La pér­di­da de rele­van­cia del impe­ria­lis­mo fran­cés. Efec­tos exter­nos e inter­nos de la «nos­tal­gia del imperio»

Los recientes golpes de Estado en Guinea y Mali, la llamada «crisis de los submarinos franceses» con Australia, la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán sin haber consultado a sus «socios» de la OTAN, las invectivas de Macron sobre Argelia afirmando que esta cultiva un «odio» oficial contra Francia, etc., son indicios del empeoramiento de la crisis que caracteriza al imperialismo francés en el escenario internacional. Las manifestaciones populares de las últimas semanas contra el franco CFA, contra los acuerdos de asociación económica de la Unión Europea y contra la presencia militar francesa en el Sahel, las manifestaciones de apoyo a los nuevos dirigentes en Bamako o Conakry tras sus golpes de Estado, etc., confirman que el proceso que se viene desarrollando desde hace años por el cual el imperialismo francés va perdiendo relevancia ha llegado a un nuevo umbral cualitativo.

Por supuesto, el capital financiero francés no se conforma con esta pérdida de relevancia que afecta a la vez al lugar que ocupa en Europa frente al rival-socio alemán, en la zona Asia-Pacífico donde la alianza con Australia era hasta entonces el eje central de su estrategia y en África, su dominio histórico. Como cada vez que se encuentra en dificultades, el capital financiero busca nuevas perspectivas en torno a su Estado. Por consiguiente, a los efectos externos de esa pérdida de relevancia se añaden unos efectos internos al Hexágono, que es indispensable tener en cuenta para comprender la fascistización y sus nuevos episodios: la ley sobre la seguridad global, la ley sobre el separatismo [islamista]1, la multiplicación de las prohibiciones de asociaciones y de organizaciones, la ley sobre la responsabilidad penal y la seguridad interna, la gestión de seguridad de la pandemia, etc.

  1. Se refiere a una ley que pretende reforzar el respeto a los principios de la República y, por tanto, luchar contra el islamismo radical que separa a sus adeptos de la comunidad francesa. Pretende luchar contra lo que se denomina «separatismo islamista» basándose en la premisa de que cuando debido a sus ideas fundamentalistas una persona tiene unas leyes de facto que aplica por encima de las leyes de la República, lo que hace es separarse socialmente (N. de la t.).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.