Amplia­ción de los BRICS: ¿qué perspectivas?

La orga­ni­za­ción podría con­ver­tir­se en un ele­men­to impor­tan­te en un mun­do mul­ti­po­lar, pero es poco pro­ba­ble que com­pi­ta con la OTAN. «Mien­tras la Casa Blan­ca pen­sa­ba en qué más cerrar, prohi­bir y tirar a la basu­ra en el mun­do, Argen­ti­na e Irán soli­ci­ta­ban entrar en los BRICS», dijo la por­ta­voz del Minis­te­rio de Asun­tos Exte­rio­res ruso. No se tra­ta de una «con­tra-alian­za» a la fomen­ta­da por Esta­dos Uni­dos, sino de un sis­te­ma com­ple­ta­men­te dife­ren­te que no pre­ten­de impo­ner una per­te­nen­cia ideo­ló­gi­ca, sino crear las con­di­cio­nes para la ple­na sobe­ra­nía de sus miem­bros, que es hoy una for­ma de esca­par a los dic­ta­dos de Esta­dos Uni­dos, al chan­ta­je eco­nó­mi­co y mili­tar y a la ley del más fuer­te. Casi la mitad de la pobla­ción mun­dial per­te­ne­ce a los BRICS, pero esta orga­ni­za­ción aún infor­mal está en pro­ce­so de ges­ta­ción y se plan­tea la cues­tión de otros víncu­los, en par­ti­cu­lar los pac­tos con Esta­dos Uni­dos… Chi­na pare­ce dis­pues­ta a com­pro­me­ter­se más que nun­ca. Indu­da­ble­men­te, el asun­to ucra­niano, si bien ha estre­cha­do los lazos polí­ti­cos de la Unión Euro­pea y la OTAN –al tiem­po que ha agra­va­do las con­tra­dic­cio­nes socia­les inter­nas y exter­nas – , ha crea­do las con­di­cio­nes para avan­zar en la orga­ni­za­ción de un mun­do mul­ti­po­lar, que ten­de­ría más a un no ali­nea­mien­to defen­si­vo. (Nota de Danie­lle Blei­trach y tra­duc­ción del ruso de Marian­ne Dunlop.)

Argen­ti­na e Irán han soli­ci­ta­do ofi­cial­men­te su ingre­so en los BRICS tras la cum­bre de la orga­ni­za­ción del 23 al 34 de junio. El por­ta­voz del Minis­te­rio de Asun­tos Exte­rio­res ira­ní, Saeed Kha­tib­za­deh, fue el pri­me­ro en anun­ciar­lo el 27 de junio, expli­can­do que la soli­ci­tud había sido pre­sen­ta­da y que, como resul­ta­do, el pre­si­den­te chino Xi Jin­ping había invi­ta­do al pre­si­den­te ira­ní Ebrahim Rai­si a asis­tir a la cum­bre de los BRICS, don­de pro­nun­ció un dis­cur­so. El Sr. Rai­si dijo que Tehe­rán esta­ba dis­pues­to a poner sus capa­ci­da­des a dis­po­si­ción de los paí­ses del BRICS para alcan­zar nue­vos mer­ca­dos y satis­fa­cer las nece­si­da­des energéticas.

En cuan­to a Argen­ti­na, el Pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez tam­bién dijo en la reu­nión del BRICS+ que su país que­ría con­ver­tir­se en miem­bro de pleno dere­cho de la aso­cia­ción, que ya inclu­ye a Bra­sil, Rusia, India, Chi­na y Sudáfrica.

En la noche del 27 de junio, la por­ta­voz del Minis­te­rio de Asun­tos Exte­rio­res ruso, Maria Zakha­ro­va, con­fir­mó la inten­ción de ambos Esta­dos de con­ver­tir­se en miembros.

«Mien­tras la Casa Blan­ca esta­ba pen­san­do en qué más cerrar, prohi­bir y tirar a la basu­ra en el mun­do, Argen­ti­na e Irán soli­ci­ta­ban entrar en los BRICS», escri­bió en su canal de Telegram.

Rusia no se opo­ne a la amplia­ción de los BRICS, pero antes debe defi­nir los requi­si­tos de los can­di­da­tos y desa­rro­llar los pro­ce­di­mien­tos nece­sa­rios, decla­ró el 27 de junio el ase­sor pre­si­den­cial ruso Yuri Ushakov.

«En prin­ci­pio, tene­mos una opi­nión posi­ti­va sobre la posi­ble amplia­ción de esta aso­cia­ción, aun­que enten­de­mos que esta cues­tión debe abor­dar­se con mucho, mucho cui­da­do, con pre­cau­ción. ¿Qué suge­ri­mos? En pri­mer lugar, debe­ría­mos deter­mi­nar los pro­ce­di­mien­tos y requi­si­tos para los posi­bles can­di­da­tos de los BRICS. Lo prin­ci­pal es defi­nir las reglas de la posi­ble expan­sión y lue­go con­si­de­rar los can­di­da­tos espe­cí­fi­cos», dijo.

Según Usha­kov, Mos­cú cuen­ta con una coope­ra­ción más estre­cha con los paí­ses de Asia, Áfri­ca y Amé­ri­ca Lati­na en el for­ma­to BRICS+, que impli­ca la crea­ción de un círcu­lo per­ma­nen­te de ami­gos de la asociación.

El pro­pio Vla­di­mir Putin, en su inter­ven­ción en la cum­bre de los BRICS, dijo que el lide­raz­go de los paí­ses BRICS en el entorno actual es de espe­cial impor­tan­cia para la for­ma­ción de un sis­te­ma mul­ti­po­lar de rela­cio­nes inter­es­ta­ta­les. Tam­bién seña­ló la expan­sión de la pre­sen­cia de Rusia en los Esta­dos miem­bros. En el pri­mer tri­mes­tre de 2022, el comer­cio con estos paí­ses aumen­tó un 38%, has­ta los 45.000 millo­nes de dólares.

Y Xi Jin­ping decla­ró explí­ci­ta­men­te duran­te la cum­bre que los Esta­dos miem­bros debe­rían ace­le­rar el pro­ce­so de incor­po­ra­ción de nue­vos paí­ses afi­nes a la aso­cia­ción, seña­lan­do que en los últi­mos años varios paí­ses han expre­sa­do su deseo de unir­se al BRICS.

«Al inyec­tar san­gre nue­va en nues­tra aso­cia­ción, apor­ta­re­mos nue­va vita­li­dad a los BRICS», dijo.

Ade­más de Irán y Argen­ti­na, Indo­ne­sia, Tur­quía, Egip­to, Nige­ria, Siria y Ban­gla­desh se men­cio­nan a menu­do como posi­bles miem­bros de los BRICS. Ampliar el BRICS para incluir a Irán y Argen­ti­na, y posi­ble­men­te a otros paí­ses, sería qui­zás el pri­mer paso para trans­for­mar­lo de un club de intere­ses infor­mal a una orga­ni­za­ción más ins­ti­tu­cio­na­li­za­da e influ­yen­te. Por otra par­te, pare­ce que los pro­pios miem­bros del BRICS aún no han deci­di­do qué quie­ren hacer de él: un club infor­mal como el G7, un foro como el G20, una aso­cia­ción eco­nó­mi­ca como la Unión Euro­pea, o inclu­so un blo­que polí­ti­co-mili­tar de pleno dere­cho, riva­li­zan­do con la OTAN.

En 2018, el enton­ces minis­tro de Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co, Maxim Oresh­kin, al asis­tir a la cum­bre de los BRICS en Sudá­fri­ca, cuan­do se le pre­gun­tó por qué no se había toma­do nin­gu­na deci­sión para ampliar la orga­ni­za­ción, bro­meó: «Supon­go que toda­vía no han encon­tra­do un buen nom­bre». Es una pre­gun­ta intere­san­te: con la inclu­sión de Argen­ti­na e Irán, se aña­di­rán dos voca­les más al nom­bre, abrien­do un espa­cio para la ima­gi­na­ción des­de ABRIKIS has­ta BARSIKI.

Toda­vía es difí­cil decir cuán fuer­te será la estruc­tu­ra una vez que se admi­tan los nue­vos miem­bros. En los últi­mos años, los deba­tes sobre la amplia­ción no han teni­do éxi­to, en gran par­te debi­do a una cier­ta amor­fi­za­ción de la orga­ni­za­ción. Ade­más, los exper­tos han seña­la­do gra­ves con­tra­dic­cio­nes entre sus miem­bros, como India y China.

Sin embar­go, según el poli­tó­lo­go Yuri Sve­tov, las nego­cia­cio­nes de los últi­mos años no han sido en vano, y los acon­te­ci­mien­tos del últi­mo año han ani­ma­do a algu­nos paí­ses a con­si­de­rar más acti­va­men­te la pers­pec­ti­va de unir­se a los BRICS. Sin embar­go, para hacer­lo, ten­drán que sope­sar cui­da­do­sa­men­te los pros y los contras.

– La amplia­ción de las orga­ni­za­cio­nes inter­na­cio­na­les no es un pro­ce­so sen­ci­llo. Como vemos, los BRICS son una orga­ni­za­ción más seria en este sen­ti­do que la Unión Euro­pea, que vio­la fácil­men­te sus pro­pios prin­ci­pios al acep­tar nue­vos miem­bros por razo­nes polí­ti­cas. Ucra­nia y Mol­da­via han sido anun­cia­dos como can­di­da­tos a la adhe­sión a la Unión Euro­pea, mien­tras que Geor­gia ha sido recha­za­da. A Ser­bia, que tam­bién es can­di­da­ta, el Can­ci­ller de Ale­ma­nia Occi­den­tal, Olaf Scholz, le dice: «Reco­noz­ca a Koso­vo, resuel­va los pro­ble­mas terri­to­ria­les y le dare­mos la bien­ve­ni­da». Pero, ¿por qué no se apli­can las mis­mas exi­gen­cias a Ucra­nia y Mol­da­via, o inclu­so a Georgia?

La per­te­nen­cia a cual­quier orga­ni­za­ción inter­na­cio­nal tie­ne sus mati­ces. Con­ver­tir­se en miem­bro del BRICS, que aho­ra se está posi­cio­nan­do como uno de los cen­tros de influen­cia en los asun­tos mun­dia­les, requie­re sope­sar los pros y los con­tras, inclu­yen­do la com­pren­sión de lo que pue­de tener que ceder. Por ejem­plo, Méxi­co lle­va tiem­po dicien­do que le gus­ta­ría unir­se a los BRICS. Pero tie­nen un acuer­do de libre comer­cio con Esta­dos Uni­dos. ¿Qué pasa­rá con ese acuer­do? No lo sabe­mos, así que Méxi­co se abs­tie­ne por ahora.

Es lo mis­mo que ocu­rre con Argen­ti­na, que por un lado dice que quie­re entrar en los BRICS; por otro, que está dis­pues­ta a sus­ti­tuir a Rusia en los recur­sos ener­gé­ti­cos para Euro­pa; y, por últi­mo, que no quie­re tener un con­flic­to con Esta­dos Uni­dos. Has­ta aho­ra, los BRICS no son un impe­ra­ti­vo incon­di­cio­nal, en el que los Esta­dos que se han adhe­ri­do reci­ben muchos bene­fi­cios inme­dia­tos que com­pen­san lo que han per­di­do al enfriar las rela­cio­nes con los demás.

Por ejem­plo, Irán ya está some­ti­do a san­cio­nes de Esta­dos Uni­dos. Actual­men­te hay nego­cia­cio­nes a seis ban­das para un tra­ta­do de coope­ra­ción glo­bal, pero los esta­dou­ni­den­ses las blo­quean. Para Tehe­rán, el ingre­so en los BRICS sig­ni­fi­ca en reali­dad que segui­rá some­ti­do a san­cio­nes, y tie­ne que tener­lo en cuenta.

La bue­na noti­cia es que ya se está pen­san­do en la expan­sión de los BRICS y hay ver­da­de­ros con­ten­dien­tes. Xi Jin­ping dejó cla­ro antes de la últi­ma cum­bre que apo­ya la idea de ampliar la orga­ni­za­ción. Esto sig­ni­fi­ca, entre otras cosas, que Chi­na está dis­pues­ta a com­pen­sar las pér­di­das que pue­dan sufrir los nue­vos Esta­dos miembros.

Ade­más, Irán tie­ne otros pode­ro­sos opo­nen­tes ade­más de Esta­dos Uni­dos. Está Israel, que es aún más intran­si­gen­te con Irán, lle­gan­do inclu­so a eli­mi­nar a sus cien­tí­fi­cos dedi­ca­dos a la inves­ti­ga­ción nuclear. Tam­bién es Tur­quía, que com­pi­te con Irán en la esce­na regional.

Argen­ti­na, por su par­te, recla­ma un papel de lide­raz­go en Suda­mé­ri­ca, pero tam­bién está Bra­sil. Las rela­cio­nes inter­na­cio­na­les no son un pro­ce­so fácil en el que no hay jue­gos de suma cero, y los posi­bles miem­bros del BRICS están sope­san­do los pros y los con­tras. En cuan­to al nom­bre, no es un pro­ble­ma. Si otros esta­dos se unen, pue­den encon­trar otro nombre.

SP: ¿Y cuál es el futu­ro de esta orga­ni­za­ción, podría con­ver­tir­se en un blo­que eco­nó­mi­co completo?

– Has­ta aho­ra es un club infor­mal con prin­ci­pios muy atrac­ti­vos. Sus miem­bros abo­gan por la igual­dad de todos los Esta­dos del mun­do, se opo­nen a las san­cio­nes y con­si­de­ran que su tarea es pro­mo­ver las rela­cio­nes entre los Esta­dos en lugar de los con­flic­tos. Al mis­mo tiem­po, los BRICS no recla­man un papel glo­bal en el mun­do y no dic­ta­rán sus con­di­cio­nes y reglas a todo el mun­do, como hacen los estadounidenses.

Pero tie­ne gran­des pers­pec­ti­vas. Es el papel cre­cien­te de las eco­no­mías de Chi­na, India, Rusia, Bra­sil y Sudá­fri­ca y su enor­me pobla­ción. Casi la mitad de la pobla­ción mun­dial vive en estos paí­ses. El G7 pre­ten­de ser una espe­cie de gobierno mun­dial. Pero no inclu­ye a Chi­na, India o Rusia. Solo Chi­na e India suman 2.500 millo­nes de per­so­nas. Rusia es el país más gran­de del mun­do en tér­mi­nos de terri­to­rio. Y como estos paí­ses no for­man par­te del G7, esto pare­ce bas­tan­te ridícu­lo. Com­pa­re­mos al menos Ita­lia y Chi­na, que son miem­bros del G7.

SP: ¿Pue­den los BRICS con­ver­tir­se en un blo­que político-militar?

– Por supues­to, pode­mos recor­dar la expre­sión de Vla­di­mir Lenin de que la polí­ti­ca es la expre­sión con­cen­tra­da de la eco­no­mía. Pero de momen­to es una alian­za pura­men­te eco­nó­mi­ca. De los prin­ci­pios polí­ti­cos, se guían por uno: la igual­dad. Los BRICS no son en abso­lu­to un con­tra­pe­so a la OTAN. Ima­gi­na dón­de están estos Esta­dos. Rusia solo com­par­te fron­te­ra con uno de ellos, Chi­na. Chi­na tam­bién com­par­te fron­te­ra con India. Bra­sil y Sudá­fri­ca no com­par­ten fron­te­ra con nin­guno de los miem­bros del BRICS. ¿Y qué cla­se de alian­zas mili­ta­res pue­de haber sin fron­te­ras comunes?

Anna Sedo­va

30 de junio de 2022

Fuen­te: https://​svpres​sa​.ru/​p​o​l​i​t​i​c​/​a​r​t​i​c​l​e​/​3​3​8​5​41/

Cogi­da de la tra­duc­ción en fran­cés en: https://​his​to​ireetso​cie​te​.com/​2​0​2​2​/​0​7​/​0​1​/​e​l​a​r​g​i​s​s​e​m​e​n​t​-​d​e​s​-​b​r​i​c​s​-​q​u​e​l​l​e​s​-​p​e​r​s​p​e​c​t​i​v​e​s​-​p​a​r​-​a​n​n​a​-​s​e​d​o​va/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.