Migran­tes. Libe­ran a hai­tia­nos en Texas tras el escándalo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 23 de sep­tiem­bre de 2021.

Foto: Por el con­flic­to, la poli­cía texa­na colo­có una gran hile­ra de patru­llas en las már­ge­nes del río Bra­vo, cer­ca del cam­pa­men­to de haitianos.

Por el con­flic­to, la poli­cía texa­na colo­có una gran hile­ra de patru­llas en las már­ge­nes del río Bra­vo, cer­ca del cam­pa­men­to de hai­tia­nos. Foto ApAuto-Lec­tu­ra

Las foto­gra­fías que mues­tran a agen­tes de migra­ción a caba­llo y per­si­guien­do a migran­tes hai­tia­nos “no refle­jan lo que somos como país, ni tam­po­co lo que es el Ser­vi­cio de Adua­nas y Pro­tec­ción de Fron­te­ras de Esta­dos Uni­dos”, sos­tu­vo ayer el secre­ta­rio de Segu­ri­dad Nacio­nal, Ale­jan­dro Mayor­kas, ante el Comi­té de Segu­ri­dad Nacio­nal de la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes, en medio de repor­tes de que muchos cari­be­ños han sido libe­ra­dos y por aho­ra no serán deportados.

En una de las imá­ge­nes toma­das por el fotó­gra­fo de Afp Paul Rat­je el lunes y publi­ca­das en medios de Esta­dos Uni­dos y de todo el mun­do, un jine­te de la Patru­lla Fron­te­ri­za aga­rra a un hom­bre por la cami­sa en el lado esta­du­ni­den­se del Río Gran­de, cer­ca de Del Río, Texas. En otra, el agen­te retie­ne a un gru­po de per­so­nas blan­dien­do sus rien­das en una pos­tu­ra ame­na­zan­te para obli­gar­los a vol­ver hacia México.

“He orde­na­do que se lle­ve a cabo una inves­ti­ga­ción de los hechos que se retra­tan en esas imá­ge­nes”, ase­gu­ró Mayor­kas. El resul­ta­do “impul­sa­rá las accio­nes que tome­mos, no nos anda­re­mos con rodeos”, afir­mó, al pro­me­ter un resul­ta­do “en días y no semanas”.

“Los horri­bles videos (…) son el últi­mo de una serie de abu­sos con­tra los dere­chos huma­nos como resul­ta­do de la con­ti­nua­ción de las polí­ti­cas fron­te­ri­zas de la era (Donald) Trump (2017−2021) por par­te de la admi­nis­tra­ción Biden”, afir­mó la Unión Esta­du­ni­den­se por las Liber­ta­des Civi­les (ACLU, por sus siglas en inglés) en un comu­ni­ca­do de prensa.

Crí­ti­cos dije­ron tam­bién que las imá­ge­nes de Del Río evo­can a vaque­ros que arrean gana­do o momen­tos de la his­to­ria esta­du­ni­den­se en los que la poli­cía mon­ta­da, guar­dias de pri­sio­nes o pro­pie­ta­rios de escla­vos uti­li­za­ban láti­gos con­tra los negros.

Estas imá­ge­nes se pro­du­je­ron en un momen­to en que el depar­ta­men­to de Mayor­kas lucha por dete­ner a miles de hai­tia­nos y per­so­nas de otros paí­ses que cru­zan la fron­te­ra con la espe­ran­za de que­dar­se en Esta­dos Uni­dos. La Patru­lla Fron­te­ri­za comen­zó a depor­tar a los hai­tia­nos a su país por vía aérea duran­te el fin de sema­na. Pero des­pués de que se difun­die­ran las foto­gra­fías de los jine­tes y los migran­tes, miem­bros del Par­ti­do Demó­cra­ta del pre­si­den­te Joe Biden con­de­na­ron el tra­to a los extranjeros.

Por lo pron­to, del domin­go al mar­tes lle­ga­ron a Hai­tí 10 vue­los con unos 135 depor­ta­dos cada uno.

El cam­pa­men­to ins­ta­la­do deba­jo del puen­te en Del Río, Texas, alber­gó a más de 14 mil per­so­nas el fin de sema­na, según esti­ma­cio­nes. El mar­tes, el gober­na­dor de Texas, Greg Abbott, expu­so que el máxi­mo fun­cio­na­rio del con­da­do le infor­mó que el núme­ro de migran­tes se redu­jo a unos 8 mil 600.

Libe­ra­cio­nes masivas

Fuen­tes cita­das por Ap y Reuters seña­la­ron que a la par de las depor­ta­cio­nes, las auto­ri­da­des están libe­ran­do a muchos hai­tai­nos, que están a la espe­ra de tras­la­dar­se a otros pun­tos de Esta­dos Uni­dos para reu­nir­se con familiares.

Los hai­tia­nos han sido deja­dos en liber­tad “a una esca­la muy, muy gran­de” en los últi­mos días, indi­có un fun­cio­na­rio que habló de varios miles, indi­có Ap.

Muchos han que­da­do libres con un avi­so para acu­dir a una ofi­ci­na de inmi­gra­ción en el pla­zo de 60 días, una solu­ción que requie­re menos tiem­po de pro­ce­sa­mien­to para los agen­tes de la Patru­lla Fron­te­ri­za que orde­nar una apa­ri­ción ante una cor­te migra­to­ria, y apun­ta a la velo­ci­dad con la que se están movien­do las auto­ri­da­des, dijo el funcionario.

Wade McMu­llen, abo­ga­do de la orga­ni­za­ción de dere­chos huma­nos Robert F. Ken­nedy, afir­mó que varios cien­tos de per­so­nas, en su mayo­ría emba­ra­za­das y padres con niños, fue­ron libe­ra­das en Del Río, duran­te los últi­mos días. “La gen­te duer­me en la esta­ción de auto­bu­ses o afue­ra del aero­puer­to espe­ran­do su auto­bús o avión para reu­nir­se con sus familiares”.

Los rela­tos de las libe­ra­cio­nes masi­vas, algu­nas pre­sen­cia­das por The Asso­cia­ted Press, con­tra­di­cen decla­ra­cio­nes rea­li­za­das antier por Mayor­kas, quien via­jó a la ciu­dad y advir­tió: “si vie­nes a Esta­dos Uni­dos de for­ma ile­gal, serás depor­ta­do, tu via­je no ten­drá éxi­to y esta­rá ponien­do en peli­gro tu vida y la de tu familia”.

Las con­de­nas al matra­to a los cari­be­ños con­ti­núan. El direc­tor del Alto Comi­sio­na­do de Nacio­nes Uni­das para los Refu­gia­dos, Filip­po Gran­di, se mani­fes­tó “impac­ta­do” y seña­ló que las expul­sio­nes podrían vio­lar el dece­re­cho internacional.

Des­de Puer­to Prín­ci­pe, el Cen­tro de Aná­li­sis e Inves­ti­ga­ción en Dere­chos Huma­nos cali­fi­có de “cace­ría huma­na” la per­se­cu­ción a los cari­be­ños en Del Río, y pidió una mora­to­ria en la depor­ta­ción masi­va, has­ta que mejo­re la situa­ción socio­po­lí­ti­ca de Hai­tí, mar­ca­da por el dete­rio­ro ace­le­ra­do de las con­di­cio­nes de vida, la ines­ta­bi­li­dad polí­ti­ca y aumen­to de la delincuencia.

De igual mane­ra, un gru­po de abo­ga­dos hai­tia­nos basa­dos en Esta­dos Uni­dos anun­ció su inten­ción de pre­sen­tar accio­nes lega­les para dete­ner lo que con­si­de­ran expul­sio­nes sumarias.

Vara­dos en Colom­bia, 19 mil extranjeros

Por otra par­te, unos 19 mil migran­tes, “en su mayo­ría hai­tia­nos”, están vara­dos en un puer­to del nor­te de Colom­bia en su tra­ve­sía hacia Esta­dos Uni­dos, infor­mó la Defen­so­ría del Pue­blo colombiana.

Por un acuer­do entre los gobier­nos de Colom­bia y Pana­má, el trán­si­to de migran­tes se res­trin­ge a un máxi­mo de 650 per­so­nas al día. Más de 50 mil han cru­za­do esa fron­te­ra en 2021.

Los via­je­ros deben atra­ve­sar el gol­fo de Ura­bá, un tra­mo marí­ti­mo de unos 60 kiló­me­tros. Tam­bién sor­tear la ame­na­za del Clan del Gol­fo, la mayor orga­ni­za­ción del nar­co­trá­fi­co en la región.

El lugar es uno de los prin­ci­pa­les pun­tos de trán­si­to de hai­tia­nos, afri­ca­nos y asiá­ti­cos que bus­can migrar hacia Esta­dos Uni­dos. La mayo­ría pro­ce­den de Chi­le y Bra­sil, bus­can­do cru­zar hacia Pana­má por la peli­gro­sa sel­va del Tapón del Darién, uno de los tra­mos más duros del viaje.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *