La reali­dad que no interesa

Ante la cam­pa­ña mediá­ti­ca que están hacien­do los empresarios/​agricultores del fru­to rojo, llo­ran­do una vez más por­que no tie­nen mano de obra,escribimos este artícu­lo por­que que­re­mos ofre­cer unos cuan­tos datos, de esos que la mayo­ría de los medios de comu­ni­ca­ción ni se preo­cu­pan en cono­cer antes de publi­car con tan­ta segu­ri­dad lo que la patro­nal agra­ria quie­re con­tar­les. Para con­tras­tar y esas cosas que ya no se llevan.

Empe­za­mos por acla­rar que la cam­pa­ña de la fre­sa nor­mal­men­te comien­za a fina­les de diciem­bre, y en junio ape­nas hay ya tra­ba­jo, por lo que empie­zan a des­pe­dir a lxs trabajadorxs.

Aún así, lle­van ya un par de años con la estra­te­gia de salir dicien­do: «Que nos vamos a otros tra­ba­jos»; ade­más, este año ha venío estu­pen­da­men­te que coin­ci­da con el Rocío. Y, como no podía fal­tar, se le echa la cul­pa a ese com­plot con­tra el sec­tor fre­se­ro al que lan­za­mos, dicen, crí­ti­cas falsas.

Por­que cla­ro, esa gen­te que denun­cia­mos lo que ocu­rre no tene­mos otra cosa mejor que hacer, y tam­po­co tene­mos datos ni expe­rien­cias pro­pias ni de mon­to­nes de tra­ba­ja­do­res para hacer­lo. Como si esta reali­dad no se cono­cie­ra de sobra; como si no supié­ra­mos que se mira para otro lado por­que el sec­tor es «el segun­do motor eco­nó­mi­co de Huel­va», aumen­ta el PIB de la pro­vin­cia y, como se ha dicho públi­ca­men­te por algún que otro car­go polí­ti­co en Huel­va, «con el dine­ro que va a la Segu­ri­dad Social por la con­tra­ta­ción en ori­gen se pagan las pen­sio­nes en Huel­va». (Vean en este enla­ce a par­tir de 1:23:00) Lo de la explo­ta­ción, lo de no cum­plir la Orden Gec­co ni el Con­ve­nio, eso es lo de menos.

El pro­ble­ma es que a la gen­te le gus­ta mucho pro­tes­tar, enci­ma que les trae­mos des­de Marrue­cos, Hon­du­ras y Ecua­dor, y les saca­mos de la pobre­za extre­ma. Debe­rían estar agra­de­ci­dos. Que con lo que ganan aquí (aun­que no sea lo que les corres­pon­de por ley) viven en sus paí­ses todo el año.

Pues bien, como íba­mos dicien­do, el llan­to peren­ne de la patro­nal es una cla­ra estra­te­gia que no es muy difí­cil de des­ci­frar para quie­nes vivi­mos la reali­dad día a día.

Este año ha sido el más acti­vo con res­pec­to a denun­cias de lxs tra­ba­ja­dorxs de todos los que lle­va­mos hacien­do cam­pa­ña sin­di­cal. Y, a pesar de con­tar solo con dos per­so­nas libe­ra­das para hacer este tra­ba­jo, gra­cias a las dona­cio­nes en el Goteo que hici­mos el año pasa­do (apro­ve­cha­mos para agra­de­cer de nue­vo a toda la gen­te que nos apo­yó y que nos sigue apo­yan­do), a pesar de con­tar con recur­sos esca­sos, pudien­do abar­car una peque­ña par­te de todo este entra­ma­do, a pesar de tener cero infra­es­truc­tu­ra, con cua­tro horas de ase­so­ría jurí­di­ca a la sema­na, los datos con los que con­ta­mos son estre­me­ce­do­res y nos per­mi­ten abar­car una peque­ña par­te de todo ese entra­ma­do. Y aún no ha ter­mi­na­do la cam­pa­ña. De hecho, a día de hoy tene­mos cin­co denun­cias pen­dien­tes de poner en Ins­pec­ción de Tra­ba­jo, más las otras nue­ve que ya hemos pues­to sobre las que, por cier­to, aún no hemos teni­do res­pues­ta. Y eso que des­de Madrid iban a apo­yar­nos esta cam­pa­ña. Sobre eso habla­re­mos en otro momento.

En con­clu­sión, casi una quin­ce­na de denun­cias esta cam­pa­ña, más once logros en dife­ren­tes empre­sas que hemos podi­do con­se­guir gra­cias a la nego­cia­ción. Entre esos logros figu­ran, entre otros la read­mi­sión de tra­ba­ja­dorxs que iban a ser des­pe­di­dos, la con­ti­nui­dad en el tra­ba­jo de com­pa­ñe­ras que que­rían devol­ver a Marrue­cos por enfer­mar o estar emba­ra­za­das, la ges­tión de habi­ta­bi­li­dad de las vivien­das de las con­tra­ta­das en ori­gen y el cum­pli­mien­to con la jor­na­da de tra­ba­jo. Ofre­ce­re­mos los datos esta­dís­ti­cos con todo deta­lle al ter­mi­nar la campaña.

Y jus­to aquí es don­de que­re­mos hacer hin­ca­pié en la jor­na­da labo­ral de 39 horas sema­na­les. Casi el 100% de com­pa­ñerxs con­tra­tadxs en ori­gen que nos han lla­ma­do este año denun­cia­ban que no se cum­plía la jor­na­da de tra­ba­jo, y que han veni­do este año para pasar más tiem­po en la casa que trabajando.

Enla­za­mos aquí lo que dice el Con­ve­nio del Cam­po de Huel­va en el artícu­lo 7, y la Orden Gec­co en el artícu­lo 3.1 sobre la acti­vi­dad con­ti­nua­da garan­ti­za­da. Y tam­bién están los con­tra­tos que se fir­man de 39 horas semanales.

Hemos teni­do pro­tes­tas que han orga­ni­za­do com­pa­ñe­ras marro­quíes en la puer­ta de las fin­cas, denun­cias públi­cas de com­pa­ñe­ros de Hon­du­ras tan­to en papel como en la radio.

Algu­nas las hemos con­se­gui­do nego­ciar como con­tá­ba­mos, y se han resuel­to, pero otras están en cono­ci­mien­to de Sub­de­le­ga­ción del Gobierno de Huel­va y de los Minis­te­rios de Migra­cio­nes y Tra­ba­jo, y aún no tene­mos res­pues­ta algu­na. Estas per­so­nas vol­ve­rán a sus paí­ses decep­cio­na­das por lo que con­si­de­ran «una autén­ti­ca esta­fa», mien­tras aquí las auto­ri­da­des labo­ra­les, y los res­pon­sa­bles polí­ti­cos no han movi­do ni un dedo.

Pero cla­ro, aho­ra, ante el llan­to de la patro­nal que pide que se amplíe el núme­ro de per­so­nas de los pró­xi­mos con­tin­gen­tes de ori­gen, a tra­vés de una cam­pa­ña mediá­ti­ca que argu­men­ta que no tie­nen mano de obra, que los nacio­na­les no que­re­mos tra­ba­jar y aban­do­na­mos el tra­ba­jo, res­pon­den a sus deman­das auto­má­ti­ca­men­te, olvi­dan­do que ni siquie­ra han cum­pli­do con la jor­na­da labo­ral de las per­so­nas que han esta­do aquí estos meses. Por­que tene­mos que seguir aumen­tan­do el PIB, y superan­do las ganan­cias del sec­tor año tras año. Y deci­mos «del sec­tor» por­que es don­de se que­dan siem­pre los millo­na­rios bene­fi­cios. Habría que ana­li­zar los bol­si­llos de lxs tra­ba­ja­dorxs, y el bene­fi­cio eco­nó­mi­co que a ellxs les ha supues­to esta cam­pa­ña. Pero eso pare­ce que no intere­sa a nadie, tam­po­co a quie­nes pro­me­ten que van a apo­yar­nos en nues­tra lucha por los dere­chos de lxs jornalerxs.

¿Y sabéis que es lo peor de todo esto?

Que a pesar de ver en nues­tras nari­ces cómo la patro­nal cada año lan­za fal­sas acu­sa­cio­nes sobre los tra­ba­ja­do­res nacio­na­les, insul­tán­do­nos y humi­llán­do­nos cuan­do nos tachan de flo­jos, cuan­do nos acu­san de aban­do­nar el tra­ba­jo y de no que­rer tra­ba­jar en el cam­po y, sobre todo, cuan­do lo uti­li­zan para tener la excu­sa per­fec­ta para pedir que se trai­ga a cada vez más per­so­nas de otros paí­ses a los que pue­den explo­tar más fácil­men­te, aquí esta­mos cayen­do en la absur­da tram­pa de cul­par al compañero/​a que vie­ne de otro país a bus­car­se las habichuelas.

Oja­lá algún día enten­da­mos que Anda­lu­cía siem­pre ha sido un pue­blo diver­so en el que han con­vi­vi­do dife­ren­tes cul­tu­ras, lo que ha hecho que ten­ga­mos la rique­za cul­tu­ral de la que goza­mos a día de hoy, y que es en esas per­so­nas don­de encon­tra­mos a nuestrxs aliadxs, a nuestrxs her­manxs, de los que tene­mos que aga­rrar­nos de la mano para luchar de una vez para que se haga jus­ti­cia y se pon­ga en el cen­tro el gran valor que tie­nen nues­tros cuer­pos y nues­tras manos. Y sobre todo, para recu­pe­rar la tie­rra que nos fue arre­ba­ta­da por esos que aho­ra nos explo­tan y nos echan a pelear.

Oja­lá algún día enten­da­mos la impor­tan­cia de la nece­si­dad de nues­tra sobe­ra­nía ali­men­ta­ria, y de tran­si­tar jun­tas hacia otros mode­los de agri­cul­tu­ra. Y para eso con­ta­mos con lo más impor­tan­te: la urgen­te nece­si­dad de empe­zar a cons­truir­lo, y la diver­sa rique­za de cono­ci­mien­tos de las dife­ren­tes cul­tu­ras que actual­men­te con­vi­vi­mos en Andalucía.

Jor­na­le­ra en lucha

2 de junio de 2022

Fuen­te: https://​jor​na​le​ra​sen​lu​cha​.org/​l​a​-​r​e​a​l​i​d​a​d​-​q​u​e​-​n​o​-​i​n​t​e​r​e​sa/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.