Vene­zue­la. Los acti­vos vene­zo­la­nos en el fue­go cru­za­do cor­po­ra­ti­vo: Caso Crystallex

Resu­men lati­no­ame­ri­cano, 26 de sep­tiem­bre de 2021.

El pasa­do 9 de abril la trans­na­cio­nal mine­ra cana­dien­se Crys­ta­llex Inter­na­tio­nal Cor­po­ra­tion emi­tió una soli­tud a la Ofi­ci­na de Con­trol de Acti­vos Extran­je­ros (OFAC, sus siglas en inglés) para obte­ner una licen­cia que per­mi­te la ven­ta judi­cial de accio­nes de Cit­go Petro­leum Cor­po­ra­tion, pro­pie­dad del Esta­do venezolano.

Se recuer­da que en enero 2021 el juez esta­dou­ni­den­se Leo­nard Stark, ads­cri­to a un tri­bu­nal del esta­do de Dela­wa­re, en Esta­dos Uni­dos, auto­ri­zó a Crys­ta­llex para seguir ade­lan­te con la ven­ta de accio­nes de la empre­sa la refe­ri­da filial de PDVSA para hacer cum­plir a su favor una adju­di­ca­ción de 1.2 mil millo­nes de dóla­res, en el con­tex­to de la nacio­na­li­za­ción de hace más de una déca­da de un yaci­mien­to de oro ope­ra­do por la mine­ra cana­dien­se en Venezuela.

LA CARTA DE LA OFAC

El Depar­ta­men­to de Esta­do de Esta­dos Uni­dos, des­pués de estu­diar la peti­ción de Crys­ta­llex, con­si­de­ró que la soli­ci­tud de licen­cia debía ser dene­ga­da por algún cam­bio en la polí­ti­ca exte­rior con Venezuela.

La agen­cia de noti­cias Reuters infor­mó hace una sema­na que tuvie­ron la car­ta en cues­tión y expli­ca­ron, sin mos­trar la car­ta, algu­nas consideraciones.

No obs­tan­te, Misión Ver­dad logró tener acce­so al docu­men­to del Depar­ta­men­to del Teso­ro de Esta­dos Uni­dos y a con­ti­nua­ción des­ple­ga­mos algu­nas cla­ves, hacien­do la sal­ve­dad de que cada pun­to des­cri­to en la car­ta posee el tin­te de intro­mi­sión e inje­ren­cia del gobierno esta­dou­ni­den­se sobre los acti­vos del Esta­do vene­zo­lano, pues son las jus­ti­fi­ca­cio­nes de la OFAC refu­tan­do las razo­nes hechas por Crystallex:

  • Ale­ja­dos de toda lega­li­dad, para la admi­nis­tra­ción esta­dou­ni­den­se el man­da­to de la desusa­da Asam­blea Nacio­nal (AN) fina­li­za en enero de 2022, admi­tien­do que la ges­tión par­la­men­ta­ria exten­dió ‑según ellos- el perio­do por doce meses.
  • Agre­gan que Esta­dos Uni­dos reeva­lua­rá si la ven­ta de las accio­nes de PDV Hol­ding es con­sis­ten­te con la polí­ti­ca exte­rior de Esta­dos Uni­dos, a medi­da que evo­lu­cio­ne la situa­ción en Vene­zue­la, con­tan­do que pudie­ra defi­nir­se el asun­to de las accio­nes duran­te la pri­me­ra mitad de 2022, «según lo jus­ti­fi­que el cam­bio de circunstancias».
  • La OFAC argu­men­ta que la soli­ci­tud de licen­cia hecha por Crys­ta­llex no se enfo­ca en un acuer­do nego­cia­do con el Gobierno de Vene­zue­la, sino que se tra­ta de una ven­ta for­zo­sa, lo que impli­ca dife­ren­tes con­si­de­ra­cio­nes en la polí­ti­ca apli­ca­da que indi­ca la rees­truc­tu­ra­ción o refi­nan­cia­mien­to de la deuda.
  • La OFAC hace refe­ren­cia a su auto­ri­dad dis­cre­cio­nal para emi­tir o rete­ner licen­cias, ya que ésta depen­de del gobierno de los Esta­dos Uni­dos de adap­tar las medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les a la evo­lu­ción de la polí­ti­ca exte­rior y las nece­si­da­des de lo que ellos supon­gan como segu­ri­dad nacional.

Cabe des­ta­car que el gru­púscu­lo de Juan Guai­dó son los que fun­gen como acto­res «lega­les» reco­no­ci­dos por la admi­nis­tra­ción esta­dou­ni­den­se, y sus manio­bras en la defen­sa de los acti­vos ha sido tan­to adre­de como deplorables.

En defi­ni­ti­va, el des­po­jo de los acti­vos del Esta­do vene­zo­lano que­da en manos de la OFAC, y como pro­duc­to del blo­queo eco­nó­mi­co, finan­cie­ro y comer­cial que Esta­dos Uni­dos ha impues­to en con­tra de la repre­sen­ta­ti­vi­dad legí­ti­ma del Gobierno vene­zo­lano, la capa­ci­dad de acción ha esta­do total­men­te limitada.

PUNTO CRÍTICO

En este pun­to de la tra­ma se pue­de infe­rir que los deman­dan­tes de Cit­go espe­ran tomar los acti­vos de la com­pa­ñía como par­te de pago por recla­ma­cio­nes a Vene­zue­la. Vale seña­lar que Crys­ta­llex jun­to con la petro­le­ra esta­dou­ni­den­se Cono­coPhi­llips son los prin­ci­pa­les deman­dan­tes en la diná­mi­ca de des­mem­bra­mien­to de Citgo.

No menos impor­tan­te, se esti­ma que el valor de Cit­go en la actua­li­dad ron­da los 7 mil 800 millo­nes de dóla­res y que deman­das en su con­tra alcan­zan un mon­to de 7 mil millo­nes, según la fir­ma Ban­cTrust & Co.

Es impor­tan­te seña­lar que la Ofi­ci­na de Ren­di­ción de Cuen­tas del gobierno de los Esta­dos Uni­dos (GAO, siglas en inglés) publi­có el avi­so en febre­ro 2021 sobre las refi­ne­rías de la Cos­ta del Gol­fo esta­dou­ni­den­se, pues­to que han esta­do bus­can­do fuen­tes y tipos de cru­do alter­na­ti­vos, ya que estas refi­ne­rías han pasa­do a uti­li­zar fuen­tes de cru­do no vene­zo­la­nas, lo que ha redu­ci­do sus ganancias.

Este esce­na­rio se arma en medio de unas cifras depri­men­tes, publi­ca­das por Bloom­berg en 2020, don­de Cit­go regis­tró pér­di­das millo­na­rias en manos de la pseu­do jun­ta de Guai­dó regis­tran­do así una alar­man­te cifra de 667 millo­nes de dóla­res en mer­ma.

En cuan­to al cam­bio de situa­ción de la polí­ti­ca, como ellos men­cio­nan, en rela­ción al diá­lo­go en mar­cha en Méxi­co, pue­de lle­gar a tra­du­cir­se en un «cam­bio de estra­te­gia» sobre la esta­tal vene­zo­la­na, sin suge­rir más deta­lles en la car­ta, pero aso­man­do la inmi­nen­te pér­di­da de los acti­vos en cuestión.

En este sen­ti­do, la admi­nis­tra­ción esta­dou­ni­den­se ha man­te­ni­do la narra­ti­va sobre «el cam­bio de régi­men» en Vene­zue­la como la opción abu­si­va de can­jear Cit­go. Así que ese cam­bio de estra­te­gia pue­de estar diri­gi­do tam­bién a otro manual de pre­sio­nes en con­tra del Gobierno vene­zo­lano para el pró­xi­mo año.

Sin embar­go, no se des­car­ta la sali­da por la tan­gen­te y mon­tar un con­trol de daños, tras­la­dan­do toda res­pon­sa­bi­li­dad a los erro­res a la opo­si­ción venezolana.

A pesar de la nega­ción de la licen­cia, la res­pues­ta de la OFAC deja igual­men­te el camino abier­to para que la com­pa­ñía mine­ra cana­dien­se vuel­va a pre­sen­tar una soli­ci­tud en los pró­xi­mos meses.

Si bien el alar­gue a la manio­bras de des­po­jo de este acti­vo por par­te del gobierno esta­dou­ni­den­se está lle­gan­do al nodo crí­ti­co de insos­te­ni­bi­li­dad, con­ti­núa sobre la mesa la opción de man­te­ner las pre­sio­nes en con­tra del gobierno vene­zo­lano, ya que este caso está some­ti­do a las ins­tan­cias esta­dou­ni­den­ses fue­ra de pro­pó­si­tos de la sobe­ra­nía venezolana.

Aun­que sea para­dó­ji­co, por tra­tar­se de la poca capa­ci­dad de com­pro­mi­so esta­dou­ni­den­se, se espe­ra que la admi­nis­tra­ción de Joe Biden res­pe­te lo acor­da­do en los diá­lo­gos de Méxi­co, espe­cial­men­te lo refe­ren­te a los acti­vos venezolanos.

fuen­te: Misión Verdad

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *