Muer­te de Yvan Colon­na: comunicado.

El sis­te­ma buro­crá­ti­co que uti­li­za la admi­nis­tra­ción fran­ce­sa, basa­do en la infan­ti­li­za­ción y la asi­mi­la­ción, no bus­ca otra cosa que la des­truc­ción de la per­so­na y, en el caso del mili­tan­te polí­ti­co, doble­gar su voluntad.

Ante la muer­te del mili­tan­te inde­pen­den­tis­ta cor­so Yvan Colon­na, Tin­ko quie­re hacer lle­gar sus con­do­len­cias a sus fami­lia­res, alle­ga­dos y todos y todas sus com­pa­ñe­ras de lucha. Yvan lle­va­ba 19 años pre­so y el Esta­do Fran­cés lo había con­de­na­do a cade­na perpetua.

Jun­to a esto, que­re­mos mos­trar nues­tro apo­yo a todas las per­so­nas que han sali­do a luchar a las calles de Cór­ce­ga duran­te las últi­mas tres sema­nas con el obje­ti­vo de seña­lar a los res­pon­sa­bles de esta muer­te, así como expre­sar­les nues­tra soli­da­ri­dad ante la repre­sión que han padecido.

El Esta­do Fran­cés, siem­pre dul­ce en sus pala­bras, siem­pre vio­len­to y cruel en sus accio­nes. Ha some­ti­do por la fuer­za a tan­tos y tan­tos pue­blos a lo lar­go de todo el mun­do, inclui­das Cór­ce­ga y Eus­kal Herria. Ha par­ti­ci­pa­do en todas las gue­rras impe­ria­lis­tas duran­te las últi­mas déca­das, ha bom­bar­dea­do pobla­cio­nes, ha ven­di­do armas, ha pro­ba­do armas nuclea­res y, cuan­do ha con­si­de­ra­do que eran con­flic­tos inter­nos, ha uti­li­za­do la tor­tu­ra y el ase­si­na­to (Arge­lia), o los ha faci­li­ta­do cuan­do los ha con­si­de­ra­do con­flic­tos exter­nos (la gue­rra sucia de Espa­ña, o los ase­si­na­tos de Kur­dos en Fran­cia duran­te los últi­mos años).

En lo que se refie­re a la situa­ción de las cár­ce­les, el Esta­do Fran­cés apa­re­ce en los pri­me­ros pues­tos de Euro­pa en cuan­to a super­po­bla­ción, y en el pri­mer pues­to en la tasa de sui­ci­dio (12,6 sui­ci­dios por cada 10.000 pre­sos). Esto mues­tra cla­ra­men­te que el sis­te­ma buro­crá­ti­co que uti­li­za la admi­nis­tra­ción fran­ce­sa, basa­do en la infan­ti­li­za­ción y la asi­mi­la­ción, no bus­ca otra cosa que la des­truc­ción de la per­so­na y, en el caso del mili­tan­te polí­ti­co, doble­gar su volun­tad. Eso sí, pre­sen­tán­do­se a sí mis­ma como garan­te de la libertad.

Para ter­mi­nar, Tin­ko quie­re rei­vin­di­car el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción para los pue­blos opri­mi­dos, así como la nece­si­dad de la inde­pen­den­cia polí­ti­ca de sus tra­ba­ja­do­res. Des­de Don­bass has­ta Pales­ti­na, des­de Cór­ce­ga has­ta Eus­kal Herria. Solo por medio de la lucha con­se­gui­re­mos nues­tros dere­chos. ¡Adiós y honor, Yvan Colon­na! Liber­tá per Corsica!

Jato­rria /​Ori­gen

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.