Perú. Jus­ti­cia de EE.UU. resuel­ve que Ale­jan­dro Tole­do pue­de ser extraditado

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 de sep­tiem­bre de 2021.

Según las inves­ti­ga­cio­nes de la Fis­ca­lía perua­na, el expre­si­den­te de 75 años habría reci­bi­do has­ta 35 millo­nes de dóla­res de la cons­truc­to­ra Ode­brecht a cam­bio de favo­re­cer a la empre­sa bra­si­le­ña en sus nego­cios en Perú, cuan­do aún era jefe del Gobierno.

La Jus­ti­cia de Esta­dos Uni­dos deci­dió este mar­tes que el expre­si­den­te de Perú Ale­jan­dro Tole­do (2001−2006), acu­sa­do en su país de corrup­ción, pue­de ser extra­di­ta­do, al haber halla­do prue­bas sufi­cien­tes que jus­ti­fi­can esta medi­da.

Con el vis­to bueno de la Jus­ti­cia esta­dou­ni­den­se, depen­de­rá aho­ra del secre­ta­rio de Esta­do de EE.UU., Antony Blin­ken, tomar la deci­sión final sobre si se extra­di­ta o no al exman­da­ta­rio peruano, tras un pro­ce­so que ha dura­do más de dos años.

“El tri­bu­nal ha con­si­de­ra­do las prue­bas sobre la exis­ten­cia de un acto cri­mi­nal y las con­si­de­ra sufi­cien­tes para apo­yar las acu­sa­cio­nes de cons­pi­ra­ción y lava­do de dine­ro”, escri­bió en su reso­lu­ción el magis­tra­do Tho­mas Hix­son de la Cor­te del Dis­tri­to Nor­te de Cali­for­nia, con sede en San Francisco.

El tra­ta­do de extra­di­ción entre ambos paí­ses que ha exa­mi­na­do el juez, y en vir­tud del cual se pue­de pro­ce­der con la entre­ga de Tole­do a las auto­ri­da­des perua­nas, se fir­mó el 26 de julio de 2001, jus­to dos días antes de que Tole­do acce­die­ra a la Pre­si­den­cia de Perú.

Tole­do fue dete­ni­do en julio de 2019 en Cali­for­nia, don­de ha resi­di­do duran­te los últi­mos años y estu­vo ocho meses en pri­sión al apre­ciar el juez un ries­go de fuga, aun­que final­men­te pudo salir de la cár­cel y pasar a una situa­ción de arres­to domi­ci­lia­rio en mar­zo de 2020, con el esta­lli­do de la pan­de­mia de COVID-19.

Según las inves­ti­ga­cio­nes de la Fis­ca­lía perua­na, el expre­si­den­te de 75 años habría reci­bi­do has­ta 35 millo­nes de dóla­res de la cons­truc­to­ra Ode­brecht a cam­bio de favo­re­cer a la empre­sa bra­si­le­ña en sus nego­cios en Perú, cuan­do aún era jefe del Gobierno.

La deci­sión del magis­tra­do lle­ga solo cua­tro días des­pués de que el pasa­do vier­nes se cele­bra­ra la vis­ta de extra­di­ción, en la que la defen­sa del exman­da­ta­rio pidió que se des­es­ti­ma­ra el caso en base a las apa­ren­tes con­tra­dic­cio­nes e incon­sis­ten­cias de los dos prin­ci­pa­les tes­ti­gos en la inves­ti­ga­ción que lle­va a cabo la Fis­ca­lía perua­na.

El jui­cio de extra­di­ción, ini­cial­men­te pre­vis­to para prin­ci­pios de este año, fue pos­pues­to varias veces siem­pre a peti­ción de la defen­sa, que de for­ma repe­ti­da soli­ci­tó más tiem­po para revi­sar y tra­du­cir los docu­men­tos envia­dos por Perú.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *