Abier­to el pun­to alter­na­ti­vo de información

Las con­sul­tas a Berri-Otxoak sobre ayu­das socia­les se dis­pa­ran este últi­mo cur­so un 22%, en ple­na cri­sis sani­ta­ria y económica

● La ofi­ci­na de infor­ma­ción de Berri-Otxoak lle­va 24 años en fun­cio­na­mien­to y ha aten­di­do a 14.016 familias

● El total de per­so­nas asis­ti­das este pasa­do cur­so ha ascen­di­do a 1.102, fren­te a las 865 del pasa­do año. Esto ha supues­to un incre­men­to del 22% en la aten­ción realizada.

Bara­kal­do, 13 sep­tiem­bre 2020

Un 22% ha aumen­ta­do en el últi­mo año las con­sul­tas sobre las ayu­das socia­les que reci­be y atien­de des­de la ofi­ci­na de la pla­ta­for­ma con­tra la exclu­sión Berri-Otxoak de Bara­kal­do: en total han sido 1.102 las fami­lias que han acu­di­do a este espa­cio alter­na­ti­vo en bus­ca de infor­ma­ción y ase­so­ra­mien­to por­que las ins­ti­tu­cio­nes no orien­tan, difi­cul­tan o nie­gan el acce­so a las ayu­das de emer­gen­cia, el Ingre­so Míni­mo Vital; o la Ren­ta de Garan­tía de Ingre­so (RGI), entre otros sub­si­dios para per­so­nas en situa­ción de pre­ca­rie­dad o pobreza.

Este ser­vi­cio sobre pres­ta­cio­nes socia­les, que cum­ple aho­ra 24 años y ha aten­di­do a 14.016 fami­lias en 24 años, es total­men­te gra­tui­to y fun­cio­na pre­sen­cial­men­te los lunes de 11.00 a 13.00 horas en la calle San Anto­nio 8. Ade­más tam­bién infor­ma por correo elec­tró­ni­co en la direc­ción [email protected]​nodo50.​org o por medio del telé­fono móvil con el núme­ro 650 25 46 67.

Des­de este pun­to de infor­ma­ción se ha asis­ti­do a 1.102 fami­lias este pasa­do año ‑fren­te a las 865 del cur­so ante­rior: un 22% más de con­sul­tas-. Estos últi­mos datos, a jui­cio de la pla­ta­for­ma bara­kal­de­sa con­tra la pobre­za, ejem­pli­fi­can las difi­cul­ta­des que están encon­tran­do las fami­lias de la loca­li­dad para cubrir sus nece­si­da­des más bási­cas ‑ali­men­ta­ción y/​o vivien­da- en estos tiem­pos de pan­de­mia, cri­sis sani­ta­ria y socio-económica.

“Como ya es habi­tual, entre las con­sul­tas des­ta­can de nue­vo, por enci­ma de todas las demás, las denun­cias por las malas prác­ti­cas de Lan­bi­de en la tra­mi­ta­ción del acce­so a las pres­ta­cio­nes socia­les y, en espe­cial, la RGI. Sien­do el 43% de las con­sul­tas reci­bi­das”, ha remar­ca­do la aso­cia­ción fabril con­tra la pobreza.

Otro 36% son peti­cio­nes de infor­ma­ción entorno a las ayu­das de emer­gen­cia y las ayu­das eco­nó­mi­cas muni­ci­pa­les que tra­mi­ta el Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do; así como la fal­ta de aten­ción a la situa­ción de acce­so a una vivien­da dig­na y los pro­ble­mas aso­cia­dos por la caren­cia de ingre­sos para cubrir los gas­tos de alqui­le­res e hipotecas.

Tam­bién resal­tan las con­sul­tas rela­cio­na­das con el Ingre­so Míni­mo Vital (IMV): el cual acu­mu­la 143 que­jas (13% del total de con­sul­tas) por incum­pli­mien­tos en el acce­so a este sub­si­dio, que debe­ría ges­tio­nar Lan­bi­de. Por últi­mo, un 8% de las soli­ci­tu­des de infor­ma­ción ver­san sobre los sub­si­dios y pres­ta­cio­nes del Ser­vi­cio Públi­co de Empleo Esta­tal (SEPE).

“El agra­va­mien­to de las con­di­cio­nes socio­eco­nó­mi­cas de las fami­lias de la loca­li­dad ha pro­vo­ca­do que el pun­to de infor­ma­ción entorno a las pres­ta­cio­nes socia­les se vea un año más des­bor­da­do”, han sub­ra­ya­do des­de Berri-Otxoak.

La pan­de­mia del Covid19 ha supues­to que “la aten­ción tele­fó­ni­ca cope el 56% (617) de la de las peti­cio­nes de infor­ma­ción; mien­tras las con­sul­tas pre­sen­cia­les fue­ron el 30% de las citas (331) y hubo 154 per­so­nas (14%) que con­tac­ta­ron a tra­vés de medios tele­má­ti­cos”.
La soli­ci­tud de infor­ma­ción es mayo­ri­ta­ria­men­te for­mu­la­da por muje­res; supo­nien­do el 71% de las con­sul­tas. Por gru­pos de edad, el 37% son per­so­nas entre los 45 y 65 años; el 32% tie­nen entre 30 y 45 años; el 19% son mayo­res de 65; y el 12% entre los 22 y 30 años.

La mayo­ría de fami­lias tie­ne una per­so­na des­em­plea­da o con un tra­ba­jo en malas con­di­cio­nes. Así el 35% de las con­sul­tas han sido de per­so­nas con un empleo pre­ca­rio y un 26% lle­va­ban en paro en el últi­mo año. Tam­bién nece­si­tan ayu­da los pen­sio­nis­tas, que supo­nen en 21% de las per­so­nas aten­di­das mien­tras un 18% de las peti­cio­nes de ase­so­ra­mien­to son de per­so­nas des­em­plea­das de lar­ga duración.

“A pesar de que las con­di­cio­nes de vida de las fami­lias de la loca­li­dad se agra­van ver­ti­gi­no­sa­men­te, el equi­po de gobierno endu­re­ce los requi­si­tos de acce­so y retra­sa la tra­mi­ta­ción de las Ayu­das de Emer­gen­cia, lo que supo­ne que las fami­lias ten­gan que espe­ran has­ta ocho meses para reci­bir las ayu­das des­de que las soli­ci­tan”, ha denun­cia­do Berri-Otxoak.

La pla­ta­for­ma con­tra la exclu­sión ha recor­da­do ade­más que “la tasa de des­em­pleo del muni­ci­pio es del 14%; el 67% de las per­so­nas en paro (6.809) no per­ci­be nin­gún tipo de ingre­so, sub­si­dio o pres­ta­ción; y que son 21.700 las per­so­nas que tie­nen un empleo pre­ca­rio, lo que sitúa a Bara­kal­do como el muni­ci­pio con la tasa de ries­go de pobre­za más alta en Eus­ka­di (10,1%) de entre las loca­li­da­des vas­cas de más de 50.000 habitantes”.

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *