Rusia libra la lucha con­tra el neo­na­zis­mo en Ucrania

¿Dón­de encon­tra­mos aquí la “defen­sa de los intere­ses de la oli­gar­quía”? ¿Nues­tros cama­ra­das que todos los días se arries­gan su vida esta­rán defen­dien­do los intere­ses de la oli­gar­quía rusa? ¿O están defen­dien­do a la gen­te común y corrien­te que son víc­ti­mas de los neo­na­zis que toma­ron el poder en Ucrania?

Por el Depar­ta­men­to Inter­na­cio­nal del CC del Par­ti­do Comu­nis­ta de la Fede­ra­ción Rusa (PCFR)


El 23 de abril de 2022, el perió­di­co Rizos­pa­tis, órgano de pren­sa del Par­ti­do Comu­nis­ta de Gre­cia publi­có el artícu­lo del Depar­ta­men­to Inter­na­cio­nal del CC del Par­ti­do Comu­nis­ta de Gre­cia titu­la­do Sobre la gue­rra impe­ria­lis­ta en Ucra­nia y la posi­ción del PCFR.

En el artícu­lo se cali­fi­can las accio­nes del PCFR en rela­ción con la ope­ra­ción espe­cial lle­va­da a cabo por Rusia en Ucra­nia y se le incri­mi­na abier­ta­men­te al par­ti­do su posi­ción pro­gu­ber­na­men­tal, es decir, posi­ción proim­pe­ria­lis­ta. Esta esti­ma­ción uti­li­ta­ria no la pode­mos acep­tar categóricamente.

La quin­ta esen­cia de este artícu­lo con­sis­te en el pun­to de vis­ta de los cama­ra­das grie­gos de que en Ucra­nia tie­ne lugar la gue­rra impe­ria­lis­ta libra­da en intere­ses de la bur­gue­sía rusa y al apo­yar la ope­ra­ción espe­cial el PCFR de tal modo «desa­rro­lla la línea de soli­da­ri­dad con el par­ti­do gober­nan­te Rusia Uni­da y el pre­si­den­te Putin».

Al insis­tir en el carác­ter impe­ria­lis­ta de la gue­rra, los cama­ra­das grie­gos se apo­yan en la cono­ci­da tesis de V. I. Lenin de que la lucha por los mer­ca­dos y el saqueo de otros paí­ses, la aspi­ra­ción de abor­tar los movi­mien­tos revo­lu­cio­na­rios del pro­le­ta­ria­do y la demo­cra­cia den­tro del país, el afán de embau­car, des­unir y exter­mi­nar a los pro­le­ta­rios de todos los paí­ses, azu­zan­do a los escla­vos asa­la­ria­dos de una nación con­tra los escla­vos asa­la­ria­dos de otra nación para el pro­ve­cho de la bur­gue­sía este es el úni­co con­te­ni­do real y la sig­ni­fi­ca­ción de la gue­rra. No obs­tan­te ello, los cama­ra­das no men­cio­nan que esta idea se expre­sa en la obra de V. I. Lenin Gue­rra. Años 1914 – 1918. En esta obra se tra­ta muy con­cre­ta­men­te de la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial, en reali­dad indu­da­ble­men­te impe­ria­lis­ta, de rapi­ña. Pero si no nos pone­mos en las posi­cio­nes dog­má­ti­cas, es de cono­cer que toda gue­rra tie­ne sus pro­pios ras­gos distintivos.

La tarea del mar­xis­ta al defi­nir sus posi­ción en cuan­to a la gue­rra con­sis­te en pri­mer lugar en deter­mi­nar sus carác­ter espe­cí­fi­co. Por­que ade­más de las gue­rras impe­ria­lis­tas, exis­ten tam­bién gue­rras de libe­ra­ción nacio­nal y gue­rras anti­fas­cis­tas que alcan­za­ron una gran enver­ga­du­ra a media­dos del siglo XX, cuan­do el fas­cis­mo y nazis­mo sur­gie­ron como fenó­me­nos polí­ti­cos y la lucha de libe­ra­ción nacio­nal tomó impul­so bajo el influ­jo de la Gran Revo­lu­ción Socia­lis­ta de Octubre.

Cuá­les eran las razo­nes direc­tri­ces del PCFR al defi­nir su posición.

Al desa­rro­llar su posi­ción polí­ti­ca sobre el pro­ble­ma de rea­li­za­ción de una ope­ra­ción espe­cial, el par­ti­do hizo el aná­li­sis de las con­di­cio­nes his­tó­ri­cas con­cre­tas que fue­ron cau­sa de la cri­sis ucraniana.

Antes de la Revo­lu­ción de Octu­bre, Ucra­nia que for­ma­ba par­te del Impe­rio ruso era región total­men­te agra­ria. Para con­so­li­dar su indus­tria según pro­pu­sie­ra V.I.Lenin, a Ucra­nia le entre­ga­ron seis regio­nes indus­tria­les de Rusia en el Este y Sur que nun­ca for­ma­ron par­te de Ucra­nia. Inclu­yen­do la región de Donetsk y Lugansk. En 1939, a Ucra­nia se le entre­gó la Gali­cia (Ucra­nia occi­den­tal), ante­rior­men­te par­te de Polo­nia. Pues el terri­to­rio actual de Ucra­nia es resul­ta­do de su inte­gra­ción en la URSS. Y está cosi­da de peda­zos muy dife­ren­tes des­de la Gali­cia (Lvov) con una sóli­da influen­cia de Polo­nia, Aus­tria y Hun­gría has­ta Ucra­nia orien­tal que siem­pre ten­día hacia Rusia.

La Ucra­nia socia­lis­ta se desa­rro­lla­ba de una mane­ra muy pode­ro­sa. A la extrac­ción de meta­les y car­bón se agre­ga­ron la indus­tria aero­náu­ti­ca y cohe­te­ril, petro­quí­mi­ca, elec­tro­ener­gé­ti­ca (4 cen­tra­les ató­mi­cas) y la indus­tria defen­si­va. Sien­do pre­ci­sa­men­te par­te de la URSS, Ucra­nia obtu­vo los terri­to­rios actua­les y el poten­cial eco­nó­mi­co que le per­mi­tió figu­rar ente las 10 eco­no­mías más desa­rro­lla­das de Europa.

La desin­te­gra­ción de la Unión Sovié­ti­ca en diciem­bre de 1991, pro­vo­ca­ba al mis­mo tiem­po la des­truc­ción de la inte­gra­ción eco­nó­mi­ca secu­lar de Ucra­nia y Rusia, y el rom­pi­mien­to de todos los lazos eco­nó­mi­cos, polí­ti­cos y culturales.

Actual­men­te es uno de los paí­ses más pobres de Euro­pa. La indus­tria pro­ce­sa­do­ra, menos la meta­lúr­gi­ca, fue des­trui­da prác­ti­ca­men­te. Ucra­nia se man­tie­ne gra­cias a los emprés­ti­tos occi­den­ta­les y las reme­sas de los ciu­da­da­nos que emi­gra­ron para tra­ba­jar de cual­quier for­ma en Euro­pa y Rusia. Degra­dó catas­tró­fi­ca­men­te el nivel de vida de los habi­tan­tes, cre­ció ver­ti­gi­no­sa­men­te la emi­gra­ción. Se fue­ron casi 10 millo­nes de per­so­nas (de los 45 millo­nes de habi­tan­tes), espe­cia­lis­tas de alto nivel profesional.

El nivel de corrup­ción y la dife­ren­cia­ción social alcan­za­ron uno de los nive­les más altos en el mun­do. Ucra­nia se acer­có al bor­de de la catás­tro­fe nacional.

Gol­pe de Esta­do en Kiev como fun­da­men­to para encen­der el conflicto

En febre­ro de 2014, con la com­pli­ci­dad direc­ta de Esta­dos Uni­dos y demás paí­ses de la OTAN en Ucra­nia se per­pe­tró el gol­pe de Esta­do. El poder legi­ti­mo fue derro­ca­do. Lle­ga­ron al poder los nazis. Pos­te­rior­men­te, Esta­dos Uni­dos decla­ró públi­ca­men­te que invir­tió casi 5 mil millo­nes de dóla­res para pre­pa­rar el cam­bio del poder y «desa­rro­llar la demo­cra­cia». Es bien evi­den­te que nadie va a gas­tar gra­tui­ta­men­te tal suma gigantesca.

Como resul­ta­do del gol­pe del Esta­do, el poder públi­co lo toma­ron los oriun­dos de Ucra­nia occi­den­tal, de la Gali­cia, don­de his­tó­ri­ca­men­te son fuer­tes los áni­mos ultra­na­cio­na­lis­tas, anti­se­mi­tas, anti­po­la­cos, ruso­fo­bas, anticomunistas.

Empe­zó la asi­mi­la­ción for­zo­sa de la pobla­ción ruso­ha­blan­te. La prohi­bi­ción del idio­ma ruso y la deci­sión de ense­ñar en ucra­nio en vez del ruso en los cole­gios pro­vo­có una resis­ten­cia pode­ro­sa en las pro­vin­cias de Donetsk y Lugansk. Los habi­tan­tes toma­ron las armas.

11 de mayo de 2014, en el ple­bis­ci­to nacio­nal, el 87% de los ciu­da­da­nos se pro­nun­cia­ron en pro de la inde­pen­den­cia. Así fue, no por las indi­ca­cio­nes del Krem­lin, sino por ini­cia­ti­va pro­pia de las masas popu­la­res que sur­gie­ron las Repú­bli­cas popu­la­res de Donetsk y Lugansk.

Tras varios inten­tos fra­ca­sa­dos de ocu­par las Repú­bli­cas Popu­la­res de Donetsk y Lugansk, los nazis de Kiev empe­za­ron el terror. Como resul­ta­do de 8 años de bom­bar­deos con la arti­lle­ría de gran cali­bre ince­san­tes murie­ron casi 14 mil habi­tan­tes pací­fi­cos, y heri­dos y muti­la­dos son dece­nas de miles. Se cau­só un serio daño a la infraestructura.

En este caso, los paí­ses euro­peos se mos­tra­ban espe­cial­men­te indi­fe­ren­tes duran­te 8 años del geno­ci­dio del pue­blo ruso de Don­bass, jus­ti­fi­can­do de hecho las atro­ci­da­des del régi­men de Kiev.

Hoy, Esta­dos Uni­dos y la Unión Euro­pea, mos­tran­do una impre­sio­nan­te hipo­cre­sía, hablan de los sufri­mien­tos de las per­so­nas en el cur­so de los com­ba­tes pero están silen­cian­do que la uti­li­za­ción de los escu­dos vivos se con­vir­tió en la tác­ti­ca de cada día de quie­nes se lla­man como «lucha­do­res por la libertad».

Desa­rro­llo del neo­na­zis­mo en Ucrania

Nues­tros cama­ra­das, al estu­diar la situa­ción en Ucra­nia, men­cio­nan, sin tener muchas ganas, el peli­gro de su fas­cis­ti­za­ción. Aun­que uno de los obje­ti­vos prin­ci­pa­les de la ope­ra­ción mili­tar de Rusia en este país es su dena­zi­fi­ca­ción. Inclu­so según la opi­nión de los con­gre­sis­tas nor­te­ame­ri­ca­nos y los ser­vi­cios secre­tos de EEUU Ucra­nia se ha con­ver­ti­do en el cen­tro del neo­na­zis­mo internacional.

He aquí algu­nos hechos. Des­pués de la inva­sión de Hitler en la URSS, en Ucra­nia occi­den­tal, como seña­la­mos más arri­ba, eran espe­cial­men­te fuer­tes los áni­mos ultra­na­cio­na­lis­tas, anti­se­mi­tas, rusó­fo­bos y anti­co­mu­nis­tas. Fue­ron for­ma­das divi­sio­nes de SS que com­ba­tían con­tra el Ejér­ci­to Rojo. Los nacio­na­lis­tas loca­les enca­be­za­dos por el admi­ra­dor de Hitler Nés­tor Ban­de­ra empe­za­ron el exter­mi­nio de la pobla­ción judía. En Ucra­nia los ban­de­ris­tas ase­si­na­ron casi a 1,5 millo­nes de judíos, que es una cuar­ta par­te de todas las víc­ti­mas de Holo­caus­to. Duran­te la «masa­cre de Volyn» en 1944, en Ucra­nia occi­den­tal fue­ron exter­mi­na­dos bru­tal­men­te casi 100 mil pola­cos. Los ban­de­ris­tas exter­mi­na­ban a gue­rre­ros y que­ma­ban vivos a los habi­tan­tes en cen­te­na­res de pobla­cio­nes en Bielorrusia.

Una vez ter­mi­na­da la gue­rra, los insur­gen­tes anti­co­mu­nis­tas y anti­so­vié­ti­cos en Ucra­nia Occi­den­tal apo­ya­dos por Esta­dos Uni­dos y Gran Bre­ta­ña des­ple­ga­ron terror con­tra la pobla­ción pací­fi­ca des­de 1945 has­ta 1953. En estos años, los ban­de­ris­tas ase­si­na­ron a 50 mil per­so­nas. Los here­de­ros y con­ti­nua­do­res de los ase­si­nos lle­ga­ron al poder lue­go del gol­pe de Esta­do de 2014. Las tra­di­cio­nes del terror anti­po­la­co, anti­se­mi­ta y anti­rru­so son muy fuer­tes entre los neo­na­zis­tas que gobier­nan real­men­te en Ucrania.

En Ucra­nia se implan­ta la ideo­lo­gía nazis­ta. Los fas­cis­tas ucra­nia­nos, orga­ni­za­do­res y par­ti­ci­pan­tes en las atro­ci­da­des de la épo­ca de gue­rra son reco­no­ci­dos ofi­cial­men­te como héroes nacio­na­les. Sus sím­bo­los aho­ra son ofi­cia­les. Cada año se orga­ni­zan mar­chas solem­nes en honor de los cri­mi­na­les fas­cis­tas. Sus nom­bres se dan a las calles y pla­zas. El Par­ti­do Comu­nis­ta de Ucra­nia se vio obli­ga­do a pasar a la clan­des­ti­ni­dad. La inti­mi­da­ción y ase­si­na­tos por moti­vos polí­ti­cos de los polí­ti­cos y perio­dis­tas se han con­ver­ti­do en un fenó­meno per­ma­nen­te. Se des­tru­yen los monu­men­tos a Lenin y toda la memo­ria sobre la vida en la URSS.

En la actua­li­dad los ban­de­ris­tas al igual que los coman­dos de asal­to de la SD en Ale­ma­nia son el des­ta­ca­men­to de cho­que del gran capi­tal. Con­tro­lan rigu­ro­sa­men­te todos los movi­mien­tos del poder ofi­cial y lo chan­ta­jean con la ame­na­za del gol­pe de Estado.

La natu­ra­le­za del Esta­do ucra­niano moderno es la alian­za del gran capi­tal y la buro­cra­cia esta­tal alta con el apo­yo sobre los ele­men­tos fas­cis­tas bajo el con­trol polí­ti­co y finan­cie­ro total de Esta­dos Unidos.

Cau­sas y carác­ter de la ope­ra­ción mili­tar especial

Par­tien­do de la teo­ría mar­xis­ta, el con­flic­to béli­co en Ucra­nia no pue­de con­si­de­rar­se des­de la ópti­ca de la gue­rra impe­ria­lis­ta, así y como tra­tan de pro­bar nues­tros cama­ra­das. Por su natu­ra­le­za es gue­rra de libe­ra­ción nacio­nal del pue­blo de Don­bass. Des­de el pun­to de vis­ta de Rusia, es la lucha con­tra la ame­na­za exter­na para la segu­ri­dad nacio­nal y con­tra el fascismo.

No hay secre­to de que la mili­cia popu­lar de Don­bass no podría resis­tir por su pro­pia cuen­ta fren­te al ejér­ci­to ucra­niano de muchos miles de efec­ti­vos dota­do de los arma­men­tos extran­je­ros. La derro­ta de la mili­cia popu­lar con­du­ci­ría al exter­mi­nio total de los habi­tan­tes ruso­par­lan­tes, muchos de los cua­les eran ciu­da­da­nos de Rusia. Con­for­me a la Cons­ti­tu­ción de la FR, para defen­der a sus ciu­da­da­nos y garan­ti­zar la segu­ri­dad nacio­nal Rusia empren­dió accio­nes pre­vis­tas en la Ley Mag­na pues­to que no se podía lograr­lo de otras formas.

El pro­ce­so nego­cia­dor en el mar­co de los Acuer­dos de Minsk se sabo­tea inten­cio­na­da­men­te por Kiev con el apo­yo de Esta­dos Uni­dos y la Unión Europea.

Antes de aquel momen­to, Ucra­nia con­cen­tró en Don­bass 150 mil mili­ta­res y bata­llo­nes nazis. Con el apo­yo de Esta­dos Uni­dos Kiev se pre­pa­ra­ba para recu­pe­rar el con­trol sobre Don­bass por vía militar.

Con la ben­di­ción de los tuto­res nor­te­ame­ri­ca­nos Ucra­nia se pre­pa­ra­ba para empe­zar una ope­ra­ción mili­tar de la con­quis­ta de Don­bass en las pri­me­ras fechas del año en cur­so, y lue­go, de Cri­mea. Hoy exis­ten sufi­cien­tes hechos que con­fir­man estos planes.

Duran­te 8 años, el régi­men ban­de­ris­ta se pre­pa­ra­ba para la gue­rra. Se lle­va­ba a cabo de una mane­ra pla­ni­fi­ca­da la edu­ca­ción ideo­ló­gi­ca de los mili­ta­res en el espí­ri­tu de la ruso­fo­bia fran­ca, se cons­truían obras defen­si­vas pode­ro­sas y se dota­ba al ejér­ci­to de los moder­nos armamentos.

Siguien­do sus obje­ti­vos geo­po­lí­ti­cos impe­ria­lis­tas, Esta­dos Uni­dos incluían de mane­ra pla­ni­fi­ca­da a Ucra­nia en la zona de sus intere­ses mili­ta­res y con­ver­tía el pais en la pun­ta de lan­za de la OTAN pla­ni­fi­can­do com­ba­tir con­tra Rusia «has­ta el últi­mo sol­da­do ucraniano».

Ya en diciem­bre de 2021, Rusia se diri­gió a Esta­dos Uni­dos con la pro­pues­ta de cele­brar con­ver­sa­cio­nes sobre la no amplia­ción de la OTAN hacia el Este. Los nor­te­ame­ri­ca­nos esqui­va­ban una res­pues­ta fran­ca. Dado esto, en enero de 2022, Rusia advir­tió que en esta situa­ción se vería obli­ga­da a adop­tar medi­das adi­cio­na­les para defen­der su segu­ri­dad nacional.

Al mis­mo tiem­po, la situa­ción se enca­mi­na­ba hacia el empla­za­mien­to de armas tác­ti­cas de EEUU en Ucra­nia. Ucra­nia que tie­ne cua­tro cen­tra­les ato­mo­eléc­tri­cas y dis­po­ne de un gran poten­cial cien­tí­fi­co-téc­ni­co empe­zó a pre­pa­rar­se para el desa­rro­llo de sus pro­pias armas nucleares.

Bajo el patro­ci­nio del Pen­tá­gono en Ucra­nia fue­ron crea­dos más de 30 labo­ra­to­rios para desa­rro­llar armas bac­teo­ro­ló­gi­cas. Exis­ten docu­men­tos que con­fir­man los tra­ba­jos con las bac­te­rias muy peli­gro­sas de enfer­me­da­des mor­tí­fe­ras, así como la inves­ti­ga­ción de los méto­dos de su pro­pa­ga­ción toman­do en cuen­ta la raza huma­na de las personas.

Todo ello vie­ne crean­do ame­na­za no sola­men­te para Rusia sino tam­bién para toda la humanidad.

Se afir­ma que este es el tema exclu­si­vo de las con­tra­dic­cio­nes inter­im­pe­ria­lis­tas o la lucha por los mer­ca­dos y recur­sos natu­ra­les. La inca­pa­ci­dad de encon­trar el com­po­nen­te nacio­nal de los pro­ble­mas cla­sis­tas y el com­po­nen­te cla­sis­ta de las cues­tio­nes nacio­na­les le lle­va a uno al dogmatismo.

¿Inte­rés de los oli­gar­cas rusos hacia Ucra­nia o ausen­cia de este mismo?

Inten­tan­do demos­trar que la gue­rra se libra en intere­ses de la bur­gue­sía rusa y en intere­ses de la con­quis­ta de los recur­sos natu­ra­les y el poten­cial indus­trial de Ucra­nia, nues­tros cama­ra­das recu­rren a la tesis de V.I.Lenin sobre la natu­ra­le­za de las gue­rras fue­ra del con­tex­to histórico.

Pero la afir­ma­ción de que la direc­ción rusa esta­ba pre­pa­ran­do des­de hace tiem­po la con­quis­ta mili­tar de Ucra­nia con­tra­di­ce los hechos.

Des­de el ini­cio la direc­ción de la Fede­ra­ción de Rusia no res­pal­dó la idea de ple­bis­ci­to sobre la for­ma­ción de las repú­bli­cas pоpu­la­res de Donbass.

Siguien­do los acuer­dos en el mar­co del Acuer­do de Minsk‑2, Rusia con­si­de­ra­ba aprio­ri que Don­bass que­da­ría den­tro de Ucra­nia aun­que con una cier­ta autonomía.

Y has­ta el mis­mo comien­zo de la ope­ra­ción mili­tar la direc­ción rusa insis­tía en el cum­pli­mien­to de los Acuer­dos Minsk‑2, es decir en la per­ma­nen­cia de Don­bass den­tro de Ucrania.

¿Dón­de vemos aquí la pre­pa­ra­ción de la con­quis­ta imperialista?

Ucra­nia, su indus­tria y recur­sos des­de el año 1991 fue­ron obje­to de la super­ex­plo­ta­ción por los mono­po­lios de Esta­dos Uni­dos y la Unión Europea.

La oli­gar­quía rusa no par­ti­ci­pó en el «repar­to de la tor­ta» que for­ma par­te de la esfe­ra de intere­ses del Occidente.

Ade­más de ello, la oli­gar­quía rusa se pro­nun­ció en con­tra de la ope­ra­ción mili­tar en Ucra­nia. Con todas sus fuer­zas tra­tó de inte­grar­se en la oli­gar­quía mun­dial y ya se encon­tra­ba bajo una fuer­te pre­sión del Occi­den­te que le exi­gía que influ­ye­ra de modo más enér­gi­co sobre el gobierno para pre­ser­var la orien­ta­ción prooc­ci­den­tal de Rusia.

Ade­más, los oli­gar­cas rusos sufrie­ron per­jui­cios serios como con­se­cuen­cia de la ope­ra­ción mili­tar de Rusia en Ucra­nia. Ya que fue­ron inclui­dos en las lis­tas de san­cio­nes se les con­fis­ca pala­cios y yates, que­dan con­ge­la­das las cuen­tas bancarias.

No expe­ri­men­ta­mos algún tipo de com­pa­sión hacia quie­nes saquea­ban duran­te trein­ta años a Rusia, y aho­ra pier­den lo saquea­do. Sola­men­te qui­sié­ra­mos sub­ra­yar que la oli­gar­quía rusa no esta­ba intere­sa­da en la ope­ra­ción mili­tar, sino que sufrió sus con­se­cuen­cias. Al negar­se a res­pal­dar esta ope­ra­ción, el gran nego­cio per­dió no sola­men­te la pro­pie­dad y el dine­ro sino tam­bién la influen­cia en la cús­pi­de gober­nan­te de Rusia.

Pres­ten aten­ción qué fuer­zas cla­sis­tas se pro­nun­cia­ban pri­me­ra­men­te con­tra la ope­ra­ción mili­tar de Rusia en Ucra­nia. Es, en pri­mer lugar, el gran capi­tal mono­po­lis­ta, son sus repre­sen­tan­tes polí­ti­cos en el entorno libe­ral y sus laca­yos del mun­do artís­ti­co entre los lla­ma­dos intelectuales.

Noso­tros reco­no­ce­mos, cla­ro está, la exis­ten­cia de las con­tra­dic­cio­nes inter­im­pe­ria­lis­tas. El deseo de los depre­da­do­res impe­ria­lis­tas es apo­de­rar­se de los recur­sos natu­ra­les y ener­gé­ti­cos de otros paí­ses. Rusia es víc­ti­ma de los pla­nes de Occi­den­te de con­ver­tir nues­tro país en la fuen­te de las mate­rias pri­mas bara­tas. Y esta­mos luchan­do duran­te dece­nios con­tra estos pla­nes. Pero no con­si­de­ra­mos que Rusia aun­que dado lo imper­fec­to de su sis­te­ma polí­ti­co actual basa­do en el poder del gran capi­tal se con­vir­tie­ra en un solo ins­tan­te en otro depre­da­dor de la mis­ma cala­ña. La lucha en Ucra­nia tie­ne otro carác­ter de prin­ci­pios, que no se encua­dra en los dogmas.

Posi­ción del PCFR

Pre­ci­sa­men­te el PCFR fue el pri­me­ro en defi­nir la esen­cia del régi­men que tomó el poder en Ucra­nia duran­te el Mai­dán del año 2014. De tal mane­ra, toda la acti­vi­dad pos­te­rior del par­ti­do se efec­tua­ba par­tien­do de la esen­cia cla­sis­ta de los pro­ce­sos políticos.

Siem­pre fui­mos crí­ti­cos en cuan­to a la polí­ti­ca exte­rior de Rusia, siem­pre denun­cia­mos el des­co­no­ci­mien­to real de los intere­ses de los pue­blos que no hace mucho for­ma­ban par­te del Esta­do sovié­ti­co único.

Si alguien sigue aten­ta­men­te nues­tras accio­nes (nos pare­ce que los cama­ra­das grie­gos cono­cen bien nues­tros docu­men­tos) verán inevi­ta­ble­men­te que fue el PCFR quien se expre­só fir­me­men­te por el reco­no­ci­mien­to de las repú­bli­cas popu­la­res de Donetsk y Lugansk. Nin­gún otro par­ti­do polí­ti­co ruso hizo tan­tas cosas para apo­yar a la pobla­ción de Don­bass. No es el PCFR que «mani­fies­ta soli­da­ri­dad con la Rusia Uni­da y el pre­si­den­te Putin», sino son ellos quie­nes a tenor de los impe­ra­ti­vos his­tó­ri­cos se ven a obli­ga­dos a mar­char por el camino en el cual insis­tía cons­tan­te­men­te duran­te tres déca­das el PCFR.

¿En esta situa­ción, si es jus­to decir que casi cie­ga­men­te res­pal­da­mos la polí­ti­ca de Putin en Ucrania?

Los comu­nis­tas de Rusia par­ti­ci­pan muy acti­va­men­te en la defen­sa de las Repú­bli­cas Popu­la­res de Don­bass y Lugansk. Cen­te­na­res de comu­nis­tas están com­ba­tien­do for­man­do par­te de las tro­pas de las repú­bli­cas. Dece­nas de comu­nis­tas caye­ron en esta lucha. El PCFR duran­te 8 años envió 93 con­vo­yes de ayu­da huma­ni­ta­ria con la car­ga total de 13 mil tone­la­das, aco­gió a miles de niños en el plan de tra­ta­mien­to médi­co y descanso.

Duran­te todos estos años el PCFR exi­gió de la direc­ción de Rusia que se reco­no­cie­ra la inde­pen­den­cia de Donbass.

Fran­ca­men­te nos cae mal escu­char como nues­tros cama­ra­das grie­gos hablan con des­pre­cio sobre las «así lla­ma­das repú­bli­cas popu­la­res» de Don­bass, pues­to que pre­ci­sa­men­te son repú­bli­cas popu­la­res que sur­gie­ron como resul­ta­do de la volun­tad expre­sa de las masas populares.

Los ciu­da­da­nos de estas repú­bli­cas las defen­die­ron al pre­cio de su vida y la de los com­ba­tien­tes de sus ejér­ci­tos a lo lar­go de 8 años durí­si­mos de resis­ten­cia fren­te a la agre­sión avan­zan­do de los banderistas-neonazis.

Un sig­ni­fi­ca­do de prin­ci­pios tie­ne el hecho de que con­tra los ban­de­ris­tas están luchan­do no sola­men­te el Ejer­ci­to ruso sino tam­bién los des­ta­ca­men­tos de volun­ta­rios del pro­pio Don­bass, en los cua­les es muy ele­va­do el núme­ro de comu­nis­tas y obre­ros mineros.

¿Dón­de encon­tra­mos aquí la «defen­sa de los intere­ses de la oli­gar­quía»? ¿Nues­tros cama­ra­das que todos los días se arries­gan su vida esta­rán defen­dien­do los intere­ses de la oli­gar­quía rusa? ¿O están defen­dien­do a la gen­te común y corrien­te que son víc­ti­mas de los neo­na­zis que toma­ron el poder en Ucrania?

Uno tie­ne que con­tar con la fal­ta de deseo muy pro­nun­cia­do de ver el esta­do real de cosas para afir­mar que el PCFR es soli­da­rio con el gru­po gobernante.

La inten­si­dad de las luchas polí­ti­cas de masas en Rusia no se ha ate­nua­do, ni mucho menos. La per­se­cu­ción a los comu­nis­tas y adep­tos del par­ti­do des­pués del comien­zo de la ope­ra­ción mili­tar mues­tra que no exis­te armo­nía cla­sis­ta ente el PCFR y el gru­po gober­nan­te. Se podría enu­me­rar muchí­si­mos casos cuan­do nues­tros cama­ra­das son obje­to de repre­sio­nes. Reac­cio­na­mos muy dura­men­te a la per­se­cu­ción de nues­tros camaradas.

Al mis­mo tiem­po, some­te­mos a un durí­si­ma cri­ti­ca la polí­ti­ca socio-eco­nó­mi­ca del gobierno actual. Nin­gún par­ti­do en Rusia podría decla­rar que su crí­ti­ca a las auto­ri­da­des fue la más activa.

En el trans­cur­so de más de trein­ta años des­pués del gol­pe anti­co­mu­nis­ta de 1991 pre­sen­ta­mos un sin­nú­me­ro de prue­bas de nues­tra lucha deci­di­da con­tra el gru­po gober­nan­te. Es por ello que nues­tro par­ti­do goza de un amplio res­pal­do de las masas populares.

El PCFR obtu­vo en las elec­cio­nes a la Duma Esta­tal en sep­tiem­bre de 2021 casi el 19% de votos de los elec­to­res. Inclu­so en con­di­cio­nes de una máqui­na de fal­si­fi­ca­ción de las elec­cio­nes afi­na­da des­de hace tiem­po. Esta­mos segu­ros que el nivel de nues­tro apo­yo por el pue­blo es mucho más alto. La expli­ca­ción es que nos guia­mos por el espí­ri­tu del mar­xis­mo-leni­nis­mo, por el afán de estu­diar deta­lla­da­men­te los intere­ses y los áni­mos del pue­blo. A pro­pó­si­to sea dicho, al apo­yar la ope­ra­ción espe­cial de Rusia en Ucra­nia el PCFR expre­só la volun­tad de la mayo­ría aplas­tan­te de los ciu­da­da­nos de Rusia.

En cuan­to a las afir­ma­cio­nes de que «se está hacien­do el jue­go con los áni­mos nacio­na­lis­tas y las fuer­zas nacio­na­lis­tas», decla­ra­mos con todo orgu­llo que el PCFR es el prin­ci­pal par­ti­do de izquier­da patrió­ti­ca en Rusia.

Y con­si­de­ra­mos la defen­sa de los intere­ses del pue­blo ruso y otros pue­blos que vivían duran­te siglos jun­to con los rusos, y en pri­mer lugar el ucra­niano y bie­lo­rru­so como nues­tro deber inter­na­cio­na­lis­ta. Aho­ra, negar la sig­ni­fi­ca­ción his­tó­ri­ca del «Mun­do ruso» o la civi­li­za­ción rusa, en nues­tra opi­nión, no es lógi­co, sería lo mis­mo como negar la sig­ni­fi­ca­ción de la anti­gua civi­li­za­ción griega.

Cuan­do Mano­lis Gle­zos arran­ca­ba la ban­de­ra nazi de la Acró­po­lis, se diri­gía no sola­men­te por los intere­ses cla­sis­tas sino tam­bién por el orgu­llo de los grie­gos que se inte­gra­ron en la lucha deci­di­da con­tra la ocu­pa­ción alemana.

Acti­tud de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal ante los acon­te­ci­mien­tos en Ucrania

Aun­que los polí­ti­cos occi­den­ta­les y los medios de comu­ni­ca­ción que se pre­sen­tan arro­gan­te­men­te como la “opi­nión públi­ca mun­dial” par­ti­ci­pan abier­ta­men­te en la gue­rra al lado de los neo­na­zis, los paí­ses gran­des de Asia, Afri­ca, Cer­cano Orien­te y Amé­ri­ca Lati­na que cono­cen en su pro­pia expe­rien­cia lo que es el neo­co­lo­nia­lis­mo euro­peo y nor­te­ame­ri­cano, con­si­de­ran con toda razón los acon­te­ci­mien­tos en Ucra­nia como lucha de Rusia con­tra el mun­do uni­po­lar enca­be­za­do por Esta­dos Unidos.

Los paí­ses cuya pobla­ción repre­sen­ta un 60% del pla­ne­ta apo­yan la ope­ra­ción rusa u ocu­pan una posi­ción neutral.

La pos­tu­ra agre­si­va sola­men­te tie­nen quie­nes en 1941 nos inva­die­ron empe­zan­do la Gue­rra en la coa­li­ción hitle­ria­na. Son paí­ses de Euro­pa, así como Esta­dos Uni­dos y Gran Bre­ta­ña que hicie­ron mucho para que rena­cie­ra la máqui­na mili­tar nazi des­pués de su derro­ta en la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial. Hoy Rusia lucha de nue­vo con­tra el fas­cis­mo y con­tra quie­nes le apo­yan en Euro­pa y Esta­dos Unidos.

***

Recor­dan­do los méri­tos heroi­cos del Par­ti­do Comu­nis­ta de Gre­cia en la lucha con­tra el nazis­mo y la dic­ta­du­ra mili­tar, recha­za­mos cate­gó­ri­ca­men­te la idea de que nues­tros cama­ra­das podrían estar cons­cien­te­men­te en el cam­po de aque­llos que con las manos de Ucra­nia tra­tan de des­truir a Rusia. Seña­la­mos una vez más nues­tro pro­fun­do res­pe­to hacia el PCG como par­ti­do que hizo un gran­dio­so apor­te al rena­ci­mien­to del movi­mien­to comu­nis­ta y obre­ro inter­na­cio­nal des­pués de la desin­te­gra­ción de la URSS en 1991. Sin embar­go, las decla­ra­cio­nes de nues­tros cama­ra­das sue­nan como ver­dad de la últi­ma ins­tan­cia. Abo­ga­mos por un diá­lo­go entre cama­ra­das que siem­pre ha ser­vi­do de ayu­da a los comu­nis­tas de todo el mun­do a acla­rar la esen­cia de los acon­te­ci­mien­tos y ela­bo­rar su pro­pia acti­tud correc­ta, real­men­te mar­xis­ta para su evaluacion.

Fuen­te: nue​va​re​vo​lu​cion​.es

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.