Perú. Habla el abo­ga­do de pre­sos polí­ti­cos Miguel Sán­chez sobre las cir­cuns­tan­cias de la no entre­ga de los res­tos de Abi­mael Guzmán

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de sep­tiem­bre de 2021.

Nos comu­ni­ca­mos con Perú por­que qui­si­mos ahon­dar más sobre lo que está ocu­rrien­do a par­tir del falle­ci­mien­to de Abi­mael Guz­man, líder his­tó­ri­co del Par­ti­do Comu­nis­ta del Perú-Sen­de­ro Lumi­no­so, que ha deri­va­do en muy polé­mi­cas acti­tu­des, no solo de la cla­se polí­ti­ca sino tam­bién ponen al des­cu­bier­to serias con­tra­dic­cio­nes y debi­li­da­des del nue­vo gobierno. Para hablar de esto, nadie mejor que el abo­ga­do de pre­sos polí­ti­cos Miguel Sanchez.

-Cuál es su opi­nión res­pec­to a la situa­ción de la nega­ti­va del esta­do a entre­gar los res­tos de Abi­mael Guz­mán para ente­rrar­los como esta­rían deter­mi­nan­do las pro­pias leyes peruanas?

-Lo que ocu­rre asom­bra, ya que hay tra­ta­dos inter­na­cio­na­les que el Perú ha sus­cri­to, más aún, sor­pren­de que esto esté pasan­do con el nue­vo gobierno, que ha ori­gi­na­do una gran espe­ran­za por­que fue ele­gi­do un hijo del pue­blo, que le ha pro­vo­ca­do tre­men­do esco­zor a la ultra­de­re­cha y a todos los que han veni­do defen­dien­do esa línea polí­ti­ca geno­ci­da que el esta­do apli­có duran­te las dos gran­des déca­das en el con­flic­to interno que el Perú ha vivi­do. Tene­mos que pre­sen­ciar que la medi­da de negar la entre­ga de los res­tos, lo haga un minis­tro de Jus­ti­cia y Dere­chos huma­nos (Aní­bal Torres), pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad Cen­te­na­ria de San Mar­cos, que ha pelea­do en la cam­pa­ña elec­to­ral defen­dien­do al pre­si­den­te Pedro Cas­ti­llo y ha derro­ta­do a todos sus opo­si­to­res polí­ti­cos y a todos esos perio­dis­tas a suel­do que lo ata­ca­ban de una mane­ra furi­bun­da y les ha res­pon­di­do con la ley en la mano. Ese minis­tro, que se cara­te­ri­za­ba por exi­gir el cum­pli­mien­to de la ley, es el mis­mo que aho­ra, fren­te a una situa­ción tan huma­na y tan legal de entre­gar a los fami­lia­res los res­tos de una per­so­na falle­ci­da en la cár­cel, se nie­gue a hacer­lo. En este caso, me refie­ro a su espo­sa que está pre­sa tam­bién, con­de­na­da a cade­na per­pe­tua, y por eso, ella ha desig­na­do públi­ca­men­te a una ex pri­sio­ne­ra polí­ti­ca que le pres­ta con­fian­za a ella, por­que de tan­tos años en pri­sión no tie­ne a otro fami­liar que pue­da reci­bir los res­tos para dar­le la sepul­tu­ra que ella con­si­de­re, de la mane­ra más dis­cre­ta posi­ble. Ese minis­tro sale a decir aho­ra que se inci­ne­ren los res­tos, que no se le entre­guen y que se espar­zan sus ceni­zas. O seam que se olvi­dó de la ley, se olvi­dó de que era un minis­tro y abo­ga­do que ha defen­di­do el gobierno de un hijo del pue­blo y se sumó a toda la cam­pa­ña de la Mari­na del Perú y de toda la ultra­de­re­cha que tie­nen res­pon­sa­bi­li­dad direc­ta de la muer­te en con­di­cio­nes suma­men­te extra­ñas del doc­tor Abis­mael Guz­man. Enton­ces eso des­di­ce de su pro­pa­gan­da y de su tra­yec­to­ria en esta cam­pa­ña elec­to­ral de segun­da vuel­ta, en el que ha lucha­do tenaz­men­te para demos­trar que no hubo frau­de, aho­ra se des­pin­tó, pasó a piso­tear la ley, la Cons­ti­tu­ción, el códi­go civil, el códi­go penal y los tra­ta­dos inter­na­cio­na­les al que el Perú está obligado.

-Por este tema, es evi­den­te que en las pro­pias filas de Perú Libre han sur­gi­do voces que están dis­cre­pan­do con esa posi­ción de no entre­gar los restos.

-El minis­tro de Jus­ti­cia Ani­bal Torres fue en su tiem­po fue tiem­po atrás, miem­bro de la comi­sión fuji­mo­ris­ta que inter­vino la Uni­ver­si­dad de San Mar­cos para qui­tar­le su auto­no­mía y some­ter­la a la dic­ta­du­ra de Fuji­mo­ri. No hay que olvi­dar eso y lo están hacien­do recor­dar los san­mar­qui­nos, tam­bién ha sido apo­ya­do por el minis­tro de Defen­sa, en este tema de su nega­ti­va a entre­gar los res­tos. Sin embar­go ha sur­gi­do la voz disi­den­te de un con­gre­sis­ta de Perú Libre, Mar­ce­lo Ber­me­jo, quien tam­bién ha sido acu­sa­do de terro­ris­ta para ser defe­nes­tra­do del con­gre­so y no han podi­do hacer­lo. Él se ha pro­nun­cia­do valien­te­men­te, dicien­to que lo que tie­ne que hacer el gobierno y el Minis­te­rio Públi­co, que está a car­go en estos momen­tos de los res­tos huma­nos de Guz­mán, es entre­gar­lo según la ley, a los fami­lia­res. El doc­tor Vla­di­mir Cerrón ha dicho una cosa pare­ci­da pero un poco más cau­te­lo­sa, en el sen­ti­do de que la muer­te del doc­tor Guz­mán debe hacer refle­xio­nar sobre las cau­sas de la vio­len­cia en el Perú, y que esas cau­sas siguen exis­tien­do. Por lo tan­to pue­de vol­ver­se a pro­du­cir vio­len­cia en el Perú por razón de las gran­des des­igual­da­des. En otras pala­bras eso es lo que ha dicho, que hay que refle­xio­nar y se le han lan­za­do como jau­ría los perio­dis­tas a suel­do de la ultra dere­cha y todos los ému­los del con­quis­ta­dor espa­ñol Anto­nio Are­che, que des­cuar­ti­zó y des­apa­re­ció a Tupac Ama­ru. Esa entra­ña geno­ci­da vive en estas per­so­nas que apo­yan todos esos latro­ci­nios y geno­ci­dios que hizo el ejér­ci­to, las fuer­zas arma­das, las fuer­zas poli­cia­les en la gue­rra inter­na, esas tor­tu­ras que están aho­ra sien­do inves­ti­ga­das por orden de la comi­sión Inter­ame­ri­ca­na. A mí mis­mo me están lla­man­do para decla­rar sobre las tor­tu­ras a las que me some­tie­ron en el momen­to que estu­ve dete­ni­do en la Direc­ción Nacio­nal Con­tra el Terro­ris­mo (DINCOTE), don­de pasé 97 días, ven­da­do las 24 horas. Aho­ra están lla­man­do a muchos otros ex pri­sio­ne­ros polí­ti­cos, enton­ces es como si Anto­nio Are­che estu­vie­ra rena­cien­do en esas per­so­nas que están pidien­do que se des­apa­rez­ca el cadá­ver para que no que­de memo­ria. Así están recla­man­do lo mis­mo que le hicie­ron a Túpac Ama­ru para que no que­de memo­ria, para que des­apa­rez­ca la ideo­lo­gía. El mis­mo minis­tro de Jus­ti­cia está dicien­do que des­apa­rez­ca la ideo­lo­gía, sabien­do que él ha dicho hace pocos días que la ideo­lo­gía no pue­de des­apa­re­cer con vio­len­cia, con fuer­za, con muer­te. Enton­ces, aho­ra se des­di­cen por la pre­sión tre­men­da de la ultra­de­re­cha y del impe­ria­lis­mo que ha movi­do todo su tin­gla­do para que no se entre­gue el cuer­po del doc­tor Guz­man muer­to en cir­cuns­tan­cias extra­ñas, por­que la espo­sa ha publi­ca­do que fue un asesinato.

Se han ido dan­do cir­cuns­tan­cias com­ple­jas para el gobierno, y éste ha ter­mi­na­do con­ce­dien­do. Fue muy gro­se­ro lo que ocu­rrió con Héc­tor Bejar, el can­ci­ller, al que la dere­cha pre­sio­nó para que lo qui­ta­ran del medio. A par­tir de ahí empe­zó el cues­tio­na­mien­to por las mis­mas razo­nes, de que «todos son terro­ris­tas» según la ver­sión del fuji­mo­ris­mo, inclu­so se acu­sa de lo mis­mo a la mayo­ría de los minis­tros de Pedro Cas­ti­llo. Pare­cie­ra que hay una nece­si­dad de con­ce­der­le a la dere­cha y a la ultra­de­re­cha gol­pis­ta estas licen­cias, de decir “no somos terro­ris­tas”, y por lo tan­to “vamos a cre­mar el cadá­ver de Abis­mael Guz­mán para que nadie le rin­da home­na­je”. Esto está con­de­na­do al fra­ca­so, por­que aun­que inci­ne­ren el cadá­ver no van a obte­ner nin­gún resultado.

Es irra­cio­nal, no tie­ne nin­gún sen­ti­do, ni polí­ti­ca ni jurídicamente.

¿Cómo ve esto la gen­te del Perú que no está vin­cu­la­da a los medios de comu­ni­ca­ción ni a los minis­tros, como ve el pue­blo esta situación?

-Ten­gan en cuen­ta que la cla­se bur­gue­sa en el Perú es here­de­ra de esa admi­nis­tra­ción colo­nial de los espa­ño­les cuan­do opri­mían el Perú, es here­de­ra de esa entra­ña geno­ci­da y de esas prác­ti­cas corrup­tas. Todo ese tin­gla­do se man­tie­ne de una u otra for­ma como heren­cia de esas épo­cas sinies­tras en las cua­les la Inqui­si­ción mane­ja­ba a su anto­jo la polí­ti­ca y las ideas de las con­cien­cias de la gen­te, sin embar­go la resis­ten­cia es fuer­te. Las per­so­nas quie­ren hablar, yo voy al mer­ca­do y la gen­te dice: «como nos van a meter miedo» .

Se está enfren­tan­do en el Perú esa entra­ña geno­ci­da de la ultra­de­re­cha, ven­gán­do­se con el cuer­po ya falle­ci­do de Guz­mán. Esto se hace con­tra la tra­di­ción de nues­tro pue­blo que siem­pre res­pe­tó a los muer­tos, que en estos momen­tos está argu­men­tan­do de dife­ren­tes mane­ras, hay dife­ren­tes per­so­na­li­da­des, abo­ga­dos inclu­so muy pres­ti­gio­sos que están empe­zan­do a decir que esta acti­tud del Esta­do con­tra­vie­ne toda la legis­la­ción perua­na e inter­na­cio­nal que el Perú ha suscrito.

En cuan­to a la con­cien­cia del pue­blo, decir que en estos momen­tos se está deba­tien­do en las calles. Pon­go un ejem­plo, días atrás salie­ron en los titu­la­res de los dia­rios que en la Pla­za San Mar­tín detu­vie­ron a un gru­po de perua­nos que esta­ban hablan­do acer­ca del tema de la nega­ti­va de ente­rrar los res­tos del Doc­tor Guz­mán. Y pin­ta­ron car­te­les para lla­mar la aten­ción del públi­co por­que ellos son los Ágo­ras de la Pla­za, y con­vo­can a toda la pobla­ción para que se acer­que y poder deba­tir los temas de actua­li­dad. Ellos expo­nen y dan par­ti­ci­pa­ción a la socie­dad, duran­te lar­gas horas se ven can­ti­da­des de per­so­nas agru­pa­das allí, deba­tien­do, esa es la tra­di­ción de la pla­za. Esta sema­na lle­ga­ron poli­cías y se los lle­va­ron con sus pape­les. Han sali­do en los titu­la­res que esta­ban hacien­do apo­lo­gía del terro­ris­mo y se los lle­va­ron pre­sos por apo­lo­gía. El pro­pio minis­tro ha dicho que van pre­sos si hacen apo­lo­gía o home­na­je, así que “cállen­se la boca nadie habla sobre el tema”, no opi­nen dife­ren­te a lo que el gobierno dice, tie­nen que suje­tar­se a un pen­sa­mien­to úni­co que es el pen­sa­mien­to ofi­cial sobre la gue­rra inter­na. ¿Esto es la democracia?

Lógi­ca­men­te la pobla­ción deba­te eso y recu­rren a las redes socia­les «entre­guen el cuer­po, que está pasan­do con el Perú, has­ta don­de está lle­gan­do la insa­nia», dicen.

“Qué es esta irra­cio­na­li­dad dé que­rer sepul­tar las ideas, con cre­ma­ción de cadá­ve­res y espar­cir las ceni­zas en el mar”, se publi­ca en las redes

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *