Nación Mapu­che. Un nue­vo mon­ta­je judi­cial con­tra la defen­sa terri­to­rial: pri­mer día de audien­cia «en cas­te­llano, el idio­ma del país»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de sep­tiem­bre de 2021

La vio­len­cia de la fuer­za repre­si­va para asus­tar y la cruz para domes­ti­car los espí­ri­tus rebel­des. Cin­co siglos de dis­tan­cia no han modi­fi­ca­do dema­sia­do el lugar de opre­so­res y opri­mi­dos en el terri­to­rio americano.

La cruz cató­li­ca estu­vo pre­sen­te hoy en el tri­bu­nal pre­si­di­do por el Dr. Enri­que Jor­ge Guan­zi­ro­li, al fren­te de un nue­vo jui­cio con­tra inte­gran­tes de comu­ni­da­des mapu­che. Son seis las per­so­nas impu­tadas. ¿De qué las acusan?

Hay que via­jar al 10 y 11 de enero de 2017 y situar­se en la Lof en Resis­ten­cia de Cusha­men (Chu­but). Ceba­das por el des­par­pa­jo auto­ri­ta­rio de la minis­tra de Segu­ri­dad, Patri­cia Bull­rich, las fuer­zas de segu­ri­dad des­ata­ron por aque­llos días una serie de ope­ra­ti­vos repre­si­vos y cace­rías huma­nas que fue­ron la ante­sa­la de la des­apa­ri­ción for­za­da segui­da de muer­te de San­tia­go Mal­do­na­do, el 1 de agos­to de aquel año.

De esos dos días sur­gie­ron varias cau­sas con­tra miem­bros de Pu Lof y per­so­nas soli­da­rias con la cau­sa mapu­che, que el Poder Judi­cial fue iden­ti­fi­can­do. Han teni­do que des­fi­lar por tri­bu­na­les pro­vin­cia­les y fede­ra­les duran­te 4 años, sien­do absueltxs en todos y cada uno de los jui­cios don­de que­dó demos­tra­do el arma­do de las cau­sas, las con­tra­dic­cio­nes de los agen­tes que par­ti­ci­pa­ron de los ope­ra­ti­vos, la ile­ga­li­dad y fal­ta de cum­pli­mien­to a los dere­chos huma­nos, el abu­so de poder en uso de la fuer­za y los epi­so­dios vio­len­tos que ante­ce­die­ron a la des­apa­ri­ción de Santiago.

Nota com­ple­ta acá: 

https://​www​.face​book​.com/​1​7​1​9​4​2​1​6​2​8​4​8​8​6​9​/​p​o​s​t​s​/​4​4​2​7​5​4​3​4​5​3​9​5​5​3​64/

Hoy fue la pri­me­ra audien­cia en el últi­mo jui­cio oral que les toca enfren­tar (una de las pesa­das heren­cias macris­tas que sue­le ser barri­da bajo la alfom­bra) a Mir­ta Curuhuin­ca, Nico­lás Her­nán­dez Hua­la, Ariel Gar­zi, Ricar­do Anti­hual, Vane­sa Milla­ñan­co y Ailin­co Pil­qui­mán. A los varo­nes se laos acu­sa por supues­tos «daños a la pro­pie­dad del Esta­do» por una lesión pro­du­ci­da en una yegua de Gen­dar­me­ría en medio del ope­ra­ti­vo. Las otras tres per­so­nas, muje­res todas ellas, fue­ron quie­nes resis­tie­ron la repre­sión den­tro de una casa en la comu­ni­dad con sus niños; están seña­la­das, sin embar­go, por daños, lesio­nes y resis­ten­cia a la autoridad.

El juez fede­ral Guan­zi­ro­li (des­de la vir­tua­li­dad en la que se desa­rro­lla el pro­ce­so judi­cial) les exi­gió a lxs impu­tadxs mapu­che que habla­ran “en cas­te­llano”, por ser “el idio­ma del tri­bu­nal” que pre­si­de; el mis­mo que cus­to­dia la cruz en la pared. La adver­ten­cia se repi­tió para la abo­ga­da Sonia Iva­noff: “Que hablen en cas­te­llano por­que es el idio­ma del país”.

El des­fi­le de tes­ti­gos comen­zó con Mario Rei­nal­do Quin­ta­na (poli­cía). No recor­dó nada, solo que cum­plía órde­nes de des­pe­jar la ruta (aquel día no hubo cor­te de ruta). Sobre el des­alo­jo vio­len­to sufri­do por las muje­res y niños que se encon­tra­ban en una casa, lxs agen­tes par­ti­ci­pan­tes no recuer­dan quién dio la orden de ingre­sar. Tam­po­co pue­den reco­no­cer a nin­gu­na de las imputadas.

Noe­mí Geró­ni­mo (gen­dar­me) ingre­só con varios agen­tes más a la ruka (casa) don­de se refu­gia­ban las muje­res y les niñes; recuer­da escu­char los llan­tos infan­ti­les… y no mucho más. No vio nada, reci­bió gol­pes y la saca­ron del ope­ra­ti­vo. La otra tes­ti­go, gen­dar­me Eli­sa Cas­te­llano, dijo haber­se des­ma­ya­do cuan­do esta­ba salien­do de la ruka don­de se encon­tra­ban las muje­res y des­per­tar­se recién en el hospital.

El médi­co de Gen­dar­me­ría, Juan José Tri­pic­chio, recor­dó vaga­men­te haber asis­ti­do algu­na vez a tres per­so­nas civi­les y un gen­dar­me. No recuer­da diag­nós­ti­cos ni pue­de pre­ci­sar lo ocu­rri­do, pero afir­ma que es su fir­ma la que se encuen­tra en los infor­mes médi­cos de los tres hom­bres dete­ni­dos (Anti­hual, Her­nán­dez Hua­la y Garzi).

Como en los jui­cios ante­rio­res, se suce­die­ron rela­tos ambi­guos e impre­ci­sos. Los tes­ti­gos de la fis­ca­lía en estas cau­sas son, por lo gene­tral, agen­tes de las dis­tin­tas fuer­zas repre­si­vas del Esta­do: redun­dan en que no recuer­dan casi nada, que reci­bie­ron “órde­nes” pero no saben de quién, ni tam­po­co pue­den reco­no­cer a nin­gún acusado.

Maña­na segui­rán los tes­ti­mo­nios y lue­go se podrán exhi­bir los videos pre­sen­ta­dos como mate­rial pro­ba­to­rio por las par­tes. Des­pués lle­ga­rán los ale­ga­tos fina­les y las decla­ra­cio­nes de las y los impu­tadxs, pre­vis­tos para el día viernes.

FUENTE: Revis­ta Cítrica

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *