Pales­ti­na. Seis pri­sio­ne­ros bur­lan a los car­ce­le­ros sio­na­zis y todo su sis­te­ma de vigilancia

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Ramón Pedre­gal Casa­no­va, Resu­men de Medio Orien­te, 6 de sep­tiem­bre de 2021.

La noti­cia ha sal­ta­do, salió por un agu­je­ro en la tie­rra, la noti­cia son los 6 Pri­sio­ne­ros Pales­ti­nos que duran­te meses, qui­zás años, han esta­do tra­ba­jan­do en la pared de su cel­da, bajo el sani­ta­rio o el lava­bo, en las horas del sue­ño, obser­van­do a sus guar­dia­nes, para en medio de la noche, en ple­nas fes­ti­vi­da­des judías, cuan­do el ocu­pan­te se divier­te, y pasa­da una ron­da de vigi­lan­cia, se entre­ga­ron a cum­plir el obje­ti­vo que se habían mar­ca­do. Se escu­rrie­ron por un túnel que debía cru­zar todos pun­tos de con­trol, muros de hie­rro y hor­mi­gón que entran en la tie­rra pro­fún­da­men­te, y en silen­cio, arras­trán­do­se uno de tras de otro, sin ape­nas aire que res­pi­rar, en la oscu­ri­dad, fue­ron a abrir el últi­mo terrón de tie­rra hacien­do un paso que exi­gía estre­char el cuer­po como nun­ca lo habían hecho para dete­nién­do­se el pri­me­ro a mirar con sumo cui­da­do, en la segu­ri­dad de ser libres, sal­van­do las luces y los guar­dias en las torres don­de se apos­tan avis­tan­do el entorno, nacer de la tie­rra suya, una raíz, una pro­me­sa, un deseo de Patria, y correr los 6, y ase­gu­rar­se una vez más de que no les han vis­to, tirar­se a tie­rra, y correr al encuen­tro de … , y lue­go has­ta quien sabe don­de para ase­gu­rar­se la liber­tad. Zaha­ria al-Zubai­di, Muna­dil Yaqoub Hafeat, Muham­mad Qas­sem Are­deh, Yaqoub Mah­moud Qadri, Ayham Fouad Kam­ma­ji, Mah­mo­pud Abdu­llah Aardeh.

Los 6 Pri­sio­ne­ros Pales­ti­nos se han fuga­do de Gil­boa, una de las pri­sio­nes de alta segu­ri­dad sio­na­zi, dejan­do en ridícu­lo ante el mun­do a los ocu­pan­tes reco­lo­nia­les. Los 6 Pri­sio­ne­ros con con­de­nas de has­ta 3 cade­nas per­pe­tuas a las que les aña­dían has­ta 30 años a algu­nos de ellos, habían vis­to cómo suce­dían otros inten­tos de fuga, y cómo a aque­llos a los que los sio­na­zis creían más dis­pues­tos los ence­rra­ban en cel­das de plan­tas supe­rio­res para que no tuvie­sen bajo sus pies nin­gu­na tie­rra. Debie­ron tra­ba­jar sin hacer rui­do, con los 5 sen­ti­dos pues­tos en pasar des­aper­ci­bi­dos, dedi­ca­dos duran­te el día a la vida ruti­na­ria del pri­sio­ne­ro. Y aho­ra corrien­do, sin dete­ner­se, ocul­ta­dos en la red que es Pales­ti­na, don­de sus habi­tan­tes, labran la tie­rra, reco­gen cose­chas de higos, de acei­tu­nas, de naran­jas, tra­ba­jan en talle­res y obras, estu­dian, escri­ben, can­tan y pre­pa­ran su libe­ra­ción. ¿Dón­de se encuen­tran a estas horas los 6? Jenin, la zona de Jenin, tie­ne pue­blos, aldeas, calles, casas en el cam­po, y sus habi­tan­tes viven en la pobre­za, están acos­tum­bra­dos a la vida dura, durí­si­ma de quien ha sido roba­do y sufre la per­se­cu­ción por resis­tir­se. Los guar­dias car­ce­le­ros, el ejér­ci­to ocu­pan­te se ha lan­za­do sobre todo Jenin con perros, heli­cóp­te­ros, check point, lle­gan camio­nes con tro­pas que asal­tan casas, las fami­lias de los Pri­sio­ne­ros a la calle, arra­san, van a demo­ler­las, van a coger a los hijos, a las madres, a las espo­sas, a todo el que resul­te sos­pe­cho­so, que son todos, inte­rro­ga­to­rios, tor­tu­ras, días sin dor­mir, frío, gol­pes, chi­lli­dos, cel­das oscu­ras, malo­lien­tes, gol­pes, gol­pes, gol­pes, … Y nadie sabrá don­de se encuen­tran los com­ba­tien­tes esca­pa­dos de la pri­sión sionazi.

No ha sido la úni­ca vic­to­ria en esta sema­na. La pri­sio­ne­ra Anhar al-Deck, con 26 años de edad y emba­ra­za­da de tres meses, fue arres­ta­da por los demo­nios el 8 de mar­zo, Día de la Mujer Tra­ba­ja­do­ra, y la han man­te­ni­do en pri­sión sin acu­sa­ción, pero la pro­tes­ta inter­na­cio­nal de la Soli­da­ri­dad ha gana­do por la mano al inva­sor sio­na­zi, se pedía que fue­se pues­ta en liber­tad, esta­ba a pun­to de dar a luz y su hijo y ella no debían per­ma­ne­cer ni un minu­to en el infierno del ente racis­ta. La cam­pa­ña inter­na­cio­nal, de la que par­ti­ci­pó en pri­me­ra línea la Alian­za Euro­pea de Soli­da­ri­dad con los Pri­sio­ne­ros, jun­to con las res­tan­tes orga­ni­za­cio­nes defen­so­ras, cul­mi­nó con la vic­to­ria, y Anhar al- Deck ha sido pues­ta en liber­tad bajo fian­za. Sea para ella el poe­ma DOLORES DE PARTO, de la gran poe­ti­sa Pales­ti­na Fad­wa Tuqán:

El vien­to arras­tra el polen, y nues­tra tie­rra se sacu­de de noche en los [tem­blo­res del par­to. Y el ver­du­go se enga­ña a sí mis­mo, con­tán­do­se la his­to­ria de la inca­pa­ci­dad, la his­to­ria de la rui­na y los escom­bros. ¡Joven maña­na nues­tra…! Cuén­ta­le tú al ver­du­go cómo son los tem­blo­res del par­to; cuén­ta­le cómo nacen las mar­ga­ri­tas del dolor de la tie­rra, y cómo se levan­ta la maña­na del cla­vel de la san­gre en las heri­das.

Ramón Pedre­gal Casa­no­va es autor de los libros: Gaza 51 días; Pales­ti­na. Cró­ni­cas de vida y Resis­ten­cia; Die­ta­rio de Cri­sis; Bel­ver Yin en la pers­pec­ti­va de géne­ro y Jesús Ferre­ro; y, Sie­te Nove­las de la Memo­ria His­tó­ri­ca. Pos­fa­cios. Pre­si­den­te de AMANE. Miem­bro de la Aso­cia­ción Euro­pea de Apo­yo a los Dete­ni­dos Pales­ti­nos. Miem­bro del Fren­te Anti­im­pe­ria­lis­ta Internacionalista

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *