­ta­do evi­tar por dis­tin­tos pode­res occi­den­ta­les, y que mar­ca el comien­zo de un mun­do cla­ra­men­te mul­ti­po­lar. En esta coyun­tu­ra, sin lugar a dudas, Euro­pa es la que está resul­tan­do la gran per­de­do­ra, al aumen­tar­se la falla geo­po­lí­ti­ca y eco­nó­mi­ca entre Euro­pa y Asia, cuya lla­ve es Rusia. Pare­ce ser que uno de los obje­ti­vos his­tó­ri­cos de la OTAN (y del impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se y bri­tá­ni­co), como es evi­tar la vin­cu­la­ción ruso-euro­pea, se ha cum­pli­do.

En la actual coyun­tu­ra, pode­mos afir­mar que la lucha de cla­ses a nivel glo­bal se encuen­tra en un pun­to álgi­do de con­tra­dic­cio­nes y ten­sio­nes, fun­da­men­tal­men­te entre la cla­se capi­ta­lis­ta de los paí­ses impe­ria­lis­tas (domi­na­do por los mono­po­lios y el capi­tal finan­cie­ro) y la cla­se tra­ba­ja­do­ra a nivel mun­dial, espe­cial­men­te la de los pue­blos del sur glo­bal, es decir, de aque­llos tra­di­cio­nal­men­te colo­ni­za­das o con un rol neo­co­lo­nial o peri­fé­ri­co en lo eco­nó­mi­co. Es este cho­que el que expli­ca el paso de un mun­do uni­po­lar, en el que la hege­mo­nía de un Occi­den­te lide­ra­do por EEUU era incues­tio­na­ble; a otro mul­ti­po­lar, hacien­do aflo­rar las con­tra­dic­cio­nes a flor de piel en los esta­dos capi­ta­lis­tas, de uno u otro signo, lo cual va a abrir esce­na­rios de rup­tu­ra, de ten­sio­nes en el blo­que impe­ria­lis­ta occi­den­tal, así como la posi­bi­li­dad de esta­lli­dos popu­la­res, sobre todo en dichas peri­fe­rias. En este sen­ti­do, es intere­san­te des­ta­car el caso lati­no­ame­ri­cano, don­de ade­más de los paí­ses que siguen en resis­ten­cia fren­te al impe­ria­lis­mo (Cuba, Vene­zue­la, Boli­via, Nica­ra­gua….), debe­mos des­ta­car el avan­ce popu­lar fren­te al neo­li­be­ra­lis­mo y los esta­dos femi­ni­ci­das que se está dan­do como efec­to domi­nó de un país a otro, des­ta­can­do actual­men­te en caso ecua­to­riano. Pode­mos afir­mar, jun­to con Ati­lio Borón, que la hege­mo­nía esta­dou­ni­den­se como líder del blo­que impe­ria­lis­ta, ha ini­cia­do su decli­ve. Pero esto no supon­drá su sus­ti­tu­ción inme­dia­ta por otro orden mun­dial, ya que nun­ca cede­rán su poder a nivel mun­dial sin ofre­cer resis­ten­cia, sin poten­ciar cri­sis, gue­rras y sufri­mien­to, como demues­tra el caso ucra­niano y la recien­te cum­bre de la OTAN en Madrid, refor­zan­do a la orga­ni­za­ción mili­tar. Por lo tan­to, esta coyun­tu­ra no sig­ni­fi­ca que vaya­mos a asis­tir a un ciclo de revo­lu­cio­nes popu­la­res que hagan caer el sis­te­ma capi­ta­lis­ta o la suje­ción neo­co­lo­nial impe­ria­lis­ta, sino a que las con­di­cio­nes obje­ti­vas para ellas exis­ti­rán; no obs­tan­te, hace fal­ta tam­bién la con­cu­rren­cia de con­di­cio­nes sub­je­ti­vas y orga­ni­za­ti­vas que, hoy en día, no pare­cen estar pre­sen­tes sal­vo en con­ta­dos paí­ses o terri­to­rios, don­de resis­ten a la repre­sión y a la gue­rra mate­rial, psi­co­ló­gi­ca e ideo­ló­gi­ca imperialista.

https://​www​.sin​per​mi​so​.info/​t​e​x​t​o​s​/​l​a​-​t​a​s​a​-​d​e​-​g​a​n​a​n​c​i​a​-​m​u​n​d​i​a​l​-​n​u​e​v​a​s​-​e​v​i​d​e​n​c​i​a​s​-​i​m​p​o​r​t​a​n​tes

https://​www​.ahi​les​va​.info/​6​2​5​e​d​2​e​8​d​c​7​6​d​e​3​a​5​0​7​7​3​c6e

https://​www​.sin​per​mi​so​.info/​t​e​x​t​o​s​/​e​l​-​d​e​b​a​t​e​-​d​e​-​l​a​-​i​n​f​l​a​c​ion, https://​www​.sin​per​mi​so​.info/​t​e​x​t​o​s​/​i​n​f​l​a​c​i​o​n​-​s​a​l​a​r​i​o​s​-​f​r​e​n​t​e​-​a​-​g​a​n​a​n​c​ias

https://​nue​va​re​vo​lu​cion​.es/​p​a​r​a​-​q​u​e​-​s​i​r​v​e​-​l​a​-​i​n​f​l​a​c​i​on/

https://​www​.elsal​to​dia​rio​.com/​i​n​f​l​a​c​i​o​n​/​b​e​n​e​f​i​c​i​o​s​-​e​m​p​r​e​s​a​r​i​a​l​e​s​-​f​u​e​r​o​n​-​r​e​s​p​o​n​s​a​b​l​e​s​-​8​3​4​p​e​r​c​e​n​t​-​i​p​c​-​p​r​i​m​e​r​-​t​r​i​m​e​s​tre

https://​www​.eles​pa​nol​.com/​i​n​v​e​r​t​i​a​/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​m​a​c​r​o​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​2​2​0​7​0​7​/​h​a​l​c​o​n​e​s​-​b​c​e​-​r​e​c​l​a​m​a​n​-​a​c​e​l​e​r​a​r​-​s​u​b​i​d​a​-​i​n​t​e​r​e​s​-​i​n​f​l​a​c​i​o​n​/​6​8​5​9​3​1​6​5​6​_​0​.​h​tml

https://​www​.elmun​do​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​m​a​c​r​o​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​2​2​/​0​4​/​1​4​/​6​2​5​8​0​c​a​3​2​1​e​f​a​0​e​1​2​7​8​b​4​5​d​9​.​h​tml

https://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​w​2​W​r​M​M​L​e​rGQ

Cabría indi­car que por finan­cia­ri­za­ción nos refe­ri­mos a una impor­tan­cia cre­cien­te de los mer­ca­dos, ins­ti­tu­cio­nes y acto­res en la eco­no­mía. Con ello, no apo­ya­mos las teo­rías de que esta finan­cia­ri­za­ción sea la que ori­gi­na la cri­sis, sino que es su mani­fes­ta­ción: https://​the​nex​tre​ces​sion​.word​press​.com/​2​0​1​8​/​1​1​/​2​7​/​f​i​n​a​n​c​i​a​l​i​s​a​t​i​o​n​-​o​r​-​p​r​o​f​i​t​a​b​i​l​i​ty/

https://​jubi​lee​debt​.org​.uk/​c​o​u​n​t​r​i​e​s​-​i​n​-​c​r​i​sis

https://​es​.mar​kets​cree​ner​.com/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​u​l​t​i​m​a​s​/​E​x​p​l​i​c​a​c​i​-​n​-​p​o​r​-​q​u​e​-​G​h​a​n​a​-​h​a​-​v​u​e​l​t​o​-​a​l​-​FMI – 40919995/

https://​www​.info​bae​.com/​a​m​e​r​i​c​a​/​w​a​p​o​/​2​0​2​2​/​0​7​/​1​0​/​c​l​a​v​e​s​-​p​a​r​a​-​e​n​t​e​n​d​e​r​-​q​u​e​-​e​s​t​a​-​s​u​c​e​d​i​e​n​d​o​-​e​n​-​s​r​i​-​l​a​n​ka/

https://​www​.moni​tor​deo​rien​te​.com/​2​0​2​2​0​4​1​4​-​e​g​i​p​t​o​-​e​n​t​r​a​-​e​n​-​l​a​-​p​e​s​a​d​i​l​l​a​-​d​e​-​l​a​-​d​e​u​d​a​-​e​x​t​e​r​n​a​-​d​e​-​l​a​-​m​a​n​o​-​d​e​-​s​i​si/

https://​rebe​lion​.org/​c​a​m​b​i​o​-​d​e​-​g​o​b​i​e​r​n​o​-​i​n​e​s​t​a​b​i​l​i​d​a​d​-​p​o​l​i​t​i​c​a​-​y​-​c​r​i​s​i​s​-​d​e​-​l​a​-​d​e​u​da/

https://​the​nex​tre​ces​sion​.word​press​.com/​2​0​2​2​/​0​4​/​0​3​/​t​h​e​-​s​u​b​m​e​r​g​i​n​g​-​m​a​r​k​e​t​-​d​e​b​t​-​c​r​i​s​is/

https://​tele​gra​.ph/​H​e​r​e​s​-​W​h​a​t​-​B​i​l​l​i​o​n​a​i​r​e​s​-​A​r​e​-​S​a​y​i​n​g​-​A​b​o​u​t​-​T​h​e​-​N​e​x​t​-​R​e​c​e​s​s​i​o​n​-07 – 04

https://telegra.ph/Alemania-se-asoma-a-la-recesi%C3%B3n-07 – 10

https://​sin​per​mi​so​.info/​t​e​x​t​o​s​/​l​a​s​-​t​i​j​e​r​a​s​-​d​e​-​l​a​-​d​e​p​r​e​s​ion

https://​south​front​.org/ Por su par­te, el pro­yec­to @rybar sube actua­li­za­cio­nes dia­rias del esta­do de las ope­ra­cio­nes mili­ta­res en espa­ñol, como pue­de ver­se en cana­les de Tele­gram como @IrinaMar1004_Z

https://​www​.expan​sion​.com/​b​l​o​g​s​/​b​l​o​g​-​j​s​q​/​2​0​2​2​/​0​4​/​2​2​/​s​a​n​c​i​o​n​e​s​-​b​o​o​m​e​r​a​n​g​.​h​tml

https://​www​.elob​ser​va​dor​.com​.uy/​n​o​t​a​/​e​l​-​r​u​b​l​o​-​s​e​-​f​o​r​t​a​l​e​c​e​-​p​e​s​e​-​a​-​l​a​s​-​s​a​n​c​i​o​n​e​s​-​d​e​-​e​s​t​a​d​o​s​-​u​n​i​d​o​s​-​y​-​l​a​-​u​n​i​o​n​-​e​u​r​o​p​e​a​-​2​0​2​2​6​2​5​1​5​5​031

https://​www​.expan​sion​.com/​b​l​o​g​s​/​b​l​o​g​-​j​s​q​/​2​0​2​2​/​0​4​/​2​2​/​s​a​n​c​i​o​n​e​s​-​b​o​o​m​e​r​a​n​g​.​h​tml

https://​the​crad​le​.co/​A​r​t​i​c​l​e​/​c​o​l​u​m​n​s​/​8​480

https://​blogs​.publi​co​.es/​p​u​n​t​o​y​s​e​g​u​i​d​o​/​7​7​1​8​/​p​a​k​i​s​t​a​n​-​j​u​g​a​r​-​l​a​-​c​a​r​t​a​-​r​u​s​a​-​f​u​l​m​i​n​a​-​a​l​-​g​o​b​i​e​r​n​o​-​d​e​-​i​m​r​a​n​-​k​h​an/

https://​www​.ahi​les​va​.info/​6​2​3​9​f​9​3​f​d​c​7​6​d​e​3​a​5​0​7​7​3​bf0

https://​blogs​.publi​co​.es/​o​t​r​a​s​m​i​r​a​d​a​s​/​6​1​4​4​9​/​o​t​a​n​-​l​a​-​a​u​t​o​n​o​m​i​a​-​e​s​t​r​a​t​e​g​i​c​a​-​d​e​-​e​s​t​a​d​o​s​-​u​n​i​d​os/

https://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​z​U​k​j​R​I​w​C​j​S​0​&​t​=​5​6​18s

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.