Hai­tí. Sin­di­ca­lis­tas anun­cian paro ante cre­cien­te inseguridad

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 30 de sep­tiem­bre de 2021. 

La situa­ción de inse­gu­ri­dad no vis­lum­bra un cam­bio en el futu­ro inme­dia­to, de ahí la con­vo­ca­to­ria al paro gene­ral por par­te de los sindicatos.

Diver­sos movi­mien­tos sin­di­ca­les hai­tia­nos, inclui­dos los de trans­por­te y sub­con­tra­ta­ción anun­cia­ron este jue­ves que irán a la huel­ga el pró­xi­mo lunes 4 de octu­bre, para pro­nun­ciar­se con­tra el cli­ma de inse­gu­ri­dad, secues­tros, sobre­pre­cios de com­bus­ti­bles, y la que ellos cata­lo­gan de mala ges­tión de la cri­sis migratoria.

El por­ta­voz de Fuer­za Sin­di­cal Para Sal­var a Hai­tí (Fosah), Jac­ques Ander­son Des­ro­ches, seña­ló que el paro nacio­nal ser­vi­rá como denun­cia al aumen­to de los rap­tos para exi­gir res­ca­te, “que ame­na­za a todos”; y ante la ven­ta irre­gu­lar de car­bu­ran­tes, la cual dupli­ca y tri­pli­ca su pre­cio en dicho mer­ca­do con rela­ción al oficial.

Des­ro­ches incre­pó al Esta­do de haber fabri­ca­do “la cri­sis de com­bus­ti­bles (esca­sez) para des­ca­pi­ta­li­zar a los más pobres”, ante la ausen­cia de medi­das para con­tro­lar estas accio­nes ile­ga­les come­ti­das por las ban­das arma­das que con­tro­lan varios dis­tri­tos de Puer­to Prín­ci­pe (capi­tal) y otras ciu­da­des del país.

“El esta­do se ha apro­ve­cha­do de la inse­gu­ri­dad gene­ra­li­za­da, lega­li­zan­do el robo, la vio­la­ción y el secues­tro”, ahon­dó, al tiem­po que cri­ti­có al pri­mer minis­tro Ariel Henry por no con­de­nar el tra­to inhu­mano, sufri­do por los migran­tes hai­tia­nos en Esta­dos Uni­dos (EE.UU.), simi­lar al infli­gi­do a las per­so­nas en situa­ción de escla­vi­tud. “No escu­cha­mos al Sr. Ariel Henry pedir una mora­to­ria sobre la depor­ta­ción de hai­tia­nos”, acotó.

El lla­ma­do a la huel­ga por par­te de los sin­di­ca­lis­tas se suma a la pro­pues­ta del sec­tor reli­gio­so pro­tes­tan­te de cerrar todas sus ins­ti­tu­cio­nes con excep­ción de los cen­tros de salud, en recla­mo a la cre­cien­te inse­gu­ri­dad, y tras el ase­si­na­to el pasa­do domin­go 26 de un diá­cono en una igle­sia de Puer­to Prín­ci­pe, y el secues­tro de su esposa.

Mien­tras, orga­ni­za­cio­nes no guber­na­men­ta­les y pro­gre­sis­tas acor­da­ron mani­fes­tar­se pací­fi­ca­men­te este jue­ves fren­te a la emba­ja­da esta­dou­ni­den­se en esa nación cari­be­ña y con­tra la inje­ren­cia de Washing­ton en sus asun­tos internos

Hace unas sema­nas, la Aso­cia­ción de Pro­fe­sio­na­les del Petró­leo había emi­ti­do en una car­ta, un SOS a las auto­ri­da­des sobre el cer­co de ban­das arma­das alre­de­dor de las ter­mi­na­les petro­le­ras, inclui­da la de Varreux que repre­sen­ta el 70 por cien­to de la capa­ci­dad de alma­ce­na­mien­to del país.

A lo que se suma el hecho de que, ante la ausen­cia de una nor­ma­li­dad en un futu­ro recien­te, los due­ños de las gaso­li­ne­ras están sufrien­do pér­di­das debi­do a las accio­nes de los ban­di­dos que roban la car­ga y exi­gen dine­ro para devol­ver los camio­nes de combustible.

Por otra par­te, cer­ca de 4.000 hai­tia­nos fue­ron depor­ta­dos des­de EE.UU. del 19 de sep­tiem­bre a la fecha, cuan­do se ini­ció una serie de depor­ta­cio­nes masi­vas que deto­na­ron la cri­sis migra­to­ria que lle­vó a unas 15.000 per­so­nas a la ciu­dad Del Río, Texas, en su gran mayo­ría haitianos.

Fuen­te: TeleSUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *