La OTAN pre­ten­de cas­ti­gar la polí­ti­ca de Bel­gra­do en rela­ción a Ucra­nia arman­do a Koso­vo. – Eus­kal Herria ★ Don­bass Elkar­ta­sun Komitea

n sol­da­do de la fuer­za de man­te­ni­mien­to de la paz lide­ra­da por la OTAN KFOR cus­to­dia el con­voy de la carre­te­ra cer­ca de la aldea de Lepo­sa­vic, en el nor­te de Koso­vo, el jue­ves 13 de diciem­bre de 2018. Ap Foto/​Darko Vojinovic

*Articu­lo de Paul Anto­no­pou­los, ana­lis­ta geo­po­lí­ti­co inde­pen­dien­te /​South Front (south​front​.org) / 

Des­pués de sumi­nis­trar equi­pos y de enva­len­to­nar a una Ucra­nia mili­ta­ri­za­da, Gran Bre­ta­ña ha comen­za­do a armar a los alba­ne­ses de Koso­vo con sis­te­mas de misi­les anti­tan­que Jave­lin y NLAW. La emba­ja­da bri­tá­ni­ca en Bel­gra­do dijo que algu­nos medios de comu­ni­ca­ción ser­bios publi­ca­ron afir­ma­cio­nes inven­ta­das sobre expor­ta­cio­nes de armas del Rei­no Uni­do a Koso­vo y afir­mó que no había nada de cier­to en esas acu­sa­cio­nes. Sin embar­go, el Minis­tro del Inte­rior ser­bio, Alek­san­dar Vulin, insis­te en que el Rei­no Uni­do sí trans­fi­rió armas a Koso­vo, decla­ran­do: “Están crean­do un ejér­ci­to, armán­do­lo, dán­do­le vehícu­los blin­da­dos, sis­te­mas anti­tan­ques, avio­nes no tri­pu­la­dos, rea­li­zan­do entre­na­mien­tos, hemos oído que les están envian­do a cur­sos de prue­ba en Tur­quía y Alba­nia”, y añadió
que la inte­gra­ción de Koso­vo en la OTAN sólo pre­ten­de “pro­vo­car a Serbia”.

Al pare­cer, Lon­dres quie­re uti­li­zar la situa­ción en Ucra­nia para aumen­tar la pre­sión sobre los ser­bios en rela­ción con las cues­tio­nes de Koso­vo y Bos­nia Her­ze­go­vi­na. Antes de que comen­za­ra la ope­ra­ción mili­tar rusa en Ucra­nia, Gran Bre­ta­ña ya esta­ba muy impli­ca­da en cues­tio­nes de segu­ri­dad en los Balcanes.

Cabe recor­dar que Boris John­son advir­tió de una situa­ción extre­ma­da­men­te peli­gro­sa en los Bal­ca­nes ya en diciem­bre del año pasa­do y nom­bró al maris­cal del aire Sir Stuart Peach como envia­do espe­cial del pri­mer minis­tro a los Bal­ca­nes occidentales.

Tras el Bre­xit, el Rei­no Uni­do hizo todo lo posi­ble por man­te­ner su pre­sen­cia en Euro­pa, inclu­so en los Bal­ca­nes Occi­den­ta­les, don­de las raí­ces de un con­flic­to que ame­na­za con esta­llar siguen exis­tien­do. El Rei­no Uni­do abo­gó por el refuer­zo al máxi­mo de la Ope­ra­ción Althea (for­mal­men­te la Fuer­za de la Unión Euro­pea en Bos­nia Her­ze­go­vi­na), el refuer­zo del con­tin­gen­te de la OTAN en dicho país, e inclu­so coor­di­nó la lle­ga­da uni­la­te­ral de con­tin­gen­tes y fuer­zas bri­tá­ni­cas al terri­to­rio de Bos­nia herzegovina.

Esta mili­ta­ri­za­ción bri­tá­ni­ca (y de la OTAN) des­pier­ta temo­res y ame­na­za la segu­ri­dad tan­to de Ser­bia como de todo los Bal­ca­nes, con las vio­len­tas gue­rras de los años 90 aún fres­cas en la memo­ria. Es pro­ba­ble que el Rei­no Uni­do siga sumi­nis­tran­do equi­pos la zona bal­cá­ni­ca y que ani­me a otros miem­bros de la OTAN a refor­zar a los ejér­ci­tos anti­ser­bios de la región.

Esto se pro­du­ce cuan­do Mon­te­ne­gro pare­ce estar sin­cro­ni­za­do en tér­mi­nos de ruso­fo­bia, seña­lan­do a Ser­bia como un fac­tor per­tur­ba­dor en la zona. Esto resul­ta iró­ni­co si se tie­ne en cuen­ta que Mon­te­ne­gro no es inde­pen­dien­te de fac­to y que, en cam­bio, sigue los intere­ses del Rei­no Uni­do y de Esta­dos Unidos.

Alba­nia es tam­bién otra de las cla­ves de los desig­nios anglo­sa­jo­nes sobre los Bal­ca­nes, sobre todo por­que expre­sa con entu­sias­mo su volun­tad de tomar medi­das prác­ti­cas para refor­zar las fuer­zas de la OTAN en la región.

El arma­men­to occi­den­tal de Koso­vo, el refuer­zo de Bos­nia Her­ze­go­vi­na y el estí­mu­lo para que Mon­te­ne­gro y Alba­nia se mili­ta­ri­cen “advier­ten” a Ser­bia de que no debe­ría estar tan cer­ca de Rusia, espe­cial­men­te en el con­tex­to de la gue­rra de Ucrania.

El hecho de que lle­guen ins­truc­to­res extran­je­ros con sis­te­mas mili­ta­res a Koso­vo no es una nove­dad, ya que has­ta aho­ra han entre­na­do a las tro­pas alba­ne­sas de Koso­vo en cues­tió­nes como fuer­zas espe­cia­les, uni­da­des de apoyo,
tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, sis­te­mas anti­blin­da­je, PVO y otras. Sin embar­go, es pro­ba­ble que se tra­te de un entre­na­mien­to ele­men­tal y de un pro­ce­so incom­ple­to, con el obje­ti­vo futu­ro de equi­par com­ple­ta­men­te a las fuer­zas de Koso­vo con sis­te­mas de armas mucho más potentes.

Lon­dres está toman­do esta deci­sión de armar a Koso­vo a pesar de que no exis­te un con­sen­so com­ple­to en la OTAN sobre el esta­tus del terri­to­rio, ya que Gre­cia, Ruma­nía, Eslo­va­quia y Espa­ña se nie­gan a reco­no­cer su inde­pen­den­cia ile­gal­men­te decla­ra­da de Ser­bia. A pesar de que no se ha alcan­za­do un con­sen­so, Lon­dres y Washing­ton tra­ba­jan sin des­can­so para ayu­dar a Pris­ti­na a cons­truir una espe­cie de “Ejér­ci­to de Kosovo”.

En efec­to, la Alian­za Anglo está radi­ca­li­zan­do aún más a los alba­ne­ses de Koso­vo y fomen­tan­do la des­es­ta­bi­li­za­ción en los Bal­ca­nes. En lugar de cas­ti­gar al pri­mer minis­tro de fac­to de Koso­vo, Albin Kur­ti, por prohi­bir el voto a los ser­bios de Koso­vo, le recom­pen­san con armas y una mayor inte­gra­ción en la OTAN.

Los sis­te­mas anti­mi­si­les lige­ros y anti­tan­ques Jave­lin, men­cio­na­dos habi­tual­men­te como par­te de un paque­te de “apo­yo” occi­den­tal a las Fuer­zas Arma­das ucra­nia­nas con­tra Rusia, han pasa­do a for­mar par­te del arse­nal de las
lla­ma­das fuer­zas de segu­ri­dad de Koso­vo. La adqui­si­ción se acor­dó en una reu­nión entre Albin Kur­ti y Boris John­son en febre­ro de este año, y según Ser­bia, algo des­men­ti­do por el Rei­no Uni­do, el pri­mer con­tin­gen­te de 50 sis­te­mas se entre­gó en abril.

Al mis­mo tiem­po, la comi­sión de Asun­tos Exte­rio­res del Par­la­men­to Euro­peo cele­bra­rá una sesión para deba­tir un pro­yec­to de reso­lu­ción que invi­ta­rá a Ser­bia a armo­ni­zar­se con las deci­sio­nes de la UE en mate­ria de polí­ti­ca exte­rior y de segu­ri­dad, inclui­das las san­cio­nes con­tra Rusia. El pro­yec­to de reso­lu­ción pro­pues­to por el ponen­te del PE para Ser­bia, Vla­di­mir Bil­czyk, lamen­ta que Ser­bia no haya cum­pli­do con las san­cio­nes de la UE tras la ope­ra­ción mili­tar de Rusia en Ucra­nia e ins­ta a las auto­ri­da­des ser­bias a mos­trar “un com­pro­mi­so real
con los valo­res de la UE”.

El pro­yec­to de reso­lu­ción recuer­da a las auto­ri­da­des ser­bias que los avan­ces en el diá­lo­go para nor­ma­li­zar las rela­cio­nes con Koso­vo deter­mi­na­rán el rit­mo de las nego­cia­cio­nes de adhe­sión a la UE. El tex­to pro­pues­to debe ser apro­ba­do por el Par­la­men­to Euro­peo en una sesión ple­na­ria este año.

En efec­to, la UE y la Alian­za Anglo tra­ba­jan con­jun­ta­men­te para ale­jar a Ser­bia de Rusia. La UE pro­por­cio­na la zanaho­ria de la per­te­nen­cia al blo­que mien­tras que la Alian­za Anglo pro­por­cio­na el palo, arman­do, entre­nan­do y mili­ta­ri­zan­do a los alba­ne­ses de Koso­vo con­tra Ser­bia. Tenien­do en cuen­ta que Ser­bia ya ha expe­ri­men­ta­do todos los horro­res de la OTAN y que poco podía hacer mien­tras Euro­pa divi­día al pue­blo ser­bio esta­ble­cien­do nue­vos paí­ses, no per­mi­tién­do así a muchos ser­bios estar den­tro de las fron­te­ras de Ser­bia, es poco pro­ba­ble que
Bel­gra­do se deje inti­mi­dar para aban­do­nar su lar­ga y pro­ba­da rela­ción con Moscú.

El 4 de abril, Vucic decla­ró su vic­to­ria en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les ser­bias. Pro­me­tió per­ma­ne­cer neu­tral en rela­ción a las alian­zas militares.

El par­la­men­to ser­bio pidió que la neu­tra­li­dad mili­tar se reco­gie­ra en la constitución.

El 28 de mar­zo, Vucic ofre­ció a Kiev y Mos­cú man­te­ner con­ver­sa­cio­nes en Belgrado.

El 27 de mar­zo, el man­do del ejér­ci­to ser­bio eva­luó la pre­pa­ra­ción de las fuer­zas de reac­ción rápida.

El 25 de mar­zo, se cele­bran con­cen­tra­cio­nes ser­bias en Koso­vo con­tra la prohi­bi­ción de las auto­ri­da­des alba­ne­sas de Koso­vo de cele­brar elec­cio­nes par­la­men­ta­rias y pre­si­den­cia­les en la pro­vin­cia de Serbia.

El 18 de mar­zo, Ser­bia se pre­pa­ra para reci­bir sis­te­mas chi­nos de defen­sa anti­aé­rea FK‑3.

El 10 de mar­zo, el pre­si­den­te de Koso­vo, Yosom Osma­ni, se diri­gió al minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res ale­mán con una peti­ción de apo­yo para el ingre­so de Koso­vo en el Con­se­jo de Euro­pa, en la OTAN y en otras organizaciones
internacionales.

El 6 de mar­zo, el pre­si­den­te ser­bio Alek­san­dar Vucic expli­có el apo­yo de Bel­gra­do a la reso­lu­ción de la ONU que con­de­nó las accio­nes de Rusia en Ucra­nia al estar preo­cu­pa­do por el bien­es­tar de Ser­bia y por la pre­sión externa.

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.