Perú. La impor­tan­cia del perio­dis­mo: inclu­sión, liber­tad y democracia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 de octu­bre de2021

Sin medios comu­ni­ta­rios no hay demo­cra­cia, y las con­di­cio­nes para ejer­cer el perio­dis­mo y refle­jar la diver­si­dad cul­tu­ral en los medios es aun un desa­fío de nues­tra inci­pien­te democracia.

La situa­ción del perio­dis­mo en el Perú no es la mejor y esto se refle­ja en el pues­to 91 en que nos colo­ca la últi­ma cla­si­fi­ca­ción anual de Repor­te­ros Sin Fron­te­ras (RSF) que seña­la la vul­ne­ra­bi­li­dad de los perio­dis­tas para ejer­cer su oficio.

A ello se agre­ga una legis­la­ción poco pro­pi­cia, la con­cen­tra­ción de la pro­pie­dad de los medios, las difi­cul­ta­des para el acce­so a la infor­ma­ción y la fal­ta de trans­pa­ren­cia de las auto­ri­da­des políticas.

El por­tal web de la Aso­cia­ción Nacio­nal de Perio­dis­tas (ANP) tie­ne una cate­go­ría que regis­tra nume­ro­sas agre­sio­nes, ame­na­zas, mal­tra­tos a los perio­dis­tas espe­cial­men­te cuan­do denun­cian auto­ri­da­des subnacionales. 

“En Perú los perio­dis­tas pue­den sufrir repre­sa­lias –en oca­sio­nes seve­ras– cuan­do abor­dan temas como los con­flic­tos socia­les y los pro­ble­mas medioam­bien­ta­les, si denun­cian casos de corrup­ción o la infil­tra­ción del nar­co­trá­fi­co en el engra­na­je de los órga­nos del Esta­do” indi­ca RSF.

A ello se agre­ga que “Las leyes con­tra la difa­ma­ción son una de las prin­ci­pa­les ame­na­zas para la liber­tad de pren­sa, pues son usa­das para inti­mi­dar, juz­gar y sen­ten­ciar a perio­dis­tas” indi­ca la mis­ma fuente.

Impor­tan­cia y nece­si­dad del periodismo

El perio­dis­mo es una acti­vi­dad espe­cí­fi­ca de comu­ni­ca­ción que nace aso­cia­da al desa­rro­llo indus­trial de los medios masi­vos de infor­ma­ción: impren­ta, rota­ti­vas, radio­emi­so­ras, televisión.

Uno de sus prin­ci­pa­les pro­pó­si­tos es faci­li­tar al ciu­da­dano la infor­ma­ción que nece­si­ta para ser libre y capaz de gober­nar­se a sí mismo. 

En el caso del perio­dis­mo se pos­tu­la como valor a la vera­ci­dad, enten­di­da como la bús­que­da de la ver­dad. No es lo mis­mo la ver­dad, pala­bra que con­cier­ne al ámbi­to jurí­di­co y éti­co, que la veracidad.

Dos con­se­jos para los que se ini­cian en el perio­dis­mo: a) Evi­ta aña­dir nada. No nece­si­ta­mos aña­dir cosas que no ocu­rrie­ron. A veces nos gana la idea de inven­tar o maqui­llar los hechos , pero al hacer­lo per­de­mos de vis­ta la veracidad.

b) Evi­ta enga­ñar. No hay que indu­cir al lec­tor, oyen­te o espec­ta­dor a una inter­pre­ta­ción erró­nea de los hechos. Enga­ñar al lec­tor es una for­ma de men­tir que bur­la la idea de que el perio­dis­mo está com­pro­me­ti­do con la verdad.

Los Gru­pos de Poder Eco­nó­mi­co y su influen­cia mediática

Los Gru­pos de Poder Eco­nó­mi­co (GPE) son con­glo­me­ra­dos de empre­sas debi­do a sus altos nive­les de acu­mu­la­ción de capi­tal que cre­cen y se diver­si­fi­can gra­dual­men­te a par­tir de una empre­sa madre.

Los GPE son cor­po­ra­cio­nes con gran­des orga­ni­za­cio­nes com­ple­jas y pro­fe­sio­na­les, de carác­ter mul­ti­em­pre­sa­rial y pre­sen­cia mul­ti­es­pa­cial, con diver­sos modos de poder e influen­cia polí­ti­ca y social.

Visual search query image

Fran­cis­co Durand apor­ta algu­nas razo­nes que expli­can por qué los gru­pos de poder eco­nó­mi­co tie­nen un alto nivel de influen­cia en los medios, y que resu­mi­mos en los siguientes:

1. Los medios son empre­sas pri­va­das y como tales defien­den sus intere­ses y los intere­ses de sus pares.

2. El avi­sa­je crea una rela­ción de clien­te­la de los medios hacia los anun­cian­tes, don­de des­ta­can los GPE y las gran­des empresas.

3. Los perio­dis­tas depen­den labo­ral­men­te de sus jefes y los jefes tie­nen rela­cio­nes ami­ca­les, fami­lia­res y de nego­cios con los GPE.

4. Los GPE tie­nen espe­cia­lis­tas en comu­ni­ca­ción, muchos de estos perio­dis­tas, que siguen de cer­ca todo aque­llo rela­cio­na­do con la empre­sa y bus­can man­te­ner una “pren­sa posi­ti­va” con noti­cias favo­ra­bles para ellos.

Los due­ños de la noti­cia en el Perú

El Gru­po El Comer­cio (GEC) es el impe­rio mediá­ti­co más pode­ro­so del Perú. El direc­to­rio está inte­gra­do por 11 per­so­nas, nue­ve de ellos miem­bros de la fami­lia Miró Que­sa­da y Gar­cía Miró.

Tie­ne como matriz a la fami­lia Miró Que­sa­da, due­ña de dos cana­les de tele­vi­sión, nue­ve dia­rios y quin­ce medios digi­ta­les que alcan­zan a varios millo­nes de per­so­nas al día a nivel nacional.

El Comer­cio es due­ño de: Amé­ri­ca Tele­vi­sión y Canal N, líde­res en señal abier­ta y cable; el dia­rio popu­lar Tro­me, el más ven­di­do en Lati­noa­mé­ri­ca; El elco​mer​cio​.pe, la web de noti­cias con mayor alcan­ce del país.

Ade­más, el GEC con­cen­tra alre­de­dor del 80 por cien­to de la cir­cu­la­ción dia­ria en la capi­tal y el 74 por cien­to en pro­me­dio a nivel nacional.

En las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2006 y 2011 El Comer­cio apo­yó a los can­di­da­tos Alan Gar­cía y Kei­ko Fuji­mo­ri, ambos de derecha.

En la cam­pa­ña de 2011 el pre­mio Nobel de Lite­ra­tu­ra, Mario Var­gas Llo­sa, renun­ció públi­ca­men­te como colum­nis­ta del dia­rio por que el perió­di­co se con­vir­tió en una «maqui­na­ria pro­pa­gan­dís­ti­ca de la can­di­da­tu­ra de Kei­ko Fujimori».

A fines de 2017 José Ale­jan­dro Gra­ña Miró Que­sa­da fue dete­ni­do por el Poder Judi­cial (Caso Lava Jato) por­que su com­pa­ñía, la cons­truc­to­ra Gra­ña & Mon­te­ro, fue socia de Ode­brecht en las prin­ci­pa­les mega­obras del Perú de los últi­mos 15 años.

El caso Gra­ña Miró-Quesada

El caso José Gra­ña Miró-Que­sa­da es bas­tan­te ilus­tra­ti­vo para ilus­trar las rela­cio­nes entre poder empre­sa­rial y poder mediá­ti­co en el Perú debi­do a que fue miem­bro del direc­to­rio de la Empre­sa Edi­to­ra El Comer­cio S.A. entre 1991 y 2014.

Tam­bién fue par­te del direc­to­rio del Ban­co de Cré­di­to del Perú (BCP), Rep­sol, Tele­fó­ni­ca del Perú, Mexi­chem Aman­co Hol­ding, de la Refi­ne­ría La Pam­pi­lla, Embo­te­lla­do­ra Lati­no­ame­ri­ca­na S.A. y Edegel.

Asi­mis­mo, direc­tor del Ins­ti­tu­to Peruano de Acción Empre­sa­rial (IPAE), de la Cáma­ra Perua­na de Cons­truc­ción (CAPECO), la Con­fe­de­ra­ción Nacio­nal de Ins­ti­tu­cio­nes Empre­sa­ria­les Pri­va­das (CONFIEP), entre otras.

Pre­si­dió el gru­po Gra­ña y Mon­te­ro (GyM) has­ta que, por moti­vos del escán­da­lo de corrup­ción con la empre­sa bra­si­le­ña Ode­brecht renun­ció al car­go. Enton­ces, José Gra­ña se vol­vió cola­bo­ra­dor efi­caz tras con­fe­sar su par­ti­ci­pa­ción en la orga­ni­za­ción criminal.

Gra­ña y Mon­te­ro (GyM) es una empre­sa de cons­truc­ción perua­na ori­gi­na­da en 1933 y la más anti­gua y más gran­de del país. Hoy es un gru­po de 24 empre­sas de ser­vi­cios de inge­nie­ría e infra­es­truc­tu­ra en 7 paí­ses de Latinoamérica.

Tie­ne ope­ra­cio­nes per­ma­nen­tes en Perú, Chi­le y Colom­bia y más de 40 mil cola­bo­ra­do­res. Está vin­cu­la­da a los casos de corrup­ción en las obras: Caso Inter­oceá­ni­ca Sur, tra­mos II y III: Con­sor­cio Conirsa.

Gra­ña y Mon­te­ro par­ti­ci­pó del con­sor­cio Conir­sa inte­gra­do por Ode­brecht, GyM, ICCGSA y JJC para para obte­ner la bue­na pro en la lici­ta­ción de los tra­mos 2 y 3 de la carre­te­ra con pagos inde­bi­dos por 20 millo­nes de dólares.

Tam­bién se invo­lu­cró en 2009 en el Caso Metro de Lima: Con­sor­cio Tren Eléc­tri­co, en el cual en con­sor­cio con Ode­brecht, efec­tua­ron pagos ilí­ci­tos para sobor­nar fun­cio­na­rios y ganar la lici­ta­ción de los Tra­mos 1 y 2 de la Línea 1 del Metro de Lima.

La Con­tra­lo­ría Gene­ral cal­cu­la que el sobre­cos­to de la obra eje­cu­ta­da alcan­za los 400 millo­nes de dóla­res. Este incre­men­to fue posi­ble al decre­to de urgen­cia expe­di­do por el MTC duran­te el gobierno de Alan García.

Prin­ci­pa­les con­glo­me­ra­dos periodísticos

El 22 de agos­to de 2013 la fami­lia Miró Que­sa­da com­pró el 54% del paque­te accio­na­rio de la Empre­sa Perio­dís­ti­ca Nacio­nal S.A. (EPENSA) de la fami­lia Agois-Banchero.

De esta mane­ra, pasó a con­tro­lar la ven­ta de dia­rios del 49 % al 78 % en pro­me­dio a nivel nacional.

El Gru­po La Repú­bli­ca de la fami­lia Moh­me-Semi­na­rio que esta­ba a pun­to de com­prar EPENSA se que­dó fue­ra y man­tie­ne su 17 %.
 

Visual search query image

Res­pec­to a los medios de radio y tele­vi­sión pode­mos apre­ciar que exis­te un pre­do­mi­nio de los medios comer­cia­les y edu­ca­ti­vos. La pre­sen­cia de los medios bajo la moda­li­dad “comu­ni­ta­ria” ape­nas sobre­pa­sa el 1 por ciento.

Esto repre­sen­ta una enor­me bre­cha y deu­da del país con una moda­li­dad de comu­ni­ca­ción tras­ce­den­tal para dar­le voz a los pue­blos y a las comu­ni­da­des socia­les y étni­cas en el Perú.

Visual search query image
Fuen­te: Concortv

Lo gra­ve es que aún en ese 1 por cien­to exis­ten per­so­nas que con­cen­tran licen­cias de medios comu­ni­ta­rios a pesar de encon­trar­se en diver­sos depar­ta­men­tos dis­tan­tes del país. 

Un con­cep­to impor­tan­te: hegemonía

El tér­mino hege­mo­nía deri­va del grie­go ἡγεμονία hēge­mo­nía (‘direc­ción, pri­mer pues­to, pre­fe­ren­cia, man­do, jefa­tu­ra’) del ver­bo ἡγεμονεύειν hēge­mo­neúein que sig­ni­fi­ca ‘guiar, pre­ce­der, con­du­cir’ y de la cual deri­van los sig­ni­fi­ca­dos «estar al fren­te», «coman­dar» y «gober­nar».

Por ἡγεμονία se enten­día en grie­go anti­guo la direc­ción supre­ma del ejér­ci­to. El hēge­mṓn era el con­duc­tor, el guía y tam­bién el coman­dan­te del ejército

Según Anto­nio Grams­ci, la hege­mo­nía exis­te cuan­do la cla­se domi­nan­te no solo es capaz de obli­gar a una cla­se social subor­di­na­da a que satis­fa­ga sus intere­ses, renun­cian­do a su iden­ti­dad y a su cul­tu­ra gru­pal, sino que tam­bién la pri­me­ra ejer­ce con­trol en las for­mas de rela­ción y pro­duc­ción de la segun­da y el res­to de la sociedad.

Visual search query image

Este pro­ce­so no posee un carác­ter explí­ci­to, sino que más bien se da de mane­ra sutil. En este sen­ti­do, la cla­se social subor­di­na­da adop­ta las con­cep­cio­nes de la cla­se domi­nan­te y las incor­po­ra a su reper­to­rio ideo­ló­gi­co, hecho liga­do a lo que común­men­te se deno­mi­na «sen­ti­do común».

El gran pro­ble­ma es que los Gru­pos de Poder Eco­nó­mi­co impo­nen a tra­vés de los medios con­cen­tra­dos sen­ti­dos comu­nes hege­mó­ni­cos, fun­cio­na­les a su dominación.

Por ejem­plo, algu­nos ejem­plos de sen­ti­dos comu­nes hege­mó­ni­cos es la visión y con­cep­to del “desa­rro­llo social”, casi cen­tra­do de mane­ra exclu­si­va en un mode­lo de cre­ci­mien­to económico.

Des­de esta pers­pec­ti­va se enfa­ti­za la nece­si­dad de la inver­sión pri­va­da para crear fuen­tes de tra­ba­jo que nos saca­rán de la pobre­za. Es la teo­ría del “cho­rreo eco­nó­mi­co” a la cual las cla­ses subal­ter­nas deben ajus­tar­se a espe­rar que la pros­pe­ri­dad les alcan­ce mien­tras los GPE siguen saquean­do los recur­sos en las con­di­cio­nes que más les conviene.

Por eso bus­can asi­mis­mo impo­ner la idea de que el Perú es un país mine­ro, rico ade­más por sus recur­sos natu­ra­les como el petró­leo, el gas, etc. ses­gan­do el valor de la diver­si­dad bio­ló­gi­ca y cultural.

Otro sen­ti­do común que bus­can man­te­ner incó­lu­me es que la Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca de 1993 no debe ser cam­bia­da por nin­gún moti­vo, por­que gene­ra­rá ines­ta­bi­li­dad polí­ti­ca y ale­ja­rá la inver­sión extranjera.

El dere­cho a la comunicación

El dere­cho a la comu­ni­ca­ción es un dere­cho emer­gen­te rei­vin­di­ca­do por diver­sas arti­cu­la­cio­nes des­de una pers­pec­ti­va más social y colec­ti­va; y no tan­to como dere­chos o liber­ta­des individuales.

Este enfo­que cobra arrai­go con el enfo­que de dere­chos de los pue­blos indí­ge­nas u ori­gi­na­rios que enri­que­ce y desa­rro­llan los dere­chos huma­nos de la Car­ta de 1948 apro­ba­da por las Nacio­nes Unidas.

El 13 de setiem­bre de 2007 se pro­du­jo un sin­gu­lar hito en la evo­lu­ción de los dere­chos huma­nos al apro­bar­se la Decla­ra­ción de las Nacio­nes Uni­das sobre los Dere­chos de los Pue­blos Indí­ge­nas (DNUDPI).

En ella se dispone: 

Artícu­lo 16:

1. Los pue­blos indí­ge­nas tie­nen dere­cho a esta­ble­cer sus pro­pios medios de infor­ma­ción en sus pro­pios idio­mas y a acce­der a todos los demás medios de infor­ma­ción no indí­ge­nas sin discriminación.

2. Los Esta­dos adop­ta­rán medi­das efi­ca­ces para ase­gu­rar que los medios de infor­ma­ción públi­cos refle­jen debi­da­men­te la diver­si­dad cul­tu­ral indí­ge­na. Los Esta­dos, sin per­jui­cio de la obli­ga­ción de ase­gu­rar ple­na­men­te la liber­tad de expre­sión, debe­rán alen­tar a los medios de infor­ma­ción pri­va­dos a refle­jar debi­da­men­te la diver­si­dad cul­tu­ral indígena.

Antes, el Con­ve­nio sobre Pue­blos Indí­ge­nas y Tri­ba­les núme­ro 169 de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jon (OIT) había dis­pues­to el uso de los medios de comu­ni­ca­ción de masas en las len­guas indígenas: 

Artícu­lo 30:

1. Los gobier­nos debe­rán adop­tar medi­das acor­des a las tra­di­cio­nes y cul­tu­ras de los pue­blos intere­sa­dos, a fin de dar­les a cono­cer sus dere­chos y obli­ga­cio­nes, espe­cial­men­te en lo que ata­ñe al tra­ba­jo, a las posi­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas, a las cues­tio­nes de edu­ca­ción y salud, a los ser­vi­cios socia­les y a los dere­chos dima­nan­tes del pre­sen­te Convenio.

2. A tal fin, debe­rá recu­rrir­se, si fue­re nece­sa­rio, a tra­duc­cio­nes escri­tas y a la uti­li­za­ción de los medios de comu­ni­ca­ción de masas en las len­guas de dichos pueblos.

Es impor­tan­te des­ta­car que el fun­da­men­to de la DNUDPI es la pro­tec­ción de la “diver­si­dad cul­tu­ral indí­ge­na”, patri­mo­nio de la huma­ni­dad refren­da­do por diver­sas decla­ra­cio­nes e ins­tru­men­tos inter­na­cio­na­les pro­mo­vi­das por la UNESCO.

Hacia una agen­da indí­ge­na en comunicación

Visual search query image
Lucha por los medios comu­ni­ta­rios en Argentina

Sin duda es nece­sa­rio que el movi­mien­to indí­ge­na cons­tru­ya y levan­te una agen­da indí­ge­na de comu­ni­ca­ción que con­ten­ga algu­nos de los siguien­tes alcances:

1. Rei­vin­di­car el dere­cho a la comu­ni­ca­ción y deman­dar la pro­mo­ción de asig­na­ción pre­fe­ren­te de fre­cuen­cias de radio y tele­vi­sión comu­ni­ta­ria para las comu­ni­da­des y pue­blos indígenas.

2. Soli­ci­tar la refor­ma de la Ley de Radio y Tele­vi­sión (Ley 28278) del 15 de julio de 2004 a fin de poten­ciar el alcan­ce de los medios comunitarios.

3. Deman­dar la asig­na­ción de un ter­cio del espec­tro radio­eléc­tri­co para los medios comu­ni­ta­rios y de inte­rés social y ciudadano.

4. Deman­dar el acce­so a los medios públi­co-esta­ta­les en sus diver­sos orí­ge­nes para pro­gra­mas con­du­ci­dos por orga­ni­za­cio­nes indígenas.

La aper­tu­ra de una nue­vo gobierno y la nece­si­dad de una nue­va Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca son esce­na­rios pro­pi­cios para cons­truir una agen­da a favor del Dere­cho a la Comu­ni­ca­ción en la que se arti­cu­len diver­sos colec­ti­vos ciu­da­da­nos preo­cu­pa­dos por este dere­cho y todo lo que impli­ca para la democracia.

Como lo han sos­te­ni­do diver­sos movi­mien­tos que han dado pasos en esa orien­ta­ción sin medios comu­ni­ta­rios no hay demo­cra­cia, y las con­di­cio­nes para ejer­cer el perio­dis­mo y refle­jar la diver­si­dad cul­tu­ral en los medios es aun un desa­fío de nues­tra inci­pien­te democracia.

Refe­ren­cias:

– Ojo-Públi­co: Repor­ta­je web: Los due­ños de la noti­cia: https://​due​nos​de​la​no​ti​cia​.ojo​-publi​co​.com/

– Ojo-Públi­co: El poder eco­nó­mi­co detrás de los medios: https://​due​nos​de​la​no​ti​cia​.ojo​-publi​co​.com/​a​r​t​i​c​u​l​o​/​m​o​m​-​p​e​r​u​-​u​n​a​-​b​a​s​e​-​d​e​-​d​a​t​o​s​-​p​a​r​a​-​c​o​n​o​c​e​r​-​a​-​l​o​s​-​d​u​e​n​o​s​-​d​e​-​l​o​s​-​m​e​d​i​os/

– Inves­ti­ga­ción sobre Gru­po El Comer­cio: http://​peru​.mom​-rsf​.org/​e​s​/​p​r​o​p​i​e​t​a​r​i​o​s​/​c​o​m​p​a​n​i​a​s​/​d​e​t​a​l​l​e​s​/​c​o​m​p​a​n​y​/​c​o​m​p​a​n​y​/​s​h​o​w​/​g​r​u​p​o​-​e​l​-​c​o​m​e​r​c​i​o​-​h​o​y​-​v​i​g​e​n​t​a​-​i​n​v​e​r​s​i​o​n​e​s​-​sa/

– Video sobre Hege­mo­nía y Anto­nio Grams­ci: https://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​e​V​B​-​7​k​m​1​XG8

– CONCORTV: TV y Radio en cifras 2021: http://​www​.con​cortv​.gob​.pe/​w​p​-​c​o​n​t​e​n​t​/​u​p​l​o​a​d​s​/​2​0​2​1​/​0​6​/​C​I​F​R​A​S​-​T​V​R​-​2​0​2​1​.​pdf

– La con­cen­tra­ción mediá­ti­ca es la prin­ci­pal ame­na­za para la liber­tad de expre­sión: Por Jor­ge Ace­ve­do, revis­ta Idee­le: https://revistaideele.com/ideele/content/la-concentraci%C3%B3n-medi%C3ser%A1tica-es-la-principal-amenaza-para-la-libertad-de-expresi%C3%B3n

FUENTE: Ser­vin­di

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *