El fut­bo­lis­ta pales­tino Oday Dab­bagh ficha por el FC Arou­ca y juga­rá en la Pri­me­ra Divi­sión lusa

Oday Dab­bagh ya repre­sen­ta a los arou­quen­ses en esta tem­po­ra­da depor­ti­va, con­vir­tién­do­se en el pri­mer pales­tino, edu­ca­do en su país, en com­pe­tir en una de las cin­co com­pe­ti­cio­nes más impor­tan­tes de Europa.

“A mi país, Pales­ti­na, que es difí­cil de rom­per. Por mi pue­blo que se nie­ga a sucum­bir a la humi­lla­ción, que no cono­ce el sig­ni­fi­ca­do de la ren­di­ción o la derro­ta ». Fue a su gen­te a la que Dab­bagh dedi­có el títu­lo de cam­peón nacio­nal y máxi­mo golea­dor de la liga de Kuwait, al ser­vi­cio de Al-Ara­bi, en la últi­ma tem­po­ra­da de 2021.

Dab­bagh nació en la ciu­dad vie­ja de Jeru­sa­lén, don­de comen­zó su carre­ra pro­fe­sio­nal en el Cam­peo­na­to de Fút­bol de Cis­jor­da­nia con el Hilal Al-Quds. “Todos los depor­tis­tas pales­ti­nos enfren­tan desa­fíos debi­do a la ocu­pa­ción”, dijo a la revis­ta Tri­bu­ne , y Oday los cono­ció, uno por uno, de cerca.

Cuan­do debu­tó en la selec­ción pales­ti­na de fút­bol,​a los 19 años, el delan­te­ro pudo com­par­tir el terreno de jue­go con Sameh Maraa­ba, un juga­dor que estu­vo dete­ni­do duran­te ocho meses por las auto­ri­da­des israe­líes. Sameh reci­bió el esta­tus de dete­ni­do admi­nis­tra­ti­vo, una figu­ra legal que per­mi­tió a Israel man­te­ner­lo encar­ce­la­do indefinidamente.

Años antes, Mah­moud Sar­sak, tam­bién actor inter­na­cio­nal de Pales­ti­na, fue blan­co de las mis­mas accio­nes arbi­tra­rias de Israel. La deten­ción tuvo lugar el 22 de julio de 2009, en una de las fron­te­ras de la Fran­ja de Gaza. En el caso de Sar­sak, la libe­ra­ción solo tuvo lugar tres años des­pués, des­pués de una huel­ga de ham­bre de 80 días.

La reali­dad de la agre­sión israe­lí tam­bién tuvo otras con­se­cuen­cias en la vida de Oday Dab­bagh, moti­va­ción sufi­cien­te para hacer­le aspi­rar a «ser emba­ja­dor de los juga­do­res pales­ti­nos». El esta­dio de su equi­po en Pales­ti­na, Fai­sal al-Hus­sei­ni, tuvo que ser aban­do­na­do con fre­cuen­cia debi­do al gas lacri­mó­geno uti­li­za­do por las fuer­zas mili­ta­res, y varios de sus cole­gas per­die­ron sus hoga­res como resul­ta­do de los bom­bar­deos israelíes.

Máxi­mo golea­dor de Kuwait, con 13 goles y ya 20 par­ti­dos con la selec­ción pales­ti­na, la con­tra­ta­ción del delan­te­ro ya se había acor­da­do en julio, habién­do­se obli­ga­do a las dos par­tes a espe­rar más de un mes por su visa de tra­ba­jo si la acep­ta­ban. “Por supues­to, este es un gran sen­ti­mien­to y una fuen­te de orgu­llo no solo para mí sino para todos los pales­ti­nos “, decla­ró Dabbagh.

No es la pri­me­ra vez que la diás­po­ra pales­ti­na lle­ga a las ligas euro­peas. Moham­med Saleh, naci­do en Gaza, había juga­do ante­rior­men­te en la liga de Mal­ta, una de las ligas más peque­ñas de la UEFA, y Daniel Mus­ta­fa, naci­do en Argen­ti­na pero de nacio­na­li­dad pales­ti­na, juga­ba en el Bele­nen­ses. Dab­bagh es el pri­mer caso de un juga­dor entre­na­do ínte­gra­men­te en las filas de fút­bol de la Aso­cia­ción Pales­ti­na de Fútbol.

Fuen­te: Abril Abril.

La entra­da El fut­bo­lis­ta pales­tino Oday Dab­bagh ficha por el FC Arou­ca y juga­rá en la Pri­me­ra Divi­sión lusa se publi­có pri­me­ro en La otra Anda­lu­cía.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *