Méxi­co. La inter­na­cio­nal derechista

Por Juan J. Paz y Miño Cepe­da, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano Cuba, 27 de sep­tiem­bre de 2021.
En un artícu­lo ante­rior me refe­rí a la rein­ter­pre­ta­ción his­tó­ri­ca de la ultra­de­re­cha espa­ño­la (VOX), según la cual los con­quis­ta­do­res del siglo XVI fue­ron ver­da­de­ros “liber­ta­do­res” de pue­blos some­ti­dos por los azte­cas. No es una opi­nión ais­la­da. Des­de hace años las dere­chas espa­ño­las vie­nen tra­ba­jan­do en una visión polí­ti­ca que ase­gu­re no solo su posi­cio­na­mien­to interno (inclu­ye la rei­vin­di­ca­ción del fran­quis­mo), sino su exten­sión en Amé­ri­ca Lati­na, a la que quie­ren invo­lu­crar en sus propósitos.

Tres fun­da­cio­nes cum­plen el papel de “tan­ques de pen­sa­mien­to” (think tanks) con amplio impac­to: Fun­da­ción para el Aná­li­sis y los Estu­dios Socia­les (FAES) pre­si­di­da por José María Aznar; Fun­da­ción Disen­so (FD), entre cuyos “patro­nos” está San­tia­go Abas­cal, pre­si­den­te de VOX; y Fun­da­ción Inter­na­cio­nal para la Liber­tad (FIL), pre­si­di­da por Mario Var­gas Llo­sa, lite­ra­to peruano que vive en Madrid y cuyo giro al neo­li­be­ra­lis­mo ha mere­ci­do ser tra­ta­do por el demo­le­dor libro de Ati­lio Borón El hechi­ce­ro de la tri­bu. Coin­ci­den en pro­mo­ver los valo­res de la liber­tad, la demo­cra­cia y el Esta­do de dere­cho, vin­cu­la­dos al libre mer­ca­do, la empre­sa pri­va­da y el “huma­nis­mo occi­den­tal”. Rea­li­zan acti­vi­da­des aca­dé­mi­cas, tie­nen publi­ca­cio­nes, redes vin­cu­la­das o segui­do­ras, sos­tie­nen diver­sos pro­gra­mas de acción y capa­ci­ta­ción, se res­pal­dan en per­so­na­li­da­des con­si­de­ra­das como refe­ren­tes polí­ti­cas o inte­lec­tua­les. Des­de lue­go, el enemi­go prin­ci­pal con­tra el que hay que librar la bata­lla ideo­ló­gi­ca des­de sus pers­pec­ti­vas, son las izquier­das, los “popu­lis­tas”, los pro­gre­sis­tas, ante todo en Espa­ña, pero, ade­más, en Ibe­ro­amé­ri­ca e inclu­so FD habla de la “Ibe­ros­fe­ra”, una comu­ni­dad de 700 millo­nes de per­so­nas que “com­par­ten una his­to­ria y una cul­tu­ra común”.

El pasa­do 9 de julio (2021), la FIL reali­zó el IV Foro Atlán­ti­co Ibe­ro­amé­ri­ca: ¨Demo­cra­cia y Liber­tad en tiem­pos recios¨, (https://​bit​.ly/​3​z​f​e​jFD) en el que, entre otras figu­ras, par­ti­ci­pa­ron Mario Var­gas Llo­sa, Mau­ri­cio Macri, Isa­bel Díaz Ayu­so, Enri­que Krau­se, Ser­gio Ramí­rez, José Luis Mar­tí­nez-Almei­da, Rober­to Ampue­ro, Álva­ro Var­gas Llo­sa, Julia Vila­no­va, Lui­gi Eche­ve­rri, Leo­pol­do López, Gerar­do Bon­gio­van­ni y tam­bién, en for­ma vir­tual, los pre­si­den­tes Iván Duque (Colom­bia), Luis Laca­lle Pou (Uru­guay), Sebas­tián Piñe­ra (Chi­le) y Gui­ller­mo Las­so de Ecua­dor. Fue un derro­che de pala­bre­ría sobre la liber­tad redu­ci­da a los “valo­res” de la empre­sa privada.

El docu­men­to fun­da­men­tal logra­do por la FD es la “Car­ta de Madrid. En defen­sa de la liber­tad y la demo­cra­cia de la Ibe­ros­fe­ra” lan­za­da el 26 de octu­bre de 2020 y que ha sido amplia­men­te difun­di­da y comen­ta­da. La sus­cri­ben nume­ro­sos “ibe­ro­ame­ri­ca­nos” de los dis­tin­tos paí­ses, inclu­yen­do varios ecua­to­ria­nos (como Otto Son­nenholz­ner, vice­pre­si­den­te de Lenín Moreno y Henry Kron­fle del PSC), sin duda iden­ti­fi­ca­dos en la dere­cha polí­ti­ca nacio­nal. Tam­bién apa­re­ce Dora de Ampue­ro, del Ins­ti­tu­to Ecua­to­riano de Eco­no­mía Polí­ti­ca , que igual­men­te cons­ta como enti­dad adhe­ri­da a la FIL.

Ade­más de haber uni­do pro­pó­si­tos com­par­ti­dos entre VOX y PAN , la Car­ta se con­cen­tra en tres ideas centrales:

  1. La iden­ti­dad común de la “Ibe­ros­fe­ra” como “comu­ni­dad de nacio­nes libres y sobe­ra­nas que com­par­ten una arrai­ga­da heren­cia cul­tu­ral”. Es una ver­sión tra­di­cio­nal, que, ade­más de des­pla­zar la iden­ti­dad pro­pia de Nues­tra Amé­ri­ca Lati­na (José Mar­tí), para con­ti­nuar man­te­nién­do­la “Ibé­ri­ca”, sos­la­ya la dife­ren­te pers­pec­ti­va his­tó­ri­ca que nació de la rela­ción que en otra épo­ca se cons­ti­tu­yó entre el impe­rio y las colo­nias. No hubo con­quis­ta­do­res “liber­ta­do­res” de pue­blos, ni unas colo­nias en igual­dad de vida con la metró­po­li, sino una rela­ción eco­nó­mi­ca y social de des­igual­da­des en el desa­rro­llo, que asen­tó la acu­mu­la­ción ori­gi­na­ria de capi­ta­les en Euro­pa sobre la base de la subor­di­na­ción y la explo­ta­ción de la Ibe­ro­amé­ri­ca colonial.
  2. La defen­sa del “Esta­do de Dere­cho, el impe­rio de la ley, la sepa­ra­ción de pode­res, la liber­tad de expre­sión y la pro­pie­dad pri­va­da”, un asun­to que, por la visión, los docu­men­tos y la posi­ción asu­mi­da tan­to por las tres fun­da­cio­nes en refe­ren­cia, como por las “per­so­na­li­da­des” y enti­da­des que se iden­ti­fi­can con la Car­ta, está vin­cu­la­do exclu­si­va­men­te con un tipo de eco­no­mía: el neo­li­be­ra­lis­mo. De modo que, cuan­do se escri­be que “la defen­sa de nues­tras liber­ta­des es una tarea que com­pe­te no solo al ámbi­to polí­ti­co, sino tam­bién a las ins­ti­tu­cio­nes, la socie­dad civil, los medios de comu­ni­ca­ción, la aca­de­mia, etc.”; y que “el futu­ro de los paí­ses de la Ibe­ros­fe­ra ha de estar basa­do en el res­pe­to a la demo­cra­cia, los dere­chos huma­nos, el plu­ra­lis­mo, la dig­ni­dad huma­na y la jus­ti­cia”, bajo las expe­rien­cias del neo­li­be­ra­lis­mo en Amé­ri­ca Lati­na y de los gobier­nos con­ser­va­do­res y de dere­cha que lo han impues­to en la región, ese “Esta­do de dere­chos y liber­ta­des” ha oca­sio­na­do los resul­ta­dos socia­les más per­ju­di­cia­les en la his­to­ria con­tem­po­rá­nea, con la arro­gan­te con­cen­tra­ción de ingre­sos en una eli­te de gru­pos eco­nó­mi­cos dis­pues­tos a no per­mi­tir alter­na­ti­vas a su poder.
  3. La Car­ta final­men­te con­si­de­ra que el enemi­go común a derro­tar es el “comu­nis­mo”, la “seria ame­na­za para la pros­pe­ri­dad y el desa­rro­llo de nues­tras nacio­nes”. En el caso de Amé­ri­ca Lati­na que­da muy cla­ro que “está secues­tra­da por regí­me­nes tota­li­ta­rios de ins­pi­ra­ción comu­nis­ta, apo­ya­dos por el nar­co­trá­fi­co y ter­ce­ros paí­ses. Todos ellos, bajo el para­guas del régi­men cubano e ini­cia­ti­vas como el Foro de São Pau­lo y el Gru­po de Pue­bla”. Es un “pro­yec­to ideo­ló­gi­co y cri­mi­nal” que bus­ca intro­du­cir­se en otros paí­ses y con­ti­nen­tes. En defi­ni­ti­va, son los vie­jos con­cep­tos de la “gue­rra fría” renom­bra­dos para un pre­sen­te que recuer­da la déca­da de 1960 con la Alian­za para el Pro­gre­so, la OEA como ins­tru­men­to de los EEUU y el direc­to y lar­go inter­ven­cio­nis­mo nor­te­ame­ri­cano en Amé­ri­ca Lati­na, pre­ci­sa­men­te para derro­car cual­quier “comu­nis­mo”, lo que con­du­jo, en la déca­da de 1970, a la ins­tau­ra­ción de las dic­ta­du­ras mili­ta­res terro­ris­tas del Cono Sur, que no solo arra­sa­ron con toda demo­cra­cia y liber­tad, sino que vio­len­ta­ron dere­chos huma­nos, sin contemplaciones.

Como pue­de apre­ciar­se, exis­te una inter­na­cio­nal dere­chis­ta bien avan­za­da. Ade­más, para com­ple­tar el cua­dro, hay que sumar las labo­res que cum­ple otro think tank: elIns­ti­tu­to Inter­ame­ri­cano para la Demo­cra­cia , en cuya nómi­na de ase­so­res ins­ti­tu­cio­na­les cons­ta Osval­do Hur­ta­do. En mayo 2021, el IID orga­ni­zó el “Foro Defen­sa de la Demo­cra­cia en las Amé­ri­cas”, al que fue­ron invi­ta­dos los pre­si­den­tes Car­los Alva­ra­do Que­sa­da (Cos­ta Rica), Mario Abdo Bení­tez (Para­guay) y Nayib Buke­le (El Sal­va­dor), ade­más de los expre­si­den­tes Mau­ri­cio Macri (Argen­ti­na), Andrés Pas­tra­na (Colom­bia), Luis Gui­ller­mo Solís (Cos­ta Rica) y Osval­do Hur­ta­do (Ecua­dor), para hablar jun­to al Secre­ta­rio Gene­ral de la OEA, Luis Alma­gro . El expre­si­den­te ecua­to­riano Lenín Moreno fue el ora­dor prin­ci­pal, con sus inter­na­cio­nal­men­te sim­pá­ti­cos y famo­sos dis­cur­sos “aca­dé­mi­cos” ; y en agos­to fue la figu­ra cen­tral del colo­quio “Dic­ta­du­ra de Cuba y las Amé­ri­cas” , don­de delei­tó a sus seguidores.

La dere­cha lati­no­ame­ri­ca­na cuen­ta, enton­ces, con una inter­na­cio­nal favo­ra­ble. Su lucha por la “liber­tad” solo se refie­re al régi­men capi­ta­lis­ta bajo el mode­lo neo­li­be­ral. Y está pre­pa­ra­da para enfren­tar una lar­ga bata­lla que impi­da la cons­truc­ción de eco­no­mías socia­les y Esta­dos orien­ta­dos por intere­ses popu­la­res. Una situa­ción his­tó­ri­ca que afir­ma la pola­ri­za­ción en la que se halla la vida polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y social lati­no­ame­ri­ca­na entre un pro­yec­to “libe­ral” de intere­ses pri­va­dos y otro de libe­ra­ción de las pobla­cio­nes con­tra ese dominio.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *