Bra­sil. Pre­sen­tan libro que recu­pe­ra la memo­ria de los már­ti­res defen­so­res de la tie­rra en la Amazonía

Por Fer­nan­da Alcân­ta­ra. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 de octu­bre de 2021.

Ins­ti­tu­cio­nes, maes­tros, fami­lia­res y ami­gos fir­man artícu­los sobre los már­ti­res de la tie­rra que fue­ron ase­si­na­dos en dife­ren­tes momen­tos de la his­to­ria de la región.

Rai­mun­do Ferrei­ra Lima, más cono­ci­do como “Grin­go” fue eje­cu­ta­do por hom­bres arma­dos en mayo de 1980, en São Geral­do do Ara­guaia, sur­es­te de Pará. El mili­tan­te tenía ape­nas 43 años. Ade­más de sin­di­ca­lis­ta en Con­ceição do Ara­guaia, Lima era agen­te de la Comi­sión Pas­to­ral de la Tie­rra (CPT).

Grin­go fue el pri­mer diri­gen­te sin­di­cal ase­si­na­do en la región inmor­ta­li­za­da como la más vio­len­ta en la lucha por la tie­rra en el país. La prin­ci­pal sos­pe­cha por el secues­tro y eje­cu­ción del diri­gen­te sin­di­cal, cuan­do regre­sa­ba de un hecho en São Pau­lo, recae sobre el agri­cul­tor Neif Murad, infor­ma una de las edi­cio­nes del bole­tín Gri­to da PA 150.

El 18 de julio de 1982, al tér­mino de la con­ven­ción muni­ci­pal del PMDB en Mara­bá, cuan­do en la calle, el abo­ga­do Gabriel Pimen­ta fue ase­si­na­do cobar­de­men­te con tres dis­pa­ros de revól­ver, dis­pa­ra­dos a que­ma­rro­pa por el pis­to­le­ro José Cres­cên­cio de Oli­vei­ra, en la par­te de atrás, con­tra­ta­do por el pis­to­le­ro José Perei­ra Nóbre­ga, o Marinhei­ro, socio de Manoel Car­do­so Neto, Neli­to. Gabriel Pimen­ta cayó sin vida a los 27 años. Pimen­ta era de la Zona da Mata en el esta­do de Minas Gerais, en la ciu­dad de Juiz de Fora. Fue el ter­ce­ro de los sie­te hijos varo­nes de Geral­do Pimen­ta y D. Glória.

El 12 de febre­ro de 2005, en el muni­ci­pio de Ana­pu, era her­ma­na Dorothy quien fue eje­cu­ta­da. El agri­cul­tor Amair Fei­jo­li da Cunha, cono­ci­do como “Tato”, inter­me­dió la eje­cu­ción del misio­ne­ro al pre­cio de 50 mil reales. Vital­mi­ro Bas­tos de Mou­ra, cono­ci­do como “Bida”, y Regi­val­do Perei­ra Gal­vão, cono­ci­do como “Tara­dão”, fue­ron los cam­pe­si­nos que lle­ga­ron al mue­lle orde­nan­do la muer­te de la mon­ja. Como en otras par­tes del esta­do, las ins­ti­tu­cio­nes que defien­den la refor­ma agra­ria con­si­de­ran que for­man par­te de un con­sor­cio de terra­te­nien­tes que orde­na la eje­cu­ción de los desafectos.

Estos son algu­nos de los casos enu­me­ra­dos en el tra­ba­jo que bus­ca recu­pe­rar par­te de la saga de la lucha por la tie­rra en la Ama­zo­nía, con foco en el esta­do de Pará, con­si­de­ra­do el esta­do más vio­len­to del país, con énfa­sis en el región sur­es­te. Los 80 fue­ron los años más leta­les. El fenó­meno se atri­bu­ye a la crea­ción de la Unión Demo­crá­ti­ca Rural (UDR), el bra­zo arma­do de los ruralistas.

El libro tam­bién des­ta­ca­rá masa­cres, como los casos de Fazen­da Ubá y Fazen­da Prin­ce­sa, ocu­rri­dos en la déca­da de 1980. Así como la Masa­cre de Eldo­ra­do dos Cara­jás, ocu­rri­da en 1996, y la eje­cu­ción de la pare­ja extrac­ti­vis­ta José Cláu­dio y Maria do Espí­ri­to San­to, regis­tra­da en la déca­da de 2000.

Así, se man­tie­ne la vio­len­cia como ele­men­to estruc­tu­ran­te en el pro­ce­so de inte­gra­ción subor­di­na­da de la región en dife­ren­tes momen­tos his­tó­ri­cos. Así como la coer­ción públi­ca (poli­cía) y pri­va­da (pis­to­la­je), el man­to de la impu­ni­dad y la posi­ción par­cial del poder judi­cial. Y, aún, la ope­ra­ción de los rura­lis­tas, dise­ña­da des­de con­sor­cios con miras a eli­mi­nar a sus adversarios.

El MST, la Fede­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res Agrí­co­las de Pará (Feta­gri), la Comi­sión Pas­to­ral de la Tie­rra (CPT) y la Socie­dad Para­en­se para la Defen­sa de los Dere­chos Huma­nos (SDDH) son par­te del pro­yec­to, ani­ma­do por los pro­fe­so­res Roge­rio Almei­da, de la Uni­ver­si­dad Fede­ral. Uni­ver­si­dad del Oes­te de Pará (Ufo­pa), y Elias Sacra­men­to, de la Uni­ver­si­dad Fede­ral de Pará (Ufpa). Ade­más de maes­tro, Elias es hijo de Vir­gí­lio Sacra­men­to, un sin­di­ca­lis­ta que murió en la región de Moju en los años ochenta.

Ricar­do Rezen­de, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Río de Janei­ro (UFRJ), ex agen­te del CPT en la déca­da de 1980, en la región de Con­ceição do Ara­guaia, escri­bió un artícu­lo sobre el misio­ne­ro Moli­na­ri, ase­si­na­do en Eldo­ra­do dos Cara­jás. El docu­men­to tam­bién se cen­tra en la eje­cu­ción de otro agen­te pas­to­ral del CPT, el padre Josi­mo, falle­ci­do en Impe­ra­triz, Maranhão.

El abo­ga­do Felí­cio Pon­tes y el padre Ama­ro narran el vía cru­cis de la her­ma­na Dorothy. Mien­tras que el abo­ga­do de CPT de Mara­bá, Batis­ta Afon­so, en alian­za con el tam­bién abo­ga­do Car­los Gue­des, se enfo­can en la Masa­cre de Eldo­ra­do, mien­tras que el pro­fe­sor Air­ton Perei­ra, de la Uni­ver­si­dad del Esta­do de Pará (UEPA), en alian­za con Roge­rio Almei­da, abor­dan la masa­cre de Ubá y prin­ce­sa. Fami­lia­res de Expe­di­to Ribei­ro, João Canu­to y Grin­go están com­pro­me­ti­dos con recu­pe­rar la tra­yec­to­ria de los lucha­do­res por la refor­ma agraria.

El pro­yec­to fue pre­sen­ta­do en vivo el día 30 (jue­ves) a las 7 pm en las redes socia­les de Bra­sil en Fato /​RS . Para rea­li­zar el tra­ba­jo, las ins­ti­tu­cio­nes crean un pool. Obten­ga más infor­ma­ción sobre el pro­yec­to en el enla­ce: Fight for Land in the Ama­zon – ¡Muer­to en la lucha por la tie­rra! ¡Vivo en la lucha por la tie­rra! (dza​wi​.com)

Fuen­te: MST

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *