Méxi­co. Comu­ni­dad Oto­mí a un año de man­te­ner la ocu­pa­ción del Ins­ti­tu­to de los Pue­blos Indí­ge­nas: “Esto ya no se devuelve”

Tex­to y fotos Cris­ti­na Blon­der, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de octu­bre de 2021.

Este 12 de octu­bre se cum­plio un año de que la comu­ni­dad indi­ge­na oto­mí en Ciu­dad de Méxi­co, tomó las ins­ta­la­cio­nes del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de los Pue­blos Indi­ge­nas (INPI) en la mis­ma capi­tal del país. Son más de 25 años de lucha que no se detie­nen y que avan­zan con la dis­po­si­ción de esta comu­ni­dad indí­ge­na que al igual que muchas otras comu­ni­da­des en el mun­do con­ti­núan luchan­do por la exis­ten­cia digna.

Tuvi­mos la opor­tu­ni­dad de con­ver­sar y com­par­tir con algu­nas com­pa­ñe­ras de la comu­ni­dad: Joa­qui­na Pau­lino y Mar­ga­ri­ta Ansel­mo, de quie­nes escu­cha­mos sus pala­bras de resistencia.

¿Por qué hacer esta toma?

Joa­qui­na: Noso­tros la comu­ni­dad oto­mi, deci­di­mos aho­ra si, tomar el INPI… noso­tros ya venia­mos tra­ba­jan­do, hacia­mos asam­bleas y decia­mos: “aho­ra si el gobierno no nos hace caso y nun­ca lo hará como pue­blos aho­ra si que somos, no nos atiende…”

Noso­tros venia­mos exi­gien­do nues­tra vivien­da dig­na, que nues­tros padres, que ellos ya tie­nen mucho tiem­po aqui en la Ciu­dad de Méxi­co exi­gien­do esa vivien­da dig­na y no se les dan. Siem­pre nos daban lar­ga y pues aho­ra si la comu­ni­dad, ya diji­mos: ¡Ya bas­ta! Ya es el momen­to de hacer algo, poner­le alto a este mal gobierno por­que no nos atiende.

Y pues noso­tros el 12 de octu­bre, hace un año, pues decia­mos noso­tros “¿que vamos a fes­te­jar noso­tros como pue­blos ori­gi­na­rios?”, pues nada, se supo­ne que es día de la raza y noso­tros ¿dón­de que­da­mos enton­ces? como pue­blos ori­gi­na­rios, y pues noso­tros la comu­ni­dad oto­mi veni­mos a tomar­la y pues noso­tros al momen­to de entrar aqui, pues, habia poqui­tos tra­ba­ja­do­res, y noso­tros lle­ga­mos, no lle­ga­mos ni con vio­len­cia, ni nada, noso­tros no somos como el gobierno.

Ya noso­tros como comu­ni­dad y como pue­blo deci­di­mos estar aqui y ya pues cum­pli­mos un año estan­do aqui y como le diji­mos al gobierno, noso­tros no nos vamos a ren­dir, aqui noso­tros vamos a seguir.

Ade­más de la vivien­da ¿Cuá­les son las otras exi­gen­cias que impulsan?

Mar­ga­ri­ta: Nues­tras deman­das apar­te de una vivien­da dig­na, tam­bién es edu­ca­ción, salud, ali­men­ta­ción, tra­ba­jo, jus­ti­cia, liber­tad, auto­no­mía, demo­cra­cia. Todo eso lo exi­gi­mos por­que noso­tros como pue­blos indi­ge­nas hemos sufri­do mucho, de tan­to racis­mo, dis­cri­mi­na­ción. Exi­gi­mos todo eso por­que es algo que nos corres­pon­de a todos los ciu­da­da­nos, tam­bien el dere­cho a la ciu­dad, noso­tros tene­mos dere­cho a estar aqui, vivir aqui, tener una vida aqui en la ciu­dad, si no fue­ra por los indi­ge­nas pues Méxi­co no seria como lo es ahora.

Tam­bién exi­gi­mos la can­ce­la­cion de los mega pro­yec­tos que afec­tan a la madre tie­rra, por ejem­plo, nos quie­ren des­po­jar de nues­tra agua alla en San­tia­go Mex­qui­titlan, en don­de, el gobierno man­da per­so­nas con pipas, para extaer nues­tra agua de San­tia­go, don­de hacen que se sequen nues­tros pozos, y nues­tra madre tie­rra ya ni pue­de fun­cio­nar de una mejor mane­ra, por­que apar­te es el que nos hace sobre­vi­vir, es en el que pode­mos noso­tros más que nada ali­men­tar­nos y es lo que nos hace tener vida.

¿Cómo han vivi­do la discriminación?

Joa­qui­na: Hemos sido dis­cri­mi­na­dos de dife­ren­tes mane­ras y razo­nes. En mi expe­rien­cia, lo que me paso con lo de mi her­mano y mi sobri­na (fue­ron encon­tra­dos muer­tos). Ellos (auto­ri­da­des) cuan­do nos pre­gun­tan de don­de vie­nen o en don­de viven, yo al momen­to de decir­le que yo venia de la toma del INPI, pues de alli no me qusie­ron aten­der, como que me die­ron la espal­da y de decir­me pues espe­ra­te y sien­ta­te allá. Y por no saber expre­sar­nos bien o hablar bien, aho­ra si te atien­den como ellos quie­ran. Las auto­ri­da­des no nos han dado nin­gu­na res­pues­ta para nues­tros seres que­ri­dos que se nos fue­ron y pues aho­ri­ta des­de aqui, yo si exi­jo que nos atien­dan nues­tra denun­cia que noso­tros le hace­mos por­que la ver­dad yo si quie­ro jus­ti­cia y ver­dad. Las mis­mas auto­ri­da­des nos pre­gun­tas que cuán­to gas­ta­mos, aho­ra si, ellos nada más nos quie­ren pagar unos sim­ples pesos y mi fami­liar no vale eso.

Mar­ga­ri­ta: Si hemos teni­do varias expe­rien­cias, por ejem­plo, nues­tras com­pa­ñe­ras que se van a ali­viar (parir) a cen­tros de salud o al médi­co no son bien aten­di­das, siem­pre las enfer­me­ras o los mis­mos doc­to­res les dicen que si no tie­nen dine­ro enton­ces por que tie­nen hijxs. Como si ellos son los que man­da­ran en nues­tra vida, los que deci­den si tene­mos hijos o no tene­mos hijos, noso­tros somos libres de tener hijos, al menos noso­tros los esta­mos man­te­nien­do, no los man­tie­ne el gobierno ni las demás personas.

A noso­tros ni siquie­ra nos res­pe­tan, ven nues­tro esfuer­zo que esta­mos hacien­do y pues los poli­cias siem­pres no nos dejan ven­der, siem­pre nos corren, no tene­mos un lugar seguro.

Asi como tam­bien en la edu­ca­cion, noso­tros como ado­les­cen­tes, he sufri­do de varias cosas, no es tan facil pasar de la pre­pa a la uni­ve­si­dad, te ponen muchos peros muchas tra­bas. Tam­bién ten­go a mis her­ma­nas que unos por tener más dine­ro los tra­tan de la mejor manera.

Si hemos sufri­do dis­cri­mi­na­ción, repre­sión, hemos sido vio­len­ta­dos fisi­ca y psi­co­lo­gi­ca­men­te, por­que no solo afec­ta a nues­tros cuer­pos sino tam­bién nos afec­ta men­tal­men­te con las pala­bras que nos dicen, los insul­tos, ya ni siquie­ra hemos sali­do a las calles con esa mis­ma feli­ci­dad de decir «hoy me voy a poner mi ves­ti­men­ta y voy a demos­trar­le a todos que ven­go de un pue­blo», por­que sabes que al salir ya las per­so­nas te dicen “eres una indi­ge­na o una india”, «que haces aqui si tu pue­blo esta allá».

Pero noso­tros hemos sabi­do com­ba­tir eso, hemos sabi­do enfren­tar todos esos pro­ble­mas, tam­bien noso­tras sabe­mos de que esta­mos hechas, tam­bien noso­tras sabe­mos gra­cias a dios que no por­que la gen­te diga o haga a noso­tros nos ven­ga a afec­tar, por eso noso­tros hemos sabi­do expre­sar­nos, sobre todo hemos alza­do la voz por­que ya nos can­sa­mos de estar calla­das, ya nos can­sa­mos de que el gobierno haga con noso­tros lo que quie­ra, ya nos can­sa­mos que siem­pre ten­ga­mos que ser dis­cri­mi­na­dos en don­de quie­ra que vaya­mos, ya nos can­sa­mos de que el gobierno siem­pre quie­ra ver­nos la cara.

¿Es la toma del INPI un acto de justicia?

Al tomar el INPI si es una for­ma de exi­gir jus­ti­cia por­que hemos pasa­do por muchas cosas. Exi­gi­mos jus­ti­cia. Mucha gen­te dira que noso­tros que hace­mos aqui o por­que veni­mos a inva­dir cuan­do noso­tros somos los que debe­ria­mos estar aqui. Gra­cias a noso­tros las empre­sas, el gobierno es lo que es, gra­cias a noso­tros, la mano de obra, noso­tros que veni­mos de los pue­blos, que cul­ti­va­mos, que tra­ba­ja­mos todo a mano. La jus­ti­cia es exi­gir lo que nos corres­pon­de como ciu­da­da­nos y como indigenas.

¿Qué han logra­do a un año de la toma?

Joa­qui­na: Logra­mos la expro­pia­cion de Zaca­te­cas 74. Tuvi­mos que cerrar las calles, pos aho­ra si no nos impor­to si nos iba­mos a que­dar un mes o unos días. Cerra­mos las calles y el dia 17 de junio nos chin­ga­mos la expro­pia­cion de Zaca­te­cas 74.

Mucha gen­te dice que si ya tene­mos la expro­pia­cion de Zaca­te­cas por que no nos vamos de aquí. Y pues, no veni­mos por un pre­dio nada más, sino que vini­mos por cua­tro, toda­via nos fal­tan, tres pre­dios más, (Gua­na­jua­to 200 en la Colo­nia Roma; Roma 18 en la Colo­nia Juá­rez y Zara­go­za 1434) y pues aun­que nos den la expro­pia­cion de los tres pre­dios, noso­tros no nos vamos a salir de aqui. Asi como noso­tros le men­cio­na­mos el 13 de agos­to, noso­tros anun­cia­mos que esto ya no se devuel­ve, aho­ra si se hace la Casa de los Pue­blos y las Comu­ni­da­des Indí­ge­nas “Samir Flo­res Sobe­ra­nes” por­que noso­tros deci­di­mos eso, por­que cuan­do venia­mos aqui a hacer algun pape­leo, no nos hacian caso a noso­tros, aho­ra han veni­do dife­ren­tes pue­blos y comu­ni­da­des a hacer con­fe­ren­cias, han teni­do encuen­tros y aho­ra si los dife­ren­tes pue­blos son bien­ve­ni­dos aqui, noso­tros no pode­mos cerrar la puer­ta como lo hacia este mal gobierno, o como nos tra­ta­ban a noso­tros, pues noso­tros asi anun­cia­mos que todos los pue­blos van a ser bien­ve­ni­dos aqui en lo que antes era la toma del INPI y hoy se hace la Casa de los Pue­blos y las Comu­ni­da­des Indí­ge­nas “Samir Flo­res Soberanes”.

¿Qué vie­ne para la comu­ni­dad otomi?

Mar­ga­ri­ta: Para la comu­ni­dad oto­mi vie­nen muchos logros por­que aho­ri­ta esta­mos jun­tan­do nues­tras luchas, y si todos los pue­blos nos uni­mos es más fácil que nos chin­gue­mos al esta­do y es más fácil que noso­tros poda­mos exi­gir lo que nos corresponde.

Joa­qui­na: Le man­da­mos un salu­do a todos y todas las com­pa­ñe­ras que luchan y resis­ten y tam­bien que ellxs sepan que no estan solos y solas, ahi le va nues­tro apo­yo a todos nues­tros compañeros.

Para seguir la lucha de la comu­ni­dad oto­mí en face­book: https://​www​.face​book​.com/​O​t​o​m​i​y​R​e​b​e​l​d​ia/

Tam­bién pue­den acer­car­se a la Casa de los Pue­blos y las Comu­ni­da­des Indí­ge­nas “Samir Flo­res Sobe­ra­nes” en Ciu­dad de Méxi­co, Av. Méxi­co, Coyoa­cán 343, Xoco, Béni­to Juá­rez, 03330, don­de man­tie­nen la ven­ta de sus artesanias.

Foto
Los pri­me­ros día de la ocupación

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *