Eus­kal Herria: Alfon­so Sas­tre, dra­ma­tur­go, ensa­yis­ta, poe­ta y mili­tan­te vas­co, falle­ce a los 95 años

Alfon­so Sas­tre ha falle­ci­do a los 95 años. Nació en Madrid y allí desa­rro­lló des­de su juven­tud una inten­sa acti­vi­dad lite­ra­ria, con pre­emi­nen­cia de obras de tea­tro. En ambos cam­pos, igual que en la poe­sía y la narra­ti­va, late una pro­fun­da inquie­tud social y polí­ti­ca que desa­rro­lló en Eus­kal Herria.

Alfonso Sastre
Alfon­so Sas­tre, en su casa de Hon­da­rri­bia. (Jon URBE/​FOKU)

La lúci­da y com­pro­me­ti­da mira­da de Alfon­so Sas­tre se ha apa­ga­do este vier­nes, a los 95 años de edad. Ha falle­ci­do en Hon­da­rri­bia, don­de ha resi­di­do todos estos últi­mos años.

Sas­tre nació en Madrid, el 20 de febre­ro de 1926, y allí desa­rro­lló des­de su juven­tud una inten­sa acti­vi­dad lite­ra­ria, con pre­emi­nen­cia de obras de tea­tro, pero sin des­cui­dar su face­ta ensa­yís­ti­ca. En ambos cam­pos, al igual que en la poe­sía y la narra­ti­va, que tam­bién cul­ti­vó, late des­de el prin­ci­pio una pro­fun­da inquie­tud social, que en el con­tex­to de la épo­ca se con­vier­te inevi­ta­ble­men­te en pro­tes­ta antifranquista.

Sin embar­go, ha sido en Eus­kal Herria don­de se asen­tó defi­ni­ti­va­men­te y desa­rro­lló toda su cali­dad huma­na y su com­pro­mi­so polí­ti­co, con­vir­tién­do­se en una refe­ren­cia de lucha y en una voz que nun­ca calló ante la injusticia.

La noti­cia la ha hecho públi­ca Abotsa­nitz, la for­ma­ción de Hon­da­rri­bia con la que ha cola­bo­ra­do en estos últi­mos años Sastre.

Eva Forest y sus pri­me­ros pasos

«Has­ta siem­pre, ami­gos. Has­ta todos los días que ven­gan a par­tir de aho­ra a estos terri­to­rios de angus­tia y de espe­ran­za. Allí esta­re­mos. Ahí nos encon­tra­re­mos siem­pre, en las nue­vas bata­llas por la emer­gen­cia de un nue­vo mun­do. Este es el cam­po de la pra­xis; aun­que hoy yo me encuen­tro más bien en el de los poe­tas que excla­ma­ron: ‘¡Hay gol­pes en la vida tan fuer­tes! ¡Yo no sé!’ o ‘y el hom­bre, ¡pobre!, ¡pobre!’ (César Valle­jo), o: ‘un empu­jón bru­tal te ha derri­ba­do!’ (Miguel Her­nán­dez), o ‘¡Qué dig­nos de pie­dad son los hom­bres!’ (Strind­berg, El sue­ño). Etcé­te­ra. Deje­mos esto, cama­ra­das. Vamos a con­ti­nuar nues­tra lucha, y que al Dios de la Biblia y a esa mier­da de Néme­sis le den defi­ni­ti­va­men­te por culo, aun­que noso­tros perez­ca­mos ‑ya esta­mos pere­cien­do, por­que Dios nos hizo, como Sar­tre escri­bió, mor­ta­les- sien­do así, ese cabrón de Dios (recor­dad Las mos­cas,) el pri­mer ase­sino de la historia».

Son pala­bras de Alfon­so Sas­tre, pro­nun­cia­das a la muer­te de su com­pa­ñe­ra, Eva Forest, en 2007. Des­de la luci­dez y la sabi­du­ría, Alfon­so, que a su vez nos ha deja­do aho­ra, aña­día estas pala­bras: «Hace ya un mon­tón de años que estoy pre­sen­tan­do en mis escri­tos la vida huma­na como un com­ple­jo de pra­xis y ago­nía, y no voy a extra­ñar­me aho­ra de estar vivien­do un momen­to agó­ni­co. ¡A ver si es que se va a morir todo el mun­do menos noso­tros! Hoy, el alu­vión de los tes­ti­mo­nios de soli­da­ri­dad y de dolor en que vivi­mos me impi­de abra­za­ros a todas las gen­tes que des­de dis­tin­tos nive­les de inti­mi­dad y de fra­ter­ni­dad nos estáis envian­do las pala­bras de vues­tro cora­zón. Aquí ten­go des­de tes­ti­mo­nios de ami­gos de toda mi vida, que llo­ran con­mi­go, con noso­tros, has­ta la voz de nues­tros últi­mos com­pa­ñe­ros del pue­blo vas­co en el que hemos sido muy felices».

Con el gru­po ‘Arte Nue­vo’, que cofun­dó en 1945, Sas­tre da a la luz sus pri­me­ros tra­ba­jos para el tea­tro. Su pri­mer gran éxi­to es ‘Escua­dra hacia la muer­te’, dra­ma en dos actos estre­na­do el 18 de mar­zo de 1953, prohi­bi­do a la ter­ce­ra repre­sen­ta­ción e inter­pre­ta­do por el Tea­tro Popu­lar Uni­ver­si­ta­rio, don­de un gru­po de sol­da­dos se encuen­tra cas­ti­ga­do en una Ter­ce­ra Gue­rra Mun­dial y se suble­va ase­si­nan­do al cabo; Es 1953 Sas­tre ya ha con­clui­do sus estu­dios de Filo­so­fía y Letras. Las prohi­bi­cio­nes lle­ga­rán una tras otra, pero Alfon­so no fla­quea y con­ti­núa pro­du­cien­do una obra de denun­cia. A fina­les de los 50 incur­sio­na en el mun­do del cine, con guio­nes para José María For­qué y Juan Anto­nio Bardem.

Via­je a Cuba

‘La san­gre y la ceni­za’ se escri­be entre 1962 y 1965 y se edi­ta en ita­liano y fran­cés antes que en cas­te­llano (1976). ‘La taber­na fan­tás­ti­ca’ (1968, pero estre­na­da el 23 de sep­tiem­bre de 1985) tra­ta, con apa­rien­cia de sai­ne­te, el tema del lum­pen y la marginalidad.

En 1971 Sas­tre escri­be ‘Aska­ta­su­na!’ y un año des­pués via­ja a Cuba y Caglia­ri, don­de se repre­sen­tan sus obras edi­ta­das dos años más tar­de en fran­cés. De aque­lla épo­ca pro­vie­ne su sim­pa­tía por la revo­lu­ción cuba­na, que se ha man­te­ni­do en el tiempo.

En pleno fran­quis­mo, Sas­tre sos­tu­vo una noto­ria polé­mi­ca con Anto­nio Bue­ro Valle­jo sobre el modo de luchar con el tea­tro para cam­biar la socie­dad duran­te la dic­ta­du­ra; mien­tras que Bue­ro defen­día el posi­bi­lis­mo, es decir, apro­ve­char cual­quier res­qui­cio que per­mi­tie­ra la férrea cen­su­ra fran­quis­ta para inten­tar cam­biar­la des­de den­tro, Sas­tre con­si­de­ra­ba que esta acti­tud era una clau­di­ca­ción y optó por un tea­tro radi­cal que ape­nas encon­tró for­ma de poder­se repre­sen­tar, debi­do a la pre­sión de la cen­su­ra y las difi­cul­ta­des que ponían los empre­sa­rios teatrales.

En 1978 ter­mi­nó la ‘Tra­gi­co­me­dia fan­tás­ti­ca de la gita­na Celes­ti­na’, publi­ca­da en ita­liano en 1979 y en espa­ñol en 1982. ‘El via­je infi­ni­to de San­cho Pan­za’ (1984) reela­bo­ra las dos par­tes de Don Qui­jo­te: San­cho inten­tó ahor­car­se al morir su amo; ha ingre­sa­do en un mani­co­mio, cuyo sinies­tro Doc­tor narra cómo con­ven­ció a don Qui­jo­te para bus­car aven­tu­ras por los cam­pos de La Man­cha. Escri­be ‘Jeno­fa Jun­cal, la roja gita­na del mon­te Jaiz­ki­bel’ y ‘Los últi­mos días de Emma­nuel Kant con­ta­dos por Ernes­to Teo­do­ro Ama­deo Hoff­mann’, estre­na­da ésta últi­ma en febre­ro de 1990. En 1997 escri­bió Alfon­so Sas­tre se sui­ci­da y en 2001 Dra­ma titu­la­do No. En 1993 reci­bió el Pre­mio Nacio­nal de Lite­ra­tu­ra en la moda­li­dad de Lite­ra­tu­ra Dramática.

En cuan­to a narra­ti­va y poe­sía, en el pri­mer cam­po cuen­ta, por citar sólo algu­nas de sus obras, con ‘El Para­le­lo 38’ (1964), ‘Las noches lúgu­bres’ (1963), ‘El lugar del cri­men’ (1982), o ‘His­to­rias de Cali­for­nia’, publi­ca­da ya en Hon­da­rri­bia en 1986 por medio de la edi­to­rial Hiru, que fun­da­ra jun­to a su com­pa­ñe­ra Eva. En poe­sía, deben citar­se ‘Bala­da de la cár­cel de Cara­ban­chel y otros poe­mas celu­la­res’ (París, 1976), ‘El Evan­ge­lio de Drá­cu­la’ (1976), ‘El espa­ñol al alcan­ce de todos’ (1978), ‘Vida del hom­bre invi­si­ble con­ta­da por él mis­mo’ (1994), y ‘Obra líri­ca y doméstica’.

Acti­vi­dad política

No se pue­de tra­zar la figu­ra de Alfon­so Sas­tre limi­tán­do­se a su obra dra­má­ti­ca y lite­ra­ria. Su otra cara, indi­vi­si­ble como el anver­so y el rever­so de una mano, la cons­ti­tu­ye su incan­sa­ble acti­vi­dad política.

Duran­te el fran­quis­mo, Sas­tre mili­tó el Par­ti­do Comu­nis­ta de Espa­ña, que aban­do­na­ría a prin­ci­pios de la déca­da de los 70 por su deri­va refor­mis­ta. En 1956 fue encar­ce­la­do por su par­ti­ci­pa­ción en las pro­tes­tas uni­ver­si­ta­rias con­tra la dic­ta­du­ra. Duran­te los últi­mos años de la dic­ta­du­ra, Eva fue dete­ni­da el 16 de sep­tiem­bre de 1974 por su pre­sun­ta impli­ca­ción en el aten­ta­do de la calle Correo, que dejó doce muer­tos. Tras ser encar­ce­la­da, Sas­tre se pre­sen­tó en el juz­ga­do, sien­do encar­ce­la­do y pro­ce­sa­do. Pasó ocho meses y medio en pri­sión antes de ser pues­to en liber­tad pro­vi­sio­nal, y final­men­te la cau­sa fue sobre­seí­da. En 1975 se esta­ble­ció en Bur­deos, don­de per­ma­ne­ció año y medio, antes de ser expul­sa­do por las auto­ri­da­des francesas.

Tras la pues­ta en liber­tad de Eva, que per­ma­ne­ció en pri­sión pre­ven­ti­va tres años, has­ta que fue excar­ce­la­da en junio de 1977 y defi­ni­ti­va­men­te exo­ne­ra­da gra­cias a la Ley de Amnis­tía de dicho año, el matri­mo­nio se ins­ta­ló en Hon­da­rri­bia, don­de la fami­lia ha vivi­do des­de enton­ces. Des­de su esta­ble­ci­mien­to en Eus­kal Herria, la acti­vi­dad polí­ti­ca de Alfon­so y Eva se desa­rro­lló en el mar­co de la izquier­da aber­tza­le, no sin sobre­sal­tos, como la deten­ción que sufrie­ron en 1980 acu­sa­dos de dar refu­gio a un coman­do de ETA.

Izquier­da abertzale

Alfon­so se impli­có a fon­do en la izquier­da aber­tza­le, has­ta el pun­to de que en las elec­cio­nes al Par­la­men­to Euro­peo de 1994 fue can­di­da­to por Herri Bata­su­na, pro­mo­tor y can­di­da­to de Eus­kal Herri­ta­rrok (EH) para las elec­cio­nes al Par­la­men­to de Gas­teiz por Gipuz­koa en 1998, y en 1999 lo fue para las elec­cio­nes al Par­la­men­to Euro­peo. Tam­bién fue uno de los fir­man­tes de apo­yo a una ini­cia­ti­va a favor de los dere­chos de los pre­sos vas­cos en 2000 y autor en 2002, jun­to con Eva, de un docu­men­to con­tra la ile­ga­li­za­ción de Batasuna.

Igual­men­te fue pro­mo­tor de la can­di­da­tu­ra Herri­ta­rren Zerren­da (anu­la­da por los tri­bu­na­les espa­ño­les) para las elec­cio­nes al Par­la­men­to Euro­peo de 2004. En 2008 fue can­di­da­to por ANV en las elec­cio­nes gene­ra­les al Sena­do, can­di­da­tu­ra que igual­men­te anu­ló el Tri­bu­nal Supre­mo. Por últi­mo, en las elec­cio­nes al Par­la­men­to Euro­peo de 2009 fue cabe­za de lis­ta de la can­di­da­tu­ra Ini­cia­ti­va Internacionalista.

En los últi­mos años lógi­ca­men­te su acti­vi­dad públi­ca había ido deca­yen­do por cues­tio­nes de edad, pero su impron­ta ha per­ma­ne­ci­do y su lega­do nun­ca morirá.

Fuen­te: Naiz.

La entra­da Eus­kal Herria: Alfon­so Sas­tre, dra­ma­tur­go, ensa­yis­ta, poe­ta y mili­tan­te vas­co, falle­ce a los 95 años se publi­có pri­me­ro en La otra Anda­lu­cía.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.