Chi­na. Lega­do de Mao Tse Tung para la historia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 09 de sep­tiem­bre de 2021. 

Tras dos déca­das de luchas con­tra las fuer­zas de la Repú­bli­ca, en 1949, Mao pro­cla­mó el triun­fo de la Revo­lu­ción y la fun­da­ción de la Repú­bli­ca Popu­lar de China.

Este jue­ves se cum­ple el 45 ani­ver­sa­rio luc­tuo­so del diri­gen­te chino Mao Tse Tung, máxi­mo líder del Par­ti­do Comu­nis­ta de Chi­na (PCCh) y fun­da­dor de la Repú­bli­ca Popu­lar de China.

Mao, con­si­de­ra­do el hom­bre más gran­de de la his­to­ria de Chi­na y quien nació el 25 de diciem­bre de 1893, diri­gió al gigan­te asiá­ti­co has­ta su muer­te, el 9 de sep­tiem­bre de 1976, cuan­do tenía 82 años.

El con­si­de­ra­do timo­nel de la Revo­lu­ción Chi­na, nació en la región de Xiang­tang, en la pro­vin­cia de Hunan, y sir­vió en el ejér­ci­to pro­vin­cial de Hunan duran­te la Revo­lu­ción de Xinhai en 1911, que derro­có a la dinas­tía Qing, hecho que dio paso a la nue­va Repú­bli­ca de China.

Lega­do para la historia

En 1921, Mao Tse Tung fun­dó el Par­ti­do Comu­nis­ta, que luchó en la gue­rra de la revo­lu­ción agra­ria (1927−1937) y enfren­tó la inva­sión japo­ne­sa (1931−1945).

Ade­más, obtu­vo la vic­to­ria en la Gue­rra Civil con­tra las fuer­zas de la Repú­bli­ca de Chi­na, en 1949, año en el que se pro­cla­mó la Repú­bli­ca Popular.

Uno de sus logros fue el adap­tar el mar­xis­mo-leni­nis­mo a las carac­te­rís­ti­cas de la socie­dad chi­na, sus usos y costumbres.

El mar­xis­mo-leni­nis­mo plan­tea­ba que los tra­ba­ja­do­res urba­nos debe­rían enca­be­zar la lucha de cla­ses, sin embar­go, Mao le dio a la cla­se cam­pe­si­na el papel cen­tral como motor de la revolución.

En 1927, Mao Tse Tung se alzó en armas, for­man­do una agru­pa­ción gue­rri­lle­ra, que fue el ger­men de lo que aho­ra es el Ejér­ci­to Popu­lar de Liberación.

En el perío­do 1934 – 1935 Mao enca­be­zó la deno­mi­na­da “Gran Mar­cha”, que lle­vó a los revo­lu­cio­na­rios des­de el cen­tro sur de Chi­na has­ta el nor­te del gigan­te asiá­ti­co, sal­ván­do­los del exter­mi­nio, manio­bra que lo hizo ser el líder indis­cu­ti­ble de la revolución.

Lue­go de dos déca­das de luchas con­tra las fuer­zas de la Repú­bli­ca, en 1949, Mao pro­cla­mó el triun­fo de la Revo­lu­ción y la fun­da­ción de la Repú­bli­ca Popu­lar de Chi­na, de la que fue su pri­mer presidente.

En su Gobierno, Mao empren­dió varias cam­pa­ñas de reafir­ma­ción ideo­ló­gi­ca, tales como las deno­mi­na­das el Gran Sal­to Ade­lan­te y la Revo­lu­ción Cultural.

Fuen­te: TeleSUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *