Bra­sil. Para el líder del Movi­mien­to Sin Tie­rra, el poder eco­nó­mi­co «inten­ta­rá reti­rar» a Bol­so­na­ro de la elección

Por Mar­tín Piqué, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 11 de sep­tiem­bre de 2021.

foto: Joao Pedro Sté­di­le defi­nió como «un fra­ca­so per­ma­nen­te» a Jair Bol­so­na­ro, al remar­car que «el PBI con­ti­núa cayen­do todos los meses»

En diá­lo­go con la agen­cia ofi­cial Télam, ase­gu­ró que el man­da­ta­rio bra­si­le­ño «no logra ampliar sus alia­dos», por lo que «la mayor par­te de la bur­gue­sía inten­ta­rá reti­rar­lo de la can­cha elec­to­ral» por­que «sabe que divide».

El líder del Movi­mien­to Sin Tie­rra (MST) de Bra­sil, Joao Pedro Sté­di­le, defi­nió como «un fra­ca­so per­ma­nen­te» a Jair Bol­so­na­ro, al remar­car que «el PBI con­ti­núa cayen­do todos los meses» mien­tras que el man­da­ta­rio «no logra ampliar sus alia­dos», por lo que «la mayor par­te de la bur­gue­sía inten­ta­rá reti­rar­lo de la can­cha elec­to­ral» por­que «sabe que divi­de», vati­ci­nó el eco­no­mis­ta bra­si­le­ño en diá­lo­go con Télam

Sté­di­le negó que la mayo­ría de sus com­pa­trio­tas de cre­do evan­gé­li­co apo­ye hoy al exca­pi­tán del Ejér­ci­to, y ade­más ase­gu­ró que «al 70%» de los miem­bros de la Poli­cía Mili­tar «no les gus­ta Bol­so­na­ro», para lo cual citó resul­ta­dos de varias encues­tas rea­li­za­das por los gobier­nos esta­dua­les, de los cua­les depen­den la Poli­cía civil y la mili­tar de acuer­do al orde­na­mien­to fede­ra­ti­vo que carac­te­ri­za a los cuer­pos de segu­ri­dad de Brasil.

Sobre ese pun­to, Sté­di­le recor­dó que Bol­so­na­ro había dicho que «la Poli­cía Mili­tar lo iba a ayu­dar» en la jor­na­da de movi­li­za­cio­nes que había con­vo­ca­do para el mar­tes 7 de sep­tiem­bre con la pre­ten­sión de trans­mi­tir un ulti­má­tum al Supre­mo Tri­bu­nal Fede­ral (STF, Cor­te Supre­ma), y que final­men­te se reali­zó con una con­vo­ca­to­ria mucho menor a la espe­ra­da, con «120 mil en San Pablo y 50 mil en Bra­si­lia», según esti­mó el gra­dua­do en la Uni­ver­si­dad Cató­li­ca de Río Gran­de do Sul.

«Hubo muchas encues­tas rea­li­za­das por los gobier­nos (esta­dua­les) para ver cuál era el gra­do de invo­lu­cra­mien­to que había de la cor­po­ra­ción de la Poli­cía Mili­tar, y el resul­ta­do en pro­me­dio fue que en todo el país el 70% no quie­re a Bol­so­na­ro, que al 20% le cae bien y lo vota­rían, y que sólo entre el 8 y el 10% se con­si­de­ran mili­tan­tes», ase­gu­ró el refe­ren­te del MST.

«Los evan­gé­li­cos per­te­ne­cen a la cla­se tra­ba­ja­do­ra más explo­ta­da. Y ellos quie­ren paz, quie­ren her­man­dad. Todo eso que apren­den en la Biblia y en los cul­tos, ¿qué tie­ne que ver con el dis­cur­so de Bolsonaro?»JOAO PEDRO STÉDILE

Sté­di­le citó otro son­deo con un resul­ta­do simi­lar, que con­tra­di­ce la aso­cia­ción his­tó­ri­ca entre los evan­ge­lis­tas y el bol­so­na­ris­mo, y pun­tua­li­zó que ese víncu­lo, que se veri­fi­có ini­cial­men­te en las urnas, se fue dilu­yen­do a par­tir del «dis­cur­so de odio y de vio­len­cia» que carac­te­ri­za a la retó­ri­ca del man­da­ta­rio bra­si­le­ño y su círcu­lo de alle­ga­dos, entre ellos sus hijos.

«Los evan­gé­li­cos son los más pobres, las muje­res, los negros, los jóve­nes que viven en la peri­fe­ria, per­te­ne­cen a la cla­se tra­ba­ja­do­ra más explo­ta­da. Y ellos quie­ren paz, quie­ren her­man­dad. Todo eso que apren­den en la Biblia y en los cul­tos, ¿qué tie­ne que ver con el dis­cur­so de Bol­so­na­ro?», sub­ra­yó el refe­ren­te del MST, quien a modo de ejem­plo rela­tó que hace unos días, mien­tras se dis­cu­tía por la suba del pre­cio del fri­jol, el man­da­ta­rio acon­se­jó: «Olví­den­se del fri­jol, cóm­pren­se un fusil».

Stédile negó que la mayoría de sus compatriotas de credo evangélico apoye hoy al excapitán del Ejército, y además aseguró que "al 70%" de los miembros de la Policía Militar "no les gusta Bolsonaro". Foto: AFP.Sté­di­le negó que la mayo­ría de sus com­pa­trio­tas de cre­do evan­gé­li­co apo­ye hoy al exca­pi­tán del Ejér­ci­to, y ade­más ase­gu­ró que «al 70%» de los miem­bros de la Poli­cía Mili­tar «no les gus­ta Bol­so­na­ro». Foto: AFP.

Sté­di­le apro­ve­chó la entre­vis­ta con Télam para refe­rir­se a los víncu­los que unen a Bra­sil con la Argen­ti­na, lo que en otro tra­mo del diá­lo­go deri­vó en una adver­ten­cia sobre las cau­sas de la bajan­te his­tó­ri­ca del río Para­ná, que vin­cu­ló con la depre­da­ción del hume­dal cono­ci­do como el Pan­ta­nal, en Mato Gros­so do Sul.

«Lo que está pasan­do con el Para­ná, que está muy aba­jo y los está afec­tan­do a uste­des, es con­se­cuen­cia de que seca­ron el Pan­ta­nal, que es la caja de agua de Amé­ri­ca del Sur. Con los derrum­bes y las que­ma­das (prác­ti­cas para ampliar las tie­rras cul­ti­va­bles o para obte­ner made­ra de expor­ta­ción), el agua secó el río Taqua­rí», advirtió.

En otro orden, al refe­rir­se a los víncu­los de Bol­so­na­ro con el esta­dou­ni­den­se Donald Trump o el israe­lí Ben­ja­min Netan­yahu, Sté­di­le dife­ren­ció al bra­si­le­ño del exman­da­ta­rio de EEUU, ya que este últi­mo «tie­ne una base eco­nó­mi­ca de la bur­gue­sía grin­ga impe­rial y tie­ne al par­ti­do (Repu­bli­cano)» mien­tras que el pre­si­den­te de Bra­sil «no tie­ne ni siquie­ra partido».

«No debe­mos com­pa­rar a Bol­so­na­ro con Trump, aun­que ten­gan las mis­mas ideas y sean ami­gos. Ade­más, Ste­ve Ban­non, que es el ideó­lo­go de Trump, fue el que entre­nó a los hijos de Bol­so­na­ro para uti­li­zar las téc­ni­cas de fake news», afirmó.

Stédile diferenció al brasileño del exmandatario de EEUU, ya que este último "tiene una base económica de la burguesía gringa imperial y tiene al partido (Republicano)" mientras que el presidente de Brasil "no tiene ni siquiera partido". Foto: AFPSté­di­le dife­ren­ció al bra­si­le­ño del exman­da­ta­rio de EEUU, ya que este últi­mo «tie­ne una base eco­nó­mi­ca de la bur­gue­sía grin­ga impe­rial y tie­ne al par­ti­do (Repu­bli­cano)» mien­tras que el pre­si­den­te de Bra­sil «no tie­ne ni siquie­ra par­ti­do». Foto: AFP

– Télam: ¿Qué pien­sa de la jor­na­da del 7 de sep­tiem­bre?
– João Pedro Sté­di­le: Bol­so­na­ro es sólo el espe­jo de la cri­sis eco­nó­mi­ca, social, ambien­tal que tene­mos en Bra­sil, y a la vez, como es un tipo con ideo­lo­gía neo­fas­cis­ta, todos los días pro­pa­ga y aumen­ta la cri­sis. Por­que no logra ampliar sus alia­dos pro­fun­di­za su retó­ri­ca. Así fue el día 7. Su base faná­ti­ca fue a las calles pero su retó­ri­ca amplió aún más la cri­sis, al con­fron­tar con las ins­ti­tu­cio­nes que son de la bur­gue­sía. Eso hizo que él tuvie­ra que lan­zar una car­ta a la Nación pidien­do excu­sas, que se mani­fes­tó mal, que no era aque­llo que que­ría decir. El 7, cuan­do los bol­so­na­ris­tas ame­na­za­ron el edi­fi­cio del STF, tuvie­ron que regre­sar a los espa­cios deli­mi­ta­dos por la Poli­cía Mili­tar. Los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia ope­ra­ron y tra­ta­ron de evi­tar cual­quier locu­ra, inclu­so que pudie­se bene­fi­ciar tem­po­ral­men­te a Bol­so­na­ro. La retó­ri­ca de la últi­ma sema­na se debe a que uno de sus hijos pue­de ir a la cár­cel por des­vío de recur­sos públi­cos, el que es con­ce­jal en Río (Car­los Bol­so­na­ro), por­que los con­ce­ja­les no tie­nen inmu­ni­dad. Tam­bién su segun­da exmu­jer (Ana Cris­ti­na Siquei­ra Valle) pue­de ir a la cár­cel por­que ella era la teso­re­ra de la fami­lia y no tie­ne inmunidad.

– T: Aun­que no logre ampliar su base de apo­yos, se supo­ne que cuen­ta con el res­pal­do de la Poli­cía Mili­tar y cua­dros medios y bajos de FFAA. ¿Es así?
– JPS: Las encues­tas mues­tran que al 70% de la cor­po­ra­ción (de la Poli­cía Mili­tar) no le gus­ta Bol­so­na­ro, los 20% res­tan­tes lo acep­tan y el 10% son sus mili­tan­tes. Lo mis­mo está ocu­rrien­do en las FFAA, de las que él se pre­ten­día con­duc­tor. Es ver­dad que hay ocho mil mili­cos en el gobierno de Bol­so­na­ro, en acti­vi­da­des de civi­les, en minis­te­rios. Pero cada vez aumen­ta más la con­tra­dic­ción entre los mili­ta­res que están en Bra­si­lia, con doble sala­rio y pri­vi­le­gios, res­pec­to de los que están en los cuar­te­les. El líder de estos últi­mos es un per­so­na­je que se lla­ma gene­ral (Car­los Alber­to dos) San­tos Cruz, que fue minis­tro con Bol­so­na­ro, lue­go rom­pió y hoy pue­de ser un can­di­da­to de los par­ti­dos de la dere­cha tra­di­cio­nal. La ter­ce­ra vía.

-T: ¿Qué esce­na­rio pro­yec­ta para las pre­si­den­cia­les de 2022?
-JPS: La cri­sis eco­nó­mi­ca es cada vez mayor, la cri­sis social tam­bién. El PBI con­ti­núa cayen­do todos los meses y la bur­gue­sía se da cuen­ta. La bur­gue­sía eco­nó­mi­ca se está mani­fes­tan­do cla­ra­men­te con­tra Bol­so­na­ro y los dos prin­ci­pa­les gober­na­do­res que repre­sen­tan a esa bur­gue­sía, el de San Pablo y el de Río Gran­de do Sul, ya están pidien­do el impeach­ment. Quin­ce gober­na­do­res hicie­ron cam­pa­ña con él y aho­ra los quin­ce están en la opo­si­ción. La par­te mayor de la bur­gue­sía más pro­duc­ti­va, la Fede­ra­ción de Indus­tria­les (de San Pablo, Fiesp), está por la ter­ce­ra vía (ni Bol­so­na­ro ni Luiz Inácio Lula Da Sil­va). Yo creo que la bur­gue­sía irá con esa opción. Así que lo más pro­ba­ble es que ten­ga­mos a Bol­so­na­ro, a Lula, un can­di­da­to de la ter­ce­ra vía y otros can­di­da­tos meno­res como Ciro Gomes. Pue­de ser, tam­bién, que la bur­gue­sía reti­re a Bol­so­na­ro de la can­cha elec­to­ral, por­que ella sabe que Bol­so­na­ro divi­de a la bur­gue­sía. Es una hipó­te­sis muy pro­ba­ble. Así ten­drían que impe­dir a Bol­so­na­ro ir por la reelec­ción. Enton­ces que­da­ría la ter­ce­ra vía ver­sus Lula.

-T: ¿Cómo ve la can­di­da­tu­ra de Lula? En los últi­mos años la dere­cha y el bol­so­na­ris­mo tuvie­ron más pre­sen­cia en las calles que la izquier­da.
-JPS: –De abril para acá, la izquier­da y las fuer­zas popu­la­res toma­mos las calles. Los bol­so­na­ris­tas pusie­ron 120 mil en San Pablo y 50 mil en Bra­si­lia, noso­tros 400 mil mili­tan­tes en 200 ciu­da­des. Esta­mos ganan­do, Bol­so­na­ro ya no con­ven­ce a nadie. El año que vie­ne vamos a poner millo­nes en la calle para poder impul­sar la vic­to­ria de Lula y un pro­gra­ma de cam­bios ver­da­de­ros. Por­que la situa­ción es muy gra­ve y para supe­rar esta cri­sis eco­nó­mi­ca, social, ambien­tal, ten­dre­mos que hacer refor­mas estruc­tu­ra­les. Esta­mos en el kiló­me­tro 8 de la mara­tón. Y la dispu­ta final será en 2022, o con Bol­so­na­ro, o con la ter­ce­ra vía de la bur­gue­sía. Pero el pro­ble­ma mayor es de la bur­gue­sía: ¿cómo van a recu­pe­rar empleo para 60 millo­nes de tra­ba­ja­do­res? Por­que los 60 millo­nes de tra­ba­ja­do­res des­ocu­pa­dos de Bra­sil ya repre­sen­tan a la ter­ce­ra nación de Amé­ri­ca Latina.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *