Nación Mapu­che. María vive «como un ani­mal»: una mapu­che pri­sio­ne­ra del Poder Judi­cial y los terratenientes

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de sep­tiem­bre de 2021

María Antual es inte­gran­te de la comu­ni­dad mapu­che Carrí Laf­quén. Des­de mayo, es víc­ti­ma de medi­das judi­cia­les que la obli­gan a vivir «peor que un ani­mal», según deta­lló en decla­ra­cio­nes radia­les. En el mar­co de un pro­ce­so de reafir­ma­ción terri­to­rial de su comu­ni­dad ante el avan­ce del nego­cio inmo­bi­lia­rio, la Jus­ti­cia le impu­so medi­das cau­te­la­res que no le per­mi­ten reci­bir visi­tas, con­vi­vir con sus hijos o mejo­rar sus con­di­cio­nes de vida.

Carri Laf­quén se encuen­tra sobre la ruta Nacio­nal N° 23, a 15 km de la loca­li­dad de Inge­nie­ro Jaco­bac­ci en la línea sur rio­ne­gri­na. Las y los inte­gran­tes de la comu­ni­dad mapu­che Carri Laf­quén, rea­li­zan des­de mayo un pro­ce­so de reafir­ma­ción territorial.

La Fis­ca­lía de Esta­do de la pro­vin­cia de Rio Negro le impu­so a Antual una medi­da cau­te­lar que per­ju­di­ca sus con­di­cio­nes de vida y posi­bi­li­da­des de tra­ba­jar en su terri­to­rio, bajo el argu­men­to de la usur­pa­ción de tierras.

En su momen­to los Abis­sad habían logra­do des­po­jar­los de los cam­pos avan­zan­do con el alam­bra­do. Pero en el año 2007 Antual pudo recu­pe­rar el terri­to­rio con pre­sen­ta­cio­nes ante la Jus­ti­cia Rio­ne­gri­na. Aho­ra, avan­zan nue­va­men­te con­tra el des­po­jo de los terri­to­rios ancestrales.

«Somos 6 Lof que inte­gran la comu­ni­dad, for­ma­da hace 20 años», cuen­ta Antual. «Par­te del terri­to­rio fue recu­pe­ra­do en el 2002, pero en mayo de este año, cuan­do entro a hacer la reafir­ma­ción, me acu­san de usur­pa­ción. El 23 de mayo fue la pri­mer audien­cia don­de me impu­sie­ron la cau­te­lar. No pue­do tener a mis hijas meno­res con­mi­go, no pue­do mejo­rar las con­di­cio­nes en las que vivo», expli­ca. Rela­ta las duras con­di­cio­nes que tie­ne que atra­ve­sar en medio del invierno: «Pasé el invierno bajo una car­pa, usan­do par­te de un gal­pón vie­jo para refu­giar­me del frío y coci­nar». Debe­rá espe­rar has­ta el 23 de sep­tiem­bre para cono­cer la deci­sión de la Jus­ti­cia de levan­tar o no la cautelar.

«Que­re­mos que la levan­ten, no esta­mos usur­pan­do nada. Esta­mos en un terri­to­rio que nos per­te­ne­ce, que fue ocu­pa­do por nues­tros abue­los, por nues­tros padres», recuer­da. «Des­pués esta gen­te nos fue ence­rran­do de a poco y nos deja­ron prác­ti­ca­men­te en un terri­to­rio muy chi­qui­to don­de no poda­mos vivir todos, lo que pido aho­ra es que me dejen labu­rar, que me dejen desa­rro­llar mi situa­ción eco­nó­mi­ca, poder dar una mejor vida a mi hijo», exigió.

«Estoy vivien­do peor que un ani­mal en una caba­lle­ri­za, las tem­pe­ra­tu­ras son de 15 gra­dos bajo cero, no he teni­do res­pues­tas favo­ra­bles. Quie­ro vivir bien», pidió. La comu­ni­dad espe­ra que este 23 de sep­tiem­bre la Jus­ti­cia pue­da fallar a favor de los pue­blos ori­gi­na­rios de la región.

Fuen­te: https://​ori​gi​na​rios​.ar/​n​o​t​a​/​3​36/

FUENTE: El Extre­mo Sur

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *