Chi­le. El fusil de Chi­cho (poe­sía-home­na­je)

Por Jor­ge Luis Uber­ta­lli, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 10 de sep­tiem­bre de 2021.

«… no olvi­des por un segun­do la for­mi­da­ble fuer­za de la cla­se obre­ra chi­le­na y el res­pal­do enér­gi­co que te ha brin­da­do en todos los momen­tos difí­ci­les; ella pue­de, a tu lla­ma­do ante la Revo­lu­ción en peli­gro, para­li­zar los gol­pis­tas, man­te­ner la adhe­sión de los vaci­lan­tes, impo­ner sus con­di­cio­nes y deci­dir de una vez, si es pre­ci­so, el des­tino de Chile».

Car­ta de Fidel a Sal­va­dor Allen­de, 29 de julio de 1973 

¿era un ak – 47 el fusil que chi­cho uti­li­zó aquel 11 de septiembre

para emba­lar­se empa­lo­mar­se ete­ri­zar­se en nos como padre

her­mano nuestro?

potro chi­leno a tra­vés de las edades

para­fra­sean­do a fer­nan­do alegría

ale­gre andan­te sin tachas hacia la inmuerte

¿dejó el fusil?

¿alguien inten­tó hacer creer que que­dó muda

la herra­mien­ta lan­za­do­ra de vida con­tra muer­tos hediondos

envian­do el men­sa­je blin­da­do de la clase?

aquel siem­pre y cuan­do otras manos del che

for­mi­da­ble ace­ro andan­te lan­za del pobre­río alzado

¿calló para siem­pre aquel día del 73?

risa me cau­sa esa blasfcumnia

quien sabe de que almo­cha podri­da salió al mundo

ese fusil

lo se

lo tuvo her­nán torreal­ba en tie­rra pinolera

y cuan­do él cayó

fué a parar a manos de chi­co de joa­quín de jano

repro­du­cién­do­se como aquel árbol dia­léc­ti­co que nace a par­tir de un fru­to que fecun­da la tierra

amplia­da­men­te se reprodujo 

miles de manos lo toma­ron lo acu­na­ron en calles cam­pos sel­vas y montañas

el negro hugo lo blan­dió en cha­la­te­nan­go el sar­gen­to herre­ra eps pro­le­ta­rio lo tras­pa­só lue­go de caer en la fron­te­ra nor­te chinandegana 

nef­ta­lí en cerros de san pedro mar­ga­ri­ta lo entre­gó a venan­cio antes de regar con su her­mo­sa san­gre la tie­rra guanaca

y él me lo pasó a mí antes o des­pués de par­tir no lo sé

solo recuer­do que chi­cho habló a tra­vés de él

y res­pon­dí a su lla­ma­do como el caba­llo dijo que ocurriría

aho­ra lo con­ser­vo te con­ser­vo en millones

no se cual es cada cual pero la cula­ta exhi­be una firma

y enton­ces no hay tu tia

se abri­rán las amplias alamedas

que­ri­do hermano

esta­rás

estás aho­ra sal­va­dor has­ta siempre

en los fue­gos del pue­blo que arden arden

Jor­ge Luis Ubertalli

8/​9/​2013

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *