En defen­sa de la mili­tan­cia polí­ti­ca ¡AMNISTÍA TOTAL!

Este año coin­ci­den el Día Inter­na­cio­nal de los Pre­sos Polí­ti­cos y el Abe­rri Egu­na. En el día de hoy Tin­ko quie­re expre­sar lo siguiente:

La mili­tan­cia polí­ti­ca y la repre­sión son las dos caras de la mis­ma mone­da. Mien­tras los movi­mien­tos revo­lu­cio­na­rios tra­ba­jan para rever­tir de raíz la situa­ción, las cla­ses domi­nan­tes emplean una vio­len­cia des­me­di­da para man­te­ner intac­ta la situa­ción de opre­sión y explo­ta­ción, uti­li­zan­do para ello el medio que más les con­ven­ga en cada momento.

En el caso de Eus­kal Herria, la bur­gue­sía y la oli­gar­quía ejer­cen la repre­sión a tra­vés de los Esta­dos fran­cés y espa­ñol, unas veces de for­ma legal y otras de for­ma ile­gal, pero siem­pre sin nin­gún tipo de legi­ti­mi­dad, por­que el úni­co obje­ti­vo de esa repre­sión es seguir vivien­do a las mil mara­vi­llas a cos­ta del sufri­mien­to de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, que somos la mayoría.

Fren­te a esto son miles los mili­tan­tes polí­ti­cos que se han rebe­la­do en Eus­kal Herria y muchos de ellos los que han aca­ba­do en la cár­cel, en el exi­lio, en la depor­ta­ción o muer­tos. Por ello, es obli­ga­ción de cual­quier movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio rei­vin­di­car la amnis­tía total y seguir luchan­do para conseguirla.

Hace tiem­po que los sier­vos de la bur­gue­sía se dedi­ca­ron a robar su con­di­ción polí­ti­ca a los mili­tan­tes más com­pro­me­ti­dos, negan­do la con­di­ción de pre­sos polí­ti­cos a los mili­tan­tes que han ejer­ci­do la vio­len­cia. Sin embar­go, esta afir­ma­ción tie­ne como ver­da­de­ra fina­li­dad man­char el nom­bre de todo aquel que se rebe­le con­tra el orden esta­ble­ci­do y faci­li­tar la repre­sión en su con­tra. Nece­si­tan un pue­blo dócil, sin capa­ci­dad para rever­tir la situa­ción ante los abu­sos de los señoritos.

Lo que da carác­ter polí­ti­co al pre­so no es que haya actua­do den­tro de las nor­mas, ni que haya recha­za­do la vio­len­cia revo­lu­cio­na­ria. Si eso fue­ra así, nin­gún mili­tan­te sería polí­ti­co, por­que según la legis­la­ción del sis­te­ma que com­ba­te siem­pre esta­rá en la ilegalidad.

Lo que da carác­ter polí­ti­co al pre­so es haber lucha­do por los dere­chos colec­ti­vos y no la for­ma de lucha que ha uti­li­za­do para ello. Las dis­tin­cio­nes en base a la for­ma de lucha bus­can per­pe­tuar la opre­sión y jus­ti­fi­car la ten­den­cia auto­ri­ta­ria y fas­cis­ta que se está lle­van­do a cabo en los Esta­dos lla­ma­dos occidentales.

En el caso de Eus­kal Herria lle­va­mos déca­das luchan­do por garan­ti­zar las liber­ta­des civi­les, polí­ti­cas, socia­les, eco­nó­mi­cas y cul­tu­ra­les, y en ese pro­ce­so no pode­mos olvi­dar a los mili­tan­tes que han aca­ba­do en la cár­cel por dedi­car­se con mayor gene­ro­si­dad a la lucha por estos valo­res. Habla­mos de mili­tan­tes polí­ti­cos repre­sa­lia­dos que con­ti­núan demos­tran­do una dig­ni­dad insu­pe­ra­ble en los momen­tos más difí­ci­les de la repre­sión y que con­ti­núan fir­mes ante los dife­ren­tes chan­ta­jes del enemigo. 

La defen­sa de la amnis­tía total es una rei­vin­di­ca­ción inte­gral que va mucho más allá de la liber­tad de los pre­sos, depor­ta­dos, refu­gia­dos y quie­nes están en la clan­des­ti­ni­dad. La amnis­tía total es la supera­ción de las razo­nes que empu­ja­ron a estas per­so­nas a luchar. Eso tie­ne que pasar por la crea­ción del Esta­do vas­co, pero no de cual­quier estado.

No ten­dría sen­ti­do la crea­ción de un esta­do que repro­du­je­ra opre­sio­nes simi­la­res a las ante­rio­res y defen­die­ra los intere­ses de las éli­tes de siem­pre. Nece­si­ta­mos un Esta­do que impul­se la supera­ción de todas las opre­sio­nes, que haga su apor­ta­ción inter­na­cio­na­lis­ta en la abo­li­ción de las cla­ses, y eso es el Esta­do Socia­lis­ta Vas­co. Has­ta con­se­guir esto segui­re­mos hacien­do nues­tra apor­ta­ción com­ba­tien­do la represión. 

¡Dig­ni­dad, soli­da­ri­dad, lucha y amnis­tía total en la defen­sa de los mili­tan­tes políticos!

Jato­rria /​Ori­gen

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.