Yuri Afo­nin en el Foro Eco­nó­mi­co de San Peters­bur­go: «Solo el pro­gra­ma del KPRF pue­de poner al país en la sen­da del desa­rro­llo económico»

Una dele­ga­ción del KPRF [Par­ti­do Comu­nis­ta de la Fede­ra­ción Rusa] enca­be­za­da por el líder del par­ti­do, Gen­nady Zyu­ga­nov, par­ti­ci­pa en el 25º Foro Eco­nó­mi­co Inter­na­cio­nal de San Peters­bur­go (SPIEF). El vice­pre­si­den­te pri­me­ro del Comi­té Cen­tral, Yuri Afo­nin, comen­tó el even­to. La prin­ci­pal con­clu­sión es decep­cio­nan­te: los prin­ci­pa­les repre­sen­tan­tes del blo­que finan­cie­ro y eco­nó­mi­co de las actua­les auto­ri­da­des rusas siguen afe­rra­dos a los dog­mas liberal-monetaristas.

El Foro 2022 es de espe­cial impor­tan­cia. Los empre­sa­rios y líde­res empre­sa­ria­les rusos allí reu­ni­dos deben dar una res­pues­ta: ¿cómo pre­vén la super­vi­ven­cia y el desa­rro­llo del Esta­do fren­te a las san­cio­nes anti­rru­sas a una esca­la sin pre­ce­den­tes, que están expul­san­do a nues­tro país de la eco­no­mía mun­dial, rom­pien­do las cade­nas logís­ti­cas y tecnológicas?

Espe­rá­ba­mos oír la res­pues­ta a esta pre­gun­ta en los dis­cur­sos de los altos fun­cio­na­rios direc­ta­men­te res­pon­sa­bles de la ela­bo­ra­ción y apli­ca­ción de la polí­ti­ca finan­cie­ra y eco­nó­mi­ca. Se tra­ta, en pri­mer lugar, de la gober­na­do­ra del Ban­co de Rusia, Elvi­ra Nabiu­lli­na, el minis­tro de Finan­zas, Ana­toly Silua­nov, y el minis­tro de Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co, Maxim Reshetnikov.

En el foro, los líde­res del blo­que finan­cie­ro y eco­nó­mi­co reco­no­cie­ron que en 2022 el mun­do había cam­bia­do irre­me­dia­ble­men­te. Elvi­ra Nabiu­lli­na lo expre­só así: las con­di­cio­nes exter­nas de la eco­no­mía rusa, que han cam­bia­do con el telón de fon­do de los acon­te­ci­mien­tos en Ucra­nia y las con­si­guien­tes san­cio­nes occi­den­ta­les, podrían per­ma­ne­cer para siem­pre. Cabe espe­rar que no se tra­te de un eslo­gan, que los prin­ci­pa­les diri­gen­tes de Rusia hayan acor­da­do inter­na­men­te que no se pue­de vol­ver al mun­do ante­rior al 24 de febre­ro y que deben apren­der a ope­rar en una reali­dad radi­cal­men­te distinta.

Tam­bién es alen­ta­dor que estos eje­cu­ti­vos hablen de cosas que pre­fe­ri­rían no ver antes. Nabiu­lli­na seña­ló que el lugar de Rusia en la divi­sión inter­na­cio­nal del tra­ba­jo es aho­ra des­fa­vo­ra­ble. Tras la impo­si­ción de san­cio­nes, ven­de­mos nues­tras expor­ta­cio­nes de pro­duc­tos bási­cos prin­ci­pal­men­te a un pre­cio muy bajo y com­pra­mos pro­duc­tos impor­ta­dos con un enor­me mar­gen de bene­fi­cio. Y Silua­nov admi­tió que la glo­ba­li­za­ción en la que ha entra­do la Fede­ra­ción Rusa no ha resul­ta­do tan cómo­da para nues­tro país. Solo pue­de sor­pren­der que estas per­so­nas, que estu­dia­ron en las uni­ver­si­da­des sovié­ti­cas don­de, entre otras cosas, se les ense­ñó la teo­ría leni­nis­ta del impe­ria­lis­mo, no se die­ran cuen­ta de ante­mano de que la divi­sión inter­na­cio­nal del tra­ba­jo bajo el capi­ta­lis­mo está vicia­da por muchas injus­ti­cias y amenazas.

Ade­más, por pri­me­ra vez, todos los prin­ci­pa­les repre­sen­tan­tes del blo­que eco­nó­mi­co y finan­cie­ro del gobierno ruso –Nabiu­lli­na, Silua­nov y Reshet­ni­kov– reco­no­cie­ron que los pro­ble­mas más impor­tan­tes de Rusia son la pobre­za de una gran par­te de la pobla­ción y una estra­ti­fi­ca­ción social extre­ma­da­men­te fuerte.

Se dije­ron cosas que no se pue­den dis­cu­tir. Por ejem­plo, Nabiu­lli­na decla­ró que una gran par­te de la pro­duc­ción nacio­nal debe­ría des­ti­nar­se al mer­ca­do interno. Por lo tan­to, es nece­sa­rio desa­rro­llar la indus­tria de trans­for­ma­ción y pro­du­cir más pro­duc­tos para el con­su­mo. Es una pena, sin embar­go, que el blo­que finan­cie­ro y eco­nó­mi­co del actual gobierno no se haya guia­do por esta idea en los últi­mos vein­te años, cuan­do, debi­do a los altos pre­cios de las mate­rias pri­mas en el mer­ca­do mun­dial, entra­ron en el país billo­nes de dóla­res de ingre­sos pro­ce­den­tes de las expor­ta­cio­nes de mate­rias pri­mas, lo que per­mi­tía poten­cial­men­te la apli­ca­ción de cual­quier plan de desa­rro­llo industrial.

Sor­pren­den­te­men­te, los líde­res del blo­que eco­nó­mi­co y finan­cie­ro no reco­no­cie­ron nin­guno de sus erro­res en el foro. Todo ello en el mar­co de la con­fis­ca­ción de la mayor par­te de las reser­vas finan­cie­ras de Rusia en acti­vos occi­den­ta­les, en el mar­co de las miles de vul­ne­ra­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas y tec­no­ló­gi­cas de nues­tro Esta­do, que se han reve­la­do en los últi­mos meses. Resul­ta que todos estos pro­ble­mas apa­re­cie­ron por sí solos, cuan­do la estra­te­gia debía ser la correcta.

Pero la con­clu­sión es que no hemos oído nin­gu­na rece­ta real de las figu­ras cla­ve del blo­que finan­cie­ro y eco­nó­mi­co para un desa­rro­llo eco­nó­mi­co exi­to­so en el entorno actual. En su lugar, hemos oído los mis­mos man­tras libe­ra­les-mone­ta­ris­tas des­gas­ta­dos sobre el papel abso­lu­ta­men­te domi­nan­te de la empre­sa pri­va­da y el con­trol de la infla­ción como la prin­ci­pal tarea de la polí­ti­ca finan­cie­ra y económica.

Cita­ré algu­nas de estas decla­ra­cio­nes. Maxim Reshet­ni­kov: La tarea de sus­ti­tu­ción de las impor­ta­cio­nes será resuel­ta prin­ci­pal­men­te por las empre­sas pri­va­das. Nabiu­lli­na: Sin la ini­cia­ti­va pri­va­da, no habrá desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co, el Esta­do no pue­de finan­ciar efi­caz­men­te las star­tups tec­no­ló­gi­cas, ya que solo una de cada 20 – 30 star­tups «des­pe­ga», y las agen­cias guber­na­men­ta­les serán res­pon­sa­bles de mal­gas­tar el dine­ro públi­co. Deje­mos, dicen, que los fon­dos pri­va­dos de capi­tal ries­go lo hagan todo. La pre­gun­ta es: ¿cómo con­si­guió la Unión Sovié­ti­ca, con su papel cru­cial del Esta­do en la eco­no­mía, poner en mar­cha muchos pro­yec­tos de desa­rro­llo de alta tec­no­lo­gía, como la explo­ra­ción espa­cial, la ener­gía nuclear, una poten­te indus­tria aero­náu­ti­ca, sus pro­pios orde­na­do­res, etc.? ¿Qui­zás, seño­res, lo que hay que cam­biar es el sis­te­ma esta­tal actual para poder afron­tar efi­caz­men­te estos retos?

Silua­nov tam­bién pre­sen­tó su habi­tual con­jun­to de ideas libe­ra­les. Según él, Rusia nece­si­ta hoy, sobre todo, más liber­tad empre­sa­rial, más pro­tec­ción de la pro­pie­dad (es decir, los resul­ta­dos de la pri­va­ti­za­ción son sagra­dos e invio­la­bles…), menos influen­cia admi­nis­tra­ti­va del Esta­do en la eco­no­mía. El Minis­tro de Finan­zas tam­bién reafir­mó que las ren­tas de los recur­sos natu­ra­les deben acu­mu­lar­se en los años bue­nos y gas­tar­se en los malos, es decir, se pro­nun­ció a favor de man­te­ner la polí­ti­ca de la lla­ma­da «regla pre­su­pues­ta­ria» y las «pin­zas finan­cie­ras», en las que se depo­si­ta una par­te impor­tan­te de los ingre­sos del país en lugar de uti­li­zar­los para desa­rro­llar la eco­no­mía. Y ello a pesar de que a Rusia se le aca­ba de reti­rar gran par­te del dine­ro acu­mu­la­do ante­rior­men­te en estos «fon­dos».

La decla­ra­ción de Elvi­ra Nabiu­lli­na de que debe­ría­mos eli­mi­nar gra­dual­men­te todas, o al menos la mayo­ría, de las res­tric­cio­nes actua­les a los flu­jos de capi­tal fue sor­pren­den­te. Sin embar­go, la fuga de capi­ta­les, que inclu­so según las cifras ofi­cia­les ascien­de a dece­nas de miles de millo­nes de dóla­res al año, es uno de los prin­ci­pa­les males de la eco­no­mía rusa bajo el capi­ta­lis­mo. Elvi­ra Sakhyp­za­dov­na, ¿estás sugi­rien­do que el país vuel­va a pagar este «tri­bu­to»?

La siguien­te ini­cia­ti­va del minis­tro Reshet­ni­kov tam­bién fue una sor­pre­sa: resul­ta que el Minis­te­rio de Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co está dis­cu­tien­do el apo­yo esta­tal a los pro­yec­tos empre­sa­ria­les rusos en el extran­je­ro, y este apo­yo podría con­sis­tir en prés­ta­mos en mone­da extran­je­ra en con­di­cio­nes pre­fe­ren­tes. ¿Cuál sería el resul­ta­do? El Minis­te­rio de Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co no sabe cómo hacer que el dine­ro fun­cio­ne den­tro del país, por lo que quie­re dar par­te de las divi­sas que reci­be el Esta­do a par­ti­cu­la­res para que las lle­ven al extran­je­ro y las invier­tan en nego­cios en el exterior.

El foro no estu­vo exen­to de retó­ri­ca anti­so­vié­ti­ca por par­te de altos fun­cio­na­rios del gobierno ruso. Mak­si­me Oresh­kin, ase­sor del pre­si­den­te, dijo lite­ral­men­te: «La eco­no­mía de la Unión Sovié­ti­ca era inefi­cien­te en muchos aspec­tos, por­que era cerra­da, poco com­pe­ti­ti­va y super­cen­tra­li­za­da. Así que sabe­mos mejor cómo supe­rar la cri­sis, el mode­lo sovié­ti­co no es nues­tra guía». Señor Oresh­kin, la Unión Sovié­ti­ca superó difi­cul­ta­des que la Fede­ra­ción Rusa nun­ca ha expe­ri­men­ta­do. La Unión Sovié­ti­ca tuvo el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co más rápi­do de la his­to­ria del mun­do en un momen­to en que el mun­do capi­ta­lis­ta se deba­tía en la Gran Depre­sión, derro­tó eco­nó­mi­ca­men­te a toda la Euro­pa nazi duran­te la Segun­da Gue­rra Mun­dial y, has­ta la «peres­troi­ka», la eco­no­mía sovié­ti­ca cre­cía más rápi­do que la esta­dou­ni­den­se. Como resul­ta­do, la eco­no­mía sovié­ti­ca era mucho más «com­pe­ti­ti­va» a esca­la mun­dial. La cen­tra­li­za­ción, que a usted le pare­ce un vicio, fue, por el con­tra­rio, la mayor vir­tud del sis­te­ma sovié­ti­co, que per­mi­tió el desa­rro­llo pla­ni­fi­ca­do del país y la con­cen­tra­ción de recur­sos para hacer fren­te a este momen­to cru­cial de la his­to­ria. La eco­no­mía sovié­ti­ca nun­ca estu­vo «cerra­da». Pero la ven­ta­ja de la URSS era que desa­rro­lla­ba rela­cio­nes eco­nó­mi­cas prin­ci­pal­men­te con Esta­dos ami­gos y no hos­ti­les (creo que usted ya ha com­pren­di­do el ries­go de la «amis­tad» eco­nó­mi­ca con enemi­gos geo­es­tra­té­gi­cos). Y toda la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca exte­rior de la URSS, a dife­ren­cia de la de la Rusia capi­ta­lis­ta, esta­ba com­ple­ta­men­te subor­di­na­da a los intere­ses de su pro­pia economía.

Sor­pren­den­te­men­te, en los dis­cur­sos de los prin­ci­pa­les repre­sen­tan­tes del blo­que eco­nó­mi­co y finan­cie­ro nun­ca se pro­nun­ció la expre­sión «pla­ni­fi­ca­ción esta­tal». La pala­bra «nacio­na­li­za­ción» nun­ca se pro­nun­ció, ni siquie­ra en rela­ción con la pro­pie­dad rusa de las empre­sas occi­den­ta­les. Pero esto es pre­ci­sa­men­te lo que el país nece­si­ta deses­pe­ra­da­men­te en este momento.

Por des­gra­cia, en gene­ral, el blo­que finan­cie­ro y eco­nó­mi­co del gobierno ruso demos­tró en el foro su adhe­sión a las mis­mas polí­ti­cas libe­ral-mone­ta­ris­tas que se remon­tan a Gai­dar y Chu­bais, y que aho­ra están total­men­te en quiebra.

Por su par­te, el equi­po del KPRF diri­gi­do por Gen­nady Zyu­ga­nov está apro­ve­chan­do el actual Foro Eco­nó­mi­co de San Peters­bur­go para pro­mo­ver acti­va­men­te nues­tro pro­gra­ma anti­cri­sis Vein­te medi­das urgen­tes para trans­for­mar Rusia.

Esta­mos pro­fun­da­men­te con­ven­ci­dos de que no es la «ini­cia­ti­va pri­va­da», invo­ca­da por los libe­ra­les en el gobierno duran­te los últi­mos trein­ta años, la que saca­rá a Rusia de la difí­cil situa­ción actual, sino una polí­ti­ca eco­nó­mi­ca esta­tal acti­va, en par­ti­cu­lar la pla­ni­fi­ca­ción esta­tal. Para lle­var a cabo esta polí­ti­ca, el Esta­do nece­si­ta muchos más recur­sos de los que ha teni­do has­ta aho­ra. La pro­por­ción del gas­to públi­co en el PIB del país ha sido dema­sia­do baja, e inclu­so ha ten­di­do a dis­mi­nuir. Pero hay que enten­der que un aumen­to radi­cal de los ingre­sos pre­su­pues­ta­rios del Esta­do sim­ple­men­te no pue­de lograr­se sin la nacio­na­li­za­ción de sec­to­res cla­ve de la eco­no­mía y del sis­te­ma ban­ca­rio. Las empre­sas esta­ta­les y popu­la­res deben con­ver­tir­se en la colum­na ver­te­bral de la nue­va eco­no­mía rusa.

Esta­mos con­ven­ci­dos de que, en las cir­cuns­tan­cias actua­les, solo la apli­ca­ción de nues­tro pro­gra­ma pro­te­ge­rá a los tra­ba­ja­do­res de des­gra­cias como el des­em­pleo, el aumen­to de los pre­cios y el empo­bre­ci­mien­to, y nos per­mi­ti­rá cons­truir una eco­no­mía ver­da­de­ra­men­te sobe­ra­na y poner al país en la sen­da del desa­rro­llo esta­ble. El Foro de San Peters­bur­go demues­tra que las auto­ri­da­des aún no están dis­pues­tas a escu­char­nos, pero ten­drán que hacer­lo. La pro­pia vida les obli­ga­rá a hacerlo.

17 de junio de 2022

Fuen­te: https://​kprf​.ru/​p​a​r​t​y​-​l​i​v​e​/​c​k​n​e​w​s​/​2​1​1​4​5​6​.​h​tml

El tex­to ha sido tra­du­ci­do de la ver­sión fran­ce­sa https://​his​to​ireetso​cie​te​.com/​2​0​2​2​/​0​6​/​1​8​/​y​o​u​r​i​-​a​f​o​n​i​n​e​-​a​u​-​f​o​r​u​m​-​e​c​o​n​o​m​i​q​u​e​-​d​e​-​s​a​i​n​t​-​p​e​t​e​r​s​b​o​u​r​g​-​s​e​u​l​-​l​e​-​p​r​o​g​r​a​m​m​e​-​d​u​-​k​p​r​f​-​p​e​u​t​-​m​e​t​t​r​e​-​l​e​-​p​a​y​s​-​s​u​r​-​l​a​-​v​o​i​e​-​d​u​-​d​e​v​e​l​o​p​p​e​m​e​n​t​-​e​c​o​n​o​m​i​q​u​e​/​?​u​t​m​_​s​o​u​r​c​e​=​m​a​i​l​p​o​e​t​&​u​t​m​_​m​e​d​i​u​m​=​e​m​a​i​l​&​u​t​m​_​c​a​m​p​a​i​g​n​=​l​e​s​-​n​e​w​s​l​e​t​t​e​r​-​t​o​t​a​l​-​d​e​r​n​i​e​r​s​-​a​r​t​i​c​l​e​s​-​d​e​-​n​o​t​r​e​-​b​l​o​g​-​h​i​s​t​o​i​r​e​-​e​t​-​s​o​c​i​e​t​e_1

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.