Cuba. Pre­si­den­te reite­ra denun­cia ante la ONU sobre pre­sio­nes de EE.UU. a paí­ses soberanos

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 23 de sep­tiem­bre de 2021. 

Miguel Díaz-Canel expre­sa que la Casa Blan­ca pro­cu­ra derro­car a Gobier­nos legí­ti­ma­men­te elec­tos y que con­si­de­ra adversarios.

El pre­si­den­te de Cuba, Miguel Díaz-Canel, denun­ció este jue­ves que la Admi­nis­tra­ción de Esta­dos Uni­dos (EE.UU.) apli­ca medi­das res­tric­ti­vas uni­la­te­ra­les con­tra paí­ses que no se le some­ten, con la inten­ción de des­es­ta­bi­li­zar­los y derro­car Gobier­nos legí­ti­mos, incum­plir com­pro­mi­sos comer­cia­les, aban­do­nar y prohi­bir deter­mi­na­das tec­no­lo­gías y apli­car medi­das judi­cia­les injustificadas.

Al inter­ve­nir duran­te el 76 perio­do de sesio­nes de la Asam­blea Gene­ral de las Nacio­nes Uni­das, el jefe de Esta­do aña­dió que Washing­ton uti­li­za las medi­das de pre­sión eco­nó­mi­ca para obli­gar a Gobier­nos sobe­ra­nos «a que se pro­nun­cien y actúen con­tra aque­llos que iden­ti­fi­ca como adver­sa­rios», dijo.

Ase­ve­ró que las san­cio­nes eco­nó­mi­cas han deve­ni­do «ins­tru­men­to cen­tral de la polí­ti­ca exte­rior de EE.UU.» y recal­có que no se pue­de cues­tio­nar la volun­tad de nin­gu­na nación a esco­ger su sis­te­ma polí­ti­co y a defen­der su sobe­ra­nía y autodeterminación.

Al res­pec­to, expli­có que Cuba enfren­ta una gue­rra no con­ven­cio­nal a la que la Casa Blan­ca des­ti­na sig­ni­fi­ca­ti­vos fon­dos con la inten­ción de demo­ni­zar a la Revo­lu­ción y pro­vo­car un cam­bio de régi­men político.

Recal­có que duran­te la pan­de­mia de Covid-19 Washing­ton recru­de­ció el blo­queo eco­nó­mi­co, comer­cial y finan­cie­ro con­tra su país, mien­tras que la actual Admi­nis­tra­ción demó­cra­ta man­tie­ne las 243 medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les adop­ta­das por su pre­de­ce­so­ra republicana

Urge más coope­ra­ción y solidaridad

Al ana­li­zar la situa­ción glo­bal actual, Díaz-Canel ins­tó a incre­men­tar la cola­bo­ra­ción soli­da­ria en aspec­tos como la vacu­na­ción con­tra la Covid-19, ámbi­to en el que el apo­yo entre paí­ses ha sido insu­fi­cien­te, dijo.

Cues­tio­nó que has­ta agos­to pasa­do más del 80 por cien­to de las vacu­nas se apli­ca­ron en paí­ses de altos ingre­sos, mien­tras que menos del 1 por cien­to de ellas ha ido a nacio­nes de ren­ta baja.

Lla­mó a modi­fi­car un orden inter­na­cio­nal que ante­po­ne los capri­chos de una mino­ría a las nece­si­da­des de millo­nes de per­so­nas. Recal­có que la apli­ca­ción de rece­tas neo­li­be­ra­les ha redu­ci­do la capa­ci­dad de los Gobier­nos para aten­der las nece­si­da­des de los pue­blos, mien­tras las nacio­nes ricas, las éli­tes y las tras­na­cio­na­les incre­men­tan sus beneficios.

Al refe­rir­se a la impor­tan­cia de la volun­tad polí­ti­ca, recor­dó que Cuba ha envia­do más de 4.900 cola­bo­ra­do­res de la salud a 40 nacio­nes afec­ta­das por la Covid-19. Ade­más, enal­te­ció la crea­ción por cien­tí­fi­cos cuba­nos de tres vacu­nas y dos can­di­da­tos vacu­na­les con­tra la pan­de­mia, lo cual per­mi­ti­rá que la tota­li­dad de la pobla­ción cuba­na esté inmu­ni­za­da para fina­les de 2021.

Hom­bro con hombro

Díaz-Canel recor­dó que Cuba se opo­ne a los inten­tos de des­truir a la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na y con­de­nó cual­quier acto inje­ren­cis­ta con­tra ella y con­tra el pue­blo y el Gobierno de Nicaragua.

En el entorno del Cari­be, reafir­mó el dere­cho del pue­blo de Puer­to Rico a ser libre e inde­pen­dien­te, y lla­mó a acom­pa­ñar a las nacio­nes del área en el recla­mo por repa­ra­ción tras los horro­res de la escla­vi­tud y el trá­fi­co de esclavos.

Res­pec­to a Amé­ri­ca Lati­na, rati­fi­có el com­pro­mi­so con la paz en Colom­bia y res­pal­dó el dere­cho de Argen­ti­na en su recla­mo de sobe­ra­nía sobre las islas Mal­vi­nas, Geor­gias del Sur y Sánd­wich del Sur.

Asi­mis­mo, deman­dó el cese de la inje­ren­cia extran­je­ra en Siria, el fin de las medi­das de pre­sión con­tra Irán y que se dé una solu­ción dura­de­ra, inte­gral y jus­ta al con­flic­to palestino.

Tam­bién con­de­nó las medi­das res­tric­ti­vas uni­la­te­ra­les que se apli­can con­tra Rusia, Corea del Nor­te y Bela­rús, res­pal­dó el prin­ci­pio de una sola Chi­na y se opu­so a cual­quier inje­ren­cia en los asun­tos inter­nos de Beijing.

Sobre Afga­nis­tán, recal­có que lo ocu­rri­do en esa nación mues­tra que no se pue­de pre­ve­nir ni com­ba­tir el terro­ris­mo con bom­bas, que a nin­gún país le asis­te el dere­cho de inva­dir a otros y que don­de quie­ra que EE.UU. inter­vie­ne se mul­ti­pli­can la ines­ta­bi­li­dad, las muer­tes y el sufrimiento.

Fuen­te: TeleSUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *